La Opinión Popular
                  01:05  |  Domingo 20 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“El voto electrónico está retrocediendo en todo el mundo porque se puede hackear; Alemania y Holanda lo están dejando atrás. No garantiza la seguridad del sufragio”. Jorge Taiana
Recomendar Imprimir
Nacionales - 12-03-2017 / 17:03

La CTERA convoca a un Paro Nacional y Jornada de Protesta Docente de 48 hs. el próximo miércoles 15 y jueves 16 de marzo

La CTERA convoca a un Paro Nacional y Jornada de Protesta Docente de 48 hs. el próximo miércoles 15 y jueves 16 de marzo
La CTERA convoca a un Paro Nacional y Jornada de Protesta Docente de 48 hs. el próximo miércoles 15 y jueves 16 de marzo.
 
En el marco de lo resuelto por el Congreso de CTERA y ante el incumplimiento del Ministerio de Trabajo de convocar a la Paritaria Nacional Docente y frente a los numerosos  conflictos provinciales, los "techos salariales", la ausencia de propuestas a convocatoria en varias provincias, la situación de los despidos en el Ministerio de Educación, de los tutores del INFoD y de los Planes Socioeducativos,  la  CTERA convoca a un Paro Nacional  y Jornada  de Protesta Docente para el 15 y 16 de marzo en camino a la Marcha Federal Educativa del 21 y 22 de marzo.
 
Los días 15 y 16 se realizarán acciones en todo el país: actos, marchas, radios abiertas, foros educativos, abrazos en las escuelas, volanteadas, etc.
 
CTERA iniciará acciones judiciales contra el Ministro de la Nación Esteban Bullrich ante el incumplimiento de la Ley de Financiamiento Educativo.
 
CTERA exige al Ministerio de Trabajo de la Nación que convoque a la Paritaria Nacional Docente, como forma de resolver los conflictos en todo el país.
 
Buenos Aires, viernes 10 de marzo de 2017
 
Sonia Alesso  Secretaria General CTERA
Agreganos como amigo a Facebook
19-08-2017 / 11:08
19-08-2017 / 11:08
19-08-2017 / 10:08
La primera operación del macrismo después de las elecciones ha sido enviar una fuerte señal a los jueces y fiscales que molesten al Gobierno. Sin independencia de poderes, con las corporaciones mediáticas oficialistas y los servicios de inteligencia a su disposición, más el poder económico, el país es una cancha inclinada que siempre favorece a los mismos jugadores.  Y en la suma del poder público más toda la maquinaria mediática y uniforme se configura un sistema de una democracia en "estado de emergencia".
 
Después de cada ciclo de reformas, llegó un ciclo reaccionario. Así fue tras el gobierno de Irigoyen, así fue después de Perón en 55 y en el 76. Fueron golpes militares, pero de partida tuvieron un masivo respaldo civil. Sin ese respaldo, era difícil que los golpes se hicieran efectivos. El discurso violento de la oposición, el trabajo de zapa de los grandes medios de cada época -todos golpistas y la mayoría de derecha-, pudieron romper la defensa de los beneficios objetivos que la sociedad logró en cada uno de esos ciclos.
 
En Argentina esos ciclos no estuvieron protagonizados por fuerzas socialdemócratas, como sucedió en otros países, sino por grandes movimientos nacionales y populares que surgieron de afluentes diversos.
 
La derecha siempre dice que es democrática. Todos los golpes se hacen en defensa de la democracia, la moral y la república. El discurso moralista, democrático y republicano siempre fue usado por la derecha para deponer a gobiernos populares acusándolos de autoritarios y así instalar en su reemplazo gobiernos realmente autoritarios, y lo de republicanos te la debo.
 
La fase de reformas que implicó el kirchnerismo generó también un campo fuertemente reaccionario. La tradición de los movimientos populares del siglo pasado implicaba también formas de manejo del poder político con las que trataban de equilibrar la concentración del poder económico y las resistencias de los sectores privilegiados.
 
El kirchnerismo evitó con bastante éxito esos mecanismos. Desde el punto de vista histórico puede ser importante que esta vez la derecha no llegó al gobierno por un golpe militar sino por una elección. Pero de todas maneras lo que la sigue definiendo es su papel como fuerza de rechazo a los procesos de cambio reales introducidos por gobiernos populares. Cada vez que reemplazó a los gobiernos que criticaba, fue más autoritaria y, al mismo tiempo, su acción de gobierno se centró en tratar de deshacer los progresos que se habían alcanzado en el ciclo anterior.

 
El programa de cualquier gobierno se reconoce en su gestión. El verdadero programa de todos los gobiernos de derecha que reemplazaron a gobiernos populares, consistió en medidas de gobierno antinacionales y antipopulares y siempre fueron más autoritarios y menos respetuosos del republicanismo.
 
No es nuevo ese fenómeno y la derecha ha demostrado que no es más democrática ni republicana que los gobiernos populares. La pregunta es por qué ese discurso que se repite en la historia es capaz de penetrar construcciones que vuelcan un fuerte beneficio real sobre la sociedad.

18-08-2017 / 10:08
18-08-2017 / 09:08
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar