La Opinión Popular
                  11:01  |  Jueves 21 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
La apuesta del consenso y la reconstrucción
Por Natalio Botana, Politólogo e Historiador
Porque cuando tengo que cantar verdades las canto derecho nomás, a lo macho, aunque esas verdades amuestren bicheras donde naides creiba que hubiera gusanos. El orejano
Nacionales - 04-09-2013 / 09:09
LA CÁMPORA NO DEJA DE COSECHAR CRÍTICAS Y REPUDIOS

Juan Cabandié: "Me da una alegría tremenda que haya asados y murgas en la ex ESMA"

Juan Cabandié:
En medio de la polémica por los asados organizados por funcionarios del Gobierno en la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), el candidato a diputado nacional por el Frente para la Victoria, Juan Cabandié, defendió "la resignificación" que le dio el kirchnerismo al predio donde funcionó el mayor centro de tortura y detención de la última dictadura militar.
La Cámpora, agrupación política que lidera Máximo Kirchner, continúa cosechando críticas por su accionar y sus comunicados. No solamente en Neuquén el gobernador Jorge Sapag los criticó sino que también se han vuelto un obstáculo para él armado de las candidaturas en la provincia de Santa Fe y como si esto fuera poco, lanzaron un comunicado defendiendo el plan de canje de la deuda "K".
 
Sumado a todas estas situaciones, su referente porteño y candidato a legislador nacional, Juan Cabandié, realizó polémicas declaraciones sobre los "asaditos" en el predio donde funcionó el mayor centro de tortura y detención de la última dictadura militar: "Me da una alegría tremenda que haya asados y murgas en la ex ESMA", afirmó. Después se desdijo, lo cual generó amplios repudios.
 
El candidato ultra K acusó a los medios de "mentirosos", pero la grabación del programa lo deschava. Además, la agencia Télam intentó cubrir al legislador con un cable en el que omite las declaraciones controversiales. Cristina ya había defendido los asados en la ESMA.
 
La Opinión Popular

Insólito: ahora Cabandié niega sus dichos sobre los asados en la ESMA
 
Hoy quedó claro que Juan Cabandié no es precisamente un hábil manejando la relación con la prensa. El primer candidato a diputado por el Frente para la Victoria en la Ciudad "desmintió" esta noche una frase que el sólito pronunció por la mañana en una entrevista con la radio de la ciudad.
 
En la entrevista con el programa "Nadie Duerme" de la Once Diez, Cabandié se refirió a la polémica por las actividades que el kirchnerismo organiza en el predio de la ex ESMA y aseguró que le "da una alegría tremenda" que se organicen murgas y asados en un lugar que inicialmente fue pensado como un museo que recordara a las víctimas del genocido, al estilo del museo de washington DC o el campo de Auschwitz.
 
Los dichos del legislador, que es hijo de desaparecidos y nació durante la dictadura en el la propia ESMA, repercutieron rápidamente en los medios y en las redes sociales durante la mañana y generaron un fuerte rechazo de organizaciones de Derechos Humanos que no están alineadas con el kirchnerismo.
 
La polémica alcanzó a Cabandié además en un momento político incómodo, en plena campaña para ser electo diputado nacional y cuando el kirchnerismo intenta recuperar -a través de anuncios y giros de discurso- parte d elos millones d evotos que perdión n las primarias.
 
Entonces, Cabandié recurrió una vez más a su cuenta de Twitter para negar lo que había dicho horas atrás. Sin embargo, rápidamente comenzó a circular el audio de la nota que dio por la mañana, dejando en evidencia al actual jefe de bloque del kirchnerismo en la Legislatura Porteña.
 
El diálogo de la entrevista fue claro: "¿No te molesta que [en el predio de la ESMA] participen murgas, que se hagan asados?", preguntó el periodista de Radio Ciudad. La respuesta de Cabandié no dejó lugar a dudas: "Al contrario. Me da una alegría tremenda que sea así".
 
Para dejar aún más en evidencia el intento del kirchnerismo por ocultar la frase de Cabandié, la agencia de noticias estatal Télam, manejada por La Cámpora, emitió un largo cable de prensa en el que se transcribió casi la totalidad de la entrevista del candidato en la radio. Pero sorpresivamente omitió la polémica declaración del candidato kirchnerista.
 
Cabandié ya había tenido problemas por sus dichos. Durante la campaña para las PASO, recorrió el Riachuelo para visitar las obras que lleva a cabo el Acumar para sanearlo.
 
"Antes uno veía acumulación de botellas, basura y animales muertos y hoy comienza a ver en algunos sectores del Riachuelo bancos de peces", aseguró en ese momento.
 
Ante las burlas casi instantáneas que comenzaron a circular en las redes sociales, el legislador camporista tuitió una dudosa desmentida a sus propias declaraciones:
 
 
Idas y vueltas del kirchnerismo
 
La polémica por las actividades en el predio de la ex Esma no es nueva: a principios de este año, se conoció que el ministro de Justicia, Julio Alak, había organizado un brindis allí para celebrar el fin de 2012.
 
Ante las críticas de organizaciones de DD.HH., fue la propia Cristina Kirchner quien salió a respaldar a su ministro, por su vía de comunicación favorita:
 
La desmentida de Cabandié también quedó descolocada frente a la opinión que el ministro de Defensa, Agustín Rossi, dio hoy sobre el tema: aseguró que el ex centro de detención "se tiene que llenar de actividades contra la impunidad".
 
"Con todo lo que ha sucedido en la ESMA, para que todo lo que pasó ahí no queda impune, se tiene que llenar de gente, de actividades sociales", manifestó Rossi, al entrevistarse con Radio América.
 
Fuente: La Política Online

Agreganos como amigo a Facebook
21-08-2014 / 09:08
 
Cristina y Kicillof volvieron a sorprender a propios y extraños. Desde que surgió el escollo de los fondos Buitre, se encargaron de archivar la hoja de ruta trazada desde la devaluación de enero (nuevo índice de precios acordado con el FMI, Club de París, pago a Repsol, juicios del CIADI, etc), una agenda sin mística, forzada por la escasez de dólares.
 
Sin trato con los Buitres, no es posible volver a pasar la gorra en el mercado internacional de capitales, así que Cristina parece ahora resignada a la nueva versión de "vivir con lo nuestro" que le propone Kicillof.
 
La diferencia con el golpe de timón que aceptó en enero (cuando el presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, asumió la responsabilidad del salto del dólar y la suba de tasas para cauterizar la sangría de reservas) hoy Cristina no está asustada, sino entusiasmada con el rumbo.
 
La gesta anti buitre es la bandera soñada para el márketing político K. Un enemigo perfecto multipropósito: sirve para frenar los reclamos sindicales, demorar la pelea feroz por la sucesión dentro del peronismo y descolocar a una oposición que, para incomodidad del relato, aplaudía el anterior giro de la política oficial.
 
Pero además, los Buitres son la amenaza ideal para justificar una realidad económica a esta altura inocultable, que combina recesión, altísima inflación, cepo al dólar y destrucción de empleos.
 
La teoría de que (justo a nosotros) "el mundo se nos cayó encima" se había agotado. La épica es ahora más potente: los Buitres vienen por todo (el modelo, empleo, el petróleo, la estabilidad, el futuro), y de ahí la insólita dramatización con la ley antiterrorista.
 
Sería un plan para vivir con una escasez crónica de divisas hasta el final de mandato, aceptando que habrá que enfrentar más inflación y presiones para devaluar. Algo así como ponerse el casco.

21-08-2014 / 08:08
  La crisis de la deuda ya lleva 65 días y en ese lapso el gobierno, conducido por Cristina Fernández, ha dado sobradas muestras de su incapacidad para tomar decisiones que tiendan a resolver el conflicto y moderar la preocupante situación económica que vive el país.
 
En los últimos días, una vez más, la Presidenta y su equipo de jóvenes e inexpertos funcionarios han dejado en claro que las decisiones llegan por espasmos y como parte de una serie de improvisadas políticas, diseñadas a medida que la crisis financiera se agrava.
 
Los anuncios presidenciales arrojan más leña al fuego. La crisis económica se agudiza y los especialistas advierten que podría empeorar. Inflación, desempleo, default y un dólar por las nubes conforman una bomba a punto de estallar.
 
Durante cinco días el país debatió los alcances de la Ley Antiterrorista, y todas las empresas en crisis temieron ser blanco de esta acusación. Ahora, el Gobierno de CFK "pinchó" el tema. Y también surgen declaraciones contradictoriamente "tranquilizadoras" sobre las consecuencias de la Ley de Abastecimiento.
 
La propia Cristina aclaró que los aspectos cuestionables del proyecto podrían ser revisados. Y recordó que no pretendía imponer "un bando presidencial" sino someter una iniciativa al debate legislativo. ¿Se diluye la "sovietización" de la economía? ¿Intentan poner paños fríos? ¿Es una toma de conciencia sobre un rechazo generalizado de esta iniciativa? ¿O, solo se trata de una mera estrategia negociadora?
 
Los anuncios realizados por CFK y las recientes declaraciones del propio ministro de Economía, Axel Kicillof, dejaron muchas más dudas que certezas e incentivaron la incertidumbre. Al tiempo que la actividad económica se retrae y la inflación crece, los ahorristas depositan sus esperanzas en el dólar, que avanza sin control y continúa rompiendo récords.
 
Tenemos una economía en recesión y una inflación creciente, lo cual es la peor de las combinaciones posibles, y es lo que en economía se denomina estanflación. Además, por ahora no hay nada que indique que eso vaya a cambiar, sino todo lo contrario, esta situación se va a agudizar.
 
Las medidas impulsadas por los K no hacen más que acentuar estos problemas y mantienen al país alejado de los mercados internacionales y del financiamiento externo, tan necesarios para reactivar la deteriorada economía nacional.
 
Todo forma parte de un destructivo círculo vicioso en el que los más perjudicados son, siempre, los trabajadores y los más humildes. En lo que va del año se perdieron 190 mil puestos de trabajo y para finales de 2014 la inflación será del 40%. Mientras tanto, millones de argentinos luchan por hacer rendir un salario que no alcanza.
 
Las falacias de la mal llamada "década ganada K" salen a la luz. Tras años de pésimas políticas, serios problemas económicos comienzan a golpear con una fuerza implacable a la Argentina. Hoy, cuando lo que hace falta es mesura, previsión y confianza, el Gobierno de CFK volvió a tomar medidas destinadas al fracaso.
 
La Opinión Popular

20-08-2014 / 17:08
20-08-2014 / 17:08
20-08-2014 / 17:08
NicoSal Web Design

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar