y '¡La cultura es un derecho!'. Por pedido de los organizadores, no hubo carteles ni banderas de agrupación política o gremial alguna.
'/> Marcharon contra el “vaciamiento cultural” en la gestión municipal paranaense / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  07:34  |  Domingo 21 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Es falso que si los combustibles aumentan en el mercado internacional tienen que hacerlo en el país. El petróleo que consumimos se extrae y se comercializa en la Argentina y debe estar atado a nuestros propios costos”. Pino Solanas
Recomendar Imprimir
Paraná - 10-02-2017 / 16:02
RECLAMOS

Marcharon contra el “vaciamiento cultural” en la gestión municipal paranaense

Marcharon contra el “vaciamiento cultural” en la gestión municipal paranaense
Marcharon contra el “vaciamiento cultural” en la gestión municipal paranaense. Foto: El Diario
Minutos después de las 10 de ayer, una nutrida movilización convocada por la Asamblea por el Derecho a la Cultura marchó por el centro de la ciudad de Paraná. La misma, expresión de disconformidad de un vasto sector del quehacer artístico y cultural paranaense con la gestión de la Secretaría de Cultura Municipal, avanzó desde plaza Alvear hasta plaza 1º de Mayo, donde concluyó.
 
Durante una hora y media, más de 300 participantes -con prendas y accesorios de color rojo, consigna previa al encuentro- se movilizaron por la peatonal de la ciudad. En la marcha corearon consignas y exhibieron pancartas con textos -que sintetizan consensos y acuerdos del colectivo- como 'la cultura no es un evento', 'Talleres en los barrios', '¡Despierta cultura!' y '¡La cultura es un derecho!'. Por pedido de los organizadores, no hubo carteles ni banderas de agrupación política o gremial alguna.

 
Con inteligencia, ingenio, mucha alegría y en un clima festivo, el grupo avanzó por las calles al ritmo que puso una batucada. En el trayecto, los asambleístas y participantes invitaron a los vecinos que transitaban por la peatonal a sumarse y acompañar la caminata y repartieron volantes en los cuales dieron a conocer puntos centrales de sus reclamos.
 
Con el aporte de músicos, artistas circences, plásticos, actores, gestores culturales, fotógrafos, talleristas, además de docentes y público en general, el colorido y variopinto colectivo transitó con algarabía el circuito de cinco cuadras. De acuerdo a un programa establecido previamente, hubo paradas en cada esquina. Allí se realizó una simbólica intervención, para indicar que la cultura despertaba en la ciudad.
 
La marcha concluyó en la intersección de Urquiza y Corrientes. Frente al ingreso al Palacio Municipal, los asambleístas se desplegaron en círculo con coloridas pancartas, carteles a los que se sumaron zancos, malabares y danza.
 
En el lugar se corearon consignas y luego, en un alarde de humor e ironía, se entonó el clásico de Zitarrosa, Duerme Negrito, con modificaciones en el texto de la letra de la canción que aludían al diagnóstico que los asambleístas tienen de la situación en la ciudad y daban cuenta de la protesta y el reclamo.
 
Luego autores jóvenes de la ciudad leyeron textos breves y poemas que aludían a la situación en el sector y finalmente se concretó la lectura de los reclamos consensuados en los seis encuentros previos realizados por la Asamblea.
 
La lectura del texto fue enmarcada por aplausos y la consigna 'despierta cultura' coreada a viva voz. En ese marco se reiteró el pedido de renuncia a la actual titular de Cultura Municipal, Magda Varisco.
 
En el final se leyó un nutrido grupo de adhesiones y se convocó a la próxima reunión de la Asamblea, que se realizará en plaza Alberdi, el lunes a las 19.
 
 
ENFOQUE ESTRATÉGICO
 
La asamblea, expresión visible de un vasto sector del quehacer artístico y cultural de la ciudad, aspira a ser un espacio de consulta permanente para funcionarios y entes estatales. Un reclamo que se enfoca en el largo plazo, en el diseño de políticas para el sector con una perspectiva estratégica.
 
En tal sentido, Horacio Lapunzina caracterizó a la protesta como una manifestación espontánea del reclamo de integrantes del sector. "Marchamos para hacer visible nuestro pesar y enojo por todas las cosas que nos faltan", dijo el músico a EL DIARIO. Y expresó que "se trata de reclamar canales que hagan concreta la idea de democracia participativa, fundamentalmente en el sector de la cultura" y, asimismo "solicitar políticas culturales más inclusivas y participativas".
 
En tal sentido, remarcó también la intención de posicionar a la Asamblea como un ámbito de consulta, un órgano consultivo que pueda participar en las decisiones y permita romper inercia de las gestiones culturales. "No funciona más esa metodología que deciden implementar las sucesivas gestiones en cuanto a llevar adelante políticas culturales con un perfil partidario o clientelista, sin consultar a los actores del sector. De lo contrario, siempre caemos en lo mismo, los artistas enfrentados con las gestiones culturales. La consulta a los sectores es algo saludable para la democracia".
 
Fuente: EL DIARIO
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-01-2018 / 12:01
19-01-2018 / 12:01
18-01-2018 / 12:01
15-01-2018 / 10:01
Pasivos entrerrianos expresaron su malestar por la modalidad instrumentada por la entidad financiera Banco de Entre Ríos, agente financiero de la provincia para el pago de salarios. Reclaman cobrar por ventanilla.
 
El uso de los medios de pago electrónicos y las extracciones de dinero por cajero automático siguen siendo una materia pendiente para quienes cruzan la barrera de los 60 años, y más todavía cuando pasan los 75. Dos de cada tres retiran el dinero por ventanilla, apenas 36% usa el cajero automático por sus propios medios.
 
El bajo uso de estos medios de pago y de acceso a la tecnología en general plantea un gran interrogante respecto de los resultados de medidas públicas puestas en marcha. Un factor para tener en cuenta es cuán amigable es un sistema tecnológico para las personas mayores.
 
Hay jubilados, en especial los muy mayores, que no alcanzan a ver la letra o que les parece que las operaciones son poco amigables. El sistema debiera ser más simple y con menos opciones.

 
El mayor riesgo está entre los mayores más vulnerables, justamente a quienes van destinadas estas medidas, ya que el acceso a la PC y al teléfono propio es mucho más bajo ahí que en hogares de ingresos más altos.
 
Los bancos han hecho esfuerzos para acercar a los jubilados al uso del cajero automático. ¿Por qué no se animan? Les da desconfianza, es un proceso invisible que hace que se tenga o no se tenga el dinero en la mano; piensan que al no verlo y al no haber humanos, nadie se hace responsable.

 
Los que no los usan es porque temen que la máquina los pueda estar "burlando". Manejar un cajero requiere de mucha atención y de ayuda para automatizar el procedimiento, no porque sean viejos, sino porque son de una legión muy alejada de la tecnología y del dinero digital. A esta generación hay que ayudarla.
 
Pero hay algo más. La ida al banco es una excusa mensual para entablar contacto con otros. No es una resistencia a las nuevas tecnologías, sino que se resisten a frivolizar ese contacto que les permite, al menos una vez al mes, modificar su rutina. Si los bancos se dieran cuenta de que los jubilados priorizan la humanización del servicio, deberían humanizar el cajero automático, que haya personas que ayuden a hacer las extracciones. No lo hacen o no son suficientes.
 
La Opinión Popular

14-01-2018 / 17:01
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar