La Opinión Popular
                  08:54  |  Domingo 23 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“El modelo económico que aplica el Gobierno atrasa 40 años y hay que cambiarlo porque estamos en estanflación, se triplicó la deuda y tenemos un problema de fuga de capitales”. Aldo Pignanelli
Recomendar Imprimir
Internacionales - 11-03-2017 / 09:03
EFEMÉRIDES POPULARES

Accidente nuclear de Fukushima I, uno de los más graves de la historia

Accidente nuclear de Fukushima I, uno de los más graves de la historia
Accidente nuclear de Fukushima I, uno de los más graves de la historia.
El 11 de marzo de 2011 se producía un terremoto de 9 grados y tsunami en Japón, en el que murieron 15.836 personas y unas 8400 continúan desaparecidas. El terremoto ocurrió a las 14:46 hora local, y su epicentro se ubicó en el mar, frente a la costa de Honshu, 130 km al este de Sendai, y tuvo una duración de 6 minutos aproximadamente.
 
Posteriormente, un tsunami afectó la costa del Pacífico, con olas que superaban los 10 metros, que arrasó poblaciones enteras. Es el terremoto más potente sufrido en Japón hasta la fecha, así como el cuarto más potente del mundo de todos los terremotos medidos.
 
Como consecuencia de los desperfectos ocasionados por el terremoto se producen explosiones en los edificios que albergan los reactores nucleares, fallos en los sistemas de refrigeración, triple fusión del núcleo y liberación de radiación al exterior en la Central nuclear Fukushima I, constituyendo uno de los mayores desastres medioambientales de la historia reciente.
 
La Opinión Popular

El tsunami en Japón fue una catástrofe natural que no se pudo impedir, pero el accidente en la central nuclear de Fukushima 1 sí se podía y debía haber evitado. Así consta en un informe difundido por el Parlamento nipón, que atribuye el peor desastre desde Chernóbil en 1986 a «la connivencia entre el Gobierno, los reguladores y la empresa eléctrica que opera la planta, Tepco, así como a su falta de diligencia».
 
Según concluye la comisión que ha investigado el siniestro, «fue provocado por la mano del hombre porque todos ellos traicionaron el derecho de la nación a estar a salvo de los accidentes nucleares».
 
Tras entrevistar a 1.167 personas durante 900 horas desde el pasado mes de diciembre, los diez expertos nombrados por la Dieta (Parlamento japonés) creen que el motivo del desastre radicó en el falso mito de la seguridad nuclear y la falta de previsión, así como en una respuesta inadecuada que estuvo plagada de errores humanos.
 
Entre ellos destacan que Tepco hizo caso omiso a las advertencias que recomendaban aumentar las medidas de seguridad contra los tsunamis y que la Agencia de Seguridad Industrial Nuclear no le obligó a cumplirlas y no estaba preparada «para un desastre cuya escala superó los anteriores».
 
El informe, de 641 páginas, también pone en duda que el tsunami del 11 de marzo de 2011 fuera el único causante del accidente, como asegura Tepco, y no descarta que el potente terremoto anterior, de magnitud 9, dañara el reactor número 1 de Fukushima.
 
Hasta ahora, tanto la compañía eléctrica como el Gobierno venían insistiendo en que las olas de más de 20 metros golpearon la planta nuclear y destrozaron los sistemas de refrigeración eléctrica de sus reactores.
 
Como consecuencia, estos se calentaron y fundieron hasta desencadenar varias explosiones de hidrógeno que dieron lugar a gravísimas fugas radiactivas, tan peligrosas que hubo que evacuar a 80.000 personas que vivían en 20 kilómetros alrededor de la central y no podrán regresar a sus hogares durante décadas o, quizás, nunca.
 
 
Sin reactores
 
En un archipiélago con gran actividad sísmica como es Japón, dicha sospecha puede frustrar los planes del Gobierno de volver a conectar el medio centenar de reactores con que cuenta el país, que antes generaban un tercio de la electricidad.
 
En Ohi, en la industrializada región de Kansai, precisamente este jueves ha entrado en funcionamiento el primero de ellos, ya que todos estaban detenidos desde mayo por pruebas de seguridad.
 
Este es el tercer informe que ve la luz sobre Fukushima. El primero, elaborado por Tepco, descargaba de toda responsabilidad a la empresa eléctrica y culpaba sin remisión a las proporciones del tsunami, mientras que el segundo, redactado por expertos nucleares y sismólogos, alertaba también de la laxitud en los controles sobre la industria atómica.
 
Aunque dicho informe aseguraba que el entonces primer ministro, Naoto Kan, había impedido una catástrofe aún mayor al prohibirle a Tepco que evacuara a los trabajadores, como pretendía, la comisión de investigación parlamentaria sostiene que el Gobierno retrasó el plan de lucha contra las fugas radiactivas y no estableció una cadena de mando apropiada.
 
Fuente: abc.es
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-04-2017 / 20:04
El Ejército Guerrillero del Pueblo fue una organización guerrillera que se estableció en Argentina en 1963 y 1964, en Salta. Comandada por Jorge Masetti e integrada por combatientes argentinos y cubanos. Ernesto Che Guevara pensaba que la guerrilla obraba como «foco» revolucionario, provocando en los pueblos una toma de conciencia que los llevaba a apoyar masivamente la insurrección.
 
Luego del derrocamiento del presidente Arturo Frondizi por las fuerzas armadas en 1962 el Che Guevara y Masetti comenzaron a pensar en la posibilidad de instalar un «foco» guerrillero en la Argentina. Finalmente tomaron la decisión de hacerlo en la provincia de Salta, en el noroeste argentino, en Orán, una zona selvática limítrofe con Bolivia.
 
Se trataba de un grupo de cerca de 30 guerrilleros, mayoritariamente argentinos con algunos cubanos experimentados, que adoptó el nombre de Ejército Guerrillero del Pueblo (EGP). Masetti recibió el grado de Comandante Segundo, mientras el Che Guevara quedaba como Comandante Primero, dispuesto a sumarse al grupo una vez que el mismo se hubiera asentado.
 
La incipiente organización y la soledad política que rodeó este primer intento guevarista de insurrección armada facilitaron el éxito de la "Operación Santa Rosa" que dirigió el jefe de la Gendarmería, general Julio Alzogaray. En uno de los pocos combates librados por el EGP, mataron a Hermes Peña y a otros cuatro guerrilleros, detuvieron a 14 de ellos, entre otros a Héctor Jouvé, Federico Méndez y Henry Lerner, quienes fueron torturados cruelmente antes de someterlos a procesos judiciales que violaron todas las normas legales vigentes.
 
De Masetti, que no estaba con el grupo cuando se produjo el encuentro, no se tuvieron más noticias, suponiéndose que se internó en la selva y allí murió. Se toma como fecha de la desaparición de Masetti el 21 de abril de 1964. En palabras de Walsh: "Masetti no aparece nunca. Se ha disuelto en la selva, en la lluvia, en el tiempo. En algún lugar desconocido el cadáver del comandante Segundo empuña un fusil herrumbrado".
 
La Opinión Popular
20-04-2017 / 19:04
Joaquim José da Silva Xavier -Tiradentes- fue educado por su hermano, que era sacerdote. Conocía en profundidad las constituciones promulgadas poco tiempo antes por las asambleas estatales de Estados Unidos, y llevaba siempre consigo ejemplares de las mismas.
 
Pasó algún tiempo trabajando como médico, comerciante y dentista (oficio del que viene su apodo, Tiradentes). Fue oficial de caballería en la inconfidência mineira ('conjuración minera'), revuelta provocada con el fin de lograr la independencia del dominio portugués.
 
Pretendía provocar un levantamiento, lograr la independencia de Brasil y crear una república, libre de las restricciones impuestas a la minería, fabricación y sistema monetario del diamante. Además se intentó crear una universidad y la puesta en marcha de una serie de servicios sociales. La república iba a ser gobernada por una asamblea y un gobierno nacional encabezado por un presidente elegido anualmente.
 
El inicio del levantamiento tuvo lugar cuando las autoridades portuguesas trataron de recaudar los impuestos atrasados, pero tras ser traicionado, la sublevación fue reprimida y fue detenido en Río de Janeiro en abril de 1789.
 
Su juicio duró dos años, durante los cuales defendió la causa republicana. Admitió voluntariamente haber sido el líder del levantamiento así que le ahorcaron públicamente en Río de Janeiro, el 21 de abril de 1792.
 
Cinco de sus compañeros fueron exiliados a Angola. Convertido en un mártir, se  le concedió un lugar privilegiado en la cultura popular brasileña como héroe nacional. Está considerado actualmente Patrón Cívico de Brasil.
 
La Opinión Popular

20-04-2017 / 08:04
19-04-2017 / 21:04
19-04-2017 / 08:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar