La Opinión Popular
                  18:11  |  Domingo 01 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Hay que recuperar el progresismo
Por Luis Alberto Romero - Historiador.
“El kirchnerismo no tiene futuro. Lo único que comparto es que yo no tengo nada que ver con ellos y ellos, nada que ver conmigo”. Juan Manuel Urtubey
Nacionales - 09-05-2012 / 17:05
MÁS SINDICATOS SE SUMAN A LA UOM Y AMENAZAN CON PAROS Y PROTESTAS

Gremios, Huelgas y Más Aumentos

Gremios, Huelgas y Más Aumentos
El sindicalismo una vez más va rumbo a complicar a la economía del Gobierno K. La UOM boicoteó oferta del 22% de aumento y convocó a un paro mañana. La Asociación Bancaria anunció una protesta callejera para los próximos días, tras las negociaciones paritarias que se presentan trabadas. Camioneros también advierte con un paro general.
El sindicalismo una vez más va rumbo a complicar a la economía del Gobierno K. La UOM boicoteó oferta del 22% de aumento y convocó a un paro mañana. Siguen negociando. Su titular, Caló, se mueve como candidato kirchneristas a la CGT.
 
Por otro lado, choferes de colectivos de las ciudades de Córdoba, Santa Fe y Posadas realizaron huelgas en protesta por irregularidades en el pago de salarios por parte de empresas del sector, lo que generó la intervención de las autoridades en busca de un acuerdo.
 
Empleados estatales de Tierra del Fuego cumplieron un paro en reclamo de la regularización de aportes a la caja de previsión y la obra social de la provincia, mientras gremios de la salud pública de Santa Fe harán una huelga hoy y en Santa Cruz habrá medidas de fuerza el jueves.
 
Bancarios y Comercio se ubican en posiciones más complejas y piden hasta un 35% de subas. Por si fuera poco, amenazan con paros en los puertos de Rosario. El campo, también en huelga. Mañana el Gremio de Alimentos tendrá su interna, donde la izquierda dura va contra Daer.
 
La Opinión Popular

Sindicatos se suman a la UOM y amenazan con paros y protestas
 
La Asociación Bancaria anunció una protesta callejera para los próximos días, tras las negociaciones paritarias que se presentan trabadas. Camioneros también advierte con un paro general
 
La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) realizará mañana jueves un paro nacional en reclamo de un incremento salarial cercano al 25 por ciento, a raíz de que el sector empresarial aseguró que no puede abonar ese aumento de haberes.
 
La huelga lanzada por Caló se produjo en momentos en que el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, había convocado a empresarios a un encuentro que se prolongó por la tarde de ayer sin resultados concretos.
 
Por otro lado, el secretario adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, advirtió que su gremio "ni por arrime" cerrará en las próximas reuniones paritarias un aumento salarial de alrededor del 20 por ciento, contra la tendencia de algunos de los sindicatos, como el de los empleados estatales que ayer acordaron una suba del 21%. Moyano adelantó que exigirá cerca del 30 por ciento.
 
El hijo del jefe de la CGT sostuvo además que el sindicato revelará el porcentaje exacto de su reclamo "en 15 días", luego de un congreso de la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros.
 
Por su lado, La Bancaria confirmó que la próxima semana realizará movilizaciones de protesta en la city porteña para exigir a las cámaras de esa actividad que suscriban un acuerdo salarial retroactivo a enero, en el marco de las discusiones paritarias.
 
El secretario de prensa de La Bancaria, Eduardo Berrozpe, confirmó para el jueves 10 de mayo la movilización de los bancarios de todo el país, que se iniciará según dijo "desde las primeras horas de la mañana".
 
 
La situación en el interior del país
 
Por otro lado, choferes de colectivos de las ciudades de Córdoba, Santa Fe y Posadas realizaron huelgas en protesta por irregularidades en el pago de salarios por parte de empresas del sector, lo que generó la intervención de las autoridades en busca de un acuerdo.
 
En tanto, empleados estatales de Tierra del Fuego cumplieron un paro en reclamo de la regularización de aportes a la caja de previsión y la obra social de la provincia, mientras gremios de la salud pública de Santa Fe harán una huelga hoy y en Santa Cruz habrá medidas de fuerza el jueves.
 
Fuente: infobae.com

Agreganos como amigo a Facebook
01-05-2016 / 10:05
01-05-2016 / 10:05
01-05-2016 / 10:05
La multitudinaria marcha sindical y política del viernes no se agota en el dato, de todos modos significativo, de ser la primera gran protesta de la oposición contra la política económica del gobierno de Mauricio Macri, a casi 150 días de haber asumido. Implica la toma de posiciones de varios sectores que tenían poco y nada en común. Y hasta se denostaban unos con otros.
 
Fiel a su tradición, el peronismo de todo color y pelaje podría estar empezando a oler sangre. Y vería ahora mismo, sin reparar en que Macri encabeza una administración que ha tenido que asumir en un contexto económico y social como no se recuerda desde el retorno de la democracia hace 33 años, su oportunidad de empezar a dar los primeros pasos para volver al gobierno.
 
Hay algunos datos de la realidad que han llamado la atención y encendido algunas alarmas. La marcha fue organizada por las cinco centrales sindicales en un marco de unidad, y en reclamo por asignaturas que ya estaban planteadas antes, como es el caso del impuesto a las Ganancias, o la universalización de las asignaciones familiares, como también el 82 por ciento móvil para los jubilados.
 
Se le agregaron ahora dos reclamos: el primero, contra los despidos que se produjeron en el Estado y en la actividad privada, que los gremios adjudican a las medidas de ajuste que tuvo que tomar el gobierno. El siguiente fue más una amenaza a futuro: el documento sindical le reclamó al gobierno que respete el derecho de huelga.
 
Lo que llama la atención, aunque no debiera sorprender, es que de esa protesta anunciada se colgaron sectores del cristinismo duro, y del propio peronismo que hasta hace unos días se mostraba comprometido con la gobernabilidad y dispuesto a ayudar al gobierno a salir del momento actual, "el peor" de la gestión llevada adelante hasta ahora.
 
Aunque no en posiciones preponderantes, ayer hubo movilización de sectores de La Cámpora, del peronismo no kirchnerista y de la izquierda vernácula. Ese dato, tal vez agigantado por algunos sectores oficiales, se potencia con expresiones como la del referente de Carta Abierta, Ricardo Forster, que le deseó a Macri "que le vaya mal".
 
El gobierno sospecha con todas las letras que el peronismo se ha unido en torno a la sanción de la ley antidespidos no tanto porque en el fondo les interese preservar el empleo. Lo que buscan, es lo que sospechan altos funcionarios, es hacerle pagar a Macri el costo político de tener que vetar la ley, si finalmente pasa el filtro de Diputados.
 
Surge nítido que el gobierno dependerá en mucho de lo que haga Sergio Massa, quien, mal que les pese, ha decidido pararse otra vez en la "ancha avenida del medio" para beneficiarse de la pelea sin cuartel en la que se han enfrascados macristas y cristinistas.
 
Al macrismo le falta calle. Y haría bien en corregirse hacia adentro: hay demasiadas internas para un gabinete que necesita estar concentrado en salir del momento actual y llegar al objetivo de que todo sea un poco mejor en el segundo semestre del año. En especial porque las encuestas marcan que la paciencia ciudadana tiene un límite.

30-04-2016 / 18:04
30-04-2016 / 18:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar