La Opinión Popular
                  12:10  |  Sábado 21 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“A los que les guste mucho la plata hay que correrlos de la política. Hay que buscar gente que viva con sencillez, con sobriedad, como la inmensa mayoría de la sociedad”. Pepe Mujica
Recomendar Imprimir
Nacionales - 19-03-2017 / 10:03

Ernesto Sanz: un superministro sin Ministerio

Ernesto Sanz: un superministro sin Ministerio
Muchos se preguntan acerca de cuándo Ernesto Sanz asumirá y en cuál Ministerio lo hará, por más que él lo desmienta una y otra vez. Quizá lo que hay que analizar es qué hace hoy Sanz en vez de lo que hará mañana, porque más que un asesor influyente, en los hechos, interviene en política tanto o más que cualquier ministro de Macri. Foto: Blas García para La Opinión Popular (Permitida su reproducción citando la fuente)
Cuando a Ernesto Sanz le preguntan en público acerca de cuándo asumirá un cargo nacional, responde que nunca estuvo mejor que ahora, conciliando lo personal con lo político, sin dejar ninguno de los dos de lado. Pero cuando le preguntan en privado, frunce el ceño como insinuando que sólo lo hará si no le queda más remedio.
 
Aunque en los hechos hoy está ejerciendo a pleno el poder. No hay decisión importante en que no se lo consulte, ni reunión clave a lo que no asista. Parece ser una especie de ministro de Planificación Estratégica que aparte de meterse en los temas coyunturales, se toma su tiempo para pensar la política, cosa que a veces la función impide. Se siente como el arquitecto de un nuevo sistema institucional que surgirá si a "Cambiemos" la va bien.
 
Está plenamente identificado con Mauricio Macri menos en lo ideológico ("él es liberal, yo soy socialdemócrata", les dice a todos, pero que eso los complementa no los contradice) aunque critica al PRO como un partidito chiquito que no ve más allá de la General Paz. Y se siente plenamente radical pero cree que la UCR hoy es un partido lloroso, que se queja si no le dan el poder que cree merecer pero igual se queja si se lo dan porque el gobierno es de "derecha". Entonces, en vez de cogobernar, se juntan en congresos estériles para hacer catarsis. 
 
Por eso no se quedó como presidente de la UCR, porque cree no representar a todos, ni siquiera a la mayoría dirigencial. Sanz repite a todos los que lo quieran oír que quiere construir un partido con poder, con principios pero del poder y no testimonial como es ahora.
 
Se ocupó de hacerles saber a sus correligionarios que se fue a España con Macri porque no tenía el menor interés de asistir a un Congreso partidario de quejosos y en cambio sí juntarse con los principales líderes socialdemócratas españoles, porque mientras Macri construye con la derecha del PP, él busca hacerlo con la izquierda del PSOE. Incluso se ríe de la picardía que hizo: "Dije que no iría a la recepción del rey porque no me gusta usar frac, pero eso fue una excusa para irme de tapas con mis amigos socialistas, porque nosotros tenemos que ser la pata socialdemócrata de Cambiemos".
 
Para Sanz el radicalismo debe volver a ser el gran partido que fue, pero para eso necesita más Morales y más Cornejos, gente que está ejerciendo el poder y reconstruyendo la UCR federal. Va y viene entre Macri y Cornejo, dice sentirse el correo del zar. Y en ese rol, cuando puede, le dice al pasar al gobernador mendocino -como paternal crítica- que está pensando demasiado en el Estado y poco en la sociedad.
 
Que es el único que hace política cuando lo que debería hacer es llevar la política a todos lados para que la clase dirigente local, que está flojita, pueda volver a prestigiarse.
 
Sanz cree que Macri es mucho más que el PRO y que "Cambiemos" es mucho más que sus partes, el PRO y la UCR. Piensa que entre todos han gestado una construcción misteriosa que nadie sabe muy bien qué es. Que un partido no peronista ejerza a la vez el poder en la Nación, Buenos Aires y Capital es algo poco frecuente, que si se lo maneja bien servirá para armar un nuevo sistema político institucional que vaya más allá del Estado. Él se siente el superministro de esa construcción, para lo cual una cartera lo obstaculizaría en vez de ayudarlo. Veremos si puede resistir.
 
Según Sanz, el problema de Macri es exactamente el contrario de Cornejo. El mendocino delega poco, mientras que el porteño delega demasiado. Y muy pocos de los delegados de Macri le gustan a Sanz. Cree que los Ceos no ven o menosprecian la realidad política, aunque con ellos no tiene problemas porque lo escuchan cuando les dice que hay consecuencias reales que ni el mejor organigrama puede prever. Pero todo se le complica con Durán Barba. Podría decirse que el consultor ecuatoriano es el principal rival de Ernesto Sanz en el gabinete en las sombras.
 
Según el mendocino, los Ceos entienden poco la realidad política pero él y otros los ayudan a entenderla, y todo mejora aunque sea un poco. En cambio, con Durán Barba eso es imposible porque no cree que exista la realidad política sino otra realidad por fuera de ella que es la única que importa. Allí es cuando Sanz se enoja y les repite a todos los que lo quieran oír: "El círculo rojo cuenta, la política cuenta, el periodismo cuenta, si los ignoramos no por eso nos van a dejar de joder".
 
Casi se podría decir que Sanz quisiera ser la contracara exacta de Durán Barba, el que influye para el lado contrario. Si el ecuatoriano tiene un rol sin cargo desde la asesoría, él hará lo mismo pero desde la política. En vez de apostar todo a las redes cree que la nueva política se construye partiendo de la que hay.
 
Aunque de Macri le gusta casi todo, hay algo con lo que disintió profundamente. Que una vez lo designó para que construyera un Consejo Económico Social, él se puso con todo y cuando casi lo tenía armado, Macri -aconsejado por Durán Barba- se lo desarmó. Pero cree que la culpa no es sólo del ecuatoriano, sino que a Macri los acuerdos no lo convencen mucho, porque viene de una cultura que siempre los ignoró. Por eso se propone no cejar en su intento de hacerlo acuerdista al presidente.
 
Elisa Carrió en su momento se sentía muy a gusto con Sanz, pero de a poco la relación se fue resintiendo. Lilita cree que el mendocino está políticamente muy cerca de Lorenzetti y de Angelici, dos de sus más feroces enemigos. Y cree que al abandonar la conducción de la UCR dejó que los radicales en el gobierno los designara casi todos quien para ella es el peor de todos los radicales, el "Coti" Nosiglia.
 
Por su lado, Sanz también se decepcionó con Lilita y da sus razones: "Para mí Lilita es un Alem sin partido. Quiso que la UCR fuera a ella, pero el partido no fue a ella. Y yo fui uno de los que me ocupé de que no fuera. Yo quiero una UCR fuerte porque es la única estructura sólida que tiene esta nueva construcción que es Cambiemos".
 
Pero como le gusta más sentirse arquitecto y constructor que polemista, de inmediato imagina el rol que debería tener Lilita, o los roles. La ve junto a Cristina Kirchner, a ambas en el Congreso como las dos voces más fuertes de las dos Argentinas en pugna. Cree que juntas sus voces sumarían al sistema que él sueña ayudar a construir. O también como la Procuradora General en lugar de Gils Carbó. Para Sanz con Carrió en ese cargo estaríamos en el mejor de los mundos. Y hete aquí la otra crítica que le hace a Macri por no llevarle el apunte: no haberse animado a hacerle juicio político a Gils Carbó cuando Sanz junto a Pichetto y otros más tenían el número de votos para destituir, a quien según él es la peor de todas las rémoras K, la más dañina.
 
Sobre Massa, cree que no sirve para nada en el futuro diseño institucional porque quiere ser el tercero en pugna. Sanz se imagina un país donde haya dos grandes coaliciones, no una tercera vía como propone Durán Barba. En una coalición estará el peronismo, en la otra el radicalismo, pero ambas serán infinitamente más que esos dos partidos, supone. Hasta en esto quiere Sanz aguarle el asado a Durán Barba.
 
Le agradece irónicamente al kirchnerismo que éste, por el absurdo, le haya enseñado que la cultura de la confrontación no sirve más. Que hoy hay que sumar. Por eso piensa que si el país hoy lo preside un liberal tirando más hacia la derecha, lo que hay que intentar es  ver si es posible sumar programática y políticamente las  concepciones diversas para construir juntos, en vez de quedarse en  principios abstractos.
 
Este superministro sin Ministerio al compartir su pasión política con una más intensa vida privada, se encontró, gracias a su esposa, que la practica, con los beneficios de una técnica para mejorar la vida: la Bioneuroemoción o Biodecodificación neuroemocional.
 
Ahora él también la practica y aunque no sepamos muy bien qué es, a Sanz le sirve "para administrar el ego y poner los pies en la tierra". Gracias a ella logra escaparse de su trabajo, buscar a los nietos en la guardería y llevarlos de paseo furtivo con sus tres añitos cada uno. Cosa que apenas asuma en el Ministerio que todos lo profetizan, no podrá hacer más.
 
Por Carlos Salvador La Rosa
 
Fuente: losandes.com.ar
 
Agreganos como amigo a Facebook
21-04-2018 / 10:04
Un nuevo recorte de personal en el Estado, llevado a cabo esta vez por el Ministerio de Agroindustria, se cobró ayer 330 puestos de áreas sensibles, como agricultura familiar, comercio exterior y estatus fitosanitario. Se dispuso el jueves, mientras se completaba la tanda de telegramas, asueto general en la sede de Paseo Colón y Azopardo y encargó un operativo policial para custodiar el edificio central.
 
Desde el organismo que conduce el ex titular de la Sociedad Rural, el oligarca Luis Miguel Etchevehere, confirmaron que esa cifra corresponde apenas a las áreas dependientes de la administración nacional. "Los despidos involucran un 50 por ciento de trabajadores de Capital Federal y otro 50 por ciento del Interior del país", señaló un vocero de Agroindustria.
 
El Ministerio ya había reducido en los últimos dos años en 700 puestos su plantilla de personal y ahora se sumó una poda sobre casi el 10 por ciento de la nómina actual (3500 empleados).
 
Los gremios advierten que la misma suerte correrían trabajadores de organismos descentralizados (INTA, Senasa, Inase-Inidep y el Instituto Nacional de Vitivinicultura), pudiendo elevarse la cifra de despedidos a 958, y se declararon "en estado de alerta y movilización".
 
La decisión de Etchevehere de decretar asueto hasta el lunes, cercar con policías el acceso a la sede del Ministerio y rechazar los pedidos de reunión con los delegados sumó tensión a la situación. "Lejos de calmar los ánimos y llevar tranquilidad, parecen estar empeñados en echarle más nafta al fuego", criticó ATE a través de un comunicado.

21-04-2018 / 09:04
Frente al descenso inevitable de su imagen, producido por la crisis de la economía que generaron las medidas del gobierno de Mauricio Macri, la Casa Rosada renueva su arsenal con algunas apuestas que se empiezan a vislumbrar.
 
Hay una expectativa exagerada en el macrismo por el funcionamiento de la obra pública bajo el mecanismo de Participaciones Público-privadas (PPP) por las que las corporaciones constructoras ya comprometieron seis mil millones de dólares de inversión para los primeros cuatro años.
 
En estas licitaciones, las empresas se comprometen a conseguir el financiamiento internacional, pero es el Estado el que sale como garante. Constituye una forma de endeudamiento encubierto, porque las que toman el dinero son las empresas y el riesgo lo toma el Estado.
 
Los contratos garantizan a los financistas la posibilidad de litigar en tribunales extranjeros. Esta modalidad ha levantado polémica en Europa porque los PPP son muy restrictivos para los Estados y porque el riesgo que recae en los gobiernos resulta excesivo.
 
Entre la espada y la pared por su enorme deuda, en Grecia los PPP se convirtieron en una vía desesperada de financiamiento. Se calcula que con ese mecanismo cada kilómetro de ruta nueva costó 70 por ciento más de lo presupuestado.
 
Las PPP, que involucran a las principales corporaciones locales, encabezadas por la flamante SACDE, que es la ex IECSA del grupo Macri, iban a ser anunciadas esta semana y se postergaron para el próximo martes con la esperanza de utilizar también su lanzamiento para neutralizar el mal clima creado por los tarifazos.
 
Las PPP serán el corazón de la estrategia del macrismo para reactivar una economía que está en plena crisis, con indicadores macro muy negativos y con el augurio nefasto de una magra cosecha de granos por las inundaciones.
 
Así como las PPP se lanzan en estos días para tratar de reavivar la economía y sostener la imagen alicaída del gobierno, también en estos días se conoció el dictamen de la jueza María Servini para intervenir el Partido Justicialista y designar como interventor a Luis Barrionuevo.
 
La práctica oficial de judicializar la política a través de la manipulación de los jueces ha sido una marca del macrismo. La intervención a un PJ que no había trasgredido ninguna norma es una maniobra que busca demonizar al adversario y frustrar la posibilidad de que el peronismo construya una sola candidatura para el 2019.
 
La intervención está destinada al fracaso. Pero con el sello del PJ y la complicidad de las corporaciones mediáticas se convertirán en propaladores de un  mensaje destinado a entorpecer el proceso de unidad que buscarán por otro lado las corrientes peronistas más representativas. 

20-04-2018 / 16:04
20-04-2018 / 10:04
20-04-2018 / 09:04
Desde que asumió Mauricio Macri las facturas de electricidad treparon 1600 % para los usuarios, tomando como referencia un consumo residencial promedio. Y la inflación se aceleró deteriorando el poder de compra del salario. El rechazo social a las subas en las facturas energéticas se hizo sentir en las calles. El malestar también tuvo una manifestación en el Congreso en el fallido debate del miércoles.
 
Este jueves, a puertas cerradas, el Presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, y el jefe del bloque Pro, Nicolás Massot, junto a sus aliados radicales y de la Coalición Cívica, abordaron el tema tarifazos. Pero la conclusión fue lamentable.
 
No hubo debate, sino una puesta en escena para la gilada en la que solo se abordaron las tarifas del gas y se decidió "financiar optativamente" las boletas, para pagar durante el verano los cargos correspondientes a los meses de mayor consumo: mayo-junio y julio-agosto. La "brillante" opción apenas sería sobre un 25% del total de la factura de gas y con un recargo del 20%.
 
El Gobierno aceptó hacer un retoque cosmético en su política de tarifas para demostrar apertura ante sus aliados, radicales y lilitos, e intentar descomprimir el escenario en el que la oposición casi reúne los votos para una sesión especial que podría haber iniciado una modificación del aumento previsto para el gas.
 
Con la idiosincrasia empresarial grabada a fuego, Macri no está dispuesto a perder y, pretende que la modesta concesión de la financiación en cuotas la paguen las provincias. "Que los gobernadores aporten el dinero que supone desdoblar los aumentos". Así se lo hizo saber al gobernador de Mendoza y titular de la UCR, Alfredo Cornejo, autor de la polémica propuesta.
 
Pensando en las ganancias, omitieron tratar las subas en otros servicios básicos como la luz y el agua. Tampoco se contempló la situación de las PyMes, industrias o comercios. La "solución" del tarifazo en cuotas solo alcanza a los usuarios residenciales y deja afuera a un sector cuyo incremento en los costos necesariamente implica un traslado a los precios de venta.
 
El repudio general a las subas exageradas de tarifas golpea sobre la principal política ajustadora que el Gobierno ofrece a los "mercados" a cambio de que le hagan el aguante con la deuda externa: la preocupación se la transmitieron a Nicolás Dujovne y Luis Caputo en la asamblea anual del FMI que tiene lugar por estas horas.
 
En conclusión, una verdadera burla. El tarifazo sigue en pie y las ganancias de los amigos de Macri no se tocan. Y ahora al negocio energético se le suma el financiero. Los tarifazos y la baja de los subsidios son la pieza clave del ajuste macrista.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar