La Opinión Popular
                  23:23  |  Lunes 27 de Marzo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Si uno solo puede ser macrista o cristinista -si así son las cosas- estamos en el fondo del pozo y ni imaginamos la salida”. Julio Bárbaro
Recomendar Imprimir
Internacionales - 14-03-2017 / 20:03
EFEMÉRIDES POPULARES

Comienza la actual Guerra Civil Siria

Comienza la actual Guerra Civil Siria
El conflicto empezó en un principio como insurrección civil, de protestas pequeñas en enero de 2011. El 15 de marzo las manifestaciones comenzaron a escalar, inicialmente en la ciudad de Daraa, llamada en ocasiones la "Cuna de la Revolución", y más tarde por toda Siria.
El 15 de marzo de 2011 comienza la Guerra Civil Siria, un conflicto bélico que se desarrolla en la actualidad. En esta guerra se enfrentaron en su inicio las Fuerzas Armadas de Siria del gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, contra grupos armados rebeldes de diversa índole, conocidos en Occidente como la «oposición siria».
 
Más adelante, numerosos grupos y combatientes de los «rebeldes» se unieron a los yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante -Estado Islámico (abreviado como EI) en español; ISIS en inglés-, también conocido como Daesh, lo que le permitió a este último expandirse e invadir vastas extensiones de Siria desde las zonas que ya ocupaba en Irak.
 
Sin embargo, algunos grupos rebeldes yihadistas combaten tanto contra el gobierno como contra el Estado Islámico, actualmente existen diversas confrontaciones entre las facciones rebeldes. Para 2017 la guerra en Siria se ha transformado en una lucha de diferentes facciones apoyadas por uno o varios países extranjeros.
 
Junto a las Fuerzas Armadas de Siria luchan Hezbolá, milicias chiies, cristianas, iraquíes y afagnas, cuentan con el apoyo de Rusia, Irán y en menor medida de China e Irak, controla las ciudades principales y el acceso al mediterráneo, se encuentra a la ofensiva.
 
Las milicias del autoproclamado Ejército Libre Sirio comandados por la milicia islamista sunii Ahrar al Sham, y en el norte por la milicia turcomana Sultan Murad cuentan con el apoyo turco y los países suniies de medio oriente, tras la captura de al Bab se encuentran en franca lucha contra las SDF en el norte y Daesh al sur, se encuentran principalmente en Idlib y al norte de al Bab, así como en diferentes bolsas en otras partes del país.
 
El Frente de Liberación del Levante formado por el antiguo Al Qaeda y diversas milicias sunies en Siria, anunciaron que lucharán hasta la completa conquista de Siria, han tenido roces con Ahrar al Sham por el control de Idlib.
 
La Opinión Popular
 
Las fuerzas de Siria Democrática surgieron como una coordinación de milicias populares kurdas, encontrándose ahora formado por una mayoría de grupos árabes, lo que ha provocado varios conflictos internos y con el Kurdistán iraquí, actualmente se encuentran en lucha contra las FSA y Daesh, reciben el apoyo aereo y militar de EE.UU.
 
Daesh por su parte es un conglomerado de milicias sunnies formadas primeramente en Irak, al que se unieron varias milicias sirias, controlan la mayor parte del centro de Siria, y varias zonas aisladas, actualmente lucha contra todos los bandos.
 
Hasta el año 2016 se estima que los grupos armados ilegales recibieron unos 2.450 sistemas portátiles de defensa aérea, 1.750 sistemas antitanque, 650 lanzacohetes múltiples, más de 24.000 proyectiles de distintos tipos y más de 600 toneladas de explosivos.
 
En el año 2016 el gobierno tuvo resultados mixtos; se perdió de nuevo Palmira a manos del EI y se produjo la intervención turca en la región norte, aunque para diciembre detuvo el avance de los rebeldes y el ejército turco en la ciudad de Al-Bab, además, reconquistó Alepo, la mayor ciudad en manos de los rebeldes y antigua capital económica del país.
 
Para inicios del 2017, luego de haber pactado un cese al fuego con la insurgentes, el gobierno se lanzó a la conquista de puntos estratégicos, primero el valle de Wadi Barada fuente de agua para Damasco, movilizándose luego hacia Palmira reconquistándola para finales de febrero.
 
En el norte se centró en alcanzar al Bab, y el frente con las SDF para detener el avance de las FSA. Tras contener el avance rebelde, se dirigió hacia al Èufrates donde se encuentran las estaciones de bombeo de agua hacia Alepo y los canales de irrigación que Daesh detuvo tras la caida de Alepo.
 
Debido a la participación de numerosas potencias extranjeras se la ha denominado también como una guerra subsidiaria. El gobierno sirio, presidido por Bashar al-Asad, cuenta con el apoyo de Rusia, que lo considera un país aliado desde tiempos de la Unión Soviética, la República Islámica de Irán y la organización libanesa Hezbolá.
 
El gobierno y sus aliados defienden que las manifestaciones y primeras revueltas armadas fueron organizadas y financiadas por Occidente, así como a algunos grupos yihadistas, para precipitar la caída del gobierno y controlar el país, opinión respaldada por algunos analistas.
 
Por otro lado la «oposición siria» es apoyada por Estados Unidos, Turquía, Arabia Saudí y otros países aliados occidentales y del golfo Pérsico. La «oposición» y estos países defienden que la insurrección fue consecuencia de la Primavera Árabe y acusan al gobierno de represión, corrupción y de falta de democracia y libertad.
 
La guerra civil en Siria ha dejado para el 2015 más de 220 000 muertos y ya en 2013 se contaban 63 072 víctimas civiles y la mayoría de las ciudades se encontraban en un estado casi de devastación.
 
En diciembre de 2016, el OSDH estimaba que el total de muertos, tanto civiles como combatientes de todos los bandos, era de entre 312 000 y 437 363 personas, mientras que las estimaciones del SCPR citadas por algunos medios internacionales ascendían a 470 000 solo hasta febrero de 2016.
 
Para finales de 2016, se estimaba que entre 233 000 y 320 000 combatientes de todos los bandos habían muerto en la guerra, y según el OSDH, 90 506 civiles habían muerto en la guerra hasta diciembre de 2016.
 
De acuerdo con las cifras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, en Siria había 7,6 millones de personas desplazadas dentro de las fronteras del país en julio de 2015, mientras que según sus cálculos 4 millones de refugiados habían abandonado el país en las mismas fechas; unas cifras de refugiados que NRC Handelsblad elevó a 4,8 millones para agosto de 2016.
 
La guerra de Siria ha elevado el número de desplazados a escala mundial a su máximo nivel en los últimos 18 años, mientras que el 40 % de la población está en una situación de crisis. Se han usado armas químicas en repetidas ocasiones, y ambos bandos del conflicto han sido acusados desde diversas organizaciones y gobiernos de cometer crímenes de guerra, graves violaciones de los derechos humanos y daños patrimoniales.
 
Fuente: Wikipedia
 
Agreganos como amigo a Facebook
27-03-2017 / 21:03
27-03-2017 / 20:03
La Comuna de París fue un breve movimiento insurreccional que gobernó la ciudad de París de marzo a mayo de 1871, instaurando un proyecto político popular autogestionario, que para algunos autores, se asemejó al anarquismo o al comunismo.
 
Tras la derrota y derrumbe del gobierno imperial de Napoleón III en la guerra franco-prusiana (1870-1871), París fue sometida a un sitio de más de cuatro meses (septiembre de 1870 - enero de 1871), que culminó con la entrada triunfal de los prusianos -que se retiraron de inmediato- y la proclamación imperial de Guillermo I de Alemania en el Palacio de Versalles.
 
Debido a que París no aceptaba rendirse, la nueva Asamblea Nacional y el gobierno provisional de la República, presidido por Adolphe Thiers, prefirieron instalarse en Versalles y desde ahí doblegar a la población rebelde. El vacío de poder en París provocó que la milicia ciudadana, la Guardia Nacional Francesa, se hiciera de forma efectiva con el poder a fin de asegurar la continuidad del funcionamiento de la administración de la ciudad.
 
Se beneficiaron del apoyo y de la participación activa de la población obrera descontenta, del radicalismo político muy extendido en la capital que exigía una república democrática, y de la oposición a la más que probable restauración de la monarquía borbónica.
 
La Comuna de París fue constituida el 28 de marzo de 1871. Los 92 miembros del «Consejo Comunal» incluían obreros, artesanos, pequeños comerciantes, profesionales (tales como médicos y periodistas), y un gran número de políticos.
 
La Opinión Popular
27-03-2017 / 17:03
Habiendo llegado Adolf Hitler al poder mediante elecciones, el 28 de marzo de 1933, con el proceso conocido como Gleichschaltung (coordinación), donde el Estado y la sociedad empezaron a ser apropiadas por el Partido Nazi y sus organizaciones, Alemania entró en una brutal dictadura totalitaria.
 
En su deseo de unificar el país bajo un totalitario gobierno central, Hitler primero enfiló la ley habilitante contra el federalismo alemán. Los gobiernos de los estados más grandes, Prusia y Baviera, ya habían sido usurpados, y los gobiernos de otros estados más pequeños pronto corrieron la misma suerte.
 
El 31 de marzo, Hitler promulgó una ley que disolvía todas las dietas (asambleas) regionales, y ordenaba su reconstitución bajo los resultados de las últimas elecciones nacionales. Una semana después, Hitler asentó gobernadores para cada estado, y les concedió la facultad de disolver las dietas y destituir a los jueces. De esta manera, todos los gobiernos regionales empezaron a seguir las directivas de Berlín, y Hitler acabó con la celosa autonomía que los históricos estados alemanes habían defendido desde la Guerra de los Treinta Años (1618-1648).
 
El siguiente objetivo de Hitler fueron los sindicatos, otrora poderosas organizaciones obreras que habían contrarrestado exitosamente un golpe de derecha en 1920. El 2 de mayo, todos los sindicatos fueron disueltos y "coordinados" forzosamente en un sindicato único, el Frente Alemán del Trabajo, y sus líderes fueron colocados bajo "custodia protectora", un eufemismo que implicaba la internación en campos de concentración.
 
Ni siquiera aquellos que habían estado colaborando con el régimen nazi se salvaron; solamente a los sindicatos católicos se les concedió un respiro de dos meses, luego recibieron el mismo trato. Desde entonces, los representantes sindicales fueron electos directamente por Hitler, y como los contratos firmados por estos eran legalmente vinculantes, las huelgas quedaron prohibidas de facto.
 
En este punto, los partidos políticos de oposición se encontraban tan indefensos e impotentes que se empezaron a doblegar ante la mínima presión del gobierno nazi; el 10 de mayo, se confiscaron todas las propiedades del Partido Socialdemócrata, y se cerraron sus periódicos; los socialdemócratas respondieron eligiendo una nueva directiva más tolerante al nazismo, pero tres días después, se disolvió el movimiento por considerarlo "subversivo".
 
Los líderes socialdemócratas terminaron acompañando a sus homólogos comunistas en los campos de concentración. El Partido Popular Alemán y el Partido Democrático Alemán, baluartes de la democracia alemana, se disolvieron voluntariamente a inicios de julio; de inmediato hicieron lo mismo los partidos católicos.
 
Hitler luego ordenó a las SS que mataran a los oponentes de su propio partido y a colaboradores de dudosa fidelidad durante la llamada «Noche de los cuchillos largos». A ello siguió el proceso de supresión de diversos grupos raciales, políticos, sociales y religiosos que consideraba «enemigos de Alemania» y «razas impuras», lo que los llevó a los campos de concentración en una liquidación sistemática de comunistas, judíos, testigos de Jehová, gitanos, enfermos mentales y homosexuales.
 
La Opinión Popular

27-03-2017 / 08:03
26-03-2017 / 19:03
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar