La Opinión Popular
                  00:26  |  Martes 30 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Mauricio Macri tiene miedo para gobernar la Argentina, no tiene el coraje necesario que yo sí tengo para dar solución a los problemas del país”. Margarita Stolbizer
Nacionales - 27-06-2013 / 10:06
RELEVOS EN LAS CÚPULAS MILITARES

Golpe a Rossi: Cristina puso a César Milani como jefe del Ejército

Golpe a Rossi: Cristina puso a César Milani como jefe del Ejército
En primer plano, César del Corazón de Jesús Milani; en el medio, Arturo Puricelli; luego, Luis Pozzi.
Cuando era ministro de Defensa, Arturo Puricelli, remitió el legajo de quien ya era el vicejefe del Ejército y jefe de inteligencia de la fuerza, general de división César del Corazón de Jesús Milani, al fiscal de Tucumán que investiga los crímenes de lesa humanidad cometidos durante el Operativo Independencia contra el ERP.
 
El director de Inteligencia era hasta ahora subjefe pero condicionaba al titular, Luis Alberto Pozzi. La presidenta lo ascendió y condicionó al flamante ministro de Defensa, Agustín Rossi. También cambió al jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, que será Luis María Carena.
 
Los detractores de Milani le atribuyen ser el cerebro del controvertido Proyecto X, de espionaje sobre las organizaciones sociales. También le endilgan una influencia crucial sobre el contraalmirante Manuel Tomé, responsable de la inteligencia naval. Se espera un arduo debate en el Senado.
 
La Opinión Popular

 
Cristina Kirchner ascendió a César Milani como jefe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas, en reemplazo del teniente general Luis Alberto Pozzi.
 
General de División, Milani es director general de inteligencia y desde 2010 por orden de Cristina Kirchner es subjefe del Estado Mayor General del Ejército.
 
Su ascenso lo convierte en el primer jefe de inteligencia del ejército que llega al máximo cargo en democracia, aunque antes deberá sortear un duro debate por su pliego en el Senado.
 
En la fuerza lo definen como uno de los más poderosos del ejército. "Es más pesado que contenedor de bochas", repiten. Con su nombramiento, la presidenta condiciona a Agustín Rossi, recientemente asumido en reemplazo de Nilda Garré.
 
Cuando se debatió su pliego en la Cámara alta, la oposición recordó que Milani tuvo dos arrestos en su carrera.
 
El primero fue por 8 días y dictado el 19 de diciembre de 1988 por desobedecer una orden de su superior. Fue poco después del recordado levantamiento del cuartel militar de Villa Martelli, liderado por el coronel Mohamed Alí Seineldín.
 
La otra fue el 20 de septiembre de 1994, cuando ya se desempeñaba como jefe Accidental de Unidad, por permitir que la revisión de armamento quede a cargo de un suboficial subalterno. Nunca se comprobó su participación en el levantamiento carapintada que puso en vilo al gobierno de Raúl Alfonsín.
 
La Presidenta decidió también que el General de Brigada Luis María Carena asuma en reemplazo del Brigadier General Jorge Alberto Chevalier en la Jefatura del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas.
 
La Presidenta decidió además que el General de Brigada Luis María Carena asuma en reemplazo del Brigadier General Jorge Alberto Chevalier en la Jefatura del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas.
 
Por su parte, el Contraalmirante Gastón Fernando Erice reemplazará al Almirante Daniel Alberto Enrique Martín como Jefe del Estado Mayor General de la Armada.
 
Mientras que el Brigadier Mayor Mario Miguel Callejo asumirá al frente del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea en reemplazo del Brigadier General Normando Costantino.
 
Diplomático, Ross consideró que "merece un reconocimiento particular el trabajo realizado por el Brigadier General Chevalier quien nos acompañó durante una década al frente del Estado Mayor Conjunto y fue parte de los primeros cambios impulsados por Néstor Kirchner apenas asumió como Presidente de la Nación".
 
Fuente: La Política Online

Agreganos como amigo a Facebook
29-06-2015 / 12:06
29-06-2015 / 12:06
La base espacial que instaló China en la provincia de Neuquén no deja de llamar la atención a los vecinos y a los diputados argentinos a quienes en muchas ocasiones se les negó el paso a su interior. A raíz de esta y otras denuncias, el programa conducido por Jorge Lanata indagó sobre el posible uso militar de la megaempresa oriental.
 
Con el país asiático se firmó un acuerdo con presuntas cláusulas secretas que permite que ocupen 200 hectáreas por 50 años sin pagar impuestos, consignó El Trece. A pesar de que los chinos afirman que la base es para uso civil para observación lunar, hay preocupación porque podría llegar a ser para uso militar, incluidos en posibles conflictos espaciales futuros, según reveló el informe de Periodismo para Todos.
 
"Queremos saber si estamos teniendo soberanía al permitir a un país que venga a hacer un seguimiento lunar. Tenemos un discurso antiimperialista pero negociamos con cláusulas secretas con empresas transnacionales", opinó la diputada Beatriz Kreitman.
 
Roberto García Moritán, de la Comisión Nacional de Actividades Especiales, ratificó que las obras empezaron antes de que hubiera una aprobación por parte del Congreso y aseguró que la antena que se está construyendo "tiene la capacidad de interferir comunicaciones". "El beneficio para Argentina no lo puedo deducir", añadió Horacio Quiroga, intendente de Neuquén.
 
Ricardo Runza, experto en seguridad nacional, explicó que la base "depende de una agencia paramilitar". Y completó: "Vemos a esta base con fines fundamentalmente militares. Implica una cuasi sesión de soberanía argentina a una potencia extranjera".
 
El secretismo que rodea a estos acuerdos genera muchas dudas. Que todo lo actuado quede entre cuatro paredes, y que China tenga la posibilidad de hacer y deshacer a su antojo, deja en claro que el cristinismo sólo piensa en su subsistencia política sin pensar en el daño que esto provoca a la Argentina.
 
Los chinos le han dado al gobierno de CFK un caramelo que son los Swap, que sólo sirven para comprar en China, que no son dólares contantes y sonantes, sino que son monedas inconvertibles. Pero, los convenios con China constituyen el acto final de un gobierno en retirada, jaqueado en la Justicia por diversos actos de corrupción, al que no le interesa en lo más mínimo el país y su futuro.
 
La Opinión Popular

29-06-2015 / 10:06
29-06-2015 / 09:06
 
Entre el viento de Río Grande y las nevadas intermitentes de Ushuaia y Tolhuin, el 70% de los 132.000 fueguinos habilitados para votar participó ayer del balotaje en el que el kirchnerismo y la UCR se disputaban la sucesión de la gobernadora Fabiana Ríos.
 
En la provincia más joven del país, que apenas cuenta con tres ciudades (representando el 0,4% del padrón nacional), y que, hasta ahora, carecía de gobierno K, la sciolista Rosana Bertone -que en su campaña contó con el apoyo de Cristina y del gobernador bonaerense y candidato presidencial Daniel Scioli- se impuso en un ajustado triunfo por el 49,7% de los votos sobre el radical e intendente de Ushuaia Federico Sciurano (UNIR TDF), que alcanzó el 46%.
 
Durante la jornada, Sciurano denunció que los fiscales partidarios advirtieron sobre "problemas en algunas mesas con las boletas" al señalar que algunas de ellas no eran "adecuadas" para esta segunda vuelta; además de fustigar a su rival, por haber hecho "propaganda en las redes sociales" durante la veda electoral.
 
Fue evidente, ya en la víspera (dominada por una fuerte presencia de la agrupación ultrakirchnerista La Cámpora), el intento desesperado del oficialismo por asegurarse su primera elección en la provincia más austral y pequeña del país.
 
Se trasladaron hasta el fin del mundo José "Pepe" Scioli (hermano del gobernador); el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; el secretario General de la Presidencia, Eduardo "Wado" de Pedro; y el camporista Andrés "Cuervo" Larroque, entre otros dirigentes K. Para celebrar la victoria, como si fuera la última.
 
La Opinión Popular

29-06-2015 / 08:06
 "Están en todos lados". Esta es la frase que repiten dirigentes políticos y gremiales, empresarios, funcionarios, analistas y politólogos cuando se les menciona a la agrupación ultra K La Cámpora. Entidades públicas, compañías de primer nivel, asociaciones, instituciones académicas, agencias de espionaje. No queda dependencia sin injerencia activa de los jóvenes militantes rentados K.
 
De esta manera, la agrupación que conduce Máximo Kirchner gana poderío al interior del gobierno nacional, comandando cada día más cajas millonarias, que aumentan su poder, que ya se había visto fortalecido con el cierre de listas del FpV, donde los militantes rentados poblaron la inmensa mayoría de las nóminas oficiales.
 
Y después de la confirmación que los millonarios dirigentes de esta agrupación jugarán un rol preponderante en el Congreso que surgirá de las próximas elecciones, quedó flotando en el ambiente la duda de si habrá que empezar a tomar más en serio a este grupo. A fin de cuentas, de allí están saliendo los "cuadros" que manejan resortes sensibles del Estado y de la economía nacional.
 
Los camporistas se consideran los "guardianes" del modelo K. Para algunos, son "militontos", fanáticos "soldaditos" de una revolución imaginaria; para otros, los herederos del modelo. Están lo que los definen como jóvenes con nobles ideales y con ganas de cambiar el país. Lo cierto es que la llamada militancia rentada K despierta todo tipo de pasiones encontradas en la población.
 
Más allá de los amores y odios que genera, algo que nadie puede negar es la fuerte expansión que ha tenido en los últimos años y la red que ha tendido sobre organismos públicos, empresas e instituciones educativas para ocupar cargos decisorios muy bien pagos.
 
Cristina no cesa de elogiarlos en público y se muestra cada vez más dispuesta a cederles protagonismo político a estos jóvenes que intentan repetir lo que fuera la "juventud maravillosa" de los '70, pero esta vez como farsa. Ellos se autodefinen como "soldados del modelo" que están en la trinchera dispuestos a "dar la vida, literalmente por Cristina", como asegura el diputado Andrés "Cuervo" Larroque, líder de La Cámpora.
 
Asechada por acusaciones penales de haber "metido la mano en la lata", nadie se imagina a Cristina fuera de la política. Incluso, muchoscamporistas se quedarán "custodiando" el modelo cuando Cristina ya no esté en el poder. Esto explica en parte el "apuro" por nombrar "gente de confianza" en muchos puestos claves.
 
En el Gobierno sostienen que Cristina seguirá siendo la líder del espacio oficialista en el reservorio que armó en el Congreso, desde donde intentará condicionar a Daniel Scioli, si este accede al Gobierno. Desde el lugar que dejó para "blindar" a su hijo Máximo, los principales jefes de La Cámpora y sus actuales ministros, la Presidenta será la que digite cada movimiento de su agrupación.
 
Ahora bien, ¿por qué habría de funcionarle a Cristina esta continuación, que no le funcionó ni a Menem ni a Duhalde? Y la incógnita es: ¿cuánto durará este poder cristinista sin Cristina en el Gobierno?
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar