La Opinión Popular
                  08:14  |  Miércoles 23 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Con la quita de retenciones a la minería y a la soja se ha beneficiado a sectores que estaban en mejores condiciones de afrontar un ajuste y no a los jubilados o los trabajadores”. Marcelo Daniel Colombo, arzobispo de Mendoza
Recomendar Imprimir
Nacionales - 08-02-2017 / 09:02
LOS AUDIOS SALIERON DEL JUZGADO DE UN JUEZ CERCANO A BERNI QUE INVESTIGABA A LA 12

La trama político-judicial detrás de las escuchas de Daniel “Tano” Angelici

La trama político-judicial detrás de las escuchas de Daniel “Tano” Angelici
Daniel “Tano” Angelici.
Las escuchas en las que Daniel "Tano" Angelici aparece arreglando un partido de fútbol de enero de 2015 esconden una guerra de inteligencia del Gobierno de Mauricio Macri con Cristina Fernández. La filtración de las escuchas tensó la relación del presidente de Boca con la Casa Rosada e incluso corrieron versiones que indicaban que los audios habían sido filtrados por el propio Gobierno.
 
Sin embargo, LPO pudo investigar el origen de las escuchas y su vinculación con el kirchnerismo. Las escuchas a Angelici fueron requeridas en la causa que investiga una supuesta asociación ilícita entre los dirigentes de Boca Juniors y los integrantes de la barra brava.
 
No es casual que quien reveló las escuchas fuera un periodista que investiga a "La 12". Tampoco es casual que Angelici, en su descargo de este martes advirtiera: "Yo sé de dónde salieron los audios".
 
Esa causa, que si bien está dormida aún no fue cerrada, está a cargo del juez Manuel de Campos, que es considerado en el mundo judicial un amigo de Sergio Berni, el ex secretario de Seguridad de Cristina. Campos y Berni trabajaron codo a codo en tres causas vinculadas a la barra del club, conducido por el macrismo.
 
Cristina tiene identificado a Angelici como el operador de Macri en la Justicia federal y en la ex Side, por lo que lo culpa directamente por la filtración de los audios en los que trató a Parrilli de "pelotudo" y pidió que José Luis Gioja y Miguel Pichetto "se suturen el orto".

 
El titular del juzgado Criminal de Instrucción N° 5 investigó el crimen de Ernesto Cirino, en el que estuvieron acusados los dos jefes de la barra de Boca, Mauro Martín y Maximiliano Mazzaro y tuvo la causa por un tiroteo entre dos facciones de la hinchada, en la previa de un partido con San Lorenzo, que terminó con dos muertos.
 
Por ese hecho fue muy cuestionado el operativo de la Policía Federal, a la que se acusó de liberar las zonas pese a las advertencias por un enfrentamiento, que incluso habían sido publicadas en algunos diarios.
 
De Campos fue el primer juez del caso Alberto Nisman, el fiscal que investigaba a Cristina y fue hallado muerto en su departamento de Puerto Madero. Justamente por sus vínculos con Berni, De Campos debió dejar el caso Nisman en manos de la jueza Fabiana Palmaghini.
 
Por esas irregularidades, De Campos tiene en contra un pedido de juicio político. En Tribunales señalan que el juez quiso enviar un mensaje a Angelici, que también tiene control directo del Consejo de la Magistratura, para que frene ese juicio político.
 
Armas no le faltan: tras transcribir las escuchas, se abrieron al menos una decena de causas ajenas a la muerte de Cirino que investigaba inicialmente. En ese sentido, De Campos tiene en su escritorio al menos 15 causas relacionadas a La 12.
 
En Tribunales no descartan que Cristina y Parrilli hayan estado detrás de la difusión del audio de Angelici, que siempre estuvo en manos de Berni y por ende de la ex presidenta y su ex secretario de Inteligencia.
 
Fuente: La Politica Online

Agreganos como amigo a Facebook
23-05-2018 / 08:05
La oposición logró emitir dictamen del proyecto de ley que retrotrae los valores de las tarifas de servicios públicos a noviembre de 2017, en tanto el macrismo firmó otro dictamen para debatir un proyecto de ley que baja el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a las boletas de electricidad, gas y agua para usuarios residenciales.
 
Tras seis horas de discusión en el plenario de las comisiones de Derechos y Garantías, de Presupuesto y Hacienda y de Minería y Energía, finalmente los proyectos quedaron habilitados para ser sometidos a votación en la sesión del 30 de mayo. 
 
La prioridad la tendrá el dictamen opositor, que logró la mayoría y que, de sancionarse, el gobierno de Mauricio Macri vetará pagando las consecuencias de ese costo político. Deberá hacerlo en soledad, pues el Ejecutivo sufrió ayer el primer plantazo, luego de que los gobernadores se ausentaran del debate en comisión, pese a que el oficialismo trató de convencerlos para que acompañaran.
 
Entonces, Cambiemos propuso incorporar las modificaciones solicitadas por Juan Manuel Urtubey y Juan Schiaretti pero no encontró el eco esperado en el peronismo dialoguista, aunque logró marcarle una fisura importante al bloque de Ángel Pichetto, que tuvo que soportar que cuatro senadores -alineados con la estrategia de la Casa Rosada- votaran en disidencia.
 
Pichetto supo que Rodolfo Urtubey, hermano del gobernador, se había ido a su despacho y lo mandó a buscar para que al menos firmara en disidencia. Lo mismo hicieron el jujeño Guilermo Snopek, el correntino Carlos Espínola y el catamarqueño Dalmaso Mera, primo del mandatario de Salta.
 
Si Cambiemos logra una alianza con los partidos provinciales, este cuarteto de senadores y algunos más de Argentina Federal podrían alcanzarle para impedir la sanción de la ley en la sesión del miércoles 30, un objetivo de Macri que hasta hace unas semanas se conformaba con vetar la ley. Pero luego entendió que era una pésima señal en medio de la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
 
Los dadores voluntarios de gobernabilidad, algunos senadores y gobernadores peronistas, los mismos que garantizaron los votos necesarios para la aprobación de la mal llamada reforma previsional, pueden ser la llave para que la imagen de Macri y del Gobierno en su conjunto no siga cayendo.
 
La Opinión Popular

23-05-2018 / 07:05
22-05-2018 / 20:05
El paro total del servicio en las líneas E y H había sido convocado hasta las 12 del mediodía en el marco de un plan de medidas iniciado hace varias semanas, en repudio al aumento paritario del 15% pautado por Metrovías y la UTA. Sin embargo, el Gobierno macrista porteño intentó sabotear el derecho de huelga y envió a la policía a los andenes. Hubo empujones, golpes, balas de goma y 20 trabajadores del subte detenidos, entre ellos el líder de Metrodelegados, Néstor Segovia.
 
Tras las detenciones, los trabajadores de subterráneos declararon un paro por tiempo indeterminado en reclamo de la libertad de los arrestados, en rechazo a la represión y por la reapertura de la paritaria que el Gobierno porteño firmó con la UTA. Antes de la anunciada conferencia de Horacio Rodríguez Larreta, prevista para las 16,45, la policía local reprimió a quienes reclamaban la libertad de los detenidos.
 
"A partir del mediodía paran todos los subtes", afirmó a los gritos Roberto Pianelli, secretario general de la Asociación Gremial de los Trabajadores del Subte y Premetro, luego de que la Policía de la Ciudad desocupara a la fuerza los andenes de la Línea H donde los trabajadores mantenían una protesta y detuviera a 16 trabajadores. Los detenidos fueron llevados a la fiscalía contravencional de Combate de los Pozos al 100 y a la comisaría 30, donde la policía reprimió a quienes fueron a reclamar su liberación.
 
"Nos tiraron balas de goma", avisó otro de los metrodelegados, cuando la medida de fuerza recién había comenzado en las líneas E y H. "Estamos rodeados por la policía. Hubo incidentes, empujones y balazos de goma. Lo que están tratando de hacer es aberrante, porque están intentado impedir que usemos nuestro derecho constitucional a protestar y hacer huelga. Nos están queriendo sacar de nuestros puestos de trabajo a la fuerza", sostuvo Claudio Dellacarbonara desde la Línea H.
 
La tensión entre la policía y los metrodelegados fue escalando y terminó con los efectivos avanzando a la fuerza sobre los trabajadores. En los videos que grabaron los propios delegados del subte se escuchan los tiros y se ve a los uniformados ocupar las vías y empujar a los operarios para llevarlos fuera del andén. 
 
La empresa Metrovías, concesionaria del servicio, aclaró que "los telegramas de suspensión ya ascienden a 114" y están originados en lo que califica como "acciones ilegales tales como la ocupación de instalaciones, apertura de puertas de emergencia y/o la liberación de molinetes". En el texto advirtió que "en caso de reiterar esta inconductas laborales, las mismas darán lugar a sanciones más severas".
 
La Opinión Popular

22-05-2018 / 09:05
La convocatoria de Mauricio Macri a los gobernadores del PJ para opinar sobre el proyecto tarifario fracasó en su intento de convocar a alguno de ellos y el peronismo, liderado en el Senado por Miguel Pichetto, promoverá la firma del dictamen contra el tarifazo, ante la ausencia de una "propuesta superadora" por parte del Gobierno.
 
De esta manera se convertiría en ley la media sanción de Diputados que declara la emergencia tarifaria, retrotrae las tarifas de luz, gas y agua a noviembre de 2017, propone estabilizarlas por un año y ata los futuros aumentos al índice de variación salarial para los hogares y al índice de precios mayoristas para pymes, cooperativas y empresas recuperadas.
 
Pichetto anticipó que en el plenario de comisiones se firmará la iniciativa opositora tal como llegó desde Diputados. El Ejecutivo tiene tiempo hasta esta tarde para presentar un proyecto superador al opositor, pero hasta anoche la intransigencia del Gobierno no claudicaba y esa iniciativa no aparecía.
 
Esto sucede en circunstancias en las que los gobernadores le darían la espalda al Gobierno de Macri. Fracasó así el apriete sobre los mandatarios provinciales del PJ. Es un portazo al Gobierno, que esperaba contar con el apoyo de los gobernadores del PJ para evitar que la iniciativa sea tratada, aprobada en el Senado y luego tener que vetarla.
 
Los mandatarios provinciales no quieren quedar pegados a ese alto costo político. "Que lo pague el Gobierno de Macri", dicen, conscientes de que en poco tiempo más comienza la cuenta regresiva de cara a las elecciones 2019.
 
Un hartazgo similar subyace entre quienes padecen los desatinos de Cambiemos que hoy se enfrenta a una encrucijada difícil de sortear. Cumplir con los condicionamientos del FMI: bajar el déficit a fuerza de ajuste y tarifazos desmedidos, entre otras medidas. Aceptar una reducción en el valor de las tarifas, aunque ello demore la baja del gasto público que demanda el Fondo. O vetarla y enfrentar las consecuencias. 
 
"El tarifazo no se toca", es el mensaje que el macrismo quiera ratificar en el marco de las negociaciones con el FMI. Semanas atrás, en el entorno presidencial daban por descontado que, de sancionarse la iniciativa opositora, el Presidente la vetaría.
 
Pero el escenario de enorme descontento social contra el brutal tarifazo, tras la devaluación y la creciente inflación, se ha empeorado y ahora el Gobierno parece entrampado en su propia telaraña, esquivando balas que le pican muy cerca.
 
La Opinión Popular

21-05-2018 / 10:05
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar