La Opinión Popular
                  01:07  |  Domingo 20 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“El voto electrónico está retrocediendo en todo el mundo porque se puede hackear; Alemania y Holanda lo están dejando atrás. No garantiza la seguridad del sufragio”. Jorge Taiana
Recomendar Imprimir
Nacionales - 10-03-2017 / 08:03
SUBA DE POBREZA E INFLACIÓN, UN CÓCTEL LETAL PARA EL GOBIERNO EN PLENA PULSEADA DE LAS PARITARIAS

Pobreza cero, inflación controlada y otros cuentos de Macri

Pobreza cero, inflación controlada y otros cuentos de Macri
POBREZA Y ALTA INFLACIÓN: EL ESCENARIO QUE AMENAZA A MACRI. Evidentemente, lo único que la alianza Cambiemos vino a cambiar, o más bien a empeorar, son las condiciones de vida y de trabajo del conjunto del pueblo pobre y la clase obrera. Vino a cambiar los convenios colectivos, la ley de ART, el nivel de los salarios, la edad de imputabilidad y el presupuesto para las políticas de género. Vino a cambiar muchas cosas, a grandes rasgos, la relación de fuerzas establecida entre el capital y el trabajo y que como se vio esta semana en las calles, no se quiebra tan fácilmente en un sentido que favorezca a las grandes multinacionales.
Tras días de movilizaciones opositoras masivas, ayer fue un verdadero "jueves negro" para el gobierno de Mauricio Macri. La conjunción del índice de pobreza, que mide la Universidad Católica, con el dato de la inflación de febrero, que midió el Indec, tuvo el efecto de una bomba. Los números dieron peor que los informes más pesimistas y descolocaron al discurso macrista sobre la mejora en la economía.
 
Pero, además, fue letal el "timing". Los datos caen justo en el momento en que el gobierno de la alianza Cambiemos trata de instalar la idea de que la forma de combatir la pobreza es apuntar contra la inflación, de que se está ganando esa batalla y que la forma de consolidarla es evitar aumentos salariales en las paritarias por arriba del 18%.
 
Para alguien que enarbola ese "relato", no puede ocurrir nada peor que recibir el dato de que en la Argentina hay 1.500.000 nuevos pobres y 600.000 nuevos indigentes desde que arrancó su gestión. Macri durante su campaña prometió que iba a suceder lo contrario.
 
Como si esto fuese poco, la inflación de febrero volvió a mostrar un fuerte repunte: 2,5%, cifra que superó incluso la de los cálculos de los gremios. Proyectando este resultado al resto del año, se prevé un aumento de precios de 25% anual. Grave problema, porque Macri dijo que iba a terminar con la inflación.
 
Ni bien publicado el informe de la UCA, abundaron los recordatorios sobre el compromiso de Macri acerca de llevar al país a la "pobreza cero". Por más que haya pronósticos de mejora para próximas mediciones, hay un impacto en la opinión pública que resulta inevitable, en un momento de alta sensibilidad.
 
Y, sobre todo, el mayor desafío para el gobierno de Macri reside en manejar el tema del empeoramiento en el plano de la inflación, ya que este nuevo dato les resta autoridad al boludeo de los funcionarios en pleno conflicto con los docentes y con una CGT a punto de convocar a un Paro General.
 
El "modelo Vidal", basado en una suba anual de 18% con cláusula gatillo, que el Gobierno pretende generalizar en todas las ramas de actividad, parte del supuesto de una inflación que no supere el 17% en 2017. Para lograrlo, el índice debe promediar el 1,3% mensual. La disparada de febrero (2,5% es casi el doble) pone en duda esa posibilidad, justo en una etapa clave para la definición salarial. Para peor, consultoras ya anticipan que el registro de marzo también se ubicará por encima de esa cifra, un 2% influido por la suba de tarifas.
 
Los datos que se dieron a conocer, de pobreza e inflación, ponen en duda el "contra-discurso" del Gobierno ante la escalada de protestas populares. Según Marcos Peña, son extemporáneas, porque se dan justo cuando la economía empieza a recuperarse, cuando se vuelven a crear empleos genuinos en el sector privado y los precios comienzan a estabilizarse. Argentina año verde.
 
La Opinión Popular

 
Pobreza y alta inflación: el complejo escenario que amenaza a Macri
 
El alza en el costo de vida y el creciente empobrecimiento revelan en Argentina un escenario amenazador para que el presidente Mauricio Macri pueda cumplir sus promesas de "pobreza cero" y "derrota de la inflación".
 
"El 44% de los chicos vive en hogares pobres, esto es condiciones precarias de salud, alimentación, vivienda y educación", dijo en rueda de prensa Agustín Salvia, titular del Observatorio de la Deuda Social de la privada Universidad Católica Argentina (UCA).
 
"Del total de niños pobres, un 12% vive en hogares indigentes, lo que representa hambre, desnutrición y exclusión", añadió. La población infantil es la más golpeada por la pobreza y la indigencia debido a la precaria situación laboral de sus padres.
 
Otro duro indicador de la situación social y económica en Argentina fue el que difundió el estatal Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) al señalar que los precios al consumidor aumentaron en febrero 2,5%. Se señala así una aceleración inflacionaria.
 
Con este guarismo, la carestía de la vida acumuló 3,8% en lo que va del año, según el Indec. Ambas noticias se conocieron en la peor semana para Macri desde que asumió hace 15 meses, con huelgas y multitudinarias movilizaciones de protesta.
 
Decenas de miles de personas marcharon esta semana por las calles convocadas en diferentes actos por las centrales obreras, los sindicatos docentes y las agrupaciones de mujeres. Los nucleamientos femeninos demandan igualdad de derechos laborales con los hombres y el fin de la violencia de género.
 
Macri debe enfrentar en octubre las elecciones legislativas de medio término. Su imagen cayó a 42%, la más baja desde que asumió, según la consultora CEOP.
 
La pobreza en los chicos "es una situación estructural, una infancia que está reproduciéndose en condición de vulnerabilidad social", dijo Salvia que conduce un instituto de estudios de prestigioso.
 
Según el informe de la UCA, desde diciembre de 2015 a septiembre de 2016, fecha de corte de la medición, 1,5 millones de personas cayeron en la pobreza. "Esto tiene fuertemente que ver con el impacto inflacionario del primer semestre de 2016", dijo Salvia.
 
 
Tarifazos
 
La pobreza afecta ahora a unos 13 millones de personas, un tercio de la población del país sudamericano, dijo la UCA.
 
El indicador creció del 29% al 32,9% en los primeros nueve meses de 2016 bajo el gobierno neoliberal de Macri. "La situación empeoró desde 2015", señaló Salvia.
 
La carestía impulsa el empobrecimiento. La consultora Elypsis admitió en un informe el jueves que el rubro Vivienda y Servicios Básicos del Indec "muestra una variación de +8.4% fuertemente explicada por el aumento en las tarifas eléctricas". Otro "tarifazo" se espera para marzo.
 
El costo de vida se disparó respecto a enero, cuando aumentó 1,3%, al anotarse también alzas en Alimentos y bebidas (+1,9) y Atención médica y gastos para la salud (+3,3%).
 
"Derrotaremos la inflación", sostuvo Macri al asumir, Pero en 2016 superó el 40%, según consultoras privadas. El Indec omitió dar el indicador anual por "razones técnicas".
 
Las consultoras privadas están calculando que el actual nivel inflacionario, al ser anualizado, ronda el 30%. Los sindicatos sostienen que los salarios deben ajustarse en las paritarias.
 
Fuentes: El País, iProfesional, Clarín, La Izquierda Diario y LOP
 

Agreganos como amigo a Facebook
19-08-2017 / 11:08
19-08-2017 / 11:08
19-08-2017 / 10:08
La primera operación del macrismo después de las elecciones ha sido enviar una fuerte señal a los jueces y fiscales que molesten al Gobierno. Sin independencia de poderes, con las corporaciones mediáticas oficialistas y los servicios de inteligencia a su disposición, más el poder económico, el país es una cancha inclinada que siempre favorece a los mismos jugadores.  Y en la suma del poder público más toda la maquinaria mediática y uniforme se configura un sistema de una democracia en "estado de emergencia".
 
Después de cada ciclo de reformas, llegó un ciclo reaccionario. Así fue tras el gobierno de Irigoyen, así fue después de Perón en 55 y en el 76. Fueron golpes militares, pero de partida tuvieron un masivo respaldo civil. Sin ese respaldo, era difícil que los golpes se hicieran efectivos. El discurso violento de la oposición, el trabajo de zapa de los grandes medios de cada época -todos golpistas y la mayoría de derecha-, pudieron romper la defensa de los beneficios objetivos que la sociedad logró en cada uno de esos ciclos.
 
En Argentina esos ciclos no estuvieron protagonizados por fuerzas socialdemócratas, como sucedió en otros países, sino por grandes movimientos nacionales y populares que surgieron de afluentes diversos.
 
La derecha siempre dice que es democrática. Todos los golpes se hacen en defensa de la democracia, la moral y la república. El discurso moralista, democrático y republicano siempre fue usado por la derecha para deponer a gobiernos populares acusándolos de autoritarios y así instalar en su reemplazo gobiernos realmente autoritarios, y lo de republicanos te la debo.
 
La fase de reformas que implicó el kirchnerismo generó también un campo fuertemente reaccionario. La tradición de los movimientos populares del siglo pasado implicaba también formas de manejo del poder político con las que trataban de equilibrar la concentración del poder económico y las resistencias de los sectores privilegiados.
 
El kirchnerismo evitó con bastante éxito esos mecanismos. Desde el punto de vista histórico puede ser importante que esta vez la derecha no llegó al gobierno por un golpe militar sino por una elección. Pero de todas maneras lo que la sigue definiendo es su papel como fuerza de rechazo a los procesos de cambio reales introducidos por gobiernos populares. Cada vez que reemplazó a los gobiernos que criticaba, fue más autoritaria y, al mismo tiempo, su acción de gobierno se centró en tratar de deshacer los progresos que se habían alcanzado en el ciclo anterior.

 
El programa de cualquier gobierno se reconoce en su gestión. El verdadero programa de todos los gobiernos de derecha que reemplazaron a gobiernos populares, consistió en medidas de gobierno antinacionales y antipopulares y siempre fueron más autoritarios y menos respetuosos del republicanismo.
 
No es nuevo ese fenómeno y la derecha ha demostrado que no es más democrática ni republicana que los gobiernos populares. La pregunta es por qué ese discurso que se repite en la historia es capaz de penetrar construcciones que vuelcan un fuerte beneficio real sobre la sociedad.

18-08-2017 / 10:08
18-08-2017 / 09:08
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar