clamaron aquel 01 de enero desde el altavoz del ayuntamiento. "Conforme a esta Declaración de guerra, damos a nuestras fuerzas militares del EZLN (Ejército Zapatista de Liberación Nacional) las siguientes órdenes: avanzar hacia la capital del país...".
 
México se frotaba los ojos. Encabezando el levantamiento indígena estaba un tipo de 36 años, el subcomandante Marcos, que llamó la atención del mundo con su pipa, su pasamontañas y su poética de decir "¡Nunca más un México sin nosotros!".
 
Versos y escopetas por el mismo precio. Era la revolución perfecta. Sin embargo, desde el levantamiento hasta hoy, las carencias son las mismas a pesar de la lluvia de millones públicos. Chiapas es el segundo estado más pobre (hace 20 años era el primero): una familia media vive con unos US$ 400 mensuales, la mitad que en el resto del país, y hay el triple de analfabetos (un 18%) que en el resto de México.
 
Paralelamente, en los últimos 20 años Marcos publicó seis "declaraciones de la Selva Lacandona", dio la vuelta al país durante la llamada "Otra campaña", apareció en un set de Televisa para dar una entrevista, escribió una canción para Joaquín Sabina y redactó "a cuatro manos" una novela policial con Paco Ignacio Taibo II.
 
Además, no ha dejado de intercalar periódicamente en la prensa sus comunicados políticos. En algunas ocasiones, ha cargado contra la globalización y el "mal gobierno" y en otras ha celebrado la lucha de ETA o las revueltas indígenas en Bolivia.
 
Sin embargo, su influencia se ha diluido en la vida política del país al mismo tiempo que ganaba simpatizantes en el extranjero. Su reciente comunicado, criticando la apertura del petróleo, sólo apareció en un periódico impreso.

'/> Chiapas, la rebelión zapatista que entusiasmó al mundo y apenas alteró la realidad / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  18:01  |  Lunes 20 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“En cada barrio se repiten las preocupaciones que relatan los vecinos en relación con el empleo. O falta trabajo, o es precario, o tienen temor a perderlo. En todos los casos, la plata no alcanza”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Internacionales - 02-01-2017 / 07:01
EFEMÉRIDES POPULARES. DEMANDAS DE JUSTICIA Y REIVINDICACIÓN DE LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS DE MÉXICO Y DE LOS POBRES

Chiapas, la rebelión zapatista que entusiasmó al mundo y apenas alteró la realidad

Chiapas, la rebelión zapatista que entusiasmó al mundo y apenas alteró la realidad
El subcomandante Marcos, en la Selva Lacandona, en el sur de México.
Un grupo de indígenas -algunos con escopetas de madera- tomó San Cristóbal y declaró la guerra a un México que seguía de borrachera celebrando la llegada de 1994. "Compañeros, hoy decimos '¡Basta!'", clamaron aquel 01 de enero desde el altavoz del ayuntamiento. "Conforme a esta Declaración de guerra, damos a nuestras fuerzas militares del EZLN (Ejército Zapatista de Liberación Nacional) las siguientes órdenes: avanzar hacia la capital del país...".
 
México se frotaba los ojos. Encabezando el levantamiento indígena estaba un tipo de 36 años, el subcomandante Marcos, que llamó la atención del mundo con su pipa, su pasamontañas y su poética de decir "¡Nunca más un México sin nosotros!".
 
Versos y escopetas por el mismo precio. Era la revolución perfecta. Sin embargo, desde el levantamiento hasta hoy, las carencias son las mismas a pesar de la lluvia de millones públicos. Chiapas es el segundo estado más pobre (hace 20 años era el primero): una familia media vive con unos US$ 400 mensuales, la mitad que en el resto del país, y hay el triple de analfabetos (un 18%) que en el resto de México.
 
Paralelamente, en los últimos 20 años Marcos publicó seis "declaraciones de la Selva Lacandona", dio la vuelta al país durante la llamada "Otra campaña", apareció en un set de Televisa para dar una entrevista, escribió una canción para Joaquín Sabina y redactó "a cuatro manos" una novela policial con Paco Ignacio Taibo II.
 
Además, no ha dejado de intercalar periódicamente en la prensa sus comunicados políticos. En algunas ocasiones, ha cargado contra la globalización y el "mal gobierno" y en otras ha celebrado la lucha de ETA o las revueltas indígenas en Bolivia.
 
Sin embargo, su influencia se ha diluido en la vida política del país al mismo tiempo que ganaba simpatizantes en el extranjero. Su reciente comunicado, criticando la apertura del petróleo, sólo apareció en un periódico impreso.

Ningún otro medio se hizo eco de sus dardos contra el "despojo" que vive el país, pero la pipa y el pasamontañas es aún la foto más vendida.
 
Ernesto Zedillo le despojó de cualquier misticismo cuando reveló su identidad en 1995: se llama Rafael Guillén, tiene 56 años, nació en Tamaulipas, fue profesor universitario y trabajó en unos grandes almacenes de Barcelona. También se supo que su hermano Octavio es simpatizante del PAN (derecha) y que su hermana Paloma, vieja militante del PRI, acaba de ser nombrada vicesecretaria de población y migración por el presidente Enrique Peña Nieto.
 
Sus críticos sostienen que pasa más tiempo en la capital que en la selva y que ha viajado a EE.UU. para tratarse un problema de respiración relacionado con su asma y su adicción al tabaco. "Pero sigue mandando, no hay duda. Todo los comunicados llevan su sello", reconoce el antropólogo Gaspar Marquecho.
 
Después de 20 años, el proyecto zapatista más tangible son los municipios autónomos o caracoles "en los que participan 60.000 familias, unas 300.000 personas, en el 30% de Chiapas", admite Marquecho. En voz baja, funcionarios del PRI reconocen que se han tolerado los caracoles porque garantizan la gobernabilidad. "Allí donde están ellos no hay narco, ni tráfico de emigrantes".
 
Desde su irrupción, el Gobierno trata de neutralizar el desafío zapatista. Primero a tiro limpio con el ejército. Después con Paz y Justicia, un grupo paramilitar con el que el PRI, los terratenientes y el ejército sembraban el pánico en la región, dejando decenas de asesinados y más de 3.500 desplazados. La masacre más conocida es la de Acteal, en 1997, cuando un centenar de paramilitares abrió fuego contra la población que rezaba en la pequeña iglesia del pueblo. En total fueron asesinadas 45 personas, entre ellas 4 embarazadas a las que abrieron el vientre para extraerles el feto.
 
Y por último con dinero público, explica Pedro Faro, abogado de la ONG Fray Bartolomé de las Casas: US$130 mensuales para las familias más pobres, nada para los zapatistas. "Pero no se enteraron de nada, pensaron que lo que único que queríamos eran cosas", concluye un joven miembro de la Junta del Buen Gobierno del caracol de Morelia.
 
Por Jacobo García
 
Fuente: Clarín

Agreganos como amigo a Facebook
20-11-2017 / 08:11
20-11-2017 / 07:11
20-11-2017 / 07:11
Francisco Paulino Hermenegildo Teódulo Franco Bahamonde murió el 20 de noviembre de 1975. Llamado «el Caudillo» y «el Generalísimo», fue un militar y dictador español, impulsor, junto a otros altos cargos de la cúpula militar, del golpe de Estado de julio de 1936 contra el gobierno democrático de la Segunda República, cuyo fracaso desembocó en la Guerra Civil Española.
 
Fue investido como jefe supremo del bando sublevado el 1 de octubre de 1936, ejerciendo como jefe de Estado de España desde el término del conflicto hasta su fallecimiento en 1975, y como jefe de Gobierno entre 1938 y 1973.
 
Fue líder del partido único Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista (JONS), en el que se apoyó para establecer un régimen fascista en sus comienzos, que más tarde derivaría en una dictadura, conocida como franquismo, de tipo conservador, católico y anticomunista.
 
Este cambio se debió a la derrota del fascismo en la Segunda Guerra Mundial. Aglutinó en torno al culto a su persona diferentes tendencias del conservadurismo, el nacionalismo y el catolicismo opuestas a la izquierda política y al desarrollo de formas democráticas de gobierno.
 
Fue un tiempo oscuro el de Franco; él mismo era un hombre oscuro, mediocre, rodeado de mediocres que se tomaron en serio la tarea de decidir por otros y de proclamar que la política era una de las malas artes y que la democracia era un invento del diablo.
 
Durante su mandato al frente del Ejército y de la jefatura del Estado, especialmente durante la Guerra Civil y los primeros años del régimen, tuvieron lugar múltiples violaciones de los derechos humanos. La cifra total de víctimas mortales suman miles de personas, que perecieron en su mayoría en campos de concentración, ejecuciones extrajudiciales o en prisión.
 
Esa larga noche de España, que duró cuarenta años a partir del final de la guerra entre hermanos, culminó el día en que por fin se murió Francisco Franco.
 
La Opinión Popular

19-11-2017 / 18:11
17-11-2017 / 10:11
Desde 1967, Grecia se encontraba bajo el control de un régimen militar dictatorial que había suprimido las libertades individuales, había disuelto los partidos políticos y había desterrado, encarcelado y torturado a políticos y civiles utilizando como criterio sus creencias políticas.
 
La Junta, en un intento de controlar todos los aspectos de la política, se había inmiscuido en el movimiento sindical estudiantil desde 1967, prohibiendo las elecciones estudiantiles en las universidades, reclutando obligatoriamente estudiantes e imponiendo líderes en la Unión Nacional de Estudiantes de Grecia. Estas medidas, lógicamente, hicieron aflorar sentimientos antidictatoriales en los estudiantes.
 
La Revuelta de la Politécnica de Atenas fue una manifestación masiva de oposición popular al régimen dictatorial de la Junta de los Coroneles. La revuelta que comenzó a mediados de noviembre de 1973, se convirtió en una revolución antijunta, y terminó con la masacre de la mañana del 17 de noviembre, tras de una serie de sucesos que comenzaron con la entrada de tanques en la Politécnica.
 
Soldados y policía abrieron fuego lo que dio como resultado una gran cantidad de muertos, 83 y tal vez más, no sólo en los alrededores de la Politécnica sino que también en toda Atenas. Muchos buscaron refugio en los edificios vecinos. Francotiradores de la policía abrieron fuego desde las terrazas cercanas, mientras que los hombres del Servicio Nacional de Información (ΚΥΠ) buscaban rebeldes. Se estima que miles de ciudadanos resultaron heridos.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar