La Opinión Popular
                  15:07  |  Domingo 22 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“A los que les guste mucho la plata hay que correrlos de la política. Hay que buscar gente que viva con sencillez, con sobriedad, como la inmensa mayoría de la sociedad”. Pepe Mujica
Recomendar Imprimir
Nacionales - 14-02-2017 / 15:02
DE LA CORRUPCIÓN DEL GOBIERNO ANTERIOR DEBE ENCARGARSE LA JUSTICIA

Gobierno y oposiciones atascados en reproches

Gobierno y oposiciones atascados en reproches
Gobierno y oposición atascados en reproches.
El arribo del presidente Mauricio Macri a la casa de gobierno por distintas razones congregó expectativas similares a las del doctor Raúl Alfonsín en 1983. Alfonsín debió rescatar a la democracia para el país, país secuestrado por una de las más feroces dictaduras. Y lo hizo. Alcanza con recordar para esta aseveración el juicio a las Juntas.
 
Mauricio Macri llegó al poder en el 2015 para rescatar a la democracia de la más feroz corrupción explícita. Hasta hoy no lo hizo. Es más, determinados actos de su Gobierno se encaminan en sentido contrario del cambio moral prometido.
 
Para ser más clara: de la corrupción del Gobierno anterior debe encargarse la Justicia. Suena desalentador observar cómo el propio Cambiemos busca que Cristina Fernández de Kirchner sea el rival a vencer.
 
Por los hechos de público conocimiento, la discusión electoral entre los unos y los otros no saldría de un único tema: la corrupción. Unos y otros se acusarían de las corrupciones concebidas.
 
Está claro que la desacertada gestión del macrismo y la nebulosa que representan las oposiciones posibilitan que el kirchnerismo siga apareciendo como una opción.

 
Una vez más, se debe recordar que la corrupción mata, especialmente a los más indefensos, que suelen ser los más necesitados. La corrupción acorrala y extingue. Donde ella habita no hay remedios ni vendas, no hay trabajo digno, no hay educación pública que iguale oportunidades. Donde hay corrupción la democracia llora herida. Argentina debe, tanto la dirigencia política como la sociedad, dejar de comparar el hoy con el ayer.
 
Hoy se vive un anticipo de lo que vendría. A las escuchas de Cristina Fernández de Kirchner y Oscar Parrilli se contraponen las de Daniel Angelici, Fernando Mitjans y Luis Segura.
 
No se sabe a ciencia cierta quiénes fueron, pero desde algún nicho de poder se filtró un silenciado acuerdo logrado en junio de 2016 sobre el affaire Correo Argentino-Franco Macri.
 
Imaginemos por un segundo un debate entre un candidato K y un candidato M: "¡Vos, fulanito, no tenés entidad moral porque se robaron la Casa de la Moneda!" y "¡Vos, menganito, que le regalaste a tu jefe el Correo!".
 
Hace rato que la ideología está de vacaciones en Argentina. Y no sólo en el ámbito nacional. A hoy está claro que la desacertada gestión del oficialismo y la nebulosa que representan las oposiciones posibilitan que el kirchnerismo siga apareciendo como una opción.
 
Recuerdo una definición del ex presidente chileno Ricardo Lagos: "El problema de los gobiernos de derecha es que siempre oyen más a los que más tienen". Tal vez este sea el marco sobre el cual se asienta el tema Correo Argentino de la familia Macri.
 
Llama la atención que al cierre de este análisis Lilita Carrió no se haya manifestado. Por quienes están involucrados, el tema trasciende lo jurídico y va hacia lo político.
 
Según nuestras fuentes, a pedido del diputado Sergio Massa, su principal espada parlamentaria, la diputada Graciela Camaño se abocó el fin de semana al estudio pormenorizado del caso.
 
Algunas consideraciones: el delito aún no se consumó; no obstante la responsabilidad principal recae en el ministro de Comunicaciones Oscar Aguad, dado que tomó atribuciones que no le corresponderían.
 
Llama la atención que no fuese consultado explícitamente el procurador del Tesoro, ya que están en juego millones de pesos del Estado. También llama la atención que el veterano hombre de la política, hoy ministro, Oscar Aguad, se haya "cortado solo", cuando recientemente hubo despidos aleccionadores en el gabinete de Macri. Según trascendió, se produjeron no por el resultado de sus gestiones, sino por no estar en sintonía con el Gobierno nacional.
 
Mientras tanto, hoy el sector metalúrgico, previo a la movilización convocada por la CGT para el 7 de marzo, hará oír su voz pidiéndole al ministro de la Producción que intervenga ante tantas suspensiones y despidos.
 
Consultado el embajador argentino en China sobre esta problemática, el doctor Guelar dijo: "Debemos hacer acuerdos por sector, marcar cupos. Esto se puede hablar con economías aún como la china". Remató diciendo "producir barato no es el secreto del éxito. En los últimos 10 años el 60% de la economía china está en manos privadas, empieza a ser un mito que producir en China resulta barato".
 
Mientras Gobierno y oposiciones siguen atascados en sus reproches y en el ayer, el Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria que mide mensualmente el valor de una canasta de bienes y servicios estática en la ciudad de Rosario nos cuenta que de enero de 2016 a enero de 2017 la canasta aumentó el 37,8%, de 16.076 pesos pasó a 22.151 pesos. El 70% de esta última cifra, casi 16 mil pesos, debe destinarse al pago de servicios.
 
La inflación de enero fue de 2,67%, dice su titular Juan Aviano, que la produjo el Estado nacional con el aumento del combustible del 8%; el provincial con el aumento de luz y agua del 38%; el municipal con el aumento de las TGI del 28,54 por ciento.
 
Lo más importante es que la leche y sus derivados, la carne y el pan aumentaron en enero un cuatro por ciento. Los empresarios panificadores manifestaron que el consumo de pan cayó en el 2016 entre un 20-25 por ciento.
 
El presidente Mauricio Macri durante el fin de semana pasado anunció un nuevo plan, en este caso, Patagonia, que conceptuó él mismo como épico. Recordar que el Plan Belgrano también tuvo ese mismo marco sin resultados aún a la vista.
 
Una epopeya resultaría gobernar con transparencia y esclavitud ante la ley y con el límite de las instituciones. De concretarse, esto sí sería un pasaporte de cambio hacia un futuro que hoy va para atrás.
 
Por María Herminia Grande
 
Fuente: Infobae
 

Agreganos como amigo a Facebook
21-04-2018 / 17:04
21-04-2018 / 10:04
Un nuevo recorte de personal en el Estado, llevado a cabo esta vez por el Ministerio de Agroindustria, se cobró ayer 330 puestos de áreas sensibles, como agricultura familiar, comercio exterior y estatus fitosanitario. Se dispuso el jueves, mientras se completaba la tanda de telegramas, asueto general en la sede de Paseo Colón y Azopardo y encargó un operativo policial para custodiar el edificio central.
 
Desde el organismo que conduce el ex titular de la Sociedad Rural, el oligarca Luis Miguel Etchevehere, confirmaron que esa cifra corresponde apenas a las áreas dependientes de la administración nacional. "Los despidos involucran un 50 por ciento de trabajadores de Capital Federal y otro 50 por ciento del Interior del país", señaló un vocero de Agroindustria.
 
El Ministerio ya había reducido en los últimos dos años en 700 puestos su plantilla de personal y ahora se sumó una poda sobre casi el 10 por ciento de la nómina actual (3500 empleados).
 
Los gremios advierten que la misma suerte correrían trabajadores de organismos descentralizados (INTA, Senasa, Inase-Inidep y el Instituto Nacional de Vitivinicultura), pudiendo elevarse la cifra de despedidos a 958, y se declararon "en estado de alerta y movilización".
 
La decisión de Etchevehere de decretar asueto hasta el lunes, cercar con policías el acceso a la sede del Ministerio y rechazar los pedidos de reunión con los delegados sumó tensión a la situación. "Lejos de calmar los ánimos y llevar tranquilidad, parecen estar empeñados en echarle más nafta al fuego", criticó ATE a través de un comunicado.

21-04-2018 / 09:04
Frente al descenso inevitable de su imagen, producido por la crisis de la economía que generaron las medidas del gobierno de Mauricio Macri, la Casa Rosada renueva su arsenal con algunas apuestas que se empiezan a vislumbrar.
 
Hay una expectativa exagerada en el macrismo por el funcionamiento de la obra pública bajo el mecanismo de Participaciones Público-privadas (PPP) por las que las corporaciones constructoras ya comprometieron seis mil millones de dólares de inversión para los primeros cuatro años.
 
En estas licitaciones, las empresas se comprometen a conseguir el financiamiento internacional, pero es el Estado el que sale como garante. Constituye una forma de endeudamiento encubierto, porque las que toman el dinero son las empresas y el riesgo lo toma el Estado.
 
Los contratos garantizan a los financistas la posibilidad de litigar en tribunales extranjeros. Esta modalidad ha levantado polémica en Europa porque los PPP son muy restrictivos para los Estados y porque el riesgo que recae en los gobiernos resulta excesivo.
 
Entre la espada y la pared por su enorme deuda, en Grecia los PPP se convirtieron en una vía desesperada de financiamiento. Se calcula que con ese mecanismo cada kilómetro de ruta nueva costó 70 por ciento más de lo presupuestado.
 
Las PPP, que involucran a las principales corporaciones locales, encabezadas por la flamante SACDE, que es la ex IECSA del grupo Macri, iban a ser anunciadas esta semana y se postergaron para el próximo martes con la esperanza de utilizar también su lanzamiento para neutralizar el mal clima creado por los tarifazos.
 
Las PPP serán el corazón de la estrategia del macrismo para reactivar una economía que está en plena crisis, con indicadores macro muy negativos y con el augurio nefasto de una magra cosecha de granos por las inundaciones.
 
Así como las PPP se lanzan en estos días para tratar de reavivar la economía y sostener la imagen alicaída del gobierno, también en estos días se conoció el dictamen de la jueza María Servini para intervenir el Partido Justicialista y designar como interventor a Luis Barrionuevo.
 
La práctica oficial de judicializar la política a través de la manipulación de los jueces ha sido una marca del macrismo. La intervención a un PJ que no había trasgredido ninguna norma es una maniobra que busca demonizar al adversario y frustrar la posibilidad de que el peronismo construya una sola candidatura para el 2019.
 
La intervención está destinada al fracaso. Pero con el sello del PJ y la complicidad de las corporaciones mediáticas se convertirán en propaladores de un  mensaje destinado a entorpecer el proceso de unidad que buscarán por otro lado las corrientes peronistas más representativas. 

20-04-2018 / 16:04
20-04-2018 / 10:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar