La Opinión Popular
                  18:49  |  Viernes 28 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“El modelo económico que aplica el Gobierno atrasa 40 años y hay que cambiarlo porque estamos en estanflación, se triplicó la deuda y tenemos un problema de fuga de capitales”. Aldo Pignanelli
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 14-02-2017 / 17:02
RECLAMÓ POR UNA REFORMA EDUCATIVA INTEGRAL

Claudio Puntel: “La cuestión de infraestructura nos une con los padres reticentes a las medidas de fuerza”

Claudio Puntel: “La cuestión de infraestructura nos une con los padres reticentes a las medidas de fuerza”
El secretario General de AGMER, Claudio Puntel, reclamó por el cumplimiento de la paritaria de infraestructura del 2013. Foto: Blas García para La Opinión Popular (Permitida su reproducción citando la fuente)
Este lunes comenzaron las reuniones entre el gobierno provincial y los sindicatos docentes para avanzar en la discusión salarial de cara al 2017. Con los riesgos de no comenzar de manera normal las clases, escenario habitual desde hace un tiempo, la problemática educativa merece un análisis integral sobre donde se está parado.
 
Claudio Puntel, secretario de AGMER Paraná, dialogó sobre una serie de puntos que se imponen como discusión más allá de lo salarial. Infraestructura edilicia, metodologías de enseñanza, estructura del sistema educativo, conflictos sociales e intenciones del poder establecido son algunos de los ejes de la conversación. Además, la recomposición salarial que comenzará a discutirse de lleno el próximo martes con la primera propuesta del gobernador Gustavo Bordet.
 
Por otra parte, se refirió al vínculo con los padres y las reticencias de algunos de ellos a las medidas de fuerza: "Existen y son lógicos, pero son mínimos. La cuestión de infraestructura nos une con los padres reticentes a las medidas de fuerza", explicó.
 
Todo indica que no se comenzará de manera normal las clases en la provincia, aunque resta que se muevan las fichas en el tablero. 

 
Cada año se discute sobre lo mismo y pareciera que los responsables de la situación se beneficiaran a costa del conflicto. Quizá algunos pensarán que las responsabilidades de una decisión como no empezar las clases se reduce a la cuestión gremial, pero lo cierto es que esa postura es el final de un proceso que lleva a tomar este tipo de decisiones. Los docentes, también padres, reclamaron desde finales del 2016 la necesidad de discutir paritarias desde entonces para, de esa manera, adelantar los tiempos y poder avanzar en soluciones de manera previa al inicio de clases. Las reuniones, por voluntad del gobierno provincial, comenzaron este lunes 13 de febrero. La primera oferta salarial será el próximo martes, a tan sólo dos semanas de lo que está dispuesto como día para que reinicien las clases. Todo parece indicar que no se llegará, aunque resta observar la contundencia -o no- de la oferta salarial del gobernador.
 
"Bordet viene induciendo de manera pública que la situación financiera de la provincia es el argumento que le pone techo a la paritaria. El gobernador dijo que pretende fijar la paritaria acorde a la inflación pero con la "responsabilidad" de no provocar un descalabro en las finanzas de la provincia", explicó Bordet en relación a lo que se prevé sea la postura de las autoridades.
 
El techo y el piso de las paritarias es una discusión clave para un buen desarrollo de las mismas y la intervención del gobierno nacional dio muestras de su voluntad: desprenderse de las responsabilidades como máximo órgano de gobierno responsable del derecho a la educación. La ley establece que las paritarias nacionales son una obligación y que estas sirven como criterio unánime para las provincias, que de no lograr asumir los compromisos mínimos asegurados por Nación, será el Poder Ejecutivo Nacional quien deberá afrontar la diferencia. Sin embargo, la decisión del gobierno de Cambiemos fue no realizar la discusión nacional.
 
En ese marco, desde AGMER Paraná celebraron la decisión de CTERA de convocar a la lucha nacional para torcer el brazo del macrismo. Puntel calificó como "preocupante" la postura del gobierno nacional que pretende "desentenderse de parte del financiamiento a la educación pública". Además, señaló la "complicidad" de Bordet ante esta decisión, ya que "en los hechos no se resistió esta medida". Se está organizando una movilización nacional y federal para que el ministro de Educación, Esteban Bulrrich cambie de postura.
 
 
Los paros, las asambleas y los padres
 
Nadie duda de la importancia de la educación, la clave del conflicto docente está en comprender y determinar cuáles son los niveles de responsabilidades de dicha problemática. Bajo este eje se han desarrollado diversos debates históricos y presentes sobre la legitimidad del reclamo de los trabajadores de la educación y el rol que ocupan los padres. Esto es una preocupación para los gremios que defienden su postura, comprenden la posición de los padres y señalan a las autoridades como responsables. Pero esta tensión ha sido resuelta, en muchos casos, por la propia realidad: "Siempre hay algún descontento a la hora del paro y que los padres no saben que hacer con el pibe cuando se van a trabajar. Existen y son lógicos, pero son mínimos frente a la realidad de tener que mandar a tu hijo a una escuela donde se le puede caer un ladrillo en la cabeza o quedar electrocutado".
 
"Nosotros no podemos pretender que el padre luche por nuestro salario, nos daría vergüenza que otro esté en la calle por mí. Pero la cuestión de infraestructura te une con los padres reticentes a las medidas de fuerza. Un ejemplo de eso es Maximiliano Vitale que nos insultaba cuando estaba en el auto y se encontraba una marcha", señaló Puntel. Vitale es presidente de la cooperadora de la Escuela Bernardino de Rivadavia, la cual sufrió un incendio y como padre de alumnos de la escuela que, en su realidad cotidiana, vio la ligazón entre sus demandas y las de los docentes.
 
En esa línea, Puntel destacó que el sindicato encontró en la convocatoria a los padres a las propias asambleas una manera de tender los puentes que combatan las intenciones de deslegitimar los reclamos de los trabajadores por parte de los sectores patronales. "Alentamos a constituir asambleas con los padres porque entendemos que lo que estamos pasando nos afecta a todos, no sólo a quienes estamos en las escuelas sino a todo el pueblo entrerriano".
 
En 2013 se anunció la conformación de las comisiones que iban a trabajar sobre las paritarias de infraestructura, donde se logró -a través de discusiones y debates- realizar un análisis de la situación edilicia y se homologó por ley una serie de cuestiones mínimas que el Consejo General de Educación (CGE) debería garantizar. Sin embargo con el paso del tiempo, pocas cosas de lo que se acordó se cumplieron y la Justicia -siempre rápida para frenar medidas de fuerza de los docentes- no actuó ante el incumplimiento por parte del organismo educativo.
 
"El problema es que todo eso que se ha acordado no se ha cumplido en lo más mínimo, si vos lees algunas de las cosas que dice la paritaria sería maravilloso: hasta cambiar vidrios simples por vidrios más fuertes en las ventanas. Otro ejemplo: dice bien en claro que el CGE es el encargado de asegurar que se coloquen y luego controlar la vigencia de los matafuegos en las escuelas, y eso no sucede, jamás lo hicieron. Basta con que vayan a las escuelas para verlo, es una cuestión de voluntad", lamentó el dirigente sindical.
 
Cabe recordar, que tras el episodio de incendio en la Escuela Rivadavia, la lucha entre los padres, docentes y alumnos de la comunidad educativa logró que Bordet gire fondos de alrededor de 15 millones de pesos dirigidos a reformas de infraestructura en distintos establecimientos educativos.
 
 
La necesidad de una reforma educativa integral
 
A menudo se oyen las quejas de las generaciones avanzadas sobre la distancia que hay entre la educación actual y la de antes. Con un dejo de nostalgia y mucho de conservadurismo no se logra comprender que los cambios socioculturales imponen una discusión de reforma educativa que no se ancle en el pasado, sino que se avance en nuevos modos para que articulen los docentes con los jóvenes en los ámbitos educativos. La autoridad del docente no se construye del mismo modo que se lo hacía a principios del SXX.
 
Este análisis da muestra de la necesidad de una discusión integral sobre la educación pública en la Argentina. Si bien se repite como cliché, la educación es el futuro de una Nación. Pero esta frase se convierte en cliché ante cada campaña electoral que se incumple una vez que se accede al poder. Fiel ejemplo fue la promesa de una revolución educativa cuando a poco más de un año de gestión del gobierno nacional, sólo se agravaron los problemas existentes al 10 de diciembre del 2015.
 
"Es necesaria y urgente una discusión de reforma integral de la educación argentina. Es parte de nuestra lucha. Nosotros denunciamos desde lo más evidente que es el presupuesto, pero la forma de organización de las escuelas (secundarias y primarias), la forma que se resolvió la cuestión de Ciencia y Tecnología y su desguace, la especificación de la escuela secundaria ante la elección de la orientación y dejar de recibir campos de conocimiento", explicó Puntel.
 
Tal como pasaba en tiempos del Polimodal, los jóvenes en las secundarias eligen una orientación y en ese momento resignan una serie de conocimientos necesarios para distintos aspectos de la vida. La especificidad de los contenidos apunta a brindar herramientas de simple elementalidad a las personas y que su desarrollo futuro no escape de una orientación acotada. Es decir, que no salga del rebaño si lo observas desde una perspectiva que pretende analizar los objetivos de un plan educativo.
 
"Constituyen una escuela donde la mayoría reciba lo poco y elemental, mientras que para las clases dominantes hay escuelas de elite. Nosotros a esto lo denunciamos como proceso de vaciamiento, elitización y privatización de la escuela pública", explicó Puntel. Además, señaló que "en esto si hay continuidad entre el kirchnerismo y el gobierno actual". Este proceso de tecnocratización de la educación se puede observar también en la voluntad del gobierno de alejar a los directores de su rol docente y que se vayan día a día convirtiendo más en directivos.
 
Para finalizar, Puntel destacó el rol del docente en la formación de espíritu crítico que pueda accionar a contra pelo de esta voluntad del poder de educar para dejar todo como está en defensa del status quo. Además, valoró que la escuela pública es el mejor lugar para comprender lo que está pasando en un país y su rol igualitario: "Creo que la escuela es el lugar más fuerte para garantizar la democratización de la comunicación social. No sólo por el vínculo con el pibe sino también con el vínculo con la comunidad. Ahí es donde te encontrás con una caja de resonancia que te da todo lo que está viviendo el pueblo, a pesar de la propaganda y el slogan ahí aparece la realidad cruda y podés ir hilando lo que le está pasando a ese papá, adentro de esa familia, con lo que nos pasa a todo", explicó el secretario General.
 
Por JCB de ANALISIS DIGITAL
 
Fuente: Análisis Digital
 

Agreganos como amigo a Facebook
28-04-2017 / 10:04
27-04-2017 / 12:04
27-04-2017 / 11:04
27-04-2017 / 11:04
26-04-2017 / 20:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar