La Opinión Popular
                  00:39  |  Sábado 05 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Como en la peor época del gobierno militar una manifestación pacífica de la ciudadanía reclamando sufragios limpios, son reprimidos con violencia policial y oficial”. Gerónimo “Momo” Venegas
Nacionales - 27-06-2013 / 10:06
RELEVOS EN LAS CÚPULAS MILITARES

Golpe a Rossi: Cristina puso a César Milani como jefe del Ejército

Golpe a Rossi: Cristina puso a César Milani como jefe del Ejército
En primer plano, César del Corazón de Jesús Milani; en el medio, Arturo Puricelli; luego, Luis Pozzi.
Cuando era ministro de Defensa, Arturo Puricelli, remitió el legajo de quien ya era el vicejefe del Ejército y jefe de inteligencia de la fuerza, general de división César del Corazón de Jesús Milani, al fiscal de Tucumán que investiga los crímenes de lesa humanidad cometidos durante el Operativo Independencia contra el ERP.
 
El director de Inteligencia era hasta ahora subjefe pero condicionaba al titular, Luis Alberto Pozzi. La presidenta lo ascendió y condicionó al flamante ministro de Defensa, Agustín Rossi. También cambió al jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, que será Luis María Carena.
 
Los detractores de Milani le atribuyen ser el cerebro del controvertido Proyecto X, de espionaje sobre las organizaciones sociales. También le endilgan una influencia crucial sobre el contraalmirante Manuel Tomé, responsable de la inteligencia naval. Se espera un arduo debate en el Senado.
 
La Opinión Popular

 
Cristina Kirchner ascendió a César Milani como jefe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas, en reemplazo del teniente general Luis Alberto Pozzi.
 
General de División, Milani es director general de inteligencia y desde 2010 por orden de Cristina Kirchner es subjefe del Estado Mayor General del Ejército.
 
Su ascenso lo convierte en el primer jefe de inteligencia del ejército que llega al máximo cargo en democracia, aunque antes deberá sortear un duro debate por su pliego en el Senado.
 
En la fuerza lo definen como uno de los más poderosos del ejército. "Es más pesado que contenedor de bochas", repiten. Con su nombramiento, la presidenta condiciona a Agustín Rossi, recientemente asumido en reemplazo de Nilda Garré.
 
Cuando se debatió su pliego en la Cámara alta, la oposición recordó que Milani tuvo dos arrestos en su carrera.
 
El primero fue por 8 días y dictado el 19 de diciembre de 1988 por desobedecer una orden de su superior. Fue poco después del recordado levantamiento del cuartel militar de Villa Martelli, liderado por el coronel Mohamed Alí Seineldín.
 
La otra fue el 20 de septiembre de 1994, cuando ya se desempeñaba como jefe Accidental de Unidad, por permitir que la revisión de armamento quede a cargo de un suboficial subalterno. Nunca se comprobó su participación en el levantamiento carapintada que puso en vilo al gobierno de Raúl Alfonsín.
 
La Presidenta decidió también que el General de Brigada Luis María Carena asuma en reemplazo del Brigadier General Jorge Alberto Chevalier en la Jefatura del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas.
 
La Presidenta decidió además que el General de Brigada Luis María Carena asuma en reemplazo del Brigadier General Jorge Alberto Chevalier en la Jefatura del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas.
 
Por su parte, el Contraalmirante Gastón Fernando Erice reemplazará al Almirante Daniel Alberto Enrique Martín como Jefe del Estado Mayor General de la Armada.
 
Mientras que el Brigadier Mayor Mario Miguel Callejo asumirá al frente del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea en reemplazo del Brigadier General Normando Costantino.
 
Diplomático, Ross consideró que "merece un reconocimiento particular el trabajo realizado por el Brigadier General Chevalier quien nos acompañó durante una década al frente del Estado Mayor Conjunto y fue parte de los primeros cambios impulsados por Néstor Kirchner apenas asumió como Presidente de la Nación".
 
Fuente: La Política Online

Agreganos como amigo a Facebook
04-09-2015 / 15:09
04-09-2015 / 15:09
04-09-2015 / 13:09
04-09-2015 / 10:09
 Mientras se arman las urnas para las elecciones presidenciales del 25 de octubre, desde el gobierno de Cristina Fernández descartan totalmente hacer modificaciones en el sistema electoral para estos comicios, tal como impulsan desde todo el arco político opositor.
 
¿Cómo asegurar una elección transparente en octubre? Frente al escandaloso fraude electoral cometido en Tucumán, los candidatos opositores se presentaron ante la Consejo Nacional Electoral para exigir un cambio en la modalidad de votación.
 
Mauricio Macri, Sergio Massa y Margarita Stolbizer buscan llegar a la Boleta Única Electrónica como la que se usó en las elecciones de los comicios porteños y en Salta, o de no ser posible, utilizar la Boleta Única Complementaria (BUC) para combatir el fraudulento robo de boletas.
 
La BUC es una iniciativa que podría resultar factible porque ya es aplicada en las cárceles nacionales y en los consulados donde los argentinos votan desde el exterior. La idea es simple: una ampliación y complementación del sistema ya existente y no una modificación.
 
Sería una boleta con todos los candidatos impresos en la misma en la que el votante debería marcar cuál elige. Estaría en manos del presidente de mesa y podría ser solicitada en caso de falta de boletas para así garantizar que todos puedan votar al candidato que deseen sin problemas.
 
El Director Nacional Electoral, el camporista Alejandro Tullio, adelantó que no aconsejará al ministerio de Justicia una modificación en el sistema electoral antes de los comicios presidenciales del 25 de octubre, para implementar un sistema de Boleta Única Complementaria (BUC), porque afirmó que "las dificultades serían inmensas".
 
"Yo no tomo decisiones, pero creo que las dificultades serían inmensas, la confusión que podría traer también, a pesar de que es una iniciativa con la mejor buena voluntad. No sería responsable de mi parte aconsejar una medida como esta", señaló.
 
Por otra parte, el jefe de Gabinete y candidato a gobernador bonaerense, Aníbal "la Morsa" Fernández, descartó el uso de una boleta única complementaria y afirmó que "la próxima elección (de octubre) va a ser como las otras, y seguramente vamos a encontrar al PRO denunciando fraude, como hizo siempre, en cada una de las provincias". A llorar al fondo.
 
Sobre ello, Aníbal mencionó "la acordada de la Corte (Suprema de Justicia) que no hace ninguna referencia a dudas respecto de los sistemas, y hace una apreciación sobre que sería imposible cambiarlos".
 
Desde la oposición insisten que el gobierno de Cristina Fernández solo busca excusas para no cambiar nada y poder continuar cometiendo fraude 
con el propósito de impedir la derrota, modificando los resultados reales.


La Opinión Popular

03-09-2015 / 10:09
 
Era la confirmación para lo que todos sospechaban: el recorte en la cantidad de dólares autorizados a comprar por persona dejó en claro que la situación en el Banco Central es más grave de lo que se suponía.
 
El interrogante es cómo se manejará el Gobierno en las próximas semanas, en las cuales deberá hacer un fino equilibrio entre cuidar su caja y, al mismo tiempo, mantener el humor social en el marco de una campaña electoral.
 
Bajo la premisa histórica de que un gobierno nunca ha ganado una elección con dólar alto, el kirchnerismo se ha lanzado resueltamente a un modelo de atraso cambiario que le está pasando factura al nivel de actividad económica.
 
Pero, sobre todo, lo que se está notando es que, ante la certeza de que la situación actual es insostenible, los argentinos piden ahora todos los dólares disponibles.
 
Esto lleva a la gran pregunta de estos días: ¿alcanzarán? O, para ser más específicos, ¿es compatible el actual nivel de sacrificio de reservas del Banco Central con el calendario de los comicios?
 
El actual esquema, para que resulte funcional a los intereses electorales, debe estar diseñado para que dure al menos tres meses más, porque se debe contar con la eventualidad de una segunda vuelta en noviembre.
 
Y, de mantenerse el nivel de demanda del "dólar ahorro" que se registró en agosto, eso implicaría para los próximos meses el pago, billete sobre billete, de al menos u$s2.000 millones.
 
Además, se deberá afrontar el vencimiento del Boden 15 que puede implicar el pago de otros u$s6.500 millones, a no ser que se intente un canje que por ahora luce improbable.
 
Y, en el medio, continúa la sangría por otros rubros, especialmente el del turismo externo. En lo que va del año, el Banco Central ya sacrificó u$s5.615 millones, entre pago de pasajes aéreos, hoteles y gastos de argentinos con tarjetas de crédito en el exterior.
 
El monto representa un 24% más que el año pasado y la proyección que hace el sector turístico es que la diferencia se amplíe sobre fines de diciembre hasta casi un 30 por ciento. En otras palabras, desde aquí hasta fin de año, el turismo implicará un esfuerzo adicional de u$s3.000 millones para el Banco Central.

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar