La Opinión Popular
                  07:41  |  Domingo 21 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Es falso que si los combustibles aumentan en el mercado internacional tienen que hacerlo en el país. El petróleo que consumimos se extrae y se comercializa en la Argentina y debe estar atado a nuestros propios costos”. Pino Solanas
Recomendar Imprimir
Internacionales - 14-03-2017 / 20:03
EFEMÉRIDES POPULARES

Comienza la actual Guerra Civil Siria

Comienza la actual Guerra Civil Siria
El conflicto empezó en un principio como insurrección civil, de protestas pequeñas en enero de 2011. El 15 de marzo las manifestaciones comenzaron a escalar, inicialmente en la ciudad de Daraa, llamada en ocasiones la "Cuna de la Revolución", y más tarde por toda Siria.
El 15 de marzo de 2011 comienza la Guerra Civil Siria, un conflicto bélico que se desarrolla en la actualidad. En esta guerra se enfrentaron en su inicio las Fuerzas Armadas de Siria del gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, contra grupos armados rebeldes de diversa índole, conocidos en Occidente como la «oposición siria».
 
Más adelante, numerosos grupos y combatientes de los «rebeldes» se unieron a los yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante -Estado Islámico (abreviado como EI) en español; ISIS en inglés-, también conocido como Daesh, lo que le permitió a este último expandirse e invadir vastas extensiones de Siria desde las zonas que ya ocupaba en Irak.
 
Sin embargo, algunos grupos rebeldes yihadistas combaten tanto contra el gobierno como contra el Estado Islámico, actualmente existen diversas confrontaciones entre las facciones rebeldes. Para 2017 la guerra en Siria se ha transformado en una lucha de diferentes facciones apoyadas por uno o varios países extranjeros.
 
Junto a las Fuerzas Armadas de Siria luchan Hezbolá, milicias chiies, cristianas, iraquíes y afagnas, cuentan con el apoyo de Rusia, Irán y en menor medida de China e Irak, controla las ciudades principales y el acceso al mediterráneo, se encuentra a la ofensiva.
 
Las milicias del autoproclamado Ejército Libre Sirio comandados por la milicia islamista sunii Ahrar al Sham, y en el norte por la milicia turcomana Sultan Murad cuentan con el apoyo turco y los países suniies de medio oriente, tras la captura de al Bab se encuentran en franca lucha contra las SDF en el norte y Daesh al sur, se encuentran principalmente en Idlib y al norte de al Bab, así como en diferentes bolsas en otras partes del país.
 
El Frente de Liberación del Levante formado por el antiguo Al Qaeda y diversas milicias sunies en Siria, anunciaron que lucharán hasta la completa conquista de Siria, han tenido roces con Ahrar al Sham por el control de Idlib.
 
La Opinión Popular
 
Las fuerzas de Siria Democrática surgieron como una coordinación de milicias populares kurdas, encontrándose ahora formado por una mayoría de grupos árabes, lo que ha provocado varios conflictos internos y con el Kurdistán iraquí, actualmente se encuentran en lucha contra las FSA y Daesh, reciben el apoyo aereo y militar de EE.UU.
 
Daesh por su parte es un conglomerado de milicias sunnies formadas primeramente en Irak, al que se unieron varias milicias sirias, controlan la mayor parte del centro de Siria, y varias zonas aisladas, actualmente lucha contra todos los bandos.
 
Hasta el año 2016 se estima que los grupos armados ilegales recibieron unos 2.450 sistemas portátiles de defensa aérea, 1.750 sistemas antitanque, 650 lanzacohetes múltiples, más de 24.000 proyectiles de distintos tipos y más de 600 toneladas de explosivos.
 
En el año 2016 el gobierno tuvo resultados mixtos; se perdió de nuevo Palmira a manos del EI y se produjo la intervención turca en la región norte, aunque para diciembre detuvo el avance de los rebeldes y el ejército turco en la ciudad de Al-Bab, además, reconquistó Alepo, la mayor ciudad en manos de los rebeldes y antigua capital económica del país.
 
Para inicios del 2017, luego de haber pactado un cese al fuego con la insurgentes, el gobierno se lanzó a la conquista de puntos estratégicos, primero el valle de Wadi Barada fuente de agua para Damasco, movilizándose luego hacia Palmira reconquistándola para finales de febrero.
 
En el norte se centró en alcanzar al Bab, y el frente con las SDF para detener el avance de las FSA. Tras contener el avance rebelde, se dirigió hacia al Èufrates donde se encuentran las estaciones de bombeo de agua hacia Alepo y los canales de irrigación que Daesh detuvo tras la caida de Alepo.
 
Debido a la participación de numerosas potencias extranjeras se la ha denominado también como una guerra subsidiaria. El gobierno sirio, presidido por Bashar al-Asad, cuenta con el apoyo de Rusia, que lo considera un país aliado desde tiempos de la Unión Soviética, la República Islámica de Irán y la organización libanesa Hezbolá.
 
El gobierno y sus aliados defienden que las manifestaciones y primeras revueltas armadas fueron organizadas y financiadas por Occidente, así como a algunos grupos yihadistas, para precipitar la caída del gobierno y controlar el país, opinión respaldada por algunos analistas.
 
Por otro lado la «oposición siria» es apoyada por Estados Unidos, Turquía, Arabia Saudí y otros países aliados occidentales y del golfo Pérsico. La «oposición» y estos países defienden que la insurrección fue consecuencia de la Primavera Árabe y acusan al gobierno de represión, corrupción y de falta de democracia y libertad.
 
La guerra civil en Siria ha dejado para el 2015 más de 220 000 muertos y ya en 2013 se contaban 63 072 víctimas civiles y la mayoría de las ciudades se encontraban en un estado casi de devastación.
 
En diciembre de 2016, el OSDH estimaba que el total de muertos, tanto civiles como combatientes de todos los bandos, era de entre 312 000 y 437 363 personas, mientras que las estimaciones del SCPR citadas por algunos medios internacionales ascendían a 470 000 solo hasta febrero de 2016.
 
Para finales de 2016, se estimaba que entre 233 000 y 320 000 combatientes de todos los bandos habían muerto en la guerra, y según el OSDH, 90 506 civiles habían muerto en la guerra hasta diciembre de 2016.
 
De acuerdo con las cifras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, en Siria había 7,6 millones de personas desplazadas dentro de las fronteras del país en julio de 2015, mientras que según sus cálculos 4 millones de refugiados habían abandonado el país en las mismas fechas; unas cifras de refugiados que NRC Handelsblad elevó a 4,8 millones para agosto de 2016.
 
La guerra de Siria ha elevado el número de desplazados a escala mundial a su máximo nivel en los últimos 18 años, mientras que el 40 % de la población está en una situación de crisis. Se han usado armas químicas en repetidas ocasiones, y ambos bandos del conflicto han sido acusados desde diversas organizaciones y gobiernos de cometer crímenes de guerra, graves violaciones de los derechos humanos y daños patrimoniales.
 
Fuente: Wikipedia
 
Agreganos como amigo a Facebook
20-01-2018 / 18:01
La Segunda Guerra Mundial, desatada por las potencias imperialistas, y que arrastró a la Unión Soviética y a otros pueblos de Europa y de Asia, criminalmente invadidos, los llevó a una sangrienta lucha de liberación.
 
El 21 de enero de 1944, en Leningrado, los soviéticos rompen el asedio alemán a la ciudad, que duró 29 meses. El sitio de Leningrado fue una acción militar alemana durante la Segunda Guerra Mundial encabezada por Wilhelm Ritter von Leeb, que buscó inicialmente apoderarse de la ciudad de Leningrado (la actual San Petersburgo).
 
El objetivo de las tropas nazis era borrar a Leningrado de la faz de la tierra: acabar con la cuna de la revolución bolchevique y el símbolo de la cultura rusa sería una solución perfecta para socavar la resistencia soviética.
 
Había otros factores también: era un puerto marítimo estratégico y alojaba la única fábrica productora de tanques pesados, coches y trenes blindados del mundo. Los comandantes nazis analizaron la posible escalada de la resistencia y decidieron matar a la ciudad de hambre.
 
Adolf Hitler, ante la perspectiva de tener que mantener a una población enemiga de más de 3.000.000 de habitantes, instruyó que se la sitiara y se dejara morir a la población por hambre y frío. El sitio duró casi 900 días, desde 1941 hasta 1944, uno de los asedios más largos de la historia de la humanidad.
 
La ciudad estuvo a punto de perecer si no hubiera sido que se estableció un corredor a través del helado lago Ládoga por donde llegaba una escuálida ayuda a los sitiados. 
 
Los muertos hasta ser liberada la ciudad superaron la cifra extraoficial de 1.200.000, más personas de las que perdieron EE.UU. y el Reino Unido juntos a lo largo de toda la Segunda Guerra Mundial, que culminó en la derrota del fascismo, la formación del campo mundial del socialismo y la lucha por su soberanía de los pueblos coloniales y dependientes.
 
La Opinión Popular

19-01-2018 / 17:01
19-01-2018 / 16:01
19-01-2018 / 16:01
El 20 de enero de 1942, en el distrito berlinés de Wannsee, tuvo lugar una conferencia de grupo de representantes civiles, policiales y militares del gobierno de la Alemania nazi sobre la «Solución final del problema judío» (Endlösung der Judenfrage). Las decisiones tomadas condujeron al Holocausto.
 
Debido a la apertura de un frente militar contra EE.UU., Alemania reorganizó la administración de recursos en los territorios ocupados. Hermann Göring, mariscal del Reich, da plenos poderes al General de las SS Reinhard Heydrich, con el objeto de encontrar la «solución final» al problema judío en Europa.
 
La discusión se centró en el objetivo de expulsar a los judíos de todos los ámbitos de Alemania. Se expusieron las medidas a tomar y se presentó el plan de la «deportación» de los judíos hacia el este para «apropiada (...) durante dicha acción sin duda una gran parte será eliminada por causas naturales», el «remanente final tendrá (...) que ser tratado en conformidad, porque (...), si son liberados, actuarían como la semilla de un nuevo resurgimiento judío».
 
La reunión fue la primera discusión de la Solución Final y los protocolos con el contenido de la reunión fueron hallados intactos por los Aliados al final de la Segunda Guerra Mundial y usados durante los juicios de Núremberg como prueba contundente sobre el programa de exterminación de los judíos en los campos de concentración.
 
El protocolo de la reunión no menciona explícitamente el asesinato en masa. Pero, el criminal nazi Adolf Eichmann, secuestrado en Argentina el año 1960 por el Mossad y llevado a juicio en Jerusalén, donde fue condenado a muerte por crímenes contra la humanidad y ejecutado el 31 de mayo de 1962, admitió en su juicio que el lenguaje real usado durante la conferencia fue mucho más directo e incluyó términos tales como «exterminación» y «aniquilación».
 
La Opinión Popular 

17-01-2018 / 21:01
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar