La Opinión Popular
                  10:32  |  Jueves 24 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
La apuesta del consenso y la reconstrucción
Por Natalio Botana, Politólogo e Historiador
“El Gobierno en vez de tener un plan serio para resolver la inflación, el narcotráfico, la inseguridad, acude a medidas electoraleras porque quiere retrasar su inevitable derrota”. José Manuel de la Sota
Nacionales - 27-06-2013 / 10:06
RELEVOS EN LAS CÚPULAS MILITARES

Golpe a Rossi: Cristina puso a César Milani como jefe del Ejército

Golpe a Rossi: Cristina puso a César Milani como jefe del Ejército
En primer plano, César del Corazón de Jesús Milani; en el medio, Arturo Puricelli; luego, Luis Pozzi.
Cuando era ministro de Defensa, Arturo Puricelli, remitió el legajo de quien ya era el vicejefe del Ejército y jefe de inteligencia de la fuerza, general de división César del Corazón de Jesús Milani, al fiscal de Tucumán que investiga los crímenes de lesa humanidad cometidos durante el Operativo Independencia contra el ERP.
 
El director de Inteligencia era hasta ahora subjefe pero condicionaba al titular, Luis Alberto Pozzi. La presidenta lo ascendió y condicionó al flamante ministro de Defensa, Agustín Rossi. También cambió al jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, que será Luis María Carena.
 
Los detractores de Milani le atribuyen ser el cerebro del controvertido Proyecto X, de espionaje sobre las organizaciones sociales. También le endilgan una influencia crucial sobre el contraalmirante Manuel Tomé, responsable de la inteligencia naval. Se espera un arduo debate en el Senado.
 
La Opinión Popular

 
Cristina Kirchner ascendió a César Milani como jefe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas, en reemplazo del teniente general Luis Alberto Pozzi.
 
General de División, Milani es director general de inteligencia y desde 2010 por orden de Cristina Kirchner es subjefe del Estado Mayor General del Ejército.
 
Su ascenso lo convierte en el primer jefe de inteligencia del ejército que llega al máximo cargo en democracia, aunque antes deberá sortear un duro debate por su pliego en el Senado.
 
En la fuerza lo definen como uno de los más poderosos del ejército. "Es más pesado que contenedor de bochas", repiten. Con su nombramiento, la presidenta condiciona a Agustín Rossi, recientemente asumido en reemplazo de Nilda Garré.
 
Cuando se debatió su pliego en la Cámara alta, la oposición recordó que Milani tuvo dos arrestos en su carrera.
 
El primero fue por 8 días y dictado el 19 de diciembre de 1988 por desobedecer una orden de su superior. Fue poco después del recordado levantamiento del cuartel militar de Villa Martelli, liderado por el coronel Mohamed Alí Seineldín.
 
La otra fue el 20 de septiembre de 1994, cuando ya se desempeñaba como jefe Accidental de Unidad, por permitir que la revisión de armamento quede a cargo de un suboficial subalterno. Nunca se comprobó su participación en el levantamiento carapintada que puso en vilo al gobierno de Raúl Alfonsín.
 
La Presidenta decidió también que el General de Brigada Luis María Carena asuma en reemplazo del Brigadier General Jorge Alberto Chevalier en la Jefatura del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas.
 
La Presidenta decidió además que el General de Brigada Luis María Carena asuma en reemplazo del Brigadier General Jorge Alberto Chevalier en la Jefatura del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas.
 
Por su parte, el Contraalmirante Gastón Fernando Erice reemplazará al Almirante Daniel Alberto Enrique Martín como Jefe del Estado Mayor General de la Armada.
 
Mientras que el Brigadier Mayor Mario Miguel Callejo asumirá al frente del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea en reemplazo del Brigadier General Normando Costantino.
 
Diplomático, Ross consideró que "merece un reconocimiento particular el trabajo realizado por el Brigadier General Chevalier quien nos acompañó durante una década al frente del Estado Mayor Conjunto y fue parte de los primeros cambios impulsados por Néstor Kirchner apenas asumió como Presidente de la Nación".
 
Fuente: La Política Online

Agreganos como amigo a Facebook
24-04-2014 / 08:04
La Cámara de Diputados convirtió en ley durante la madrugada de este jueves el oscuro acuerdo entre el Gobierno de CFK y la empresa Repsol por la expropiación del 51% de las acciones de YPF, que prevé el polémico pago de más de US$ 10 mil millones en títulos a la compañía española.

En contra lo hicieron bloques como radicalismo, el Frente Amplio Progresista, UNEN, Unidad Popular y el Frente de Izquierda, entre otros; en tanto que se abstuvieron los representantes del PRO, del Frente Renovador y de Compromiso Federal.

Por el radicalismo, el presidente del bloque, Mario Negri, justificó el voto negativo en tres cuestiones: "primero, en la tasación realizada por el Tribunal de Tasación de la Nación; segundo, en la subvaluación de los pasivos ambientales y ocultos; y tercero, en el precio que se terminara pagando a Repsol".

En tanto, por el Frente Amplio Progresista, la diputada del GEN Margarita Stolbizer consideró que "la expropiación votada por el Congreso conlleva, necesariamente, el pago de una compensación económica".

"Pero el acuerdo es malo porque el precio es exageradamente alto y no se encuentra justificado; porque primero llegaron a un acuerdo con la empresa sobre el monto de la compensación y luego amañaron la tasación del Tribunal para convalidar lo que ya habían arreglado", agregó.

En el mismo sentido se expresó Martín Lousteau, de Unen, al remarcar que "no tenemos una tasación que nos despeje las dudas. Podemos tranquilamente deducir que primero hubo un acuerdo y después una valuación; porque cuando uno compara con precios alternativos, hay un claro indicio de que hay sobrevaluación".

Federico Pinedo, presidente del bloque PRO, adelantó la abstención de su bloque "para que Argentina no quede como un país que no cumple con sus obligaciones", aunque condenó lo que consideró como "una amnistía a Repsol por los daños ambientales".

A su turno, Claudio Lozano dijo desde Unidad Popular: "Nosotros rechazamos y repudiamos este acuerdo dado que no se han defendido los intereses nacionales" y "es un premio para una empresa que vació YPF".

La Opinión Popular

24-04-2014 / 07:04
La preocupación reina en algunas provincias argentinas de cara a uno de los fuertes compromisos salariales del año: el pago del medio aguinaldo, en julio. Por eso, reunión que ayer tuvieron los 16 caciques de economía del interior.

Allí, justamente, surgió un alerta porque los representantes acusaron que ante la imposibilidad de acceder al crédito y en medio de una recaudación que no mantiene un fuerte ritmo ascendente, se aventura como complejo el pago del primer medio aguinaldo.


Marcando un giro en la relación Nación-provincias durante la era kirchnerista, los ministros inauguraron a fines de enero la mecánica de protagonizar encuentros conjuntos para analizar la realidad de los distritos, en una suerte de blindaje frente a los crecientes desafíos que enfrentan y sin la presencia de funcionarios nacionales.


En las primeras reuniones trataron de trabajar en forma conjunta para "contener" los reclamos sindicales. Ahora anuncia que todos los meses se volverá a repetir la modalidad.


La lista de los presentes: Silvina Batakis (Buenos Aires), Marcelo Costa (Mendoza), Ángel Sciara (Santa Fe) Enrique Vaz Torres (Corrientes), Diego Valiero (Entre Ríos), Néstor Ordóñez (San Luis) y Jorge Jiménez (Tucumán), entre otros. Ausente con aviso estuvo Néstor Grindetti (Ciudad de Buenos Aires), mientras que nuevamente no participó Ángel Elletore (Córdoba).

Como aspecto positivo para los distritos de todo el país, es que el Gobierno nacional prorrogará los vencimientos de la deuda con el Estado nacional. Aparentemente, sería por tres meses.

24-04-2014 / 06:04
Para sostener su teoría falaz de "la década ganada K", el gobierno de Cristina Fernández cree que al ocultar los problemas los hace desaparecer. Esa práctica llegó al colmo de que el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) canceló la publicación del índice de pobreza correspondiente al segundo semestre de 2013 que debía difundirse ayer y no precisó cuándo se dará a conocer.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, y los directores del INDEC, Ana María Edwin y Norberto Itzcovich, eludieron explicar los motivos de la decisión, pese a reiterados pedidos. En su calendario original, el INDEC contemplaba el miércoles 23 de abril como fecha de difusión del mentiroso índice de pobreza del año pasado y tras la comunicación oficial de la cancelación fue levantado del cronograma que el organismo publica en su web.

Con una inflación tan alta como la que ahora muestra el INDEC es seguro que se han disparado los indicadores sociales. Ese es el dilema con el que se encontró el Gobierno de CFK y probablemente haya sido motivo para que este miércoles, sin justificar por qué, decidiera no mostrar los índices.

Tras los cambios metodológicos implementados para medir la inflación, exigidos por el FMI, el dato de pobreza de 2013 tomó especial relevancia, ya que esa cifra se calculaba con una canasta con la que se podía comer con $ 6 por día en la Argentina.

Bajo esos parámetros, para el INDEC la pobreza en la Argentina es del orden del 4,7%, que podría hasta cuadruplicarse en caso que se convaliden los precios reales que conforman la canasta. Un estudio de la Universidad Católica Argentina publicado en diciembre de 2013 estimó la pobreza en el orden del 25%, lo que representaría alrededor de 10 millones de personas.

En sus últimas presentaciones tanto Kicillof como Edwin e Itzcovich se quejaron de los estudios privados que estiman la pobreza en 30%. Esos funcionarios convalidaron durante los últimos años cifras de inflación del 1% mensual y valores de canastas inferiores a los $ 800 mensuales para una familia tipo, mientras las subas de los precios duplicaban esas cifras. De esta forma, con los números oficiales el porcentaje de pobres en el país se ajustaba a niveles por debajo del 5%, cuando en realidad la pobreza en el país es mucho mayor.

Kicillof, Edwin e Itzcovich debían explicarlo ayer al presentar los índices de pobreza de 2013 si el cálculo fue hecho con la base 1993 que permitía deprimir los resultados o si se realizaba con la base 2004, que obviamente elevaría los valores de la canasta y modificaría el resultado final.

Tras el impacto positivo en la opinión pública del sinceramiento de la inflación vuelven las dudas sobre la veracidad de las estadísticas públicas. ¿Cuál es la realidad social argentina en la década ganada K?

La Opinión Popular

23-04-2014 / 12:04
Macri tuvo que salir a pedir perdón por decir que a las mujeres les gusta que les griten piropos. El jefe del Gobierno porteño, Mauricio Macri, se disculpó hoy por su exabrupto respecto a los piropos hacia las mujeres, al sostener que "no fue" su intención ofender a nadie.

De esta manera, Macri pidió perdón por sus dichos de ayer cuando expresó: "a todas las mujeres les gusta que les digan piropos. No hay nada más lindo que te digan 'qué linda sos', por más que esté acompañado por una grosería, que te digan qué lindo culo que tenés, está todo bien".


Macri contó que hasta una de sus hijas "lo retó" por haber manifestado ese exabrupto y habló sobre sus polémico dicho con su vicejefa de Gobierno, María Eugenia Vidal. "Hemos hablado mucho con Vidal, una de mis hijas me llamó y me retó por el tema de los piropos. De la galantería hice el comentario, pero si alguna mujer se sintió ofendida, les pido disculpas. No fue mi intención", remarcó Macri.

Luego aclaró: "Lo mío fue creer que un comentario lindo hacia una mujer siempre es algo bueno". En tanto la diputada Victoria Donda repudió las expresiones. "A él le gustará que le digan groserías y que lo traten como una cosa por la calle", apuntó molesta la legisladora.

En diálogo con radio Rock and Pop, Donda le advirtió al alcalde porteño que "tiene que pedir perdón a todas las mujeres" por sus dichos, a la vez que aclaró que esas situaciones ponen a la mujer "en una situación de vulnerabilidad" y de "incomodidad". "Creo que tiene que pedir disculpas porque, además, es un dirigente político que tiene una responsabilidad como funcionario público. Hay temas con los que se tiene que ser muy cuidadoso", insistió.

La Opinión Popular

23-04-2014 / 10:04
"A mí me interesa que el país tenga producción, tenga trabajadores, inversión. Esto es lo que quiero dejar para el próximo Presidente, un país mucho mejor del que nos tocó encontrar a nosotros. Esa va a ser la mejor herencia que puedo dejar".

Las últimas apariciones públicas de Cristina Kirchner revelan que la Jefa de Estado está ingresando en esa etapa melancólica de los mandatarios en el final de su gestión: empieza a evidenciarse su preocupación por cómo la recordarán los libros de historia.

Y en esa batalla por escribir el último capítulo del "relato" -y por imponer su versión ante las críticas de los medios de comunicación-, Cristina se ha encontrado con que los mejores argumentos para defender su modelo se parecen peligrosamente a los de los tiempos de la "plata dulce".

Es probable que a la Presidenta le hubiese gustado más echar mano a indicadores como el crecimiento económico, la industrialización o la creación de empleo. Pero la cruda realidad está mostrando una cara poco amable.


Ante las urgencias financieras, hubo que sincerar las cifras de crecimiento de la economía, de manera de no tener que pagar u$s3.500 millones por el "cupón del PBI". Pero el efecto de cambiar la metodología estadística no implicó solamente reconocer que el año pasado el país creció 3% y no el 5% que se había anunciado semanas antes.

Peor aún, puso en duda la columna vertebral del "relato", porque si se aplica el nuevo método de medición, entonces se evidencia que desde 2007 en adelante no hubo "tasas chinas" sino un modesto promedio de 3% anual, bien por debajo del de los países vecinos.


De la misma manera, la "reindustrialización" -otra de las expresiones preferidas por la Presidenta- está severamente cuestionada. Las estimaciones de los consultores privados indican que el peso relativo de la industria respecto del total de la economía se ubica en un 16%, lo cual la posiciona por debajo de la denostada década de los '90, cuando el promedio fue de 17,2%.


Para colmo, aparecen noticias como el bochornoso caso de las "cosechadoras de Angola", que refleja cómo el "relato" oficial puede transformarse en un boomerang. La empresa elegida por el Gobierno para ser expuesta como emblema de vanguardia tecnológica, reindustrialización del interior rural y pujanza exportadora, gracias al fomento estatal, terminó siendo protagonista de un escandaloso fraude.


Otros indicadores también empiezan a jugar en contra, especialmente en el empleo. En este rubro los funcionarios deben hacer malabarismos retóricos para ocultar que la persistencia de una tasa de desempleo baja no se debe a la creación de puestos sino a la caída en la cantidad de gente que busca trabajo. Y que, durante la "década ganada", la nómina de empleados estatales se engrosó en 1.650.000 personas.


La debilidad del mercado laboral quedó en evidencia cuando el propio Gobierno tuvo que admitir, en uno de sus últimos proyectos de ley, que no ha logrado disminuir el nivel de trabajo informal, que persiste en un tercio de la población ocupada.

NicoSal Web Design

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar