La Opinión Popular
                  10:18  |  Sábado 21 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“La inflación está mejor que el año pasado, pero sigue siendo muy alta. El 17% pronosticado para 2017 no se lo cree ni el propio Gobierno, ahora muchos de sus miembros ya están hablando del 21%”. Aldo Pignanelli
Recomendar Imprimir
Nacionales - 04-09-2013 / 09:09
LA CÁMPORA NO DEJA DE COSECHAR CRÍTICAS Y REPUDIOS

Juan Cabandié: "Me da una alegría tremenda que haya asados y murgas en la ex ESMA"

Juan Cabandié:
En medio de la polémica por los asados organizados por funcionarios del Gobierno en la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), el candidato a diputado nacional por el Frente para la Victoria, Juan Cabandié, defendió "la resignificación" que le dio el kirchnerismo al predio donde funcionó el mayor centro de tortura y detención de la última dictadura militar.
La Cámpora, agrupación política que lidera Máximo Kirchner, continúa cosechando críticas por su accionar y sus comunicados. No solamente en Neuquén el gobernador Jorge Sapag los criticó sino que también se han vuelto un obstáculo para él armado de las candidaturas en la provincia de Santa Fe y como si esto fuera poco, lanzaron un comunicado defendiendo el plan de canje de la deuda "K".
 
Sumado a todas estas situaciones, su referente porteño y candidato a legislador nacional, Juan Cabandié, realizó polémicas declaraciones sobre los "asaditos" en el predio donde funcionó el mayor centro de tortura y detención de la última dictadura militar: "Me da una alegría tremenda que haya asados y murgas en la ex ESMA", afirmó. Después se desdijo, lo cual generó amplios repudios.
 
El candidato ultra K acusó a los medios de "mentirosos", pero la grabación del programa lo deschava. Además, la agencia Télam intentó cubrir al legislador con un cable en el que omite las declaraciones controversiales. Cristina ya había defendido los asados en la ESMA.
 
La Opinión Popular

Insólito: ahora Cabandié niega sus dichos sobre los asados en la ESMA
 
Hoy quedó claro que Juan Cabandié no es precisamente un hábil manejando la relación con la prensa. El primer candidato a diputado por el Frente para la Victoria en la Ciudad "desmintió" esta noche una frase que el sólito pronunció por la mañana en una entrevista con la radio de la ciudad.
 
En la entrevista con el programa "Nadie Duerme" de la Once Diez, Cabandié se refirió a la polémica por las actividades que el kirchnerismo organiza en el predio de la ex ESMA y aseguró que le "da una alegría tremenda" que se organicen murgas y asados en un lugar que inicialmente fue pensado como un museo que recordara a las víctimas del genocido, al estilo del museo de washington DC o el campo de Auschwitz.
 
Los dichos del legislador, que es hijo de desaparecidos y nació durante la dictadura en el la propia ESMA, repercutieron rápidamente en los medios y en las redes sociales durante la mañana y generaron un fuerte rechazo de organizaciones de Derechos Humanos que no están alineadas con el kirchnerismo.
 
La polémica alcanzó a Cabandié además en un momento político incómodo, en plena campaña para ser electo diputado nacional y cuando el kirchnerismo intenta recuperar -a través de anuncios y giros de discurso- parte d elos millones d evotos que perdión n las primarias.
 
Entonces, Cabandié recurrió una vez más a su cuenta de Twitter para negar lo que había dicho horas atrás. Sin embargo, rápidamente comenzó a circular el audio de la nota que dio por la mañana, dejando en evidencia al actual jefe de bloque del kirchnerismo en la Legislatura Porteña.
 
El diálogo de la entrevista fue claro: "¿No te molesta que [en el predio de la ESMA] participen murgas, que se hagan asados?", preguntó el periodista de Radio Ciudad. La respuesta de Cabandié no dejó lugar a dudas: "Al contrario. Me da una alegría tremenda que sea así".
 
Para dejar aún más en evidencia el intento del kirchnerismo por ocultar la frase de Cabandié, la agencia de noticias estatal Télam, manejada por La Cámpora, emitió un largo cable de prensa en el que se transcribió casi la totalidad de la entrevista del candidato en la radio. Pero sorpresivamente omitió la polémica declaración del candidato kirchnerista.
 
Cabandié ya había tenido problemas por sus dichos. Durante la campaña para las PASO, recorrió el Riachuelo para visitar las obras que lleva a cabo el Acumar para sanearlo.
 
"Antes uno veía acumulación de botellas, basura y animales muertos y hoy comienza a ver en algunos sectores del Riachuelo bancos de peces", aseguró en ese momento.
 
Ante las burlas casi instantáneas que comenzaron a circular en las redes sociales, el legislador camporista tuitió una dudosa desmentida a sus propias declaraciones:
 
 
Idas y vueltas del kirchnerismo
 
La polémica por las actividades en el predio de la ex Esma no es nueva: a principios de este año, se conoció que el ministro de Justicia, Julio Alak, había organizado un brindis allí para celebrar el fin de 2012.
 
Ante las críticas de organizaciones de DD.HH., fue la propia Cristina Kirchner quien salió a respaldar a su ministro, por su vía de comunicación favorita:
 
La desmentida de Cabandié también quedó descolocada frente a la opinión que el ministro de Defensa, Agustín Rossi, dio hoy sobre el tema: aseguró que el ex centro de detención "se tiene que llenar de actividades contra la impunidad".
 
"Con todo lo que ha sucedido en la ESMA, para que todo lo que pasó ahí no queda impune, se tiene que llenar de gente, de actividades sociales", manifestó Rossi, al entrevistarse con Radio América.
 
Fuente: La Política Online

Agreganos como amigo a Facebook
21-01-2017 / 08:01
Como si fueran poca cosa la inflación, la recesión, los problemas de empleo y la inseguridad en la Argentina, Mauricio Macri comenzó a enfrentarse con un planeta diferente. Muy distinto al que conoció luego de asumir como presidente.
 
Aquel mundo de apenas un año atrás tenía a Europa buscando soluciones al drama de los refugiados; a los Estados Unidos reconciliándose con la Cuba de Fidel Castro y a Barack Obama bailando tangos en el CCK.
 
Todo eran sonrisas mientras la canciller, Susana Malcorra, y el embajador en Washington, Martín Lousteau, gastaban a cuenta de un triunfo electoral de Hillary Clinton.
 
Ese mundo comenzó a crujir con el triunfo inesperado del Brexit en Gran Bretaña y voló por los aires el 8 de noviembre pasado en las elecciones estadounidenses. Ese mundo ayer comenzó a mostrar su rostro más inquietante.
 
Las excentricidades y la filosofía rupturista de Donald J. Trump son ahora las leyes que rigen el escenario global. El volcánico empresario del "you are fired" (¡queda despedido!), al menos por los próximos cuatro años, se convirtió en el hombre más poderoso de la tierra.
 
El impacto que las decisiones de Trump tengan sobre la Argentina es uno de los desafíos que se sumaron a la mochila presidencial de Macri. El primer reflejo fue recomponer la relación que ambos iniciaron cuando los negocios cruzaron al magnate del flequillo naranja con un emprendimiento empresario de su padre Franco.
 
Un diálogo telefónico de 15 minutos sirvió para limar las asperezas de la apuesta electoral por Clinton y sembrar las promesas de una visita del presidente argentino este año contra un viaje del estadounidense a Buenos Aires para la Cumbre del G20 del año próximo.
 
El siguiente movimiento fue más práctico y tuvo lugar en las primeras tres semanas de enero. El ministro de Finanzas, Luis Caputo, confirmó a que ya se consiguió el 70% del financiamiento externo imprescindible para este año. Unos 13.000 millones de dólares para ponerse a resguardo del dólar alto y la eventual suba de las tasas de interés, medidas inevitables para un gobierno que impulsa el retorno de EE.UU. al más duro proteccionismo.
 
Las antenas del Gobierno argentino deben enfocarse ahora en cómo enfrentarse al diseño del mundo en la era Trump. Dónde posicionarnos cuando estalle la ya anunciada guerra comercial entre los Estados Unidos y China y cuánto podrá afectarnos la ofensiva contra los mercados regionales en el contexto de un Mercosur debilitado por los sufrimientos económicos e institucionales de la Argentina y Brasil.
 
Todavía es temprano para deducir si el nuevo esquema mundial favorecerá o perjudicará a nuestro país, pero hay una conclusión sobre la que nadie puede tener dudas. El mundo de Trump será un mundo diferente.

21-01-2017 / 08:01
21-01-2017 / 08:01
20-01-2017 / 16:01
19-01-2017 / 17:01
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar