La Opinión Popular
                  17:42  |  Miércoles 26 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Octubre será fundamental porque Macri quiere legitimar su mandato para seguir endeudando el país, privatizar la Anses y aplicar una flexibilización laboral brutal, que va a generar aún mayor desigualdad”. Jorge Taiana
Recomendar Imprimir
Nacionales - 06-02-2017 / 09:02
UN PRIMER "FINDE" MUY FRÍO

Precios Transparentes: se encarecieron las cuotas y el público se esfumó

Precios Transparentes: se encarecieron las cuotas y el público se esfumó
Las grandes cadenas salieron a ofrecer sus promociones, mientras que los locales muestran carteles anunciando grandes rebajas. Pero muchos consumidores siguen en estado de alerta y prefieren esperar.
Ese fue el saldo del primer fin de semana para "Precios Transparentes", cuando se jugaba el debut "de verdad" del nuevo sistema implementado por el Gobierno, que obliga a los comercios a diferenciar el precio de contado del importe en cuotas.
 
Se notó el esfuerzo de las cadenas comerciales por mostrar rebajas por pago en efectivo -una de las promesas oficiales sobre el nuevo régimen- y hasta hubo profusos anuncios al respecto en los diarios del sábado.
 
Pero la realidad dejó al descubierto el punto débil del nuevo sistema: para las compras relativamente caras, no hay rebaja al contado que valga, porque los bolsillos golpeados por la inflación sólo pueden consumir con crédito.
 
Y cuando se hacen los números en la calculadora, el resultado es contundente: en casi todos los rubros, financiar la compra de un producto ahora termina saliendo más caro que con el "viejo sistema".
 
En la teoría, la medida del Gobierno funcionaba: se quitaba el subsidio cruzado y se hacía más equitativa la financiación. La estrategia de los comerciantes fue competir por el mejor precio en un pago y evitar hablar de financiación, una palabra que ahora parece maldita en la cabeza de la gente.
 
Pero los resultados están a la vista. En líneas generales, los consumidores mantuvieron el escepticismo y muchos quedaron presos de la confusión.
 
¿Cuál es el panorama actual? Todo parece indicar que tanto comerciantes como consumidores están apelando al "wait and see" ante el nuevo esquema de precios.
 
De hecho, pudo palparse el fin de semana en los shoppings, donde se circuló con demasiada tranquilidad y hasta hallar estacionamiento no fue un problema. Es que la gente prefirió ir más al cine que a los comercios. A pesar de que el gran estreno de la semana fue el de los "Precios Transparentes".

 
Un relevamiento realizado por iProfesional pudo palpar la falta de público en los principales shopping centers del Gran Buenos Aires y Capital durante el sábado y domingo pasados.
 
Los encargados de los locales intentaron convencerse de que el "frío" en los locales se explicaba para de la época del año. Pero, en el fondo, sospechan que la nueva medida no los benefició demasiado, aunque no puedan reconocerlo en público. De hecho, en varios negocios, los vendedores esperaban apoyados en el mostrador, con caras largas, esperando que entrara algún cliente.
 
Los que peor la pasaron fueron los comercios de ropa. Sus pasillos estaban vacíos, a pesar de que anunciaban rebajas de 30%, 50% y hasta 70% por pago al contado. En su afán de capturar ventas, algunos locales apelaron a colocar un pizarrón para ir modificando sus ofertas "sobre la marcha" y poder capturar alguna venta. El éxito no los acompañó como esperaban.
 
En cambio, los locales de electrodomésticos tuvieron un poco más de movimiento. Los usuarios buscaban los productos promocionados en la publicidad de los diarios, aunque varios de ellos estaban fuera de stock.
 
En cuanto a la información sobre las cuotas, hubo poco y nada. Todos los comercios optaron por destacar los precios en efectivo y  la frase "consulte financiación" se convirtió en un mantra dentro de los carteles.
 
Solo las promociones Ahora 12 y Ahora 18 fueron informadas en algunos locales, pero no eran muy útiles para los clientes: sólo mostraron el costo total de financiación, sin ningún ejemplo específico para los productos. Esto no hizo más que sumar molestias. Los interesados en adquirir algún producto debían preguntar por la financiación al vendedor quien, a su vez, termina preguntando en línea de cajas.
 
También hubo algunos usuarios que consultaron si había alguna promo y así evitar el nuevo esquema. Muchos de ellos, todavía buscaban ilusionados las "viejas" cuotas supuestamente sin interés. "No. Por el momento, no hay nada", respondían en uno de los locales de electro.
 
A pesar del desánimo, en las grandes tiendas apareció una ventaja inesperada en este mar de dudas y temores. "Nunca hice tan rápido acá", bromeó una clienta al pasar por la línea de caja sin formar fila.
 
 
Subas y bajas
 
Tal como lo reconoció en las últimas horas el propio secretario de Comercio, Miguel Braun, algunos comercios bajaron precios, mientras que otros los mantuvieron y muchos los subieron. Según la "Canasta Transparente" elaborada por iProfesional, si se suman las categorías de electrónica y textil, los importes bajaron -en promedio- un 10,4% por pagos al contado.
 
Esto se enmarca dentro de lo que aseguraron las cadenas, que afirmaron a este medio que retocaron los precios entre 9% y 12% a la baja. Es un dato positivo. Sin embargo, son cifras que todavía están muy lejos de la franja que va del 15 al 20% calculada por Braun.
 

Precios Transparentes: se encarecieron las cuotas y el público se esfumó

En paralelo, si se tiene en cuenta la financiación, se observa que los precios, cuando se financia una compra en 12 cuotas aumentaron casi 11% con respecto a los actuales 12 pagos financiados. Las categorías cuyos importes retrocedieron más fueron los smartphones. Este rubro es, justamente, el que permite un margen de maniobra más amplio.
 
"Sí, es más fácil avanzar con alguna rebaja, porque el ciclo de vida de los productos electrónicos, especialmente los celulares, es más corto", detallaron desde el sector. De hecho, los teléfonos móviles bajaron para el precio contado un 17,37%. Pero si se suma el valor de las 12 cuotas del esquema actual, entonces la reducción es de casi 3%.
 
Nada mal: los celulares fueron el único rubro que mostró ser más barato financiado con el nuevo sistema. El rubro imagen y sonido (televisores y equipos de audio) quedó segundo con 14,6% de rebaja, mientras que mostró un aumento de 2,90% al comparar su importe financiado (ver cuadro).


Precios Transparentes: se encarecieron las cuotas y el público se esfumó
 
En cambio, las computadoras y las tablets tuvieron menos tela para cortar: 4,9% de baja al comparar los precios al contado actuales y los previos a la medida. En este caso, los comercios ya vienen reduciendo los valores por un condimento local extra: los aranceles de importación de estos artículos -comparten la misma categoría o posición aduanera- serán eliminados por el Gobierno a partir de marzo.
 
Desde el Gobierno aseguran que la medida hará que tales equipos reduzcan sus importes entre 30 y 50%. De hecho, las cadenas vienen "rematando" el stock de estos productos porque desde el mes que viene no sólo habrá equipos más baratos, sino también con mejor tecnología que los que hoy están en góndola.
 
"Imagínate que vas a poder conseguir una MacBook a $18.000. Eso es una ganga para los precios que se manejan en la Argentina ahora, que son", confió a iProfesional una empresa dedicada a la venta de productos Apple. Cabe destacar que una de las portátiles de la marca más económicas arranca en $30.000.
 
Como contrapartida, entre los rubros con menores rebajas se destacaron los de línea blanca y pequeños electrodomésticos. Si se miran los precios de contado, descendieron cerca de 8%. Pero al comparar la suma de las 12 cuotas actuales con las "sin interés" se percibe una suba de casi 11,5%.
 
"Los dispositivos que menos bajaron fueron las licuadoras y productos similares, que ya no se podían reducir más", aseguró a este medio el ejecutivo de una importante cadena. Un caso particular fue el del rubro indumentaria. Si bien la quita de contado superó el promedio, con 11%, lideró la tabla de aumentos en planes financiados, con un alza del 14%.
 
 Precios Transparentes: se encarecieron las cuotas y el público se esfumó

Lo que viene
 
En un contexto de bajo consumo y alta inflación, los economistas no se animan a ofrecer un pronóstico sobre el real impacto de esta medida. Claro que los que miran el mejor horizonte son las grandes cadenas, que afirman que ya no tendrán que esforzarse en ofrecer financiación. Entre ellos reina cierto optimismo.
 
"Volveremos a ser comerciantes: ya no tendremos que preocuparnos por la financiación", indicó con alivio uno de los grandes jugadores del sector. Y coinciden con el diagnóstico del Gobierno de que de ahora en más sólo habrá una lucha para ver quién ofrecerá los mejores precios.
 
De ahí para abajo, la visión es mucho más negativa. Algunas cadenas pequeñas podían "dibujar" los planes sin interés absorbiendo parte de la financiación, mientras que las tarjetas se hacían cargo del resto a cambio de convertirse en el "método de pago favorito" en las tiendas.
 
Los que están más perdidos son los comercios chicos. La Confederación para la Pequeña y Mediana Empresa (CAME), comunicó que el 80% de las empresas ni siquiera se plegó al nuevo esquema de Precios Transparentes. En el medio de esta confusión, la entidad pidió al Gobierno una campaña "aclaratoria" porque considera que el anuncio de la medida prometió demasiado: que los comercios iban a reducir en un 20% el importe de sus productos.
 
En su defensa, argumentaron que ya habían bajado los valores de venta al público para paliar un consumo planchado. Además, venían ofreciendo rebajas por abonar en efectivo, ya sea con descuentos en efectivo o en especie, es decir, con productos de regalo.
 
Pero lo cierto es que no les cierra extender el beneficio al pago contado con tarjetas porque deberían hacerse cargo de las comisiones por el uso del terminal de pago (3%, para las de crédito; y 1,5%, para las de débito).
 
A eso deben agregarle el plazo hasta que la emisora del plástico le gira los fondos al comerciante. En el caso de las tarjetas de crédito, puede extenderse hasta un mes: entre 18 y 21 días hábiles. Para las de débito, el plazo es menor: 48 horas hábiles.
 
Haciendo números gruesos, los negocios que cobren con crédito deben lidiar con un costo por inflación de 1,2% si se mantiene el cálculo oficial de diciembre pasado. Por ello, los comerciantes pequeños creen que los Precios Transparentes podría ser una medida contradictoria.
 
Es que los obliga a sincerar una financiación en cuotas, pero también los empuja a ocultar el "costo" que les generan las tarjetas con respecto al efectivo. "Esta medida es un error. Lo ideal sería que haya tres precios publicados en las tiendas: uno en efectivo, otro al contado con tarjetas y otro con las cuotas de Ahora 12 y 18", recomendó al Gobierno el propietario de varios locales de indumentaria ubicados en los principales shoppings.
 
Él, al igual que otros empresarios Pymes, ofrecía descuentos en dinero o en especie a los clientes, que ahora miran desde la vidriera los precios y piensan más de una vez antes de ingresar al local a preguntar por la financiación.
 
Por Alejandro D´Agostino
 
Fuente: iprofesional.com
 

Agreganos como amigo a Facebook
26-07-2017 / 10:07
26-07-2017 / 10:07
26-07-2017 / 09:07
Es un cambio sutil, pero sintomático. Poco a poco, los despidos y cierres de plantas que tomaron notoriedad tras el caso Pepsi forzaron al Gobierno de Mauricio Macri a modificar su estrategia comunicacional. Es un desafío clave, considerando que faltan apenas tres semanas para las elecciones primarias.
 
Dicho cambio, ya está en marcha. Así, tras haber justificado el desalojo con incidentes violentos de la fábrica de snacks de Vicente López, ahora el Gobierno de Macri busca generar un desenlace menos traumático, mediante la negociación con delegados y gremios. Esa es la orden que se bajó para las negociaciones en Cresta Roja y Carboclor, los nuevos casos calientes de la agenda laboral.
 
El papel más "persuasivo" del Ministerio de Trabajo, encabezado por Jorge Triaca, refleja la preocupación que empezó a extenderse entre algunos especialistas de Cambiemos, frente a la aparición de un "bache" discursivo que podría poner en riesgo la campaña. "No hay una ninguna estrategia de comunicación interna después del quilombo de Pepsico, debe haber más de una línea de trabajo y la verdad que no se habla mucho del empleo", reconoció un asesor de una de las principales figuras del PRO.
 
Una de esas directrices es el pedido de "firmeza" que bajó desde Presidencia y se aplicó finalmente con represión en la planta de Vicente López. Como contrapartida, hay funcionarios que prefieren resolver el conflicto en la empresa para no pagar un costo político.
 
Para unificar la comunicación, el Jefe de Gabinete, Marcos Peña Braun, emitió un documento interno que resumía la "línea" a seguir en Pepsico frente a los medios: los heridos fueron policías, los detenidos no eran empleados, la mayoría aceptó indemnización y un grupo de izquierda se opuso a negociar.
 
Más allá del caso, en Presidencia lo que prima es un abordaje puntual para cada caso, a partir del "relato" de que no hay un fenómeno generalizado de cierre de empresas. Los críticos de esta postura consideran que es un planteo entendible, pero sólo para la Capital Federal.
 
En la provincia de Buenos Aires, en cambio, la percepción es diferente. En el equipo de la gobernadora María Eugenia Vidal admiten que el tema se metió de lleno en la campaña y que los obligó a improvisar cambios sobre la marcha. No es casual: en ese distrito clave hubo cesantías masivas en los últimos diez días.
 
Además de peligrar más de 1.000 empleos en el sur, donde Cresta Roja tiene dos plantas, en lo que va del año se registraron más de 5.000 despidos en zona norte, en particular Campana, Zárate y Baradero. Atucha, Atanor, Ingredion y Lanxess son solo algunos de los casos más resonantes.

25-07-2017 / 17:07
25-07-2017 / 17:07
El consultor político de Mauricio Macri, el ultra teñido Jaime Durán Barba, volvió a levantar polvareda con sus declaraciones. Afirmó que el voto duro de Cristina Fernández está vinculado al que "vende mercaderías con marcas falsificadas, vive de subsidios, o es parte del millón de personas vinculadas al narcomenudeo". Se quedó corto o se olvidó: le faltaron los piratas del asfalto, trapitos, barrabravas, motochorros y quinieleros.
 
No es la primera vez que Durán Barba se introduce en una polémica y arrastra consigo a todo el macrismo. Ya lo había conseguido cuando dijo que "Hitler era un tipo espectacular" o cuando sostuvo que "las escuchas ilegales (por las que estuvo procesado Macri) le importan un carajo a la gente", entre otras frases célebres. Esta vez, Barba dejó la frase que generó polémica en su habitual columna en Perfil. Fue un texto en el que el ecuatoriano más que bordea la estigmatización y la discriminación.
 
Durán Barba no es un librepensador. Tampoco un opinador suelto e independiente. Es uno de los principales asesores de Macri y con Peña, Larreta, Vidal y Frigerio, comparte la mesa de campaña que analiza cada lunes en la Casa Rosada las movidas políticas y electorales del Gobierno de los Ricos.
 
Durán Barba admite que los votos de Cristina están blindados. Y le "entrega" los votos de los sectores populares a Cristina. Rechaza esos votos, piensa qué el macrismo no tiene ninguna chance en esos votantes. Pero pasó por alto que "los vinculados a la economía informal" son más de cuatro millones.
 
Durán Barba se abroqueló en el votante gorila y antiperonista y de ahí no se moverá. Si alguien de Cambiemos puede apuntar al peronismo, para sacarle votos, es Vidal. Pero el discurso de Durán espanta al peronismo.
 
La Opinión Popular
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar