La Opinión Popular
                  17:21  |  Jueves 29 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Hay que recuperar el progresismo
Por Luis Alberto Romero - Historiador.
"La realidad es la del tarifazo. La realidad es la de la cantidad de gente que se está quedando sin trabajo.” Adán Bahl, Vicegobernador de Entre Ríos
Nacionales - 04-09-2013 / 09:09
LA CÁMPORA NO DEJA DE COSECHAR CRÍTICAS Y REPUDIOS

Juan Cabandié: "Me da una alegría tremenda que haya asados y murgas en la ex ESMA"

Juan Cabandié:
En medio de la polémica por los asados organizados por funcionarios del Gobierno en la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), el candidato a diputado nacional por el Frente para la Victoria, Juan Cabandié, defendió "la resignificación" que le dio el kirchnerismo al predio donde funcionó el mayor centro de tortura y detención de la última dictadura militar.
La Cámpora, agrupación política que lidera Máximo Kirchner, continúa cosechando críticas por su accionar y sus comunicados. No solamente en Neuquén el gobernador Jorge Sapag los criticó sino que también se han vuelto un obstáculo para él armado de las candidaturas en la provincia de Santa Fe y como si esto fuera poco, lanzaron un comunicado defendiendo el plan de canje de la deuda "K".
 
Sumado a todas estas situaciones, su referente porteño y candidato a legislador nacional, Juan Cabandié, realizó polémicas declaraciones sobre los "asaditos" en el predio donde funcionó el mayor centro de tortura y detención de la última dictadura militar: "Me da una alegría tremenda que haya asados y murgas en la ex ESMA", afirmó. Después se desdijo, lo cual generó amplios repudios.
 
El candidato ultra K acusó a los medios de "mentirosos", pero la grabación del programa lo deschava. Además, la agencia Télam intentó cubrir al legislador con un cable en el que omite las declaraciones controversiales. Cristina ya había defendido los asados en la ESMA.
 
La Opinión Popular

Insólito: ahora Cabandié niega sus dichos sobre los asados en la ESMA
 
Hoy quedó claro que Juan Cabandié no es precisamente un hábil manejando la relación con la prensa. El primer candidato a diputado por el Frente para la Victoria en la Ciudad "desmintió" esta noche una frase que el sólito pronunció por la mañana en una entrevista con la radio de la ciudad.
 
En la entrevista con el programa "Nadie Duerme" de la Once Diez, Cabandié se refirió a la polémica por las actividades que el kirchnerismo organiza en el predio de la ex ESMA y aseguró que le "da una alegría tremenda" que se organicen murgas y asados en un lugar que inicialmente fue pensado como un museo que recordara a las víctimas del genocido, al estilo del museo de washington DC o el campo de Auschwitz.
 
Los dichos del legislador, que es hijo de desaparecidos y nació durante la dictadura en el la propia ESMA, repercutieron rápidamente en los medios y en las redes sociales durante la mañana y generaron un fuerte rechazo de organizaciones de Derechos Humanos que no están alineadas con el kirchnerismo.
 
La polémica alcanzó a Cabandié además en un momento político incómodo, en plena campaña para ser electo diputado nacional y cuando el kirchnerismo intenta recuperar -a través de anuncios y giros de discurso- parte d elos millones d evotos que perdión n las primarias.
 
Entonces, Cabandié recurrió una vez más a su cuenta de Twitter para negar lo que había dicho horas atrás. Sin embargo, rápidamente comenzó a circular el audio de la nota que dio por la mañana, dejando en evidencia al actual jefe de bloque del kirchnerismo en la Legislatura Porteña.
 
El diálogo de la entrevista fue claro: "¿No te molesta que [en el predio de la ESMA] participen murgas, que se hagan asados?", preguntó el periodista de Radio Ciudad. La respuesta de Cabandié no dejó lugar a dudas: "Al contrario. Me da una alegría tremenda que sea así".
 
Para dejar aún más en evidencia el intento del kirchnerismo por ocultar la frase de Cabandié, la agencia de noticias estatal Télam, manejada por La Cámpora, emitió un largo cable de prensa en el que se transcribió casi la totalidad de la entrevista del candidato en la radio. Pero sorpresivamente omitió la polémica declaración del candidato kirchnerista.
 
Cabandié ya había tenido problemas por sus dichos. Durante la campaña para las PASO, recorrió el Riachuelo para visitar las obras que lleva a cabo el Acumar para sanearlo.
 
"Antes uno veía acumulación de botellas, basura y animales muertos y hoy comienza a ver en algunos sectores del Riachuelo bancos de peces", aseguró en ese momento.
 
Ante las burlas casi instantáneas que comenzaron a circular en las redes sociales, el legislador camporista tuitió una dudosa desmentida a sus propias declaraciones:
 
 
Idas y vueltas del kirchnerismo
 
La polémica por las actividades en el predio de la ex Esma no es nueva: a principios de este año, se conoció que el ministro de Justicia, Julio Alak, había organizado un brindis allí para celebrar el fin de 2012.
 
Ante las críticas de organizaciones de DD.HH., fue la propia Cristina Kirchner quien salió a respaldar a su ministro, por su vía de comunicación favorita:
 
La desmentida de Cabandié también quedó descolocada frente a la opinión que el ministro de Defensa, Agustín Rossi, dio hoy sobre el tema: aseguró que el ex centro de detención "se tiene que llenar de actividades contra la impunidad".
 
"Con todo lo que ha sucedido en la ESMA, para que todo lo que pasó ahí no queda impune, se tiene que llenar de gente, de actividades sociales", manifestó Rossi, al entrevistarse con Radio América.
 
Fuente: La Política Online

Agreganos como amigo a Facebook
29-09-2016 / 16:09
29-09-2016 / 16:09
29-09-2016 / 13:09
El presidente Mauricio Macri admitió que uno de cada tres argentinos es pobre al revelarse estadísticas oficiales que indican que al primer trimestre del 2016 la pobreza alcanzó a 32.2% de la población, después de diez meses de un gobierno que impulsó un fuerte ajuste económico neoliberal. El relato macrista presentó el número de pobres solo como una "herencia K".
 
Macri, cuyo principal lema de campaña fue alcanzar la "pobreza cero", consideró "obvio" a la luz de los indicadores que el objetivo no será realidad para el 2019, cuando finalice su mandato. Además, consideró que el dato "es el punto de partida", "sobre el cual quiero y acepto ser evaluado como gobierno", recalcó.
 
Macri brindó una conferencia de prensa después de que el Indec revelara el indicador, descontinuado hace tres años en medio de las sospechas de manipulación estadística de la gestión anterior de Cristina Fernández. El nuevo Indec cambió la metodología y no hizo un empalme, lo cual complica las comparaciones.
 
Macri aprovechó esa situación para reclamar que se juzgue su desempeño en la materia a partir de los nuevos datos, pretendiendo hundir en el olvido la responsabilidad de su gobierno por la crisis económica y social que provocaron medidas económicas fundamentales, como la devaluación, la quita de retenciones a los alimentos, el tarifazo, los despidos en el sector público y la apertura importadora.
 
La estampida inflacionaria que llevó el índice de precios del 23,8% en octubre del año pasado al 47,1% en junio de este año, según el registro del gobierno porteño, es responsable de un salto abrupto de la pobreza que el Indec no reflejó en su informe, pero que la Universidad Católica Argentina calculó en 1,4 millón de personas solo en el primer trimestre de 2016. A eso se suma que la desocupación, según el Indec, escaló del 5,9 al 9,3% entre el tercer trimestre de 2015 y el segundo trimestre de este año.
 
El Indec indicó que, al primer trimestre del 2016, la pobreza alcanza al 32.2% de la población (8.7 millones de personas) y que de éstos, 6.3% es indigente (1.7 millones). Sin embargo los pobres son muchos más. El estudio se realizó en base a 31 conglomerados urbanos de todo el país donde viven unos 27 millones de personas. Pero, la población total de Argentina alcanza los 40 millones.
 
Macri pidió ser evaluado a partir de este nuevo indicador, luego de casi diez meses de gobierno, con una inflación que supera el 40%, 9.3% de desocupación y la economía hundida en recesión. "Hoy ésta es la realidad. Quiero ser evaluado por si pudimos o no reducir la pobreza, todo lo demás son excusas y éste es el punto de partida que reivindica que el estudio de la UCA era correcto", manifestó.
 
Es obvio que la pobreza, ya muy alta durante el final de la gestión de Cristina, aumentó en estos meses del 2016 debido al alza del desempleo y la caída del salario mientras aumentaba la inflación, pero la respuesta no debe ser aumentar los subsidios o los planes sociales, porque lo realmente necesario es bajar la inflación, mejorar la educación y estimular la creación de empleos formales con mejores salarios. Si la pobreza responde a una crisis estructural, hay que tratarla como tal, no enfrentarla solo con analgésicos.
 
La Opinión Popular

28-09-2016 / 20:09
28-09-2016 / 17:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar