La Opinión Popular
                  01:08  |  Domingo 20 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“El voto electrónico está retrocediendo en todo el mundo porque se puede hackear; Alemania y Holanda lo están dejando atrás. No garantiza la seguridad del sufragio”. Jorge Taiana
Recomendar Imprimir
Nacionales - 18-03-2017 / 17:03
QUIEREN QUE CUENTE LO QUE SABE

Pidieron que Aníbal “La Morsa” Fernández declare en la causa de los bolsos de José López

Pidieron que Aníbal “La Morsa” Fernández declare en la causa de los bolsos de José López
Pidieron que Aníbal “La Morsa” Fernández declare en la causa de los bolsos de José López.
El fiscal Federico Delgado pidió que se cite a Aníbal "La Morsa" Fernández para tomarle declaración testimonial, después de asegurar en una nota periodística que los dólares dentro de los bolsos con los que fue encontrado el ex funcionario kirchnerista José López en el convento de General Rodríguez provenían "de una coima" y que no se trataba de dinero "robado al Estado".
 
"Eso no es plata robada, es plata de coima. No se le robó al Estado. No estoy minimizando el hecho, pero no hay forma de robarle al Estado", aseguró Fernández en un programa televisivo al referirse a las imágenes que mostraban a López arrojando bolsos con dólares hacia la casa religiosa.

 
En función de estas afirmaciones, Delgado pidió que el juez Daniel Rafecas cite al exjefe de Gabinete para tomarle testimonio. El magistrado al frente de la causa investiga por enriquecimiento ilícito a exsecretario de Obras Públicas, detenido desde el 14 de abril en el Penal de Ezeiza. 
 
López está procesado por el juez Julián Ercolini, en la causa que investiga una matriz de corrupción en la obra pública, donde se lo acusó de ser parte de una "asociación ilícita" que favoreció al empresario Lázaro Báez con 52 contratos por unos $46.000 millones.
 
Fuente: Diario HOY
 

Agreganos como amigo a Facebook
19-08-2017 / 11:08
19-08-2017 / 11:08
19-08-2017 / 10:08
La primera operación del macrismo después de las elecciones ha sido enviar una fuerte señal a los jueces y fiscales que molesten al Gobierno. Sin independencia de poderes, con las corporaciones mediáticas oficialistas y los servicios de inteligencia a su disposición, más el poder económico, el país es una cancha inclinada que siempre favorece a los mismos jugadores.  Y en la suma del poder público más toda la maquinaria mediática y uniforme se configura un sistema de una democracia en "estado de emergencia".
 
Después de cada ciclo de reformas, llegó un ciclo reaccionario. Así fue tras el gobierno de Irigoyen, así fue después de Perón en 55 y en el 76. Fueron golpes militares, pero de partida tuvieron un masivo respaldo civil. Sin ese respaldo, era difícil que los golpes se hicieran efectivos. El discurso violento de la oposición, el trabajo de zapa de los grandes medios de cada época -todos golpistas y la mayoría de derecha-, pudieron romper la defensa de los beneficios objetivos que la sociedad logró en cada uno de esos ciclos.
 
En Argentina esos ciclos no estuvieron protagonizados por fuerzas socialdemócratas, como sucedió en otros países, sino por grandes movimientos nacionales y populares que surgieron de afluentes diversos.
 
La derecha siempre dice que es democrática. Todos los golpes se hacen en defensa de la democracia, la moral y la república. El discurso moralista, democrático y republicano siempre fue usado por la derecha para deponer a gobiernos populares acusándolos de autoritarios y así instalar en su reemplazo gobiernos realmente autoritarios, y lo de republicanos te la debo.
 
La fase de reformas que implicó el kirchnerismo generó también un campo fuertemente reaccionario. La tradición de los movimientos populares del siglo pasado implicaba también formas de manejo del poder político con las que trataban de equilibrar la concentración del poder económico y las resistencias de los sectores privilegiados.
 
El kirchnerismo evitó con bastante éxito esos mecanismos. Desde el punto de vista histórico puede ser importante que esta vez la derecha no llegó al gobierno por un golpe militar sino por una elección. Pero de todas maneras lo que la sigue definiendo es su papel como fuerza de rechazo a los procesos de cambio reales introducidos por gobiernos populares. Cada vez que reemplazó a los gobiernos que criticaba, fue más autoritaria y, al mismo tiempo, su acción de gobierno se centró en tratar de deshacer los progresos que se habían alcanzado en el ciclo anterior.

 
El programa de cualquier gobierno se reconoce en su gestión. El verdadero programa de todos los gobiernos de derecha que reemplazaron a gobiernos populares, consistió en medidas de gobierno antinacionales y antipopulares y siempre fueron más autoritarios y menos respetuosos del republicanismo.
 
No es nuevo ese fenómeno y la derecha ha demostrado que no es más democrática ni republicana que los gobiernos populares. La pregunta es por qué ese discurso que se repite en la historia es capaz de penetrar construcciones que vuelcan un fuerte beneficio real sobre la sociedad.

18-08-2017 / 10:08
18-08-2017 / 09:08
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar