La Opinión Popular
                  06:30  |  Jueves 19 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“A los que les guste mucho la plata hay que correrlos de la política. Hay que buscar gente que viva con sencillez, con sobriedad, como la inmensa mayoría de la sociedad”. Pepe Mujica
Recomendar Imprimir
Nacionales - 06-02-2017 / 12:02
GOBIERNO DE LOS RICOS

La CGT lapidaria contra Macri: "No cumplen nada, todo lo que es para los trabajadores lo bombean"

La CGT lapidaria contra Macri:
La CGT lapidaria contra Macri: "No cumplen nada, todo lo que es para los trabajadores lo bombean". En la CGT decidieron que no participarán de la llamada Mesa de Diálogo para la Producción y el Trabajo, justamente porque se dieron cuenta que no fue ni de diálogo, ni de producción ni de trabajo; con suerte si había una mesa. Ninguna de las falsas promesas que lo empresarios realizaron en esos ámbitos, con la complicidad del gobierno de Macri, empezando por no despedir, se cumplieron nunca jamás. Y descubrieron que el famoso bono que habían acordado no lo recibió casi ningún sindicato. Se dieron cuenta finalmente que “el gobierno de Macri y los empresarios juegan juntos en contra de los trabajadores”. ¡Chocolate por la noticia!
La relación entre la CGT y el Gobierno de Mauricio Macri se tensa con el paso de los días. El buen vínculo con el que comenzó se fue deteriorando como consecuencia de la ausencia de respuestas ante los reclamos del movimiento obrero. La conducción sindical endureció su postura y decidió convocar a un paro para el mes de marzo.
 
Carlos Acuña, uno de los tres dirigentes que conducen la CGT, embistió contra el Gobierno acusándolo de "no cumplir" con los acuerdos que habían alcanzado. "Se firmó un pacto antidespidos y no se cumplió. Ahora atacaron un aumento salarial de los bancarios. No cumplen en nada, todo lo que es para los trabajadores lo bombean", precisó.
 
"Si no los apoyábamos, íbamos a ser destituyentes. Nosotros no le vamos a poner techo a las paritarias, vamos a discutir la realidad y no lo que quiera el gobierno", indicó. Y agregó, "la gente está enojada porque cada vez trabaja más y la plata le alcanza menos".
 
El gremialista apuntó contra el gobierno de Macri porque "en vez de exigirles" a los empresarios "que cumplan" con el acuerdo para que no haya despidos "se ponen del lado de los patrones". En ese sentido, puso como ejemplo el caso del acuerdo salarial de los trabajadores bancarios que no fue homologado por el Ministerio de Trabajo.
 
Ante la pregunta de cuánto cree que será la inflación de 2017, Acuña admitió que "la verdad es que es incalculable" pero aseguró que "lo que el gobierno habla del 17%, no va a ser, va a ser mucho más". Además, dejó en claro cómo está la relación con el Gobierno en la actualidad. "No hay diálogo con el gobierno y no creo que lo haya", afirmó.
 
En cuanto a los dichos del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien atribuyó a motivos políticos el paro que impulsa la CGT para la segunda quincena de marzo, Acuña reiteró que el funcionario es un "alcahuete" y "olfa" y lo acusó de hablar siempre "en contra de los trabajadores".
 
"Si quiere ser alcahuete y olfa de los gobiernos de turno que lo sea pero que no mienta ni diga cosas en contra de los trabajadores. Que se ocupe de trabajar que ya cobró el sueldo y todavía no hizo nada. Lo único que hizo fue hablar un par de veces por los medios nada más y casualmente en contra de los trabajadores", señaló.
 
Que el gobierno de Macri es el gobierno de los ricos, por los ricos y para los ricos no es ninguna novedad.
 
La Opinión Popular

 
ACUÑA DENUNCIÓ QUE EL GOBIERNO ESTÁ "DEL LADO DE LOS PATRONES"
 
La CGT redobla los ataques a Macri y ratifica el paro
 
Carlos Acuña, uno de los tres secretarios que conducen la CGT , consideró ayer que el gobierno de Mauricio Macri se pone "de lado de los patrones" y criticó los dichos del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne , que calificó como un "paro político" la medida dispuesta por la central obrera para la segunda quincena de marzo."Parece que él (por Dujovne) nació de un repollo, lo pusieron los que ganaron las elecciones y las elecciones se hacen con política."
 
"Se firmó un acuerdo antidespidos y no se cumplió. Ahora atacaron un aumento salarial de los bancarios. No cumplen nada, todo lo que es para los trabajadores lo bombean", opinó Acuña en declaraciones radiales .
 
Asimismo, apuntó contra el Gobierno porque "en vez de exigirles" a los empresarios "que cumplan" con el acuerdo para que no haya despidos "se ponen del lado de los patrones" y puso como ejemplo el caso del acuerdo salarial de los trabajadores bancarios. "El Gobierno en vez de ponerse en una posición de equilibrio y pedir que se cumpla el contrato firmado fue a la Justicia para que los banqueros no paguen el aumento."
 
En cuanto a los dichos del ministro Dujovne, quien atribuyó a motivos políticos el paro que impulsa la CGT para la segunda quincena de marzo, el gremialista reiteró que el funcionaro es un "alcahuete" y "olfa".
 
"Parece que nació de un repollo. Lo pusieron los que ganaron las elecciones y las elecciones se hacen con política. Ya cobró un sueldo y todavía no hizo nada, solo hablar mal de los trabajadores", retrucó Acuña.
 
 
El "techo paritario"
 
Consultado sobre el tope de 17% de aumento salarial que propicia el Gobierno en el caso de las paritarias de los estatales, Acuña adviritó: "Nosotros no le vamos a poner techo, vamos a discutir en la realidad, no en lo que el Gobierno diga".
 
Ante la pregunta de cuánto cree que será la inflación de 2017, admitió que "la verdad es que es incalculable", pero aseguró que "lo que el gobierno habla del 17%, no va a ser, va a ser mucho más".
 
Por último, consultado sobre si el gobierno quiere flexibilizar las condiciones laborales, el sindicalista aseveró que "sí, está a la vista", y aseveró que "ellos están en esa línea para atacar a los convenios colectivos de trabajo". "Es claramente un gobierno que se puso de un lado: en contra de la gente que trabaja", concluyó.
 
Fuente: La Nación 
 

Agreganos como amigo a Facebook
18-04-2018 / 11:04
18-04-2018 / 10:04
Mientras cae el poder adquisitivo del salario, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, ratificó que seguirán las subas en los servicios. "Era necesario un cambio en la política energética", dijo este martes. Así, salió a defender los tarifazos que se vienen aplicando contra el conjunto del pueblo trabajador.
 
Los dos años transcurridos desde la llegada de Mauricio Macri al gobierno ha significado subas de hasta 1600 % en algunos servicios. Un fenomenal golpe al bolsillo del conjunto de la población que el macrismo ratifica a pesar del fuerte cuestionamiento social.
 
Al mismo tiempo, lo que es un golpe al nivel de vida de amplias capas de la población viene a constituir una fuente de ganancias para los empresarios que, en este caso, son además amigos del mismo Presidente. Según un reciente informe del Observatorio Oetec, Nicolás Caputo (accionista de Central Puerto) y Marcelo Mindlin (dueño de Edenor) lograron ganancias por más de $ 9.000 millones en el año 2017.
 
El cuestionamiento al tarifazo también llegó al Congreso. Este miércoles, los principales bloques de la oposición peronista acordaron unirse a las 11 en el recinto de Diputados para forzar la discusión de proyectos que limitan los aumentos de tarifas, un golpe para Cambiemos, que de todos modos podrá impedir que se aprueben bajando al recinto. Ocurre que ninguno de los proyectos a debatir tienen dictamen, por lo que harían falta dos tercios para tratarlos y el oficialismo se sentará para impedirlos.
 
Cambiemos acordó esa estrategia en una reunión de bloque donde abundaban las caras largas por una unidad opositora que empezaron a percibir el viernes y confirmaron por la tarde, cuando Argentina Federal (el bloque de los gobernadores) y el Frente Renovador, anunciaron una conferencia de prensa para presentar su proyecto de límites al tarifazo. Luego vino la decisión de sumarse a la convocatoria del kirchnerismo para debatir en el recinto el tema.
 
Todo parece indicar que la sesión especial podría contar con quórum por la participación de los diversos bloques opositores. De ser así, el oficialismo intentará impedir el tratamiento de los proyectos, acorde a la defensa que viene haciendo el macrismo del tarifazo.
 
Para contrarrestarlo, este miércoles está convocado un #Ruidazo en las principales ciudades del país. Distintas esquinas de las capitales de provincias serán sede de una protesta que expresará el enorme descontento que existe a nivel social con el Gobierno de los Ricos.
 
La Opinión Popular

17-04-2018 / 17:04
17-04-2018 / 10:04
El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, puso la cara para intentar frenar el mal humor social por la inflación y los tarifazos. Como si fuera ajeno a la administración de Mauricio Macri y excusándose, Sturzenegger culpó al gobierno nacional y criticó que con  los tarifazos se vuelve "difícil" manejar la política monetaria.
 
"Sería mejor no estar acá", se sinceró ayer Sturzenegger, en referencia al índice de inflación que en apenas tres meses acumuló un 6,7%, tornando cada vez más imposible cumplir con la meta anual del 15%. Otra vez, repitió que la inflación "bajará mucho" el mes que viene. Pero si eso, como se prevé, no ocurre, el funcionario amenazó que se trae entre manos una solución mágica: subir todavía más la tasa de interés, por encima del 27,25% actual. Se tomó en serio su rol del malo de la película.
 
La presentación tuvo el objetivo de asegurar, como ya tiene acostumbrado el gobierno de Macri, que "lo peor ya pasó". Y también sembrar la idea de que, efectivamente, los tarifazos son únicos los responsables de esta aceleración de precios en el primer trimestre del año. La inflación núcleo, es decir, aquella sobre la cual tendría impacto la política monetaria, estaría controlada.
 
El anuncio del aumento de las tasa de interés es una canallada y vaticina el regreso a viejas recetas neoliberales que ya dieron malos resultados en el país. La ecuación es tan simple como cretina: al aumentar la tasa de interés se le da vía libre a los bancos (grandes ganadores del modelo) para que incrementen los intereses que cobran por otorgar préstamos o por financiar deudas con tarjetas de crédito.
 
En una economía contraída como la actual, en la que industrias y Pymes batallan contra los tarifazos, la competencia desleal de las importaciones y la escasa actividad, una medida de tal calibre encarecerá todavía más el consumo.
 
Mientras insisten en la necesidad de pautas salariales del 15 % para este año como "mecanismo" de contención de precios, las compras continuaran cayendo y los grandes ahorristas se verán seducidos por esta bicicleta financiera que alienta el Gobierno, privilegiando la especulación y enfriando la economía. 
 
Lejos de optar por un capitalismo industrializador, que podría reactivar la rueda de la producción, el consumo, el comercio y el empleo, el macrismo elige quedarse con la peor cara del sistema: la que especula, excluye, empobrece y hambrea. La respuesta la dio ayer Sturzenegger y es lamentable.
 
La Opinión Popular

16-04-2018 / 16:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar