La Opinión Popular
                  10:45  |  Martes 23 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Es falso que si los combustibles aumentan en el mercado internacional tienen que hacerlo en el país. El petróleo que consumimos se extrae y se comercializa en la Argentina y debe estar atado a nuestros propios costos”. Pino Solanas
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 13-02-2017 / 12:02
PELOTERA EN EL OFICIALISMO GUALEGUAYCHENSE

Juan José Bahillo, sin diálogo con el intendente ultra K Piaggio

Juan José  Bahillo, sin diálogo con el intendente ultra K Piaggio
Ex intendente de Gualeguaychú y actual jefe de bloque de diputados provinciales del FpV, Juan José Bahillo. Foto: Blas García para La Opinión Popular (Permitida su reproducción libre citando la fuente)
El ex intendente de Gualeguaychú y actual jefe de bloque de diputados provinciales del FpV, el peronista Juan José  Bahillo, confirmó su distanciamiento con el actual intendente, el ultra K Martín Piaggio y reveló que desde hace un año se pone a disposición, pero no lo llama, "hoy la agenda de prioridades la establece Martín y él ha decidido protagonizarla de manera personal y con su gente", reveló.
 
Bahilo también tomó distancia de las etapas del peronismo, evitó etiquetarse en algunas de sus expresiones internas y eligió en cambio denominarse sólo "peronista". "Nadie puede negar la importancia del Frente para la Victoria dentro del Peronismo, pero si me preguntás mi opinión personal (represento) al Peronismo", expresó el diputado.

 
"La propia gestión distancia. Tengo mucho trabajo en Paraná. Con Piaggio me he puesto a disposición de él en incontables oportunidades. También con los funcionarios, secretarios y directores, para ayudar en lo que uno pueda aportar a partir de la experiencia y desde el lugar que uno ocupa en la Provincia. Hoy la agenda de prioridades de trabajo la establece Martín (Piaggio) y él ha decidido protagonizarla de manera personal y con su gente. Hoy no hay contacto, no hay trabajo en equipo, aunque a mí me en lo personal me gustaría que haya", dijo Bahillo al diario El Día.
 
Para el ahora legislador "cuando uno es Intendente fija prioridades y fija un modo de gestionar. Después es la gente la que dirá si ese modo es exitoso o no. El éxito se mide en mejorar la calidad de vida de los vecinos, en definitiva. Cómo se hace, si se trabaja de manera más personalizada o en equipo, los elige el Intendente. Me puse a disposición durante todo un año, pero parece que uno no tiene mucho para aportar".
 
"Por ahí, a Martín sólo hay que darle el tiempo necesario, recién lleva un año. Yo no dudaba en incorporar gente, no dudaba en dejarme ayudar. Primero, porque uno no es dueño de la verdad, y segundo porque un Intendente no tiene que saber de todo ni tiene que estar en todo. A la semana de asumir, el 10 de diciembre del 2011, con un listado de obras y de prioridades, convoqué a Pemo Guastavino, Liliana Ríos, Leticia Angerosa y Natalio Gerdau, quienes eran los legisladores nacionales y provinciales en ese momento. Y, concretamente, les pedí que me ayuden con distintas gestiones, porque solo no podía. Y trabajamos durante cuatro años de esa manera".
 
Finalmente, evaluó que "quizás uno naturaliza la manera y los modos de gestionar. Pensé que podíamos trabajar en similares condiciones. Y no digo 'no me llamaron', me puse a disposición durante casi un año... y uno entiende por hechos y acciones concretas que el intendente quiere protagonizar él la gestión de la obra pública, y eso debe ser respetado. En definitiva será la gente la que evalúe los resultados", cerró Bahillo.
 
Fuente: RecintoNet
 

Agreganos como amigo a Facebook
23-01-2018 / 09:01
La cuestión es que el macrismo sigue sin contar con mayoría propia en ninguna de las dos cámaras del Congreso Nacional. La idea del núcleo duro de la Casa Rosada de gobernar en soledad, bordando acuerdos ad hoc por tema para evitar un entendimiento global con el peronismo, encierra costos importantes que ahora empiezan a sentirse.
 
Otra vez está a prueba la gobernabilidad surgida de las elecciones de 2015. En esas circunstancias, es inevitable una negociación permanente que tendrá dos interlocutores ineludibles: el gobierno de Macri y el PJ, expresado institucionalmente en un triángulo integrado por los gobernadores, los legisladores nacionales y el sindicalismo nucleado en la CGT.
 
En política no alcanza con tener razón, tampoco con gozar de la legalidad, la legitimidad o tener los votos. "La caja", no todo lo compra. Incluso se puede tener la mayoría y perderla. Hasta el respaldo de TN, Radio Mitre, Clarín y La Nación no aseguran el éxito; ni los ataques o la acción desvirtuadora de los  bots ytrolls de Marcos Peña. La política es tejer alianzas, es persuadir a las corporaciones no políticas, es imponer el discurso propio sobre las críticas opositoras, es evitar que los opositores se unan.
 
Ante este panorama, el gobierno de Macri implementa una estrategia en base a mini-acuerdos a disgusto con los gobernadores del PJ, bajo amenazas más o menos veladas y promesas de fondos, que después de dos años dejan esa sensación de estar en un equilibrio precario. Es el viejo sistema de látigo y chequera de los K.
 
El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, anotició a sus pares del Gabinete que el Presidente demanda un trato preferencial para los gobernadores que apoyaron la reforma previsional. En sus propias palabras, que "ayudaron a garantizar la gobernabilidad". Son 10. Uno de ellos es Gustavo Bordet. Un verdadero abrazo del oso. 
¿Por qué lo hacen? Porque son un gobierno en minoría. Pero esto solo funciona en la medida que el peronismo siga dividido.


La Opinión Popular

22-01-2018 / 12:01
22-01-2018 / 11:01
21-01-2018 / 18:01
20-01-2018 / 17:01
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar