La Opinión Popular
                  06:59  |  Martes 22 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Agraviados en nuestra dignidad, heridos en nuestros derechos, despojados de nuestras conquistas, venimos a alzar en el punto donde otros las dejaron, viejas banderas de la lucha”. CGT de los Argentinos, 1 de mayo de 1968
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 16-02-2017 / 10:02
CON LO JUSTO Y EN MEDIO DE UN ESCÁNDALO, LA ALIANZA CAMBIEMOS LOGRÓ APROBARLA

Cristina Cremer de Busti en contra de la reforma de la ley de ART

Cristina Cremer de Busti en contra de la reforma de la ley de ART
Cristina Cremer de Busti en contra de la reforma de la ley de ART.
La Diputada Nacional Cristina Cremer de Busti, integrante del bloque del Frente Renovador, votó en contra del proyecto de reforma de la ley de A.R.T. promovido por el oficialismo, por entender "que los únicos perjudicados con ese proyecto son los trabajadores".
 
En la sesión extraordinaria de la Cámara de Diputados de la Nación, que se llevó adelante este miércoles en horas de la tarde, se debatió el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo que contaba con media sanción de la Cámara de Senadores, y el cual tenía como fin reformar la cuestionado ley de A.R.T. Con lo justo y en medio de un escándalo, la alianza Cambiemos logró aprobarla.
 
Entre los puntos principales del proyecto, ahora convertido en ley, plantea la instancia obligatoria de las comisiones médicas para homologar lo dictaminado por los médicos de las aseguradores de riesgo de trabajo.

 
Al hacer uso de la palabra, Cremer justificó su voto en el reciento esgrimiendo que "no somos partidarios de cercenar derechos de los trabajadores en pos de cumplir con los caprichos de las empresas y menos aun cuando lo que se pretende aprobar no pasa ningún test de constitucionalidad. Debemos tener en cuenta que los trabajadores no son descartable, debemos protegerlos y darle los medios necesarios para evitar accidentes".
 
Agrego además que en "el caso puntual de Entre Ríos que solo cuenta con 2 comisiones médicas y un inspector para toda la provincia, un proyecto como éste solo lograría ponerle obstáculos para que el damnificado logro una justa indemnización".
 
Para finalizar la legisladora manifestó que "si lo que se busca es reducir el número de litigios, se debería trabajar en la prevención de los accidentes y para ello es necesario mayor inversión de empleadores, ART y una mayor gestión y control por parte del Estado".
 
Además de Cremer, los diputados Facundo Moyano y Margarita Stolbizer, entre otros, dieron su negativa a la iniciativa votada.
 

Agreganos como amigo a Facebook
21-05-2018 / 12:05
15-05-2018 / 16:05
15-05-2018 / 09:05
14-05-2018 / 21:05
El Fondo Monetario Internacional (FMI) anticipó lo que ya se daba por descontado. El préstamo stand-by que le ofrece al gobierno de Mauricio Macri (cuyos montos y detalles son guardados bajo siete llaves) está atado a una serie de conocidas instrucciones que deberán inexorablemente cumplir.
 
Estas son reducción del déficit fiscal, disminución de empleados públicos, reducción de jubilaciones y planes sociales, disminución de las transferencias a las provincias y municipios, mayor apertura comercial a las importaciones, liberalización financiera y profundización de las reformas laborales: abaratando el despido, fomentando el empleo temporario y limitando las negociaciones paritarias.
 
Qué decir que ya no se sepa. Esta política de paulatina pérdida de la soberanía y de manos libres al FMI para intervenir en nuestros asuntos internos es una calesita que nos lleva a los viejos lugares del fracaso. Otra vez la sensación de "esto ya lo vivimos": devaluación, inflación más recesión, sin crecimiento y destrucción del aparato productivo. El "mercado" -ese conjunto de atorrantes- manda en el reino de la especulación, mientras comercios, pymes e industrias bajan sus persianas. Es el esplendor de la mala praxis neoliberal.
 
Cuando estaban ensoberbecidos por los focus groups, que los mostraban ganadores hasta 2027 no le daban bola a nadie. De pronto, como una espada de Damocles, aparece el fantasma de la crisis de 2001. La palabra "corralito", tímida, se cuela en las conversaciones y hasta su ideólogo, Domingo Cavallo, vuelve a la fama en los canales de televisión afines al Gobierno.
 
Ahora, ante la crisis, Macri se acordó de los gobernadores del PJ y los convocó, le pidió apoyo o silencio respecto del acuerdo con el FMI. En la reunión, mediante una sutil presión política, sobrevoló el chantaje del recorte de los recursos financieros de la Nación. Pero también la zanahoria de la obra pública y la promesa de "no entorpecer" las aspiraciones reeleccionarias de aquellos gobernadores que aspiran y pueden seguir en su cargo en 2019.
 
Los gobernadores del PJ lo escucharon y comprometieron apoyo, pero ninguno de ellos lo hizo luego en público al retirarse de la Casa Rosada. Ese silencio es político: busca evitar que el Presidente les traslade el costo ante la sociedad de haber recurrido al sometimiento del país a la voluntad absoluta del Fondo Monetario, que equivale prácticamente a la supresión formal del derecho de autodeterminación de nuestro pueblo.
 
Así las cosas, el gobierno de Macri no ha podido articular un nuevo "relato" que le permita recuperar algo de terreno político y de imagen perdida que reflejan todas las encuestas. Lo que ha hecho es: minimizar la crisis, minimizar la duración, minimizar el impacto social y minimizar las exigencias que impondrá el FMI. Un verdadero disparate.
 
La Opinión Popular

13-05-2018 / 10:05
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar