La Opinión Popular
                  06:59  |  Domingo 14 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“No existe más el control remoto que nos dice qué tenemos que hacer. Seremos oposición en las cosas que tenemos que oponernos y trataremos de acompañar aquellas cosas que le sirven a la gente”. Diego Bossio
Internacionales - 05-05-2012 / 09:05
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 5 DE MAYO DE 1893, EN EL SALVADOR, NACIO FARABUNDO MARTÍ

Farabundo Martí: Revolución o Muerte

Farabundo Martí: Revolución o Muerte
Afiche del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional donde invita a participar a la militancia y público en general al acto Conmemorativo de 118 Años del Natalicio del líder Farabundo Martí. Tras alcanzar la victoria el FMLN en las elecciones presidenciales de 15 de marzo de 2009, su candidato Mauricio Funes asumió la Presidencia de la República de El Salvador el 1 de junio de 2009.
El 5 de mayo de 1893, en Teotepeque, República de El Salvador, nació Agustín Farabundo Martí un auténtico internacionalista que arremetió contra la reacción salvadoreña y contra el imperialismo yanqui opresor.
 
En defensa de los trabajadores, Martí actuó valiente y decidido cuando la lucha de clases era difícil y explosiva. Encarcelado varias veces, varias veces se puso en huelga de hambre y varias veces fue expulsado del país, pero siempre estuvo presente en la lucha.
 
Farabundo Martí pertenece a la generación de revolucionarios internacionalistas y a la constelación de las grandes figuras empreñadas en transformar la sociedad latinoamericana.
 
Fue fundador del Partido Comunista de Centro América y mostró en los hechos su arrojo antiimperialista, tanto con el fusil como con la pluma, habiendo obtenido el grado de Coronel, en el Estado Mayor Internacional de Sandino, y Secretario Privado del héroe nicaragüense.
 
Farabundo y otros líderes del PCS fueron arrestados en la insurrección general del 22 de enero de 1932, y el 1 de  febrero, ejecutado por un escuadrón del ejército salvadoreño.
 
Pero, dicen los centroamericanos, que Farabundo no murió ese día, hoy vive y será siempre la inspiración y guía de los revolucionarios que buscan la transformación total de El Salvador y la Centroamérica toda.

 
La Opinión Popular

BIOGRAFÍA DE A. FARABUNDO MARTÍ
 
(1983-1932)
 
Nació en Teotepeque, La Libertad, Departamento de El Salvador, el 5 de mayo de 1893 y creció en las remotas montañas de la costa balsameras de ese lugar. Farabundo crece en medio de colonos y jornaleros.
 
A sus 20 años, como estudiante ya se identificaba con la clase trabajadora. Farabundo se bachillera en 1913 de un colegio salesiano, obteniendo el diploma de bachiller en ciencias y letras.
 
Martí ingresa a la Universidad Nacional en la carrera de Jurisprudencia y Ciencias Sociales.
 
Comenzó a jugar un rol activo en la lucha contra el régimen de Meléndez-Quiñonez a temprana edad.
 
Por organizar un acto en apoyo a la Asociación de Estudiantes Unionistas, grupo guatemalteco que exigía el fin de la dictadura de Estrada Cabrera en ese país vecino es encarcelado en Zacatecoluca.
 
En 1920 la Asociación de Estudiantes Universitarios pide la libertad de Farabundo Martí.
 
Ese mismo año Farabundo es deportado a Guatemala, al exilio por cinco años en donde continua sus estudios en la Universidad de San Carlos.
 
Durante meses desaparecía de las aulas, donde finalmente se le encontraba trabajando en una fábrica de cervezas, como peón en los ingenios de azúcar o como albañil...de esta manera logró experimentar en carne propia la explotación que sufría el pueblo...
 
Martí aprende en este periodo gran parte de la lengua vernácula de las comunidades Quiche viviendo entre ellos...
 
Sigue su formación y se identifica con los oprimidos y se une a la lucha de los Indios del Quiché.
 
Martí es denunciado por los patronos alemanes de las fincas de café (Guatemala) y por su actividad revolucionaria en Guatemala debe partir para México.
 
Allí se unió a los trabajadores mexicanos para luchar contra la opresión capitalista. Luego regresa a Guatemala.
 
En 1925, un grupo de estudiantes fundan en Guatemala el Partido Comunista Centroamericano y Martí ocupa el cargo de secretario del exterior. Este partido fue disuelto en 1927 y Martí deportado a El Salvador, y de El Salvador a Nicaragua por órdenes del Presidente Alfonso Quiñonez.
 
A los pocos días regresa clandestinamente a El Salvador a seguir organizando a los trabajadores.
 
Ya desde 1925 hasta 1928 trabaja febrilmente junto a la Federación Regional de Trabajadores de El Salvador. 
 
Farabundo conocido bajo el pseudónimo de "El Negro" se gana nombre en los círculos de intelectuales.
 
En 1928 viaja a New York para tomar contacto con la dirección central de la Liga Antiimperialista de las Américas que le encarga situarse en Nicaragua como su representante ante Sandino.
 
En El Salvador lo nombran responsable de una Brigada que luchará junto al héroe nicaragüense.
 
Después de luchar en Nicaragua junto a Sandino, viajó a México donde se convirtió en el Líder Latinoamericano del Socorro Rojo Internacional.
 
En 1930 regresa a El Salvador y funda junto a otros compañeros el PCS, partido que rápido se pone a la cabeza de los trabajadores y del pueblo que ha sufrido regímenes sucesivos de opresión.
 
Fue deportado nuevamente a fines del 1930 y hecho prisionero en la embarcación Venezuela con rumbo a Florida, pero con la solidaridad de los trabajadores de aquel lugar, Farabundo se negó a desembarcar y fue traído nuevamente a El Salvador, pero lo subieron en otro barco rumbo a Nicaragua.
 
Ninguno de los gobiernos reaccionarios del área lo admitía en su país.
 
En el Puerto de Corinto de Nicaragua se escapó de un bote y regresó de inmediato a El Salvador el 1º de febrero de 1931.
 
A esa altura la lucha se había incrementado en El Salvador con huelgas, protestas en todo el país contra la opresión y persecución política, el desempleo, el hambre y la pobreza.
 
La persecución, el arresto y la deportación era algo común.
 
Farabundo y otros líderes del PCS fueron arrestados en la insurrección general del 22 de enero de 1932.
 
El 1º de  febrero fue ejecutado por un escuadrón del ejército salvadoreño.
 
Por Miguel Eduardo Landro Lamoureux
 
Fuente: Nac&Pop

Agreganos como amigo a Facebook
13-02-2016 / 10:02
10-02-2016 / 18:02
La Segunda Guerra Mundial, desatada por las potencias imperialistas, arrastró a los pueblos de Europa y de Asia, criminalmente invadidos, a una sangrienta lucha de liberación. Casi a fines de la Guerra, del 4 al 11 de febrero de 1945, se realizó la Conferencia de Yalta, donde las potencias se dividieron el mundo en dos grandes esferas de influencia: una bajo la hegemonía yanqui y otra bajo la soviética.
 
Fue una reunión que mantuvieron el dirigente británico Winston Churchill, el presidente norteamericano Franklin D. Roosevelt y el líder soviético Joseph Stalin, como jefes de gobierno del Reino Unido, de Estados Unidos y de la URSS, respectivamente. Charles De Gaulle trató de que Francia fuera incluida en la Conferencia con escaso éxito. Roosevelt se negó a incluir a un país que había sido liberado por los anglosajones, aduciendo que su líder,De Gaulle, no había sido elegido por su pueblo.
 
En Yalta se acordó la división del mundo en dos esferas de influencia, una capitalista y la otra soviética. Además, decidieron el reparto del territorio europeo al final de la Segunda Guerra. Entre otras cosas, se acordó la división de Alemania en cuatro zonas que quedarían bajo el dominio de los países aliados, Gran Bretaña, Estados Unidos, Francia y URSS. Posteriormente, la división daría lugar a las dos Alemanias: una soviética y la otra producto de la unión de los otros tres territorios.
 
Así, la parte oriental de Alemania, Polonia, Checoslovaquia, Hungría, Yugoslavia, Albania, Rumania y Bulgaria se convertían en regímenes de democracia popular. En ese amplio ámbito físico, solamente una Grecia sumida en una cruenta guerra civil seguía integrada en el que comenzaba a denominarse "Mundo Libre". Esto llevaría a un mundo bipolar donde el comunismo y el capitalismo se enfrentan. Comenzaba la Guerra Fría.
 
Así, la II Guerra culminó en la derrota del fascismo, la formación de dos bloques de países, uno imperialista y el otro socialista, y el comienzo de la lucha por su soberanía de muchos pueblos coloniales y dependientes.
 
La Opinión Popular

06-02-2016 / 19:02
05-02-2016 / 17:02
01-02-2016 / 20:02
La Invasión soviética de Afganistán (1978-1992) fue la primera fase del extenso conflicto de la Guerra civil afgana, que transcurrió entre el 24 de diciembre de 1979 y el 2 de febrero de 1989, tiempo en el que se enfrentaron las fuerzas armadas de la República Democrática de Afganistán (RDA) apoyadas por el Ejército Soviético contra los insurgentes muyahidines, grupos de guerrilleros afganos islámicos apoyados por numerosos países extranjeros, destacando Estados Unidos, quien apoyó a los insurgentes con ingentes cantidades de armas y dinero. El conflicto está considerado como parte de la Guerra Fría.
 
El conflicto comenzó en 1978, cuando tuvo lugar la Revolución de Saur, que hizo de Afganistán un Estado Socialista gobernado por el Partido Democrático Popular de Afganistán (PDPA). Fue entonces cuando el gobierno de Estados Unidos inició la «Operación Ciclón» en el contexto de la Guerra Fría, suministrando armas y una amplia financiación a los rebeldes islámicos muyahidines que desestabilizaron el país hasta tal punto que menos de un año después el Consejo Revolucionario solicitó la intervención del Ejército Soviético.
 
Las fuerzas soviéticas depusieron y asesinaron de manera inmediata al presidente de la RDA Hafizullah Amin, quien previamente había mandado ejecutar de manera arbitraria al anterior presidente y líder de la revolución Nur Mohammad Taraki. La intervención produjo un resurgimiento de los guerrilleros muyahidines, que aún estando divididos en varias facciones se embarcaron en una larga campaña contra las fuerzas soviético-afganas, respaldados por los suministros y el apoyo logístico y financiero de naciones como Estados Unidos, Pakistán, Irán, Arabia Saudí, China , Israel o el Reino Unido.
 
Después de más de nueve años de guerra, los soviéticos se retiraron en 1989 después de la firma de los Acuerdos de Ginebra entre Pakistán y la RDA. No obstante, los enfrentamientos entre insurgentes y las tropas del gobierno continuaron hasta abril de 1992, cuando la disolución de la URSS provocó el colapso económico del país y los fundamentalistas pudieron establecer el Estado Islámico. El conflicto es conocido popularmente como el Vietnam de la URSS.

La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar