La Opinión Popular
                  06:31  |  Jueves 19 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“A los que les guste mucho la plata hay que correrlos de la política. Hay que buscar gente que viva con sencillez, con sobriedad, como la inmensa mayoría de la sociedad”. Pepe Mujica
Recomendar Imprimir
Nacionales - 11-02-2017 / 10:02
LE PEDIRÁN A AGUAD UNA FIRMA Y UN INFORME TÉCNICO

La estrategia del massismo para acorralar a Macri con el escándalo del Correo

La estrategia del massismo para acorralar a Macri con el escándalo del Correo
Los diputados de Massa preparan un intenso cuestionario para acorralar a Aguad cuando vaya al Congreso. La principal pregunta que le espera a Aguad es por qué razón no firmó él mismo el acuerdo con Franco Macri y lo delegó en un funcionario de menor rango.
El radical macrista Oscar Aguad deberá volver seguido al Congreso pero esta vez para explicar, con más detalle, el acuerdo que el Ministerio de Comunicaciones firmó el año pasado con Franco Macri para cobrar su deuda por la concesión del Correo Argentino, considerado abusivo por la fiscal Gabriela Boquín, que la Casa Rosada empezó a vincular con el cristinismo.
 
Es que no le será tan fácil resolver las dudas con una visita fugaz, como sugirió este jueves y gestionará la para la semana próxima. "Si el cuerpo no decide una interpelación, el ámbito para responder es la Comisión de Comunicaciones y allí lo vamos a citar", adelantó su presidente, el diputado de la Democracia Cristina Juan Brügge, aliado del Frente Renovador.
 
Con respaldo de Graciela Camaño, Brügge diseñó un listado de preguntas a Aguad que podrían dejarlo contra las cuerdas. Camaño anticipó que no se conformará con una explicación rápida: "Tiene el mismo impacto que los bolsones de José López o los videos de La Rosadita. Es plata que está ahí a la vista. Estas cuestiones no pueden resolverse entre gallos y medianoches con personas nombradas transitoriamente", anticipó este jueves.
 
Es que en el massismo el escándalo llegó justo al inicio de la campaña electoral de la provincia de Buenos Aires, donde Sergio Massa, el líder del Frente Renovador apuesta a captar votantes desencantados de Cambiemos para llegar a un final cerrado con el cristinismo.

 
La principal pregunta que le espera a Aguad es por qué razón no firmó él mismo el acuerdo con Franco Macri y lo delegó en un funcionario de menor rango.
 
"No hubo un acto administrativo formal que justifique el acuerdo. Ni siquiera conocemos las etapas de la negociación o los informes técnicos ni el criterio económico para definir una tasa del 7%", agregó Brügge.
 
Tampoco apareció un dictamen del procurador del Tesoro, el radical Carlos Balbín, reacio a colaborar las medidas del Gobierno con su firma. Por esa conducta poco militante, Macri pensó en reemplazarlo por el abogado Gustavo Lipera, cercano a su amigo Pablo Clusellas, el secretario Legal y Técnico.
 
El Frente Renovador también quiere convocar al 32% de los acreedores del Correo que no habían aceptado las ofertas de Franco Macri, pero el año pasado debieron hacerlo junto al Estado porque corrían el riesgo de no cobrar nunca.
 
Además, Aguad deberá explicar por qué durante su primer año de Gobierno multiplicó los subsidios al Correo, justo antes de condonarle un pasivo histórico.
 
Según el informe de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (Asap), en octubre de 2016 el gobierno había transferido 1.173 millones de pesos al Correo, mientras que en el mismo lapso de 2015 sólo se habían girado 232. O sea, aumentó un 406%.
 
Otras empresas estatales no tuvieron la misma suerte: Radio y Televisión Argentina (RTA) sólo recibió un 34% más de subsidios en el primer año de Macri, la agencia Telam 41%, todos por debajo del 42% de inflación que midió el Indec.
 
Arsat tuvo menos suerte: en 2016, el Estado le transfirió un 90% menos de recursos, un desfinanciamiento que coincide con la política de Aguad de empujar el ingreso de operadores privados en esa área estratégica.
 
Fuente: La Política Online
 

Agreganos como amigo a Facebook
18-04-2018 / 11:04
18-04-2018 / 10:04
Mientras cae el poder adquisitivo del salario, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, ratificó que seguirán las subas en los servicios. "Era necesario un cambio en la política energética", dijo este martes. Así, salió a defender los tarifazos que se vienen aplicando contra el conjunto del pueblo trabajador.
 
Los dos años transcurridos desde la llegada de Mauricio Macri al gobierno ha significado subas de hasta 1600 % en algunos servicios. Un fenomenal golpe al bolsillo del conjunto de la población que el macrismo ratifica a pesar del fuerte cuestionamiento social.
 
Al mismo tiempo, lo que es un golpe al nivel de vida de amplias capas de la población viene a constituir una fuente de ganancias para los empresarios que, en este caso, son además amigos del mismo Presidente. Según un reciente informe del Observatorio Oetec, Nicolás Caputo (accionista de Central Puerto) y Marcelo Mindlin (dueño de Edenor) lograron ganancias por más de $ 9.000 millones en el año 2017.
 
El cuestionamiento al tarifazo también llegó al Congreso. Este miércoles, los principales bloques de la oposición peronista acordaron unirse a las 11 en el recinto de Diputados para forzar la discusión de proyectos que limitan los aumentos de tarifas, un golpe para Cambiemos, que de todos modos podrá impedir que se aprueben bajando al recinto. Ocurre que ninguno de los proyectos a debatir tienen dictamen, por lo que harían falta dos tercios para tratarlos y el oficialismo se sentará para impedirlos.
 
Cambiemos acordó esa estrategia en una reunión de bloque donde abundaban las caras largas por una unidad opositora que empezaron a percibir el viernes y confirmaron por la tarde, cuando Argentina Federal (el bloque de los gobernadores) y el Frente Renovador, anunciaron una conferencia de prensa para presentar su proyecto de límites al tarifazo. Luego vino la decisión de sumarse a la convocatoria del kirchnerismo para debatir en el recinto el tema.
 
Todo parece indicar que la sesión especial podría contar con quórum por la participación de los diversos bloques opositores. De ser así, el oficialismo intentará impedir el tratamiento de los proyectos, acorde a la defensa que viene haciendo el macrismo del tarifazo.
 
Para contrarrestarlo, este miércoles está convocado un #Ruidazo en las principales ciudades del país. Distintas esquinas de las capitales de provincias serán sede de una protesta que expresará el enorme descontento que existe a nivel social con el Gobierno de los Ricos.
 
La Opinión Popular

17-04-2018 / 17:04
17-04-2018 / 10:04
El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, puso la cara para intentar frenar el mal humor social por la inflación y los tarifazos. Como si fuera ajeno a la administración de Mauricio Macri y excusándose, Sturzenegger culpó al gobierno nacional y criticó que con  los tarifazos se vuelve "difícil" manejar la política monetaria.
 
"Sería mejor no estar acá", se sinceró ayer Sturzenegger, en referencia al índice de inflación que en apenas tres meses acumuló un 6,7%, tornando cada vez más imposible cumplir con la meta anual del 15%. Otra vez, repitió que la inflación "bajará mucho" el mes que viene. Pero si eso, como se prevé, no ocurre, el funcionario amenazó que se trae entre manos una solución mágica: subir todavía más la tasa de interés, por encima del 27,25% actual. Se tomó en serio su rol del malo de la película.
 
La presentación tuvo el objetivo de asegurar, como ya tiene acostumbrado el gobierno de Macri, que "lo peor ya pasó". Y también sembrar la idea de que, efectivamente, los tarifazos son únicos los responsables de esta aceleración de precios en el primer trimestre del año. La inflación núcleo, es decir, aquella sobre la cual tendría impacto la política monetaria, estaría controlada.
 
El anuncio del aumento de las tasa de interés es una canallada y vaticina el regreso a viejas recetas neoliberales que ya dieron malos resultados en el país. La ecuación es tan simple como cretina: al aumentar la tasa de interés se le da vía libre a los bancos (grandes ganadores del modelo) para que incrementen los intereses que cobran por otorgar préstamos o por financiar deudas con tarjetas de crédito.
 
En una economía contraída como la actual, en la que industrias y Pymes batallan contra los tarifazos, la competencia desleal de las importaciones y la escasa actividad, una medida de tal calibre encarecerá todavía más el consumo.
 
Mientras insisten en la necesidad de pautas salariales del 15 % para este año como "mecanismo" de contención de precios, las compras continuaran cayendo y los grandes ahorristas se verán seducidos por esta bicicleta financiera que alienta el Gobierno, privilegiando la especulación y enfriando la economía. 
 
Lejos de optar por un capitalismo industrializador, que podría reactivar la rueda de la producción, el consumo, el comercio y el empleo, el macrismo elige quedarse con la peor cara del sistema: la que especula, excluye, empobrece y hambrea. La respuesta la dio ayer Sturzenegger y es lamentable.
 
La Opinión Popular

16-04-2018 / 16:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar