La Opinión Popular
                  18:53  |  Viernes 28 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“El modelo económico que aplica el Gobierno atrasa 40 años y hay que cambiarlo porque estamos en estanflación, se triplicó la deuda y tenemos un problema de fuga de capitales”. Aldo Pignanelli
Recomendar Imprimir
Nacionales - 08-02-2017 / 09:02
LOS AUDIOS SALIERON DEL JUZGADO DE UN JUEZ CERCANO A BERNI QUE INVESTIGABA A LA 12

La trama político-judicial detrás de las escuchas de Daniel “Tano” Angelici

La trama político-judicial detrás de las escuchas de Daniel “Tano” Angelici
Daniel “Tano” Angelici.
Las escuchas en las que Daniel "Tano" Angelici aparece arreglando un partido de fútbol de enero de 2015 esconden una guerra de inteligencia del Gobierno de Mauricio Macri con Cristina Fernández. La filtración de las escuchas tensó la relación del presidente de Boca con la Casa Rosada e incluso corrieron versiones que indicaban que los audios habían sido filtrados por el propio Gobierno.
 
Sin embargo, LPO pudo investigar el origen de las escuchas y su vinculación con el kirchnerismo. Las escuchas a Angelici fueron requeridas en la causa que investiga una supuesta asociación ilícita entre los dirigentes de Boca Juniors y los integrantes de la barra brava.
 
No es casual que quien reveló las escuchas fuera un periodista que investiga a "La 12". Tampoco es casual que Angelici, en su descargo de este martes advirtiera: "Yo sé de dónde salieron los audios".
 
Esa causa, que si bien está dormida aún no fue cerrada, está a cargo del juez Manuel de Campos, que es considerado en el mundo judicial un amigo de Sergio Berni, el ex secretario de Seguridad de Cristina. Campos y Berni trabajaron codo a codo en tres causas vinculadas a la barra del club, conducido por el macrismo.
 
Cristina tiene identificado a Angelici como el operador de Macri en la Justicia federal y en la ex Side, por lo que lo culpa directamente por la filtración de los audios en los que trató a Parrilli de "pelotudo" y pidió que José Luis Gioja y Miguel Pichetto "se suturen el orto".

 
El titular del juzgado Criminal de Instrucción N° 5 investigó el crimen de Ernesto Cirino, en el que estuvieron acusados los dos jefes de la barra de Boca, Mauro Martín y Maximiliano Mazzaro y tuvo la causa por un tiroteo entre dos facciones de la hinchada, en la previa de un partido con San Lorenzo, que terminó con dos muertos.
 
Por ese hecho fue muy cuestionado el operativo de la Policía Federal, a la que se acusó de liberar las zonas pese a las advertencias por un enfrentamiento, que incluso habían sido publicadas en algunos diarios.
 
De Campos fue el primer juez del caso Alberto Nisman, el fiscal que investigaba a Cristina y fue hallado muerto en su departamento de Puerto Madero. Justamente por sus vínculos con Berni, De Campos debió dejar el caso Nisman en manos de la jueza Fabiana Palmaghini.
 
Por esas irregularidades, De Campos tiene en contra un pedido de juicio político. En Tribunales señalan que el juez quiso enviar un mensaje a Angelici, que también tiene control directo del Consejo de la Magistratura, para que frene ese juicio político.
 
Armas no le faltan: tras transcribir las escuchas, se abrieron al menos una decena de causas ajenas a la muerte de Cirino que investigaba inicialmente. En ese sentido, De Campos tiene en su escritorio al menos 15 causas relacionadas a La 12.
 
En Tribunales no descartan que Cristina y Parrilli hayan estado detrás de la difusión del audio de Angelici, que siempre estuvo en manos de Berni y por ende de la ex presidenta y su ex secretario de Inteligencia.
 
Fuente: La Politica Online

Agreganos como amigo a Facebook
28-04-2017 / 09:04
28-04-2017 / 09:04
28-04-2017 / 08:04
Con la condena a Venezuela como bandera, Argentina retomó el alineamiento incondicional con EE.UU. en materia de Defensa y Seguridad. El presidente Mauricio Macri y su par yanqui, Donald Trump, coincidieron en sus críticas al mandatario venezolano, Nicolás Maduro, y acordaron "trabajar estrechamente para preservar las instituciones democráticas" en el país caribeño. El ansiado (en especial para el Gobierno argentino) encuentro encuadró a la Argentina como aliado regional del país del norte.
 
¿Qué consiguió Macri a cambio? Mientras el presidente argentino observaba a su anfitrión con una sonrisa de oreja a oreja y cierto embelesamiento en la mirada, el magnate yanqui lo llenó de elogios, le deseó lo mejor, pero no le resolvió la urgencia más importante de la relación bilateral: el freno a las importaciones de biodiesel, el principal producto que la Argentina vende a EE.UU. por cerca de 1.200 millones de dólares anuales. Práctico, Trump le propuso armar un "panel" para ver el tema. Un panel es una comisión y ya se sabe para que se arman las comisiones.
 
En el caso de los limones, Trump lo despachó con su broma sobre Corea del Norte, aunque en la delegación argentina afirmaban que en la reunión de Francisco Cabrera con Wilbur Ross se acordó levantar en los próximos días la prohibición del ingreso, aunque habría que tomarlo con pinzas hasta que se concrete la decisión. De cualquier manera el tema de los limones es más simbólico que importante en términos económicos: Se trata de un mercado potencial de u$s 50 millones, monedas comparado con lo que representa el biodiesel.
 
El lado positivo -total no cuesta plata- fue el apoyo de Trump al ingreso de Argentina a la OCDE. Cuando Macri le sacó el tema, rapidísimo, el magnate ordenó a su secretario de Estado, Rex Tiullerson, que de inmediato "apoyemos el ingreso de Argentina a la OCDE". En el fondo, Trump no cree en los organismos multilaterales a los que considera poco más que una burocracia costosa y decadente y vio en el aire la oportunidad de darle algo a Macri que no representa costo alguno. A diferencia de lo que busca instalar Cambiemos, quedó demostrado que Argentina no es un socio estratégico de EE.UU.
 
Sin muchos avances concretos que mostrar, el clima obviamente favorable a sus "reformas económicas" neoliberales dejó sumamente conforme a la comitiva argentina que mostró como hecho más trascendente que se logró "reencauzar" la relación entre ambos jefes de Estado luego de que, en la campaña electoral, la gestión Macri manifestara su apoyo a Hillary Clinton.
 
En resumen, Macri comprometió una Argentina metida de lleno como socia de los Estados Unidos en crisis globales que le quedan grandes. Nuestro país no tiene interés directo ni capacidad para ser parte en el conflicto de Corea. Tampoco en el del Mar Meridional de la China. O en la escalada entre Washington y Teherán, la guerra en Siria y el ISIS. Si no, recordemos cómo le fue a la participación de Menem en el conflicto del Medio Oriente. Pero, para Macri fue un día especial. "Maravilloso", lo describió extasiado.
 
La Opinión Popular

27-04-2017 / 10:04
27-04-2017 / 10:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar