La Opinión Popular
                  23:51  |  Lunes 24 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“El modelo económico que aplica el Gobierno atrasa 40 años y hay que cambiarlo porque estamos en estanflación, se triplicó la deuda y tenemos un problema de fuga de capitales”. Aldo Pignanelli
Recomendar Imprimir
Nacionales - 09-05-2012 / 17:05
MÁS SINDICATOS SE SUMAN A LA UOM Y AMENAZAN CON PAROS Y PROTESTAS

Gremios, Huelgas y Más Aumentos

Gremios, Huelgas y Más Aumentos
El sindicalismo una vez más va rumbo a complicar a la economía del Gobierno K. La UOM boicoteó oferta del 22% de aumento y convocó a un paro mañana. La Asociación Bancaria anunció una protesta callejera para los próximos días, tras las negociaciones paritarias que se presentan trabadas. Camioneros también advierte con un paro general.
El sindicalismo una vez más va rumbo a complicar a la economía del Gobierno K. La UOM boicoteó oferta del 22% de aumento y convocó a un paro mañana. Siguen negociando. Su titular, Caló, se mueve como candidato kirchneristas a la CGT.
 
Por otro lado, choferes de colectivos de las ciudades de Córdoba, Santa Fe y Posadas realizaron huelgas en protesta por irregularidades en el pago de salarios por parte de empresas del sector, lo que generó la intervención de las autoridades en busca de un acuerdo.
 
Empleados estatales de Tierra del Fuego cumplieron un paro en reclamo de la regularización de aportes a la caja de previsión y la obra social de la provincia, mientras gremios de la salud pública de Santa Fe harán una huelga hoy y en Santa Cruz habrá medidas de fuerza el jueves.
 
Bancarios y Comercio se ubican en posiciones más complejas y piden hasta un 35% de subas. Por si fuera poco, amenazan con paros en los puertos de Rosario. El campo, también en huelga. Mañana el Gremio de Alimentos tendrá su interna, donde la izquierda dura va contra Daer.
 
La Opinión Popular

Sindicatos se suman a la UOM y amenazan con paros y protestas
 
La Asociación Bancaria anunció una protesta callejera para los próximos días, tras las negociaciones paritarias que se presentan trabadas. Camioneros también advierte con un paro general
 
La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) realizará mañana jueves un paro nacional en reclamo de un incremento salarial cercano al 25 por ciento, a raíz de que el sector empresarial aseguró que no puede abonar ese aumento de haberes.
 
La huelga lanzada por Caló se produjo en momentos en que el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, había convocado a empresarios a un encuentro que se prolongó por la tarde de ayer sin resultados concretos.
 
Por otro lado, el secretario adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, advirtió que su gremio "ni por arrime" cerrará en las próximas reuniones paritarias un aumento salarial de alrededor del 20 por ciento, contra la tendencia de algunos de los sindicatos, como el de los empleados estatales que ayer acordaron una suba del 21%. Moyano adelantó que exigirá cerca del 30 por ciento.
 
El hijo del jefe de la CGT sostuvo además que el sindicato revelará el porcentaje exacto de su reclamo "en 15 días", luego de un congreso de la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros.
 
Por su lado, La Bancaria confirmó que la próxima semana realizará movilizaciones de protesta en la city porteña para exigir a las cámaras de esa actividad que suscriban un acuerdo salarial retroactivo a enero, en el marco de las discusiones paritarias.
 
El secretario de prensa de La Bancaria, Eduardo Berrozpe, confirmó para el jueves 10 de mayo la movilización de los bancarios de todo el país, que se iniciará según dijo "desde las primeras horas de la mañana".
 
 
La situación en el interior del país
 
Por otro lado, choferes de colectivos de las ciudades de Córdoba, Santa Fe y Posadas realizaron huelgas en protesta por irregularidades en el pago de salarios por parte de empresas del sector, lo que generó la intervención de las autoridades en busca de un acuerdo.
 
En tanto, empleados estatales de Tierra del Fuego cumplieron un paro en reclamo de la regularización de aportes a la caja de previsión y la obra social de la provincia, mientras gremios de la salud pública de Santa Fe harán una huelga hoy y en Santa Cruz habrá medidas de fuerza el jueves.
 
Fuente: infobae.com

Agreganos como amigo a Facebook
24-04-2017 / 09:04
24-04-2017 / 08:04
24-04-2017 / 07:04
Por los graves incidentes del fin de semana en Santa Cruz, tanto el kirchnerismo como el gobierno de Mauricio Macri se mostraron alarmados por la escalada de violencia que llegó a poner en riesgo la integridad de Cristina Fernández, la gobernadora Alicia Kirchner, tres empleadas de la gobernación y Helena, la pequeña nieta de CFK.
 
También hay cierto consenso respecto de cómo se llegó a esta situación: el colapso financiero provocado por la superpoblada plantilla de trabajadores estatales, que llega a niveles récord. Casi 90.000 empleados en una provincia que apenas supera los 300.000 habitantes. Para colmo, Santa Cruz tiene una dependencia excesiva de la industria petrolera, ahora en declive por la caída de los precios internacionales.
 
Santa Cruz es una jurisdicción donde los empleados y jubilados cobran mal y tarde, la propuesta a los docentes es un ajuste salarial de 3% y el fantasma del estallido violento está a la vuelta de la esquina. Hay consenso respecto de que el Gobierno nacional debe asistir financieramente a la provincia en su emergencia, según las declaraciones del ministro del interior, Rogelio Frigerio. Pero ahí terminan los consensos y empieza el verdadero nudo del problema: quién debe pagar el costo político de la crisis.
 
Porque Cristina y Alicia sostienen que el empleo público es un espacio de contención social y de refugio en una provincia donde si se echa a un estatal se lo condena a la miseria; en un escenario recesivo como es claramente el caso de Santa Cruz, con su muy poca diversificada economía. En consecuencia, la visión K es que la dotación de empleados debe ser mantenida con la asistencia financiera de Macri.
 
En la vereda de enfrente, Frigerio dio a entender con bastante claridad lo que se espera de la gobernadora Alicia Kirchner: que asuma el costo político de echar gente. Que la provincia le garantice que se está haciendo algo concreto para recortar el gasto fiscal.
 
Resulta claro que el Gobierno de Macri no gana mucho si deja que se tense la situación, porque la gravedad es tal que no se puede descartar un final trágico si se repiten los enfrentamientos callejeros. Pero, además, al macrismo no le sirve la salida de Alicia Kirchner de su cargo. Lo que ocurriría después de una intervención federal de la provincia, es que pondría al macrismo en el antipático rol de tener que realizar el ajuste que no hizo el kirchnerismo. Y es lo que quiere evitar.
 
En consecuencia, se buscará un acuerdo que implique la ayuda financiera para la provincia pero que el Gobierno nacional no dará "gratis", en términos políticos. Buscará por todos los medios mostrar las consecuencias que trae un desgobierno K en esa provincia. Hoy, Santa Cruz es la capital nacional de la "grieta", un verdadero peligro que se corporiza en empleados que no cobran sus salarios o en una pedrada contra la casa donde hay una bebé de 18 meses.
 
La Opinión Popular

23-04-2017 / 20:04
23-04-2017 / 18:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar