La Opinión Popular
                  21:23  |  Miércoles 22 de Marzo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Parece que el Presidente Mauricio Macri y su gobierno de ricos continúa la senda del gobierno anterior en lo que hace a favorecer sus negocios personales y enriquecerse a costa del Estado”. Victoria Donda
Recomendar Imprimir
Nacionales - 08-03-2017 / 10:03
MARCHA Y BOCHORNO

El día después: Conspiración, acefalía de la CGT y llamado al “diálogo” del Gobierno

El día después: Conspiración, acefalía de la CGT y llamado al “diálogo” del Gobierno
EL PALCO DE LA CGT TOMADO POR MANIFESTANTES. El Gobierno nacional vivió con alivio y preocupación el bochornoso final de la marcha de la CGT. Por un lado porque todo terminó empañado por la interna peronista y no se puso fecha al paro. Por el otro porque se queda sin interlocutor para contener las demandas de los trabajadores y la conflictividad social. Desde el lado de la central obrera quedaron expuestas sus divisiones, el avance de la izquierda y la CTA y la pelea en el peronismo.
Después del bochornoso acto en Diagonal Sur, los jefes sindicales de la CGT se repartieron culpas por lo ocurrido buscando responsables de los incidentes y culpando a infiltrados de la izquierda y el kirchnerismo, que ellos mismos permitieron que asistan. Todo había empezado mal desde el momento en que el triunvirato no se puso de acuerdo en una postura común y eso se notó en sus discursos.
 
Hasta el lugar elegido para el acto central fue una demostración de tibieza: nunca quisieron llegar a la Plaza de Mayo y se quedaron frente al Ministerio de Producción en un sitio incómodo que hacía difícil la concurrencia y la demostración de fuerza.
 
Con todo la central obrera pudo demostrar una fuerte capacidad de movilización y presencia en la calle. Ese es el dato que debe atender el Gobierno.
 
Otra preocupación para la Administración Macri, que ayer respiró con alivio por la imágenes finales del acto y la falta de fecha para un paro general, es que se queda sin interlocutor válido en el terreno gremial para contener la conflictividad social.
 
Y al mismo tiempo se evidenció también la fragmentación del peronismo, puesto que nadie puede aún capitalizar el peso de los gremios.
 
La CGT permitió que se sumaran al acto grupos piqueteros, la CTA, la izquierda y el kirchnerismo. Esos sectores terminaron de dejar expuesta la interna cegetista y recriminaron por el paro.
 
En el seno de la central obrera peronista hay un sector que quiere el paro mientras que otra parte donde estaría el triunvirato insiste con seguir negociando con el Gobierno.
 
La falta de fecha para la huelga general tendría una razón más: los gremios del transporte mantendrían su propia línea de diálogo con la Casa Rosada y no garantizarían su participaron dejando herida de muerte a la protesta. 
 
A continuación algunas reflexiones:
 
Mariano Obarrio en el diario La Nación:
 
El presidente Mauricio Macri ordenó hacer una convocatoria formal a un diálogo con mesas sectoriales sindicales y lo primero que se discutirá son las importaciones, que sensibilizan a un amplio sector gremial.
 
En lo político, había satisfacción en Olivos. Las corridas y la fragmentación evidentes dentro del sindicalismo y del peronismo son una foto que, según interpretan, beneficia a Macri y a Cambiemos de cara a las elecciones del 22 de octubre, por la división de fuerzas y por el contraste entre "lo nuevo y lo viejo" de la política.
 
Para la Casa Rosada, más allá de la convocatoria masiva, quedó al desnudo que la CGT y el peronismo no tienen liderazgo ni representatividad.
 
Joaquín Morales Solá en La Nación:
 
Las imágenes de la marcha cegetista de ayer significan que el peronismo y los gremios están divididos (y, a veces, peligrosamente enfrentados) hasta para confrontar con Macri.
 
El acto de ayer estuvo claramente dividido en dos sectores: el peronismo clásico y los gremios ortodoxos, por un lado, y la izquierda política y sindical junto con el kirchnerismo, por el otro.
 
"Fue una trampa del kirchnerismo", explicó luego un dirigente sindical. En efecto, cuando los caciques sindicales abandonaron el escenario, éste fue copado por personas excesivamente excitadas, que basculaban entre la grosería y la violencia y que no llevaban banderas políticas.
 
Los sindicatos y comisiones internas de izquierda están pisando los talones de "los Gordos" y de los independientes, cuya capacidad de movilización, debe consignarse, quedó otra vez demostrada ayer.
 
Eduardo Van de Kooy en el diario Clarín:
 
Si el gobierno macrista se terminara conformando con la postal bochornosa del epílogo de la multitudinaria marcha de la Confederación General del Trabajo (CGT), podría incurrir en una lectura política errada.
 
Por primer vez en muchos años el aparato sindical íntegro se volcó en las calles.
 
Otro incordio para el macrismo podrá ser el cierto grado de deslegitimación callejera que sufrieron Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña como conductores de la máxima representación obrera.
 
¿Que garantías podrá brindarle la CGT en un posible nuevo diálogo para distender el clima?. ¿No se le habría acotado al triunvirato, aún mas, la chance de diferir un paro nacional?. ¿Cual será su margen de maniobra?.
 
El problema del reencuentro de las parte radicaría en las visiones antagónicas que poseen sobre la coyuntura. El Gobierno remarca la baja inflacionaria. La CGT la adjudica sólo a la caída del consumo. El Gobierno habla que comenzó un ciclo de creación de empleo. La CGT denuncia despidos. El Gobierno habla de una reactivación. La CGT de recesión. El Gobierno sostiene que la apertura de las importaciones es hoy menor al 2016 y 2015. La CGT sostiene que la importaciones llevan a la quiebra a las medianas empresas.
 
La única opción que la CGT descarta dentro del PJ es el kirchnerismo. Muchísimo mas después del final escandalosos que tuvo la concentración de ayer, en la cual los K tuvieron una elevada responsabilidad. Cristina había adherido expresamente a la convocatoria. Los secretarios de la CGT renegaron de tal adhesión. Se trata de una historia que no tiene retorno.
 
Fuente: Urgente 24
 
Agreganos como amigo a Facebook
22-03-2017 / 09:03
Ya se quejaron los usuarios, ya se conocieron los reclamos de los comerciantes y ya hubo polémica política. Lo único que faltaba para confirmar que el plan "Precios Transparentes" está lejos de los objetivos buscados por el Gobierno era el dato del impacto sobre los bancos.
 
Por lo pronto, los números muestran una contundente caída en los créditos generados luego del cambio regulatorio impuesto por el BCRA. Según datos del organismo, los montos financiados por las entidades se desplomaron en febrero a niveles similares a los vigentes en igual mes de 2014: apenas alcanzaron los $17.700 millones.
 
Pero claro, en el medio hubo una muy alta inflación, de modo tal que si se consideran los aumentos de precios acumulados en estos dos años, entonces la caída de la financiación -en términos reales- es nada menos que del 60% (tomando como referencia el IPC de la Ciudad de Buenos Aires).
 
Alguien podría argumentar que ese derrape estuvo fuertemente influenciado por la recesión de los últimos doce meses, pero no es tan así. Aun si la comparación se efectúa sólo entre enero y febrero (lapso en el que el único cambio de fondo fue la regulación de las tarjetas) el descenso también ha sido alarmante: superó el 60%.
 
Para los banqueros, la luz de alerta se prende a raíz de la enorme caída en un rubro clave: la generación de intereses. Si se compara cuánto cobraron por el ingreso de fondos del mes anterior ($1.653 millones) frente a los de febrero ($663 millones), la conclusión es elocuente: dejaron de facturar casi $1.000 millones.

22-03-2017 / 09:03
22-03-2017 / 09:03
22-03-2017 / 08:03
22-03-2017 / 08:03
Al anunciar los resultados del Plan Argentina Aprende 2016, el presidente Mauricio Macri se salió del libreto intentando desprestigiar la labor de los maestros, pero terminó desnudando su verdadero pensamiento reaccionario cuando subrayó, como si fuera un mero comentarista de la realidad, "la terrible inequidad entre el que puede ir a escuela privada versus aquel que tiene que caer en la escuela pública".
 
Macri se mostró "sorprendido" por los resultados pese a que su gobierno viene filtrando hace días los resultados de los exámenes a través de los medios afines como Clarín y La Nación. El Gobierno buscaba impactar con los resultados de las pruebas y responsabilizar a los gremios de "destruir la educación pública". En vez de eso, el Presidente fue cuestionado por sus prejuicios sobre el sistema educativo público, que la mayoría de su gabinete jamás pisó.
 
La estrategia fue adelantada desde hace días: Macri buscaba presentar los resultados del Plan Aprender en medio del conflicto docente que ya lleva tres semanas, a un día de la Marcha Federal Docente y cuando le exigen que respete la ley y convoque a la paritaria nacional. Buscaba así contraponer las demandas salariales a los resultados de la evaluación. No obstante, el desliz en el discurso terminó exponiéndolo a las críticas.
 
El uso del verbo "caer" generó una polémica que se trasladó enseguida a las redes sociales, generando una oleada de críticas en Twitter, donde varios usuarios recordaron que "René Favaloro tuvo que caer en la escuela pública", mientras que otros mensajes destacaban que la frase usada por el jefe de Estado resume el "desprecio" del mandatario por la escuela pública. "Yo caí en la universidad pública. A vos se te nota que caíste en la privada, no sabés ni hablar. En cuanto a la inequidad, sos el presidente: arreglala", decía otro.
 
La posición entre educación pública y privada se ve reforzada por los datos de los años en los que Macri fue jefe de Gobierno porteño, en los que se subejecutaron las partidas destinadas a la educación pública a la par de que crecían las que iban a subsidiar la privada. Si le preocupa la educación pública, ¿por qué discontinuaron los programas de capacitación? ¿por qué los chicos se quedaron esperando una netbook que nunca les llegó? ¿por qué no distribuyen libros?...
 
Este nuevo entuerto mediático se da luego del acaecido el fin de semana, cuando en el programa de Mirtha Legrand, Macri no supo contestar cuánto era el haber mínimo de un jubilado, y aseguró que constaba de "nueve mil y pico", cuando en realidad se ubica en los $6.394, y a pesar de que se le enmendó el error en el que había caído, siguió ratificando que la mínima era de "nueve mil y pico de pesos". Horas difíciles las que vive Macri con respecto a sus palabras públicas. Sin libreto no puede ocultar su pensamiento oligárquico.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar