La Opinión Popular
                  23:40  |  Lunes 24 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“El modelo económico que aplica el Gobierno atrasa 40 años y hay que cambiarlo porque estamos en estanflación, se triplicó la deuda y tenemos un problema de fuga de capitales”. Aldo Pignanelli
Recomendar Imprimir
Nacionales - 04-09-2013 / 09:09
LA CÁMPORA NO DEJA DE COSECHAR CRÍTICAS Y REPUDIOS

Juan Cabandié: "Me da una alegría tremenda que haya asados y murgas en la ex ESMA"

Juan Cabandié:
En medio de la polémica por los asados organizados por funcionarios del Gobierno en la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), el candidato a diputado nacional por el Frente para la Victoria, Juan Cabandié, defendió "la resignificación" que le dio el kirchnerismo al predio donde funcionó el mayor centro de tortura y detención de la última dictadura militar.
La Cámpora, agrupación política que lidera Máximo Kirchner, continúa cosechando críticas por su accionar y sus comunicados. No solamente en Neuquén el gobernador Jorge Sapag los criticó sino que también se han vuelto un obstáculo para él armado de las candidaturas en la provincia de Santa Fe y como si esto fuera poco, lanzaron un comunicado defendiendo el plan de canje de la deuda "K".
 
Sumado a todas estas situaciones, su referente porteño y candidato a legislador nacional, Juan Cabandié, realizó polémicas declaraciones sobre los "asaditos" en el predio donde funcionó el mayor centro de tortura y detención de la última dictadura militar: "Me da una alegría tremenda que haya asados y murgas en la ex ESMA", afirmó. Después se desdijo, lo cual generó amplios repudios.
 
El candidato ultra K acusó a los medios de "mentirosos", pero la grabación del programa lo deschava. Además, la agencia Télam intentó cubrir al legislador con un cable en el que omite las declaraciones controversiales. Cristina ya había defendido los asados en la ESMA.
 
La Opinión Popular

Insólito: ahora Cabandié niega sus dichos sobre los asados en la ESMA
 
Hoy quedó claro que Juan Cabandié no es precisamente un hábil manejando la relación con la prensa. El primer candidato a diputado por el Frente para la Victoria en la Ciudad "desmintió" esta noche una frase que el sólito pronunció por la mañana en una entrevista con la radio de la ciudad.
 
En la entrevista con el programa "Nadie Duerme" de la Once Diez, Cabandié se refirió a la polémica por las actividades que el kirchnerismo organiza en el predio de la ex ESMA y aseguró que le "da una alegría tremenda" que se organicen murgas y asados en un lugar que inicialmente fue pensado como un museo que recordara a las víctimas del genocido, al estilo del museo de washington DC o el campo de Auschwitz.
 
Los dichos del legislador, que es hijo de desaparecidos y nació durante la dictadura en el la propia ESMA, repercutieron rápidamente en los medios y en las redes sociales durante la mañana y generaron un fuerte rechazo de organizaciones de Derechos Humanos que no están alineadas con el kirchnerismo.
 
La polémica alcanzó a Cabandié además en un momento político incómodo, en plena campaña para ser electo diputado nacional y cuando el kirchnerismo intenta recuperar -a través de anuncios y giros de discurso- parte d elos millones d evotos que perdión n las primarias.
 
Entonces, Cabandié recurrió una vez más a su cuenta de Twitter para negar lo que había dicho horas atrás. Sin embargo, rápidamente comenzó a circular el audio de la nota que dio por la mañana, dejando en evidencia al actual jefe de bloque del kirchnerismo en la Legislatura Porteña.
 
El diálogo de la entrevista fue claro: "¿No te molesta que [en el predio de la ESMA] participen murgas, que se hagan asados?", preguntó el periodista de Radio Ciudad. La respuesta de Cabandié no dejó lugar a dudas: "Al contrario. Me da una alegría tremenda que sea así".
 
Para dejar aún más en evidencia el intento del kirchnerismo por ocultar la frase de Cabandié, la agencia de noticias estatal Télam, manejada por La Cámpora, emitió un largo cable de prensa en el que se transcribió casi la totalidad de la entrevista del candidato en la radio. Pero sorpresivamente omitió la polémica declaración del candidato kirchnerista.
 
Cabandié ya había tenido problemas por sus dichos. Durante la campaña para las PASO, recorrió el Riachuelo para visitar las obras que lleva a cabo el Acumar para sanearlo.
 
"Antes uno veía acumulación de botellas, basura y animales muertos y hoy comienza a ver en algunos sectores del Riachuelo bancos de peces", aseguró en ese momento.
 
Ante las burlas casi instantáneas que comenzaron a circular en las redes sociales, el legislador camporista tuitió una dudosa desmentida a sus propias declaraciones:
 
 
Idas y vueltas del kirchnerismo
 
La polémica por las actividades en el predio de la ex Esma no es nueva: a principios de este año, se conoció que el ministro de Justicia, Julio Alak, había organizado un brindis allí para celebrar el fin de 2012.
 
Ante las críticas de organizaciones de DD.HH., fue la propia Cristina Kirchner quien salió a respaldar a su ministro, por su vía de comunicación favorita:
 
La desmentida de Cabandié también quedó descolocada frente a la opinión que el ministro de Defensa, Agustín Rossi, dio hoy sobre el tema: aseguró que el ex centro de detención "se tiene que llenar de actividades contra la impunidad".
 
"Con todo lo que ha sucedido en la ESMA, para que todo lo que pasó ahí no queda impune, se tiene que llenar de gente, de actividades sociales", manifestó Rossi, al entrevistarse con Radio América.
 
Fuente: La Política Online

Agreganos como amigo a Facebook
24-04-2017 / 09:04
24-04-2017 / 08:04
24-04-2017 / 07:04
Por los graves incidentes del fin de semana en Santa Cruz, tanto el kirchnerismo como el gobierno de Mauricio Macri se mostraron alarmados por la escalada de violencia que llegó a poner en riesgo la integridad de Cristina Fernández, la gobernadora Alicia Kirchner, tres empleadas de la gobernación y Helena, la pequeña nieta de CFK.
 
También hay cierto consenso respecto de cómo se llegó a esta situación: el colapso financiero provocado por la superpoblada plantilla de trabajadores estatales, que llega a niveles récord. Casi 90.000 empleados en una provincia que apenas supera los 300.000 habitantes. Para colmo, Santa Cruz tiene una dependencia excesiva de la industria petrolera, ahora en declive por la caída de los precios internacionales.
 
Santa Cruz es una jurisdicción donde los empleados y jubilados cobran mal y tarde, la propuesta a los docentes es un ajuste salarial de 3% y el fantasma del estallido violento está a la vuelta de la esquina. Hay consenso respecto de que el Gobierno nacional debe asistir financieramente a la provincia en su emergencia, según las declaraciones del ministro del interior, Rogelio Frigerio. Pero ahí terminan los consensos y empieza el verdadero nudo del problema: quién debe pagar el costo político de la crisis.
 
Porque Cristina y Alicia sostienen que el empleo público es un espacio de contención social y de refugio en una provincia donde si se echa a un estatal se lo condena a la miseria; en un escenario recesivo como es claramente el caso de Santa Cruz, con su muy poca diversificada economía. En consecuencia, la visión K es que la dotación de empleados debe ser mantenida con la asistencia financiera de Macri.
 
En la vereda de enfrente, Frigerio dio a entender con bastante claridad lo que se espera de la gobernadora Alicia Kirchner: que asuma el costo político de echar gente. Que la provincia le garantice que se está haciendo algo concreto para recortar el gasto fiscal.
 
Resulta claro que el Gobierno de Macri no gana mucho si deja que se tense la situación, porque la gravedad es tal que no se puede descartar un final trágico si se repiten los enfrentamientos callejeros. Pero, además, al macrismo no le sirve la salida de Alicia Kirchner de su cargo. Lo que ocurriría después de una intervención federal de la provincia, es que pondría al macrismo en el antipático rol de tener que realizar el ajuste que no hizo el kirchnerismo. Y es lo que quiere evitar.
 
En consecuencia, se buscará un acuerdo que implique la ayuda financiera para la provincia pero que el Gobierno nacional no dará "gratis", en términos políticos. Buscará por todos los medios mostrar las consecuencias que trae un desgobierno K en esa provincia. Hoy, Santa Cruz es la capital nacional de la "grieta", un verdadero peligro que se corporiza en empleados que no cobran sus salarios o en una pedrada contra la casa donde hay una bebé de 18 meses.
 
La Opinión Popular

23-04-2017 / 20:04
23-04-2017 / 18:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar