La Opinión Popular
                  17:42  |  Miércoles 26 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Octubre será fundamental porque Macri quiere legitimar su mandato para seguir endeudando el país, privatizar la Anses y aplicar una flexibilización laboral brutal, que va a generar aún mayor desigualdad”. Jorge Taiana
Recomendar Imprimir
Nacionales - 10-02-2017 / 10:02
EL PRESIDENTE SE ESCONDE EN LA PATAGONIA PARA ELUDIR RESPUESTAS

El Gobierno de Macri, "groggy" contra las cuerdas: en el escándalo del Correo evidenció falta de reacción

El Gobierno de Macri,
El presidente Mauricio Macri sintió el duro golpe y no pudo usufructuar políticamente el anuncio de los desarrollos de infraestructura en la Patagonia. Con el escándalo en el centro de la agenda, no hubo respuesta oficial de funcionarios de primera línea a las denuncias penales ni a las críticas de la oposición sobreun supuesto hecho de corrupción. Menos, cuando se trata de algo que salpica de sospecha a un gobierno que, precisamente, ha levantado la bandera de la lucha por la honestidad en la función pública. Cambiemos hizo de la transparencia y la honestidad, una de sus banderas durante la prolongada contienda electoral que encumbró a Macri en la primera magistratura. A pesar de esto, las denuncias por corrupción que lo rodean a él, su familia y a algunos de sus funcionarios, se suceden una tras otra, aunque abordadas con mucha benevolencia por parte de los grandes medios.
En los papeles, era una semana a puro festejo para el presidente Mauricio Macri. Al día siguiente de cumplir los 58 años, tenía planeado anunciar el "Plan Patagonia" de desarrollo en el sur del país, que  todavía no existe y muchos dudan que sirva para algo. Pero, estaba pensado como una suerte de relanzamiento de gestión en un año electoral en el cual se publicita una fuerte inversión en obra pública.
 
Pero el dictamen de una fiscal general cambió todos los planes de Macri. La procuradora ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, Gabriela Boquín, solicitó rechazar "por abusivo", ya que "equivale a una condonación" de la deuda, un acuerdo que beneficiaba a la familia Macri en el tema del Correo, y el escándalo fue inevitable. El repudio a esta maniobra macrista se generalizó rápidamente y representantes de diversos espacios políticos se pronunciaron en contra.
 
Macri recibió la noticia como un baldazo de agua helada. Con el tema en el centro de la agenda nacional y una respuesta tardía y poco clara a cargo de funcionarios de segunda línea, pretender que el "escándalo Correo" estuviera ausente de un acto público encabezado por el Presidente equivalía a querer tapar el sol con la mano.
 
La ausencia del Jefe de Estado en la conferencia de prensa así lo evidenció. El costo político que podía tener para el Presidente responder preguntas incómodas en torno al acuerdo que favoreció a su padre, era evidente. Más aún si podía llegar a quedarse sin respuestas o falto de elementos, como le sucedió cuando tuvo que enfrentar a la prensa tras el escándalo de los Panama Papers.
 
El Ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad recién hará una convocatoria a legisladores nacionales para explicar el intríngulis la semana que viene. Mientras tanto, el presidente Macri, Aguad y el director de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Comunicación, Juan Mocoroa, fueron denunciados penalmente el mismo día del anuncio.
 
El Gobierno sintió el golpe. En términos pugilísticos quedó "groggy" tras conocerse la revelación del acuerdo y se mostró totalmente falto de reflejos. En situaciones así, la primera batalla a pelear es la de la opinión pública. Por más que en los próximos días el Gobierno logre articular una respuesta convincente, la primera reacción para intentar desinstalar el tema de la agenda falló. Ese primer round ya lo perdió.
 
Pero, independientemente de cuáles sean los cálculos y cifras con las que el Gobierno de Macri intenta justificar el acuerdo alcanzado con el papá del presidente, el escándalo confirmó lo que ya se sabe, que la familia Macri se ha enriquecido siempre con negociados como este a costilla del Estado y del dinero de todos los argentinos. La rapiña empresarial, en detrimento de las arcas nacionales, por parte de los Macri, es historia archiconocida.
 
La Opinión Popular

ESPECIALISTAS REFUTARON LOS ARGUMENTOS DEL GOBIERNO A FAVOR DE LA QUITA DEL 98,87 POR CIENTO DE LA DEUDA DEL CORREO ARGENTINO
 
Una explicación que no cierra ni en cómodas cuotas
 
El gobierno de Mauricio Macri argumentó, a través de su ministro Oscar Aguad, que el acuerdo al que llegó con el Grupo Macri por una deuda por la concesión del Correo Argentino no tuvo quita alguna, que se pagará el cien por ciento de lo adeudado, que no corren los intereses durante los quince años que pasaron desde que se decretó la convocatoria de acreedores y que no hay condonación alguna.
 
Diversos especialistas consultados por Página12 confrontaron con esos argumentos: en los juicios, se contempla una actualización del monto en función del tiempo transcurrido y los intereses se pagan en la primera cuota.
 
Según señalaron distintos juristas, hay una doctrina de la "propuesta abusiva del deudor", que toma en cuenta entre otros factores si la quita en valores reales supera el 60 por ciento. En este caso, según la fiscal Gabriela Boquin, es del 98,87 por ciento. Los argumentos del Estado argentino en 2003 se contradicen con la posición actual del Gobierno PRO.
 
En términos del sentido común la discusión parece simple: si una persona le presta a otra 300 pesos en 2001, el deudor los cambia por dólares y se los guarda, pasan 15 años y el acreedor le reclama por la deuda, es bastante seguro que no aceptará 300 pesos en pago.
 
Desde el Gobierno de Macri sostienen que no sólo debería aceptar esos 300 pesos, sino cobrarlos en 15 años: tres pesos en 2018, otros tres en 2019, etcétera.
 
Este diario repasó con una serie de especialistas en la materia los argumentos del oficialismo.
 
1. Se paga el ciento por ciento de la deuda y no hay quita. El director de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Comunicaciones, Juan Mocoroa, -que firmó la aceptación del acuerdo con el Grupo Macri- afirmó que pagará el "ciento por ciento del capital verificado: 296 millones de pesos". "No le perdonamos ni un mango a Macri. Nada. Ni siquiera los intereses", sobreactuó.
 
"La deuda a la que el Estado tiene derecho son 296 millones de pesos", aseguró Mocoroa, que le echó la culpa al Gobierno anterior: "Por un enfrentamiento político, el Estado no pudo cobrar. Recién en 2016 logramos que la empresa pague", afirmó.
 
Sus argumentos se oponen a los que utilizó el Estado argentino en 2003 y que fueron citados en su dictamen por la fiscal Boquin. Allí indicaron sobre una propuesta similar del Grupo Macri que no contemplaba el pago del 100 por ciento de la deuda, dado que había que tener en cuenta el valor real por el paso del tiempo.
 
"¿Cuánto paga el concursado en realidad? Podríamos decir casi nada. En efecto, si se calcula el Valor Actual Neto de cada una de las propuestas, la oferta formulada implica casi una quita encubierta y ello, sin tomar en cuenta el plazo transcurrido desde el 19/09/01 hasta la fecha (en 2003) en que no se devengaron intereses", argumentaron.
 
"Se advierte claramente que implica de modo claro y contundente un procedimiento de licuación de pasivos y no una propuesta de pago", sostuvieron los abogados del Estado en 2003, en oposición a lo que sostienen ahora los representantes del Gobierno de Macri.
 
En tanto, el ex titular de la IGJ y profesor de derecho comercial, Ricardo Nissen, indicó a este diario que "desde 2001, está planteado que no puede hacerse una propuesta abusiva, porque constituye un enriquecimiento sin causa. Tiene que haber un sacrificio mutuo: el acreedor cobra pero el deudor debe hacer un sacrificio necesario para que no se licue el pasivo".
 
2. La deuda no puede ser actualizada. El ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, sostuvo que "las cifras no se pueden actualizar, la ley de quiebras lo impide". "Todos los acreedores pudieron homologar sus créditos y el Estado argentino consolidó una deuda de 296 millones de pesos. Cuando se verifica un crédito en un concurso, esa deuda queda congelada en el tiempo", insistió el ministro radical.
 
"Esto es mentira. Lo que dice la Ley de Quiebras y Concursos es que suspende el curso de intereses. Eso no significa que cuando llegue el momento de la propuesta no se actualice la deuda. La suspensión de los intereses es para que no se agrave el pasivo. Pero lo que no se puede hacer es licuar el pasivo por el paso del tiempo. Esto no es así", remarcó Nissen.
 
Los abogados del Estado en 2003 también argumentaron en contra de esta idea. Citaron un plenario de la Cámara en lo Comercial "en el que se estableció que la propuesta de pago total debía ponderar la incidencia de la depreciación monetaria, entendida por tal como el cambio en el poder adquisitivo en el tiempo".
 
"Esto es lo mismo, dado que parte del supuesto real y efectivo de que el pago presente no es igual que el pago futuro y esa diferencia temporal tiene un costo que debe ser reconocido", indicaron en ese momento los abogados del Estado.
 
Incluso destacaron que la propuesta del Grupo Macri -que era levemente mejor que la que aceptó el gobierno de Macri- era abusiva y no podía ser aceptada, dado que implicaba la licuación del pasivo.
 
La doctrina de la propuesta abusiva tiene una extensa jurisprudencia que tiene entre otros casos el de "Línea Vanguard S.A.". La Corte Suprema señaló en un fallo de 2007 que se debe tener el cuenta "el logro de una finalidad satisfactiva del derecho de los acreedores, que naturalmente resulta negada cuando la pérdida que se les impone es claramente excesiva".
 
"Son muchísimos casos en los que la Cámara Comercial sentó precedente declarando abusiva una propuesta con los mismos cálculos que la fiscal Boquín exhibe ahora con el caso del Correo", indicó Nissen.
 
Eduardo Favier Dubois fue el primer juez que intervino en la causa por el Correo Argentino. Es profesor titular de Derecho Comercial y Derecho Económico y especializado en quiebras y títulos. "En principio, no se puede dolarizar por la ley de quiebras. Esta deuda no era en dólares. Era en pesos. En este caso, el dolar no juega. Lo que tiene que ir uno es al poder adquisitivo", indicó a Página12.
 
El ex juez explicó que en estos casos se hace una actualización: "Lo que se establece es el valor presente. Primero, se debe establecer desde cuando se determinó la deuda. Si es una deuda de dos años y la va pagar dentro de dos, se agrega una tasa de cuatro años", advirtió. "Incluso en época de inflación reconocida, hubo un plenario de la Cámara Comercial que determinó que para evaluar si se pagaba el 100 por cien o cuál es el monto de la quita había que atender a la inflación en el tiempo transcurrido", indicó.
 
Sobre la doctrina de la propuesta abusiva, Favier Dubois explicó que se tienen en cuenta una serie de factores para determinar si una quita es abusiva (por ejemplo, el valor de la quiebra, el rol de la empresa para una economía regional).
 
"Otro parámetro es el valor real: históricamente, no se podía pagar menos del 40 por ciento. La quita no podía ser más del 60 por ciento a valores reales", detalló. "También es abusiva si se puede ofrecer más", advirtió. Un dato a tener en cuenta en este caso.
 
3. No corre el cómputo de intereses sobre los 16 años que pasaron. "Cuando se acuerda un plan de pagos sí se generan intereses, pero no antes de eso", sostuvo Mocoroa, que se basó en el artículo 19 de la Ley de Quiebras y Concursos.
 
"Esto es parcialmente así. La ley dispone que los intereses se suspenden hasta el momento de la homologación. Según lo que uno le ofrezca al acreedor", indicó Favier Dubois.
 
Por su parte, la abogada Natalia Volosín señaló que "si se aplica de manera restrictiva el artículo 19 de la Ley de Quiebras, no se puede aplicar el interés. Pero en los fallos actuales, los jueces empiezan a no querer homologar propuestas cuando se las considera abusivas. Por eso, en últimos tiempos aparecen acuerdos concursales pagando intereses devengados durante proceso. Interpretan que artículo 19 suspende, pero no condona intereses y los pagan, por ejemplo, todos juntos en la primera cuota".
 
"La fiscal no pide que paguen 4 mil millones, sino que se les pida que la quita a valores reales sea menor. Lo raro es que el representante del Estado no hace esto", advirtió la abogada.
 
4. No hay condonación. "No existe ninguna condonación, porque para eso debería haber una quita de parte del acreedor al deudor. No le hemos quitado absolutamente nada", afirmó Mocoroa.
 
Aguad señaló que "son 300 millones de pesos que van a ser 600 millones porque se ha hecho un acuerdo a 15 años, con 7 por ciento de interés anual". "Si están pagando el 1 por ciento del total no es técnicamente una condonación, pero en los hechos se le acercaría. La fiscal tiene sus razones en su argumentación", indicó el ex juez Favier Dubois.
 
"La interpretación más usual es que para que sea quita tiene que haber una reducción con respecto al capital. Ahora, la discusión es: ¿están pagando integralmente la deuda? La fiscal dice que pasaron 16 años. ¿Y la inflación en todo este tiempo? Por eso hizo un estudio para ver el valor económico real. Según su cálculo, el valor de la quita a valores reales es casi el 99 por ciento. La diferencia es enorme", indicó Volosín.
 
En su dictamen, la fiscal Boquín advirtió que "uno de los principios fundamentales de las finanzas establece que 'un peso hoy vale más que un peso mañana'. De ahí surge el concepto de costo de oportunidad. El costo de oportunidad del dinero puede calcularse según el interés que se devengaría si ese dinero hubiese estado invertido por el beneficiario.
 
Otro factor a tener en cuenta es la licuación del capital que se produce por la desvalorización de la moneda durante un lapso prolongado", indicó. El Gobierno de Macri decidió hacer de cuenta que esa depreciación nunca existió.
 
Por Werner Pertot
 
Fuentes: Página12, iProfesional, Clarín, La Nación y LOP
 

Agreganos como amigo a Facebook
El Gobierno de Macri,
Tras conocerse los detalles del acuerdo entre Correo Argentino SA y el Gobierno, en los tribunales federales de Comodoro Py se presentaron cuatro denuncias penales en donde fueron acusados el Presidente Mauricio Macri; su padre, Franco Macri; el ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad; y el abogado Juan Carlos Mocoroa, quien avaló la millonaria quita en el marco del concurso de quiebra. Además, se imputó al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y al presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici.
26-07-2017 / 10:07
26-07-2017 / 10:07
26-07-2017 / 09:07
Es un cambio sutil, pero sintomático. Poco a poco, los despidos y cierres de plantas que tomaron notoriedad tras el caso Pepsi forzaron al Gobierno de Mauricio Macri a modificar su estrategia comunicacional. Es un desafío clave, considerando que faltan apenas tres semanas para las elecciones primarias.
 
Dicho cambio, ya está en marcha. Así, tras haber justificado el desalojo con incidentes violentos de la fábrica de snacks de Vicente López, ahora el Gobierno de Macri busca generar un desenlace menos traumático, mediante la negociación con delegados y gremios. Esa es la orden que se bajó para las negociaciones en Cresta Roja y Carboclor, los nuevos casos calientes de la agenda laboral.
 
El papel más "persuasivo" del Ministerio de Trabajo, encabezado por Jorge Triaca, refleja la preocupación que empezó a extenderse entre algunos especialistas de Cambiemos, frente a la aparición de un "bache" discursivo que podría poner en riesgo la campaña. "No hay una ninguna estrategia de comunicación interna después del quilombo de Pepsico, debe haber más de una línea de trabajo y la verdad que no se habla mucho del empleo", reconoció un asesor de una de las principales figuras del PRO.
 
Una de esas directrices es el pedido de "firmeza" que bajó desde Presidencia y se aplicó finalmente con represión en la planta de Vicente López. Como contrapartida, hay funcionarios que prefieren resolver el conflicto en la empresa para no pagar un costo político.
 
Para unificar la comunicación, el Jefe de Gabinete, Marcos Peña Braun, emitió un documento interno que resumía la "línea" a seguir en Pepsico frente a los medios: los heridos fueron policías, los detenidos no eran empleados, la mayoría aceptó indemnización y un grupo de izquierda se opuso a negociar.
 
Más allá del caso, en Presidencia lo que prima es un abordaje puntual para cada caso, a partir del "relato" de que no hay un fenómeno generalizado de cierre de empresas. Los críticos de esta postura consideran que es un planteo entendible, pero sólo para la Capital Federal.
 
En la provincia de Buenos Aires, en cambio, la percepción es diferente. En el equipo de la gobernadora María Eugenia Vidal admiten que el tema se metió de lleno en la campaña y que los obligó a improvisar cambios sobre la marcha. No es casual: en ese distrito clave hubo cesantías masivas en los últimos diez días.
 
Además de peligrar más de 1.000 empleos en el sur, donde Cresta Roja tiene dos plantas, en lo que va del año se registraron más de 5.000 despidos en zona norte, en particular Campana, Zárate y Baradero. Atucha, Atanor, Ingredion y Lanxess son solo algunos de los casos más resonantes.

25-07-2017 / 17:07
25-07-2017 / 17:07
El consultor político de Mauricio Macri, el ultra teñido Jaime Durán Barba, volvió a levantar polvareda con sus declaraciones. Afirmó que el voto duro de Cristina Fernández está vinculado al que "vende mercaderías con marcas falsificadas, vive de subsidios, o es parte del millón de personas vinculadas al narcomenudeo". Se quedó corto o se olvidó: le faltaron los piratas del asfalto, trapitos, barrabravas, motochorros y quinieleros.
 
No es la primera vez que Durán Barba se introduce en una polémica y arrastra consigo a todo el macrismo. Ya lo había conseguido cuando dijo que "Hitler era un tipo espectacular" o cuando sostuvo que "las escuchas ilegales (por las que estuvo procesado Macri) le importan un carajo a la gente", entre otras frases célebres. Esta vez, Barba dejó la frase que generó polémica en su habitual columna en Perfil. Fue un texto en el que el ecuatoriano más que bordea la estigmatización y la discriminación.
 
Durán Barba no es un librepensador. Tampoco un opinador suelto e independiente. Es uno de los principales asesores de Macri y con Peña, Larreta, Vidal y Frigerio, comparte la mesa de campaña que analiza cada lunes en la Casa Rosada las movidas políticas y electorales del Gobierno de los Ricos.
 
Durán Barba admite que los votos de Cristina están blindados. Y le "entrega" los votos de los sectores populares a Cristina. Rechaza esos votos, piensa qué el macrismo no tiene ninguna chance en esos votantes. Pero pasó por alto que "los vinculados a la economía informal" son más de cuatro millones.
 
Durán Barba se abroqueló en el votante gorila y antiperonista y de ahí no se moverá. Si alguien de Cambiemos puede apuntar al peronismo, para sacarle votos, es Vidal. Pero el discurso de Durán espanta al peronismo.
 
La Opinión Popular
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar