La Opinión Popular
                  10:18  |  Viernes 31 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Un país atravesado sólo por estrategias de poder
Por Natalio Botana, Politólogo e Historiador
“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Albert Einstein
Nacionales - 27-06-2013 / 10:06
RELEVOS EN LAS CÚPULAS MILITARES

Golpe a Rossi: Cristina puso a César Milani como jefe del Ejército

Golpe a Rossi: Cristina puso a César Milani como jefe del Ejército
En primer plano, César del Corazón de Jesús Milani; en el medio, Arturo Puricelli; luego, Luis Pozzi.
Cuando era ministro de Defensa, Arturo Puricelli, remitió el legajo de quien ya era el vicejefe del Ejército y jefe de inteligencia de la fuerza, general de división César del Corazón de Jesús Milani, al fiscal de Tucumán que investiga los crímenes de lesa humanidad cometidos durante el Operativo Independencia contra el ERP.
 
El director de Inteligencia era hasta ahora subjefe pero condicionaba al titular, Luis Alberto Pozzi. La presidenta lo ascendió y condicionó al flamante ministro de Defensa, Agustín Rossi. También cambió al jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, que será Luis María Carena.
 
Los detractores de Milani le atribuyen ser el cerebro del controvertido Proyecto X, de espionaje sobre las organizaciones sociales. También le endilgan una influencia crucial sobre el contraalmirante Manuel Tomé, responsable de la inteligencia naval. Se espera un arduo debate en el Senado.
 
La Opinión Popular

 
Cristina Kirchner ascendió a César Milani como jefe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas, en reemplazo del teniente general Luis Alberto Pozzi.
 
General de División, Milani es director general de inteligencia y desde 2010 por orden de Cristina Kirchner es subjefe del Estado Mayor General del Ejército.
 
Su ascenso lo convierte en el primer jefe de inteligencia del ejército que llega al máximo cargo en democracia, aunque antes deberá sortear un duro debate por su pliego en el Senado.
 
En la fuerza lo definen como uno de los más poderosos del ejército. "Es más pesado que contenedor de bochas", repiten. Con su nombramiento, la presidenta condiciona a Agustín Rossi, recientemente asumido en reemplazo de Nilda Garré.
 
Cuando se debatió su pliego en la Cámara alta, la oposición recordó que Milani tuvo dos arrestos en su carrera.
 
El primero fue por 8 días y dictado el 19 de diciembre de 1988 por desobedecer una orden de su superior. Fue poco después del recordado levantamiento del cuartel militar de Villa Martelli, liderado por el coronel Mohamed Alí Seineldín.
 
La otra fue el 20 de septiembre de 1994, cuando ya se desempeñaba como jefe Accidental de Unidad, por permitir que la revisión de armamento quede a cargo de un suboficial subalterno. Nunca se comprobó su participación en el levantamiento carapintada que puso en vilo al gobierno de Raúl Alfonsín.
 
La Presidenta decidió también que el General de Brigada Luis María Carena asuma en reemplazo del Brigadier General Jorge Alberto Chevalier en la Jefatura del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas.
 
La Presidenta decidió además que el General de Brigada Luis María Carena asuma en reemplazo del Brigadier General Jorge Alberto Chevalier en la Jefatura del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas.
 
Por su parte, el Contraalmirante Gastón Fernando Erice reemplazará al Almirante Daniel Alberto Enrique Martín como Jefe del Estado Mayor General de la Armada.
 
Mientras que el Brigadier Mayor Mario Miguel Callejo asumirá al frente del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea en reemplazo del Brigadier General Normando Costantino.
 
Diplomático, Ross consideró que "merece un reconocimiento particular el trabajo realizado por el Brigadier General Chevalier quien nos acompañó durante una década al frente del Estado Mayor Conjunto y fue parte de los primeros cambios impulsados por Néstor Kirchner apenas asumió como Presidente de la Nación".
 
Fuente: La Política Online

Agreganos como amigo a Facebook
31-10-2014 / 09:10
Anoche reapareció Cristina Fernández, tras varios días de ausencia, y volvió a mostrar que su gobierno parece estar en una nube de gas, en una dimensión paralela. En ese sentido, intentó negar que exista crisis en el país y nuevamente buscó meterle miedo a la población en caso de que asuma un gobierno distinto al cristinismo en diciembre de 2015.

Cristina se refirió por primera vez, en forma indirecta, a la polémica generada por el constitucionalista Sabsay, que le había pedido a la Presidenta que mostrase su título. "Abogados y contadores tenemos muchos. Y se los dice una abogada", afirmó Cristina, sin exponer el título y al hablar sobre "desarrollo científico y tecnológico", y de la necesidad de "que haya más ingenieros".


Agitando el fantasma del ajuste, la mandataria manifestó, durante el Congreso convocado por los jóvenes de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra) en Parque Norte: "Mi gran temor es que se instale que hay una gran crisis para que los que vengan lo hagan con políticas de ajuste".


Cristina aseguró que "contra todo lo que se diga, la paridad del poder adquisitivo permite exhibir índices de desarrollo social de los más importantes del continente" y no se puso colorada al afirmar que "Argentina es el país de América Latina en el que mejor salario tienen sus trabajadores registrados".


Cristina justificó así la decisión de no otorgar un bono salarial de fin de año, reclamado por todas las centrales obreras, incluidas las oficialistas. La mandataria insinuó que los empresarios que paguen el adicional, no tienen autoridad para quejarse de pérdida de competitividad. "Si pueden dar un bono" de fin de año "debe ser que no están tan mal", dijo. "Excepto que quieran suicidarse", concluyó.


Le faltó decir "a vos no te va tan mal, gordito", la célebre respuesta de Alfonsín cuando fue cuestionado a viva voz por un productor agropecuario en un acto. Pero, a pesar que Cristina defendió su gestión resaltando los índices "truchos" del Indec, y con duras advertencias a sus posibles sucesores en 2015, la realidad es la que se encarga de desmentir el "relato" de la Presidenta.


El poder adquisitivo del peso, la moneda que cobran los trabajadores argentinos, está absolutamente desvalorizado, es un mero cartón pintado, al punto que cada peso equivale a 0,45 pesos bolivianos. Es decir, hasta los trabajadores de Bolivia, que hace algunos años era el país más pobre y atrasado del continente, cobran en una moneda que duplica el poder de compra del peso argentino.


La batalla contra la inflación es un tema agobiante que el cristinismo le deja al próximo presidente. Después de manipular los índices oficiales, el Gobierno ha adoptado algunas iniciativas de maquillaje pero esquivando la decisión central: la de consensuar un esquema de precios y salarios con los empresarios y los gremios que plantee metas paulatinas de baja en la alta inflación que perjudica a los asalariados.


La Opinión Popular

30-10-2014 / 15:10
30-10-2014 / 15:10
30-10-2014 / 14:10
30-10-2014 / 09:10
  Esta madrugada se aprobó, gracias a la mayoría automática K, la Ley de Hidrocarburos, una de las más groseras entregas del patrimonio nacional. Es una iniciativa que consolida y multiplica los negocios del testaferro de la familia Kirchner, Lázaro Báez, que en Santa Cruz controla una superficie equivalente a dos yacimientos Vaca Muerta.
 
Con la excusa de atraer inversiones en dólares, se le abrió la puerta a una nueva fase en la entrega de los Recursos Naturales, que comenzó con Carlos Menem en los años '90, y que el cristinismo culmina hoy. Las petroleras van a poder acumular áreas, podrán hacer prórrogas sobre prórrogas, se les permite exportar casi libremente a las empresas, pueden girar sin problemas el 20 por ciento de las divisas sin reinvertir en el país, le van a sacar la inspección de sus contabilidades.
 
Es decir, se entrega el petróleo argentino a las multinacionales. Además, la norma permite el fracking en forma indiscriminada, siendo el único país del mundo en hacer esto, ni siquiera los Estados Unidos lo permite de la manera en que se está haciendo en la Argentina. En los países europeos el fracking está prohibido.
 
La oposición aprovechó el debate para dejar en claro su postura contraria a la ley. La más dura fue  Elisa Carrió, quien aseguró que "están los idiotas y están los hijos de su madre, al menos no seamos idiotas. Esto es como Loma de Lata que fue un negocio, pero este es un negocio de la familia Kirchner".
 
Los dichos tienen que ver con que Lázaro Báez, empresario emblema de la corrupción de la "década ganada", podría beneficiarse con zonas petroleras de las que hizo cargo en el 2008 en Santa Cruz y que nunca puso a trabajar en forma productiva. 
 
En 2008, el gobierno provincial adjudicó, entre gallos y medianoche, a Oil S&M, empresa del zar K del juego, Cristóbal López, y a EPSUR SA y MISAHAR SA, de Lázaro Báez, una superficie de más de 80 mil kilómetros cuadrados -un tercio del territorio provincial- para la exploración, explotación y comercialización, del petróleo y el gas existentes.  
 
Con la nueva ley, los yacimientos petroleros que están bajo la órbita de Báez, podrían renovárseles las licencias de forma automática por 35 años, con facultades para ponerlas luego al servicio de empresas extranjeras sin control alguno, logrando con eso ganancias multimillonarias a costa de la soberanía energética del país.
 
¿Cuál será la consecuencia? Los argentinos pagarán cada vez más por el litro de nafta: en lo que va del año aumentó más del 40%, cuando en el resto de los países de la región el precio de los combustibles están estabilizados desde hace años.
 
Lo mismo ocurrirá con el gas, en momentos en que los ciudadanos están padeciendo un anticipo de lo que se vendrá: las tarifas de los últimos meses incluyeron aumentos promedio del 600%. El país con los K, sin soberanía energética, está condenado a la pobreza y al subdesarrollo.
 
La Opinión Popular

NicoSal Web Design

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar