La Opinión Popular
                  17:42  |  Miércoles 26 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Octubre será fundamental porque Macri quiere legitimar su mandato para seguir endeudando el país, privatizar la Anses y aplicar una flexibilización laboral brutal, que va a generar aún mayor desigualdad”. Jorge Taiana
Recomendar Imprimir
Nacionales - 07-02-2017 / 07:02
LA CAÍDA FUE LA PEOR DESDE LA CRISIS DE 2002

El consumo registró el peor nivel en 10 años durante 2016 y la gente ahora resigna marcas por precios

El consumo registró el peor nivel en 10 años durante 2016 y la gente ahora resigna marcas por precios
El consumo registró el peor nivel en 10 años durante 2016. Fue el tercer año consecutivo de descenso y la caída fue la peor desde la crisis de 2002.
Las fiestas de fin de año eran la luz al final del túnel para los supermercados. Pero los números evidencian que las góndolas finalizaron el 2016 con pocos compradores y prácticamente 12 meses para el olvido. Las ventas continuaron en caída durante diciembre y el mes terminó con un descenso del 5,9% interanual en unidades.
 
Con este resultado negativo como cierre, el año pasado finalizó con un rojo del 4,7% en ventas de los productos de la canasta básica -alimentos y bebidas, artículos de tocador y limpieza-, según la medición de CCR, la consultora especializada que analiza las ventas por canal comercial y es fuente consultada por los grandes comercios de todo el país.
 
El número marca el tercer año de descenso consecutivo -luego de bajas del 1,4% en 2014 y del 0,2% en 2015- y la peor caída en 14 años. "Es la mayor caída desde la crisis de 2002, aunque los consumidores percibieron el año pasado como un año de crisis", aclaró Sandra Dalinger, gerente de Trade de CCR. 

 
ES EL TERCER AÑO CONSECUTIVO DE DESCENSO Y EL PEOR NIVEL EN 10 AÑOS. EL ESCENARIO DE MEJORA RECIÉN COMENZARÍA EN EL SEGUNDO TRIMESTRE
 
El consumo cayó un 4,7% en 2016 y se resignaron marcas por los precios
 
El dato positivo es que el escenario evidencia una desaceleración de la caída a fin del año pasado, pues el consumo creció un 8,1% en volumen en diciembre contra noviembre.
 
Pero aún habrá que esperar para los números positivos en la comparación interanual. "El primer trimestre será negativo. Proyectamos recién mejoras a partir de abril, luego de un febrero y marzo de ajustes en tarifas, servicios y prepagas. Y los repuntes no serán nada drásticos", adelantó Dalinger.
 
Bebidas sin alcohol, golosinas y productos congelados evidenciaron las mayores caídas en el año. Mientras tanto, los precios en las grandes cadenas subieron en promedio un 34,7%, en línea con la inflación nacional pero por debajo del cálculo de las consultoras privadas. Los precios de los productos congelados subieron un 45,1% y fue la categoría que más aumentó.
 
Los hipermercados y los supermercados fueron los más golpeados en 2016, una tendencia que se sigue consolidando. "Estos dos canales se usan para abastecimiento, y los consumidores ya hacen más compras de reposición. Las compras mensuales o quincenales fueron desplazadas", amplió Dalinger. A contramano, las ventas en los súper de cercanía avanzaron un 1,2%, mientras que en los mayoristas crecieron un 1,4 por ciento.
 
 
Adiós marca, hasta luego
 
El estudio pone bajo la lupa a 144 categorías como almacén, limpieza, tocador y bebidas con y sin alcohol, y Dalinger confirmó que los argentinos no abandonaron categorías. Sin embargo, las compras de Navidad y Año Nuevo dejaron aún más en evidencia que los consumidores resignan o cambian marcas si  consideran que los precios son muy elevados.
 
"El consumidor argentino hoy no es fiel a una sola marca, sino que juega con dos o tres marcas líderes con las promociones que encuentra. O  como se notó en la categoría de limpieza, deja de comprar todos en el supermercado y los adquiere también en comercios donde venden los productos sueltos", agregó la especialista.
 
Los productos de fin de año son un claro ejemplo de esta tendencia y ante todo, los productos se dejan de comprar por los precios. En champagne, cuatro de cada 10 encuestados dijo que resignaría marcas como Chandon, Bodegas Norton, Bodegas Senetiner, MUMM y Navarro Correas.
 
Un 26% de los 500 encuestados en el área metropolitana de Buenos Aires abandonó el pan dulce de Arcor, Canale, Noel y las artesanales, y reemplazó por otras marcas más económicas o por segundas marcas. En los budines, el 20% abandonó marcas por precios, con Arcor, Aguila, Canale y Terrabusi como las cuatro marcas principales del ranking.
 
Con respecto a las promociones, la especialista subrayó que el 2×1 es la más valorada por los consumidores pues "permite entender cuánto dinero se está ahorrando", pero que el resto son ofertas confusas, como el 3×4 o el 80% de descuento e la segunda unidad. "Se pierde el foco de cuál es el precio real del producto", concluyó.
 
Por Jorgelina Do Rosario
 
Fuente: Infobae
 

Agreganos como amigo a Facebook
26-07-2017 / 10:07
26-07-2017 / 10:07
26-07-2017 / 09:07
Es un cambio sutil, pero sintomático. Poco a poco, los despidos y cierres de plantas que tomaron notoriedad tras el caso Pepsi forzaron al Gobierno de Mauricio Macri a modificar su estrategia comunicacional. Es un desafío clave, considerando que faltan apenas tres semanas para las elecciones primarias.
 
Dicho cambio, ya está en marcha. Así, tras haber justificado el desalojo con incidentes violentos de la fábrica de snacks de Vicente López, ahora el Gobierno de Macri busca generar un desenlace menos traumático, mediante la negociación con delegados y gremios. Esa es la orden que se bajó para las negociaciones en Cresta Roja y Carboclor, los nuevos casos calientes de la agenda laboral.
 
El papel más "persuasivo" del Ministerio de Trabajo, encabezado por Jorge Triaca, refleja la preocupación que empezó a extenderse entre algunos especialistas de Cambiemos, frente a la aparición de un "bache" discursivo que podría poner en riesgo la campaña. "No hay una ninguna estrategia de comunicación interna después del quilombo de Pepsico, debe haber más de una línea de trabajo y la verdad que no se habla mucho del empleo", reconoció un asesor de una de las principales figuras del PRO.
 
Una de esas directrices es el pedido de "firmeza" que bajó desde Presidencia y se aplicó finalmente con represión en la planta de Vicente López. Como contrapartida, hay funcionarios que prefieren resolver el conflicto en la empresa para no pagar un costo político.
 
Para unificar la comunicación, el Jefe de Gabinete, Marcos Peña Braun, emitió un documento interno que resumía la "línea" a seguir en Pepsico frente a los medios: los heridos fueron policías, los detenidos no eran empleados, la mayoría aceptó indemnización y un grupo de izquierda se opuso a negociar.
 
Más allá del caso, en Presidencia lo que prima es un abordaje puntual para cada caso, a partir del "relato" de que no hay un fenómeno generalizado de cierre de empresas. Los críticos de esta postura consideran que es un planteo entendible, pero sólo para la Capital Federal.
 
En la provincia de Buenos Aires, en cambio, la percepción es diferente. En el equipo de la gobernadora María Eugenia Vidal admiten que el tema se metió de lleno en la campaña y que los obligó a improvisar cambios sobre la marcha. No es casual: en ese distrito clave hubo cesantías masivas en los últimos diez días.
 
Además de peligrar más de 1.000 empleos en el sur, donde Cresta Roja tiene dos plantas, en lo que va del año se registraron más de 5.000 despidos en zona norte, en particular Campana, Zárate y Baradero. Atucha, Atanor, Ingredion y Lanxess son solo algunos de los casos más resonantes.

25-07-2017 / 17:07
25-07-2017 / 17:07
El consultor político de Mauricio Macri, el ultra teñido Jaime Durán Barba, volvió a levantar polvareda con sus declaraciones. Afirmó que el voto duro de Cristina Fernández está vinculado al que "vende mercaderías con marcas falsificadas, vive de subsidios, o es parte del millón de personas vinculadas al narcomenudeo". Se quedó corto o se olvidó: le faltaron los piratas del asfalto, trapitos, barrabravas, motochorros y quinieleros.
 
No es la primera vez que Durán Barba se introduce en una polémica y arrastra consigo a todo el macrismo. Ya lo había conseguido cuando dijo que "Hitler era un tipo espectacular" o cuando sostuvo que "las escuchas ilegales (por las que estuvo procesado Macri) le importan un carajo a la gente", entre otras frases célebres. Esta vez, Barba dejó la frase que generó polémica en su habitual columna en Perfil. Fue un texto en el que el ecuatoriano más que bordea la estigmatización y la discriminación.
 
Durán Barba no es un librepensador. Tampoco un opinador suelto e independiente. Es uno de los principales asesores de Macri y con Peña, Larreta, Vidal y Frigerio, comparte la mesa de campaña que analiza cada lunes en la Casa Rosada las movidas políticas y electorales del Gobierno de los Ricos.
 
Durán Barba admite que los votos de Cristina están blindados. Y le "entrega" los votos de los sectores populares a Cristina. Rechaza esos votos, piensa qué el macrismo no tiene ninguna chance en esos votantes. Pero pasó por alto que "los vinculados a la economía informal" son más de cuatro millones.
 
Durán Barba se abroqueló en el votante gorila y antiperonista y de ahí no se moverá. Si alguien de Cambiemos puede apuntar al peronismo, para sacarle votos, es Vidal. Pero el discurso de Durán espanta al peronismo.
 
La Opinión Popular
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar