La Opinión Popular
                  00:33  |  Lunes 29 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Hay que recuperar el progresismo
Por Luis Alberto Romero - Historiador.
"La realidad es la del tarifazo. La realidad es la de la cantidad de gente que se está quedando sin trabajo.” Adán Bahl, Vicegobernador de Entre Ríos
Nacionales - 04-09-2013 / 09:09
LA CÁMPORA NO DEJA DE COSECHAR CRÍTICAS Y REPUDIOS

Juan Cabandié: "Me da una alegría tremenda que haya asados y murgas en la ex ESMA"

Juan Cabandié:
En medio de la polémica por los asados organizados por funcionarios del Gobierno en la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), el candidato a diputado nacional por el Frente para la Victoria, Juan Cabandié, defendió "la resignificación" que le dio el kirchnerismo al predio donde funcionó el mayor centro de tortura y detención de la última dictadura militar.
La Cámpora, agrupación política que lidera Máximo Kirchner, continúa cosechando críticas por su accionar y sus comunicados. No solamente en Neuquén el gobernador Jorge Sapag los criticó sino que también se han vuelto un obstáculo para él armado de las candidaturas en la provincia de Santa Fe y como si esto fuera poco, lanzaron un comunicado defendiendo el plan de canje de la deuda "K".
 
Sumado a todas estas situaciones, su referente porteño y candidato a legislador nacional, Juan Cabandié, realizó polémicas declaraciones sobre los "asaditos" en el predio donde funcionó el mayor centro de tortura y detención de la última dictadura militar: "Me da una alegría tremenda que haya asados y murgas en la ex ESMA", afirmó. Después se desdijo, lo cual generó amplios repudios.
 
El candidato ultra K acusó a los medios de "mentirosos", pero la grabación del programa lo deschava. Además, la agencia Télam intentó cubrir al legislador con un cable en el que omite las declaraciones controversiales. Cristina ya había defendido los asados en la ESMA.
 
La Opinión Popular

Insólito: ahora Cabandié niega sus dichos sobre los asados en la ESMA
 
Hoy quedó claro que Juan Cabandié no es precisamente un hábil manejando la relación con la prensa. El primer candidato a diputado por el Frente para la Victoria en la Ciudad "desmintió" esta noche una frase que el sólito pronunció por la mañana en una entrevista con la radio de la ciudad.
 
En la entrevista con el programa "Nadie Duerme" de la Once Diez, Cabandié se refirió a la polémica por las actividades que el kirchnerismo organiza en el predio de la ex ESMA y aseguró que le "da una alegría tremenda" que se organicen murgas y asados en un lugar que inicialmente fue pensado como un museo que recordara a las víctimas del genocido, al estilo del museo de washington DC o el campo de Auschwitz.
 
Los dichos del legislador, que es hijo de desaparecidos y nació durante la dictadura en el la propia ESMA, repercutieron rápidamente en los medios y en las redes sociales durante la mañana y generaron un fuerte rechazo de organizaciones de Derechos Humanos que no están alineadas con el kirchnerismo.
 
La polémica alcanzó a Cabandié además en un momento político incómodo, en plena campaña para ser electo diputado nacional y cuando el kirchnerismo intenta recuperar -a través de anuncios y giros de discurso- parte d elos millones d evotos que perdión n las primarias.
 
Entonces, Cabandié recurrió una vez más a su cuenta de Twitter para negar lo que había dicho horas atrás. Sin embargo, rápidamente comenzó a circular el audio de la nota que dio por la mañana, dejando en evidencia al actual jefe de bloque del kirchnerismo en la Legislatura Porteña.
 
El diálogo de la entrevista fue claro: "¿No te molesta que [en el predio de la ESMA] participen murgas, que se hagan asados?", preguntó el periodista de Radio Ciudad. La respuesta de Cabandié no dejó lugar a dudas: "Al contrario. Me da una alegría tremenda que sea así".
 
Para dejar aún más en evidencia el intento del kirchnerismo por ocultar la frase de Cabandié, la agencia de noticias estatal Télam, manejada por La Cámpora, emitió un largo cable de prensa en el que se transcribió casi la totalidad de la entrevista del candidato en la radio. Pero sorpresivamente omitió la polémica declaración del candidato kirchnerista.
 
Cabandié ya había tenido problemas por sus dichos. Durante la campaña para las PASO, recorrió el Riachuelo para visitar las obras que lleva a cabo el Acumar para sanearlo.
 
"Antes uno veía acumulación de botellas, basura y animales muertos y hoy comienza a ver en algunos sectores del Riachuelo bancos de peces", aseguró en ese momento.
 
Ante las burlas casi instantáneas que comenzaron a circular en las redes sociales, el legislador camporista tuitió una dudosa desmentida a sus propias declaraciones:
 
 
Idas y vueltas del kirchnerismo
 
La polémica por las actividades en el predio de la ex Esma no es nueva: a principios de este año, se conoció que el ministro de Justicia, Julio Alak, había organizado un brindis allí para celebrar el fin de 2012.
 
Ante las críticas de organizaciones de DD.HH., fue la propia Cristina Kirchner quien salió a respaldar a su ministro, por su vía de comunicación favorita:
 
La desmentida de Cabandié también quedó descolocada frente a la opinión que el ministro de Defensa, Agustín Rossi, dio hoy sobre el tema: aseguró que el ex centro de detención "se tiene que llenar de actividades contra la impunidad".
 
"Con todo lo que ha sucedido en la ESMA, para que todo lo que pasó ahí no queda impune, se tiene que llenar de gente, de actividades sociales", manifestó Rossi, al entrevistarse con Radio América.
 
Fuente: La Política Online

Agreganos como amigo a Facebook
28-08-2016 / 11:08
Esta vez las encuestas confirmaron una señal de alarma. Según fuentes oficiales de alto nivel, los estudios recientes de la firma Isonomía que recibe la Casa Rosada, y los del consultor estrella Jaime Durán Barba y su socio Santiago Nieto, que reportan a la Gobernación bonaerense, coinciden en registrar una sostenida caída de la imagen de Mauricio Macri en el Gran Buenos Aires.
 
La conclusión fue respaldada por tres intendentes del Conurbano, uno macrista y dos peronistas. Con apenas diferencia de matices todos dijeron que las mediciones periódicas que hacen en sus municipios arrojan ese mismo resultado. Y que en el retroceso general en la imagen de los principales políticos, sólo mantiene su nivel de aceptación la gobernadora María Eugenia Vidal.
 
La caída de imagen del Presidente no es grave en términos absolutos, se atajan las fuentes oficiales. Pero preocupa la repetición entre un sondeo y otro. El fenómeno, de no sufrir un vuelco drástico, puede transformarse en tendencia. Allí sí que el Gobierno estaría ante un problema mayúsculo. De más está decir -porque ya lo dice la historia- que, con el Gran Buenos Aires en contra, todo proyecto de gobernabilidad entra en zona de riesgo.
 
"Es que el invierno fue muy duro, entre los precios, el lío de las tarifas y la falta de trabajo", explica -por si hiciera falta- uno de los intendentes consultados. A pesar de los esfuerzos y recursos desplegados desde el Gobierno, los jefes territoriales dicen que "mucha gente la está pasando mal". Además detectan que ahora "se enoja la clase media, como si estuviese perdiendo la paciencia". Esa clase media suburbana fue sostén del inesperado triunfo electoral de Vidal en octubre, cuando destronó al peronismo.

28-08-2016 / 10:08
Durante lo que va del siglo XXI dos cruciales cambios geopolíticos ocurrieron en dos continentes muy alejados entre sí: Asia y América Latina, donde sus destinos se entrecruzaron como quizá nunca había ocurrido antes.
 
Ocurre que los países asiáticos, en particular los dos gigantes, China e India, incorporaron a grandes masas de sus poblaciones al consumo masivo, propiciando políticas aperturistas en lo económico, que antes rechazaban.
 
Sobre todo el comunismo chino, un fallido laboratorio político que ante la caída de la URSS y para evitar un destino similar, su jerarquía dirigencial produjo un drástico viraje a fin de mantenerse en el poder.
 
El modelo aplicado fue una especie de capitalismo en lo económico y comunismo en lo político, ambos bien salvajes, o sea llevados a sus últimos extremos. Un neoliberalismo autoritario ideal para que ex-países socialistas puedan cambiar todo sin que ninguno de sus dirigentes cambie.
 
Hoy Cuba discretamente está explorando su adaptación a dicho esquema, que consiste en aliarse económicamente a EEUU pero copiando la fórmula china de gobierno.
 
Ese inmenso cambio asiático tuvo una fenomenal repercusión en América Latina ya que llevó a una colosal alteración de los términos de intercambio económicos como no ocurría en décadas o siglos.
 
Es que nosotros, en tanto tradicionales proveedores de materias primas, vimos aumentar el precio de nuestros commodities ante la necesidad vital y urgente de los grandes países asiáticos de alimentar a sus multitudinarias poblaciones incorporadas al consumo masivo.
 
Este sustancial cambio económico produjo casi simultáneamente cambios políticos continentales de igual magnitud. El primero y más auspicioso fue el de que la potencia latinoamericana por excelencia, Brasil, pasó a intervenir en las grandes ligas internacionales.
 
Ya estaba lista para incorporarse a los decisores mundiales y, se suponía, dicho "país continente" arrastraría al resto de sus vecinos hacia una incorporación a la globalización, ya no como globalizados (o dependientes) sino como actores clave en su gestación.
 
Con la conformación de gobiernos socialdemócratas en Brasil, a través del liderazgo de Lula, el mundo vio entusiasmado cómo América Latina se desperezaba, al igual que Asia, y empezaba de a poco a ser actor central junto a los líderes de Occidente -Europa y EEUU- produciendo con su intervención sanas competencias para modelar un mundo más plural, menos hegemónico.

28-08-2016 / 09:08
Sólo unos pocos datos de la realidad serían suficientes para explicar que en estos días el gobierno de Mauricio Macri atraviesa uno de sus momentos más críticos.
 
Han pasado más de ocho meses desde su asunción y la economía no despega, los indicadores oficiales muestran un marcado deterioro de la producción y el empleo, el cuadro de expectativas sociales se resiente, la oposición más intolerante está en un feroz plan de agitación y, como consecuencia de todo eso, se corre el riesgo de que ciertas impaciencias políticas se tornen violentas.
 
A ese peligroso cóctel se agregan otros ingredientes que, si bien son emergentes directos de aquellas realidades, contribuyen a dar mayor dramatismo a la situación. Son la inseguridad ciudadana en los distritos más densamente poblados, las luchas de resistencia de las mafias para no perder posiciones de privilegio y el extendido nivel de corrupción en ámbitos donde se debería combatir el delito.
 
El sustrato esperanzador de esa fotografía de la Argentina de hoy estaría en las razones con las cuales el Gobierno alimenta su optimismo. Tras reconocer la existencia de una considerable demora en los tiempos que se habían anunciado para el inicio de la recuperación económica, la Casa Rosada reivindica lo alentador de cuatro puntos.
 
Ellos son que la inflación ha comenzado a descender, el plan de obra pública estará ejecutándose en plenitud antes de fin de año, el inminente blanqueo de capitales dará robustez a la caja del Estado y las inversiones se traducirán en mayor trabajo y actividad económica para diversos sectores.
 
A la par de pedir un poco más de paciencia social, los funcionarios destacan que la imagen positiva del Presidente sigue alta, entre el 46 y el 50 por ciento según varias encuestas, y que la opinión pública rechaza los métodos agresivos de hacer oposición. 

28-08-2016 / 09:08
Un funcionario del ministerio del Interior que proviene del peronismo se preguntaba esta semana por qué la sociedad sigue acompañando al gobierno en las encuestas pese al problema de las tarifas, a promesas incumplidas y a un segundo semestre que directamente será por lo menos igual que el primero.
 
La respuesta la tiene el mismo funcionario: "La gente sabe que venimos para cambiar y quiere ese cambio, no quiere volver al pasado". Eso explicaría, sostiene, la llamativa tranquilidad con la que la cúpula de Pro con Mauricio Macri a la cabeza atravesó el último timbreo nacional.
 
"La gente está enojada por las tarifas pero nadie le pegó una trompada a nadie, lo entienden", dice el hombre con encuestas en la mano que muestran que el presidente mantiene un 55 % de aceptación. Conclusión: son tiempos duros pero el gobierno va por el camino correcto y así seguirá, con la mira puesta en las elecciones de 2017.
 
En esa misma línea de acción se inscribiría la siguiente decisión que ha tomado el presidente y que fue la bajada de línea de las reuniones de la mesa chica en Olivos de la semana que pasó: no entrar en el juego que Cristina Fernández le está proponiendo a Macri de sacarlo de las casillas con el premeditado y permanente jaqueo de sus seguidores, que son menos que antes pero que igual hacen mucho ruido frente al sonoro silencio de la mayoría ciudadana que parece seguir el enrarecimiento del clima político desde el living de su casa.
 
"No es acertado salir a pelear por ver quién gana la calle, los desesperados son ella y sus seguidores, no nosotros", sostienen en otros despachos oficiales.
 
En el gobierno están mirando ahora mismo dos escenarios. El primero, y el más grave y preocupante, es la desembozada ofensiva del kirchnerismo más duro para voltear al gobierno. Para que, de ser posible, no llegue a fin de año. Algunos recalcitrantes del cristinismo residual como Luis D´Elía, Fernando Esteche, Hebe de Bonafini y La Cámpora no lo disimulan, y lo alientan con frases, gestos y marchas "de la resistencia".
 
Del lado del gobierno hay una doble vía: no responder, según aquel mandato, pese a que algunos reclaman "una contramarcha" ciudadana para denunciar el intento desestabilizador de Cristina Fernández y sus soldados. Pero han decidido salir del estado de extrema prudencia y lo han salido a denunciar con todas las letras: "Hay sectores cercanos a Cristina que quieren voltear a Macri".

27-08-2016 / 18:08
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar