La Opinión Popular
                  14:31  |  Martes 07 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Hasta aquí el kirchnerismo tiene poco menos de un tercio, que es lo que tuvo siempre. No sé de dónde aparecen estas cosas de que se va a comer a los chicos crudos”. Ernesto Sanz
Nacionales - 04-09-2013 / 09:09
LA CÁMPORA NO DEJA DE COSECHAR CRÍTICAS Y REPUDIOS

Juan Cabandié: "Me da una alegría tremenda que haya asados y murgas en la ex ESMA"

Juan Cabandié:
En medio de la polémica por los asados organizados por funcionarios del Gobierno en la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), el candidato a diputado nacional por el Frente para la Victoria, Juan Cabandié, defendió "la resignificación" que le dio el kirchnerismo al predio donde funcionó el mayor centro de tortura y detención de la última dictadura militar.
La Cámpora, agrupación política que lidera Máximo Kirchner, continúa cosechando críticas por su accionar y sus comunicados. No solamente en Neuquén el gobernador Jorge Sapag los criticó sino que también se han vuelto un obstáculo para él armado de las candidaturas en la provincia de Santa Fe y como si esto fuera poco, lanzaron un comunicado defendiendo el plan de canje de la deuda "K".
 
Sumado a todas estas situaciones, su referente porteño y candidato a legislador nacional, Juan Cabandié, realizó polémicas declaraciones sobre los "asaditos" en el predio donde funcionó el mayor centro de tortura y detención de la última dictadura militar: "Me da una alegría tremenda que haya asados y murgas en la ex ESMA", afirmó. Después se desdijo, lo cual generó amplios repudios.
 
El candidato ultra K acusó a los medios de "mentirosos", pero la grabación del programa lo deschava. Además, la agencia Télam intentó cubrir al legislador con un cable en el que omite las declaraciones controversiales. Cristina ya había defendido los asados en la ESMA.
 
La Opinión Popular

Insólito: ahora Cabandié niega sus dichos sobre los asados en la ESMA
 
Hoy quedó claro que Juan Cabandié no es precisamente un hábil manejando la relación con la prensa. El primer candidato a diputado por el Frente para la Victoria en la Ciudad "desmintió" esta noche una frase que el sólito pronunció por la mañana en una entrevista con la radio de la ciudad.
 
En la entrevista con el programa "Nadie Duerme" de la Once Diez, Cabandié se refirió a la polémica por las actividades que el kirchnerismo organiza en el predio de la ex ESMA y aseguró que le "da una alegría tremenda" que se organicen murgas y asados en un lugar que inicialmente fue pensado como un museo que recordara a las víctimas del genocido, al estilo del museo de washington DC o el campo de Auschwitz.
 
Los dichos del legislador, que es hijo de desaparecidos y nació durante la dictadura en el la propia ESMA, repercutieron rápidamente en los medios y en las redes sociales durante la mañana y generaron un fuerte rechazo de organizaciones de Derechos Humanos que no están alineadas con el kirchnerismo.
 
La polémica alcanzó a Cabandié además en un momento político incómodo, en plena campaña para ser electo diputado nacional y cuando el kirchnerismo intenta recuperar -a través de anuncios y giros de discurso- parte d elos millones d evotos que perdión n las primarias.
 
Entonces, Cabandié recurrió una vez más a su cuenta de Twitter para negar lo que había dicho horas atrás. Sin embargo, rápidamente comenzó a circular el audio de la nota que dio por la mañana, dejando en evidencia al actual jefe de bloque del kirchnerismo en la Legislatura Porteña.
 
El diálogo de la entrevista fue claro: "¿No te molesta que [en el predio de la ESMA] participen murgas, que se hagan asados?", preguntó el periodista de Radio Ciudad. La respuesta de Cabandié no dejó lugar a dudas: "Al contrario. Me da una alegría tremenda que sea así".
 
Para dejar aún más en evidencia el intento del kirchnerismo por ocultar la frase de Cabandié, la agencia de noticias estatal Télam, manejada por La Cámpora, emitió un largo cable de prensa en el que se transcribió casi la totalidad de la entrevista del candidato en la radio. Pero sorpresivamente omitió la polémica declaración del candidato kirchnerista.
 
Cabandié ya había tenido problemas por sus dichos. Durante la campaña para las PASO, recorrió el Riachuelo para visitar las obras que lleva a cabo el Acumar para sanearlo.
 
"Antes uno veía acumulación de botellas, basura y animales muertos y hoy comienza a ver en algunos sectores del Riachuelo bancos de peces", aseguró en ese momento.
 
Ante las burlas casi instantáneas que comenzaron a circular en las redes sociales, el legislador camporista tuitió una dudosa desmentida a sus propias declaraciones:
 
 
Idas y vueltas del kirchnerismo
 
La polémica por las actividades en el predio de la ex Esma no es nueva: a principios de este año, se conoció que el ministro de Justicia, Julio Alak, había organizado un brindis allí para celebrar el fin de 2012.
 
Ante las críticas de organizaciones de DD.HH., fue la propia Cristina Kirchner quien salió a respaldar a su ministro, por su vía de comunicación favorita:
 
La desmentida de Cabandié también quedó descolocada frente a la opinión que el ministro de Defensa, Agustín Rossi, dio hoy sobre el tema: aseguró que el ex centro de detención "se tiene que llenar de actividades contra la impunidad".
 
"Con todo lo que ha sucedido en la ESMA, para que todo lo que pasó ahí no queda impune, se tiene que llenar de gente, de actividades sociales", manifestó Rossi, al entrevistarse con Radio América.
 
Fuente: La Política Online

Agreganos como amigo a Facebook
07-07-2015 / 09:07
 El superdomingo anti-K despabiló al Gobierno de Cristina Fernández. El 5 de julio, con su ristra de derrotas y la modestísima cosecha de votos de la oferta K, inoculó una dosis de realismo a un dispositivo político que opera como si la elección fuera un trámite y Daniel Scioli el futuro, casi irrevocable, presidente.
 
Un dato que está en discusión es el involucramiento personal de Cristina a través de sus ilegales cadenas nacionales dedicadas a la campaña, y el resultado electoral. La consecuencia es que, salvo en el caso de las primarias de Chaco, donde el candidato K le ganó a la radical Aída Ayala, cada vez que la Presidenta expresó su respaldo públicamente, el candidato perdió.
 
En efecto, es lo que sucedió con Miguel Pichetto. Cristina hizo uso el 14 de mayo de la 17º cadena nacional en el año para promocionar la candidatura de Pichetto, a quien presentó como "el futuro gobernador" de Río Negro, y perdió. Alberto Weretilneck se imponía holgadamente por 52 a 33 por ciento.
 
El 3 de junio también respaldó en forma personal al postulante K en Mendoza, Adolfo Bermejo. Los K quisieron instalar el ya famoso "empate técnico" de los encuestadores pagados por el Gobierno, pero tampoco alcanzó. El radical Alfredo Cornejo venció ampliamente, con 47 por ciento a 38.
 
Ni qué decir del caso del candidato a gobernador K en Córdoba, Eduardo Acastello, que también tuvo su momento ilegal en la cadena nacional cuando se inauguraron nuevas instalaciones de la Fábrica Militar de Río Tercero. También para Acastello los encuestadores pronosticaron un empate técnico por el segundo lugar con la fórmula UCR/PRO, pero las urnas marcaron algo bien distinto, ya que el candidato del PJ anti-K, Juan Schiaretti, ganó y la Alianza UCR/PRO salió segunda.
 
Lo de Mariano Recalde no tuvo desperdicio. Cristina se lo tomó como algo personal, y apareció varias de veces por cadena nacional promocionando su candidatura. La última fue a horas del inicio de la veda electoral, cuando recorrió con él la Villa 20. Tampoco logró siquiera llevar al FPV al segundo lugar que tuvo en otros tiempos. Ni siquiera en la interna del FPV en La Pampa tuvo suerte Cristina, a pesar de que también subió a una cadena oficial a Fabián Bruna, quien cayó derrotado por Carlos Verna, peronista anti-K de esa provincia.
 
A los candidatos K que Cristina no respaldó explícitamente, les fue bien en los comicios. Como Juan Manuel Urtubey, que ganó en Salta, sin aparecer en ninguna foto con la Presidenta. Después sí se sacó una foto con ella, pero solo cuando había ganado. El caso de Oscar Perotti es parecido. Quedó en tercer lugar en Santa Fe, pero su performance es de hazaña, ya que el FPV estaba en el piso y lo llevó a una posición competitiva con un esfuerzo notable, caracterizado por la ausencia absoluta de respaldo oficial.
 
Y la única victoria que puede contar el superdomingo el Gobierno, la del candidato Sergio Casas, en La Rioja, que tuvo gran respaldo de Daniel Scioli y el resto del Gobierno nacional, sobre todo en dádivas clientelares, pero Cristina ni apareció.
 
Es curioso lo que pasa. Las encuestas aseguran que la imagen de la Presidenta tiene altísimos niveles de aprobación, sin embargo, cada vez que promociona un candidato, lo hunde. O los encuestadores mienten o Cristina es yeta.

06-07-2015 / 12:07
 
Ayer, Corrientes también fue uno de los cinco distritos del superdomingo de elecciones, aunque sólo legislativas provinciales. El radicalismo tiene en el territorio mesopotámico su único baluarte ejecutivo y revalidó con creces el resultado electoral, al ganarles con amplia comodidad a los candidatos del cristinismo.
 
El denominado Espacio por Corrientes (ECO), que lidera el actual mandatario Ricardo Colombi, se impuso con el 49,26 por ciento de los votos, seguido por el cristinismo que logró el 34,77 de los sufragios. Más lejos se posicionaron la Alianza Correntina con el 7,17%, y el frente Corrientes Merece Más con el 3,27%.
 
Todas estas fuerzas se disputaron los 15 diputados y los cinco senadores provinciales en juego, donde el radicalismo sigue detentando la mayoría y podrá seguir haciendo sus propuestas sin grandes cambios.
 
En la sede del Comité de la UCR, el gobernador Colombi celebró la victoria ante militantes y dirigentes de las veinte fuerzas que componen su alianza política. "Esta debe ser una de las elecciones legislativas con mayor cantidad de votantes. Estamos contentos con el resultado", afirmó.
 
En tanto, adelantó que "lo percibíamos, y a partir de ahora vamos a redoblar el esfuerzo", y calificó a Corrientes como "un ejemplo en materia de alianza social y política, debe ser un ejemplo para todo el país".
 
El líder del Frente Renovador y precandidato presidencial, Sergio Massa, viajó hacia Corrientes para felicitar a Colombi. Massa acompañó a su aliado Pedro Cassani, que encabezó la lista de diputados provinciales de ECO. El líder del Frente Renovador pidió "leer las elecciones provinciales", y aseguró que "si hay un cambio plural, la gente elige cambiar".
 
La Opinión Popular

06-07-2015 / 12:07
 
A pesar de que Cristina Fernández habló en cadena nacional desde esa provincia para apoyar al candidato del actual gobernador, el electorado le dio la espalda y eligió a Carlos Verna. Cristina y La Cámpora sufrieron así una durísima derrota en las internas del PJ en La Pampa, donde el senador nacional Verna le ganó por paliza al candidato cristinista.
 
El ex gobernador y actual senador nacional Carlos Verna logró ayer una amplia ventaja en la interna de candidato a gobernador del Partido Justicialista en La Pampa, al superar con contundencia al delfín cristinista Fabián Bruna, apoyado por el actual gobernador Oscar Jorge y el gobierno de CFK.
 
Hace 11 días, la presidenta Cristina Fernández y el precandidato presidencial por el Frente para la Victoria, Daniel Scioli, llegaron a la provincia de La Pampa para apuntalar la candidatura de Bruna, el que finalmente no pudo derrotar al peronismo.
 
De esta manera, Verna será el candidato del Partido Justicialista en las elecciones generales del próximo 25 de octubre. La lista Peronismo Pampeano del ex Gobernador consiguió el 61 por ciento de los votos contra el 39 por ciento del postulante K de Compromiso Peronista.
 
Verna, que hace cuatro años se abrió del cristinismo, logró así un primer e importante paso rumbo a recuperar la gobernación, en el marco de una baja participación (apenas superaría el 24 %) en estas internas, que no fueron obligatorias.
 
Verna llevó como vice al diputado Mariano Fernández -responde al ex gobernador Rubén Marín-, y obtuvo el derecho a competir en las elecciones generales del próximo 25 de octubre frente al radical Francisco Torroba, que encabeza el Frente Pampeano Cívico y Social (Frepam), donde confluyen con el PRO.
 
El macrismo ubicó a Eduardo Pepa como candidato a vice de Torroba y a Carlos "el Colorado" Mac Allister como postulante al Senado, aunque deberá enfrentar en las PASO nacionales del 9 de agosto al actual senador radical Juan Carlos Marino, que va por su reelección.
 
El Partido Justicialista, en el gobierno desde 1983, es el único que dirimía su candidato a gobernador para las generales de octubre, ya que el resto de las fuerzas tiene un solo postulante para el cargo.
 
La Opinión Popular

06-07-2015 / 11:07
 
En una jornada con temperaturas bajo cero, otro baldazo de agua fría cayó sobre el cristinismo. Nueva frustración y nueva derrota en otro distrito clave, el segundo más importante de la Argentina (después de la provincia de Buenos Aires) en cantidad de electores.
 
Porque en Córdoba, que con sus 2,6 millones de personas habilitadas para votar representa el 8,73% del padrón nacional, la gobernación quedó en manos del candidato Juan Schiaretti y su vice Martín Llaryora (Unión por Córdoba), quien, con el 63,81% de las mesas escrutadas, se imponía con el 39,19% de los votos.
 
En una elección polarizada por las dos fuerzas opositoras al gobierno de CFK, Schiaretti (que en 2007 ya había sucedido a De la Sota) extendía el dominio del peronismo opositor cordobés por un quinto mandato hasta el 2019, cuando el delasotismo contará 20 años en el poder.
 
En tanto, el binomio Oscar Aguad-Héctor Baldassi por Juntos por Córdoba (la alianza entre la UCR, Pro y el juecismo) quedaba en segundo lugar con el 33,82%; mucho más lejos, la lista cristinista Córdoba Podemos, encabezada por el intendente de Villa María, Eduardo Accastello, y el humorista "Cacho" Buenaventura, cerraba el podio con el 17,51%, a más de 20 puntos porcentuales de distancia de Schiaretti.
 
Pasada la medianoche, el radical Aguad reconoció públicamente la derrota en manos de Schiaretti, y terminó así con posibles elucubraciones que habían circulado a lo largo de la jornada sobre supuestos manejos raros en la carga de votos.
 
La Opinión Popular

06-07-2015 / 10:07
 Desde ayer, las cosas parecen complicarse para Cristina Fernández. El raid de elecciones que se registró en Capital Federal, Córdoba, La Rioja, La Pampa y Corrientes deja un escenario extremadamente complejo para el cristinismo que puede ser determinante a la hora de la verdad, cuando el conjunto de los argentinos tengan que ir a las urnas para elegir nuevo presidente.
 
En Capital Federal, el macrismo festejó el amplio triunfo de Horacio Rodríguez Larreta. Y los K perdieron el segundo lugar que había consolidado en la última década. Pero el resultado es agridulce ya que deberán ir a balotaje con Lousteau. Es decir, en el pago chico del macrismo, Macri no pudo hacer una demostración de fuerza que sea realmente contundente como para opacar las derrotas que los macristas sufrieron en Córdoba y La Rioja.
 
En Córdoba, la alianza entre el Pro, el radicalismo y el senador Luis Juez no pudo con el peronismo opositor de José Manuel de la Sota, que logró que su candidato Juan Schiaretti se imponga en la elección. Muy por detrás se ubicó el candidato de la Casa Rosada, Eduardo Accastello.
 
Un resultado pobre obtuvieron los K en La Pampa donde el peronista opositor Carlos Verna aplastó a La Cámpora. El senador le ganó por paliza la interna al cristinista Bruna, apoyado por el gobierno de CFK y el mandatario provincial Jorge. Así, Verna que viene manifestando una fuerte oposición en el Senado, vapuleó en la interna del PJ a una lista que contaba con el apoyo explícito de la Casa Rosada.
 
En Corrientes, el radical Ricardo Colombi, logró un rotundo triunfo en las elecciones legislativas de su provincia, donde ratificó su liderazgo frente a un cristinismo que incluso perdió en la capital, su bastión. El único candidato presidencial que estuvo en la provincia fue Sergio Massa, quien acompañó a su aliado Pedro Cassani, que encabezó la lista de diputados provinciales. El líder del Frente Renovador luego viajó a Córdoba.
 
El único triunfo K fue en La Rioja. Allí el cristinismo se tuvo que conformar con una victoria denunciada por fraude y prebendas. La Rioja es una de las provincias más feudales del país, donde campea el clientelismo político y cuyas cuentas públicas dependen, en un 90%, de los recursos federales que se giran en concepto de coparticipación. Por ende, la principal fuente de empleo en esa provincia es el Estado.
 
Eso no es todo: el triunfo cristinista tuvo un fuerte componente menemista ya que Carlos Menem ha sido un fiel aliado de los K en las votaciones más polémicas en la Cámara alta. La presencia de Daniel Scioli en La Rioja intentó nacionalizar el resultado que no pudo tapar las pobres performance K en Capital Federal y Córdoba, donde salieron terceros cómodos.
 
Lejos de reconocer el mensaje de las urnas, Cristina decidió mirar para otro lado, como si fuese una monarca europea. Pésima perdedora, ayer utilizó su cuenta en twitter solamente para celebrar el triunfo del "No" en Grecia, sin siquiera mencionar las elecciones argentinas. No es una broma: Cristina cree que lo que ella no nombra no existe.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar