La Opinión Popular
                  17:59  |  Lunes 20 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“En cada barrio se repiten las preocupaciones que relatan los vecinos en relación con el empleo. O falta trabajo, o es precario, o tienen temor a perderlo. En todos los casos, la plata no alcanza”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Internacionales - 11-03-2017 / 09:03
EFEMÉRIDES POPULARES

Accidente nuclear de Fukushima I, uno de los más graves de la historia

Accidente nuclear de Fukushima I, uno de los más graves de la historia
Accidente nuclear de Fukushima I, uno de los más graves de la historia.
El 11 de marzo de 2011 se producía un terremoto de 9 grados y tsunami en Japón, en el que murieron 15.836 personas y unas 8400 continúan desaparecidas. El terremoto ocurrió a las 14:46 hora local, y su epicentro se ubicó en el mar, frente a la costa de Honshu, 130 km al este de Sendai, y tuvo una duración de 6 minutos aproximadamente.
 
Posteriormente, un tsunami afectó la costa del Pacífico, con olas que superaban los 10 metros, que arrasó poblaciones enteras. Es el terremoto más potente sufrido en Japón hasta la fecha, así como el cuarto más potente del mundo de todos los terremotos medidos.
 
Como consecuencia de los desperfectos ocasionados por el terremoto se producen explosiones en los edificios que albergan los reactores nucleares, fallos en los sistemas de refrigeración, triple fusión del núcleo y liberación de radiación al exterior en la Central nuclear Fukushima I, constituyendo uno de los mayores desastres medioambientales de la historia reciente.
 
La Opinión Popular

El tsunami en Japón fue una catástrofe natural que no se pudo impedir, pero el accidente en la central nuclear de Fukushima 1 sí se podía y debía haber evitado. Así consta en un informe difundido por el Parlamento nipón, que atribuye el peor desastre desde Chernóbil en 1986 a «la connivencia entre el Gobierno, los reguladores y la empresa eléctrica que opera la planta, Tepco, así como a su falta de diligencia».
 
Según concluye la comisión que ha investigado el siniestro, «fue provocado por la mano del hombre porque todos ellos traicionaron el derecho de la nación a estar a salvo de los accidentes nucleares».
 
Tras entrevistar a 1.167 personas durante 900 horas desde el pasado mes de diciembre, los diez expertos nombrados por la Dieta (Parlamento japonés) creen que el motivo del desastre radicó en el falso mito de la seguridad nuclear y la falta de previsión, así como en una respuesta inadecuada que estuvo plagada de errores humanos.
 
Entre ellos destacan que Tepco hizo caso omiso a las advertencias que recomendaban aumentar las medidas de seguridad contra los tsunamis y que la Agencia de Seguridad Industrial Nuclear no le obligó a cumplirlas y no estaba preparada «para un desastre cuya escala superó los anteriores».
 
El informe, de 641 páginas, también pone en duda que el tsunami del 11 de marzo de 2011 fuera el único causante del accidente, como asegura Tepco, y no descarta que el potente terremoto anterior, de magnitud 9, dañara el reactor número 1 de Fukushima.
 
Hasta ahora, tanto la compañía eléctrica como el Gobierno venían insistiendo en que las olas de más de 20 metros golpearon la planta nuclear y destrozaron los sistemas de refrigeración eléctrica de sus reactores.
 
Como consecuencia, estos se calentaron y fundieron hasta desencadenar varias explosiones de hidrógeno que dieron lugar a gravísimas fugas radiactivas, tan peligrosas que hubo que evacuar a 80.000 personas que vivían en 20 kilómetros alrededor de la central y no podrán regresar a sus hogares durante décadas o, quizás, nunca.
 
 
Sin reactores
 
En un archipiélago con gran actividad sísmica como es Japón, dicha sospecha puede frustrar los planes del Gobierno de volver a conectar el medio centenar de reactores con que cuenta el país, que antes generaban un tercio de la electricidad.
 
En Ohi, en la industrializada región de Kansai, precisamente este jueves ha entrado en funcionamiento el primero de ellos, ya que todos estaban detenidos desde mayo por pruebas de seguridad.
 
Este es el tercer informe que ve la luz sobre Fukushima. El primero, elaborado por Tepco, descargaba de toda responsabilidad a la empresa eléctrica y culpaba sin remisión a las proporciones del tsunami, mientras que el segundo, redactado por expertos nucleares y sismólogos, alertaba también de la laxitud en los controles sobre la industria atómica.
 
Aunque dicho informe aseguraba que el entonces primer ministro, Naoto Kan, había impedido una catástrofe aún mayor al prohibirle a Tepco que evacuara a los trabajadores, como pretendía, la comisión de investigación parlamentaria sostiene que el Gobierno retrasó el plan de lucha contra las fugas radiactivas y no estableció una cadena de mando apropiada.
 
Fuente: abc.es
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-11-2017 / 08:11
20-11-2017 / 07:11
20-11-2017 / 07:11
Francisco Paulino Hermenegildo Teódulo Franco Bahamonde murió el 20 de noviembre de 1975. Llamado «el Caudillo» y «el Generalísimo», fue un militar y dictador español, impulsor, junto a otros altos cargos de la cúpula militar, del golpe de Estado de julio de 1936 contra el gobierno democrático de la Segunda República, cuyo fracaso desembocó en la Guerra Civil Española.
 
Fue investido como jefe supremo del bando sublevado el 1 de octubre de 1936, ejerciendo como jefe de Estado de España desde el término del conflicto hasta su fallecimiento en 1975, y como jefe de Gobierno entre 1938 y 1973.
 
Fue líder del partido único Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista (JONS), en el que se apoyó para establecer un régimen fascista en sus comienzos, que más tarde derivaría en una dictadura, conocida como franquismo, de tipo conservador, católico y anticomunista.
 
Este cambio se debió a la derrota del fascismo en la Segunda Guerra Mundial. Aglutinó en torno al culto a su persona diferentes tendencias del conservadurismo, el nacionalismo y el catolicismo opuestas a la izquierda política y al desarrollo de formas democráticas de gobierno.
 
Fue un tiempo oscuro el de Franco; él mismo era un hombre oscuro, mediocre, rodeado de mediocres que se tomaron en serio la tarea de decidir por otros y de proclamar que la política era una de las malas artes y que la democracia era un invento del diablo.
 
Durante su mandato al frente del Ejército y de la jefatura del Estado, especialmente durante la Guerra Civil y los primeros años del régimen, tuvieron lugar múltiples violaciones de los derechos humanos. La cifra total de víctimas mortales suman miles de personas, que perecieron en su mayoría en campos de concentración, ejecuciones extrajudiciales o en prisión.
 
Esa larga noche de España, que duró cuarenta años a partir del final de la guerra entre hermanos, culminó el día en que por fin se murió Francisco Franco.
 
La Opinión Popular

19-11-2017 / 18:11
17-11-2017 / 10:11
Desde 1967, Grecia se encontraba bajo el control de un régimen militar dictatorial que había suprimido las libertades individuales, había disuelto los partidos políticos y había desterrado, encarcelado y torturado a políticos y civiles utilizando como criterio sus creencias políticas.
 
La Junta, en un intento de controlar todos los aspectos de la política, se había inmiscuido en el movimiento sindical estudiantil desde 1967, prohibiendo las elecciones estudiantiles en las universidades, reclutando obligatoriamente estudiantes e imponiendo líderes en la Unión Nacional de Estudiantes de Grecia. Estas medidas, lógicamente, hicieron aflorar sentimientos antidictatoriales en los estudiantes.
 
La Revuelta de la Politécnica de Atenas fue una manifestación masiva de oposición popular al régimen dictatorial de la Junta de los Coroneles. La revuelta que comenzó a mediados de noviembre de 1973, se convirtió en una revolución antijunta, y terminó con la masacre de la mañana del 17 de noviembre, tras de una serie de sucesos que comenzaron con la entrada de tanques en la Politécnica.
 
Soldados y policía abrieron fuego lo que dio como resultado una gran cantidad de muertos, 83 y tal vez más, no sólo en los alrededores de la Politécnica sino que también en toda Atenas. Muchos buscaron refugio en los edificios vecinos. Francotiradores de la policía abrieron fuego desde las terrazas cercanas, mientras que los hombres del Servicio Nacional de Información (ΚΥΠ) buscaban rebeldes. Se estima que miles de ciudadanos resultaron heridos.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar