La Opinión Popular
                  09:13  |  Sábado 05 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Como en la peor época del gobierno militar una manifestación pacífica de la ciudadanía reclamando sufragios limpios, son reprimidos con violencia policial y oficial”. Gerónimo “Momo” Venegas
Internacionales - 24-04-2012 / 11:04
INESPERADO AVANCE DE LA EXTREMA DERECHA

Sarkozy y Hollande salen ya a buscar el voto de ultraderecha

Sarkozy y Hollande salen ya a buscar el voto de ultraderecha
Françoise Hollande - Nicolas Sarkozy.
Tras el ajustado triunfo de Françoise Hollande ante el mandatario Nicolas Sarkozy en los comicios presidenciales en Francia, las estrategias, de cara al balotaje del 6 de mayo, de ambos candidatos, será captar votos de la ultraderecha, que creció a un 18%, algo que preocupa a Europa.
 
El crecimiento de Marine Le Pen en Francia causa escalofríos en las capitales europeas, que no quieren asistir a un revival de los años 30 y temen que la ola populista y antieuropea de Francia se extienda a sus vecinos con crisis económica y social.
 
La derrota de Sarkozy seria, también, la derrota de Angela Merkel, la canciller alemán que ha puesto todo para sostenerlo en Francia.La posible victoria de Hollande en el balotaje, se trataría de las primeras señales de 'rebelión' a las políticas de Merkel, ya que Francia será el único gran país de la eurozona gobernado por la izquierda y por ello, una poderosa fuerza de promoción del crecimiento en un período de recesión en el bloque.
 
Marine Le Pen no dio ninguna consigna de voto y lo más probable es que llame a votar en blanco.
 
La Opinión Popular

Hollande y Sarkozy se preparan para el ballottage
 
El presidente francés deberá cortejar a la extrema derecha, que obtuvo casi el 20% de los votos, y al centro. Su rival y ganador de la primera vuelta aparece arriba en los sondeos y tiene el apoyo de la izquierda y los ecologistas
 
Hollande y Sarkozy se enfrentarán el 6 de mayo en la segunda vuelta, pero la dinámica, de acuerdo a los resultados del domingo, es favorable al socialista.
 
Según dio a conocer el Ministerio del Interior, tras el recuento de casi todos los votos Hollande alcanzó el 28,63% y el presidente Sarkozy logró el 27,08 por ciento. Pero la estrecha diferencia se estiraría a unos 10 puntos porcentuales en la segunda vuelta, de acuerdo a tres encuestas reveladas en la noche del domingo y realizados luego del cierre de las urnas.
 
El sondeo realizado por el instituto CSA para medios franceses arroja que Hollande lograría el 56% de los votos, mientras que el actual presidente sólo alcanzaría un apoyo del 44 por ciento. Las otras dos encuestas se mantienen en sintonía. El instituto Ifop da al primero el 54,5% de los sufragios y al actual presidente el 45,5% restante. Y la consultora Ipsos otorgó al socialista el 54% de las intenciones, frente al 46% de su rival.
 
Hollande recibiría en segunda ronda el apoyo de los seguidores del aspirante del Frente de Izquierda Jean-Luc Mélenchon. Entre un 86% y 91% de esos votantes admitió que se decidirá por el socialista. Y el propio candidato llamó a movilizarse para "derrotar de Sarkozy".
 
El líder socialista también recibió un espaldarazo de la candidata ecologista Eva Joly, quien pidió explícitamente votar por él, aunque este domingo apenas cosechó el 2% de las adhesiones.
 
Del otro lado del espectro político, Sarkozy conseguiría numerosos votos de los que apoyaron a la líder del ultraderechista Frente Nacional, Marine Le Pen, quien dio la noticia de la jornada al alzarse con el 18,12% de los votos.
 
La propia candidata anticipó durante la campaña que no apoyará a ninguno de los dos aspirantes y en su entorno hablan de que todas sus miradas están puestas en las elecciones legislativas de junio. Sin embargo, más de la mitad de sus electores, entre el 52% y el 62%, contestó en los sondeos que se inclinará por el actual mandatario, mientras que entre un 18% y un 27% lo hará por Hollande.
 
Históricamente, la extrema derecha nunca ha dado consignas de voto en la segunda vuelta de una elección presidencial. Por eso, en su editorial del lunes, el diario Figaro, cercano a Sarkozy, hace un llamamiento directo a los electores de Marine Le Pen, "que pese al éxito de su candidata estarán huérfanos en la segunda vuelta".
 
Sin embargo, Sarkozy se encuentra ante la disyuntiva de atraer a los electores de Le Pen con un discurso antiinmigrante y conservador, o buscar, a la vez, a los seguidores del centrista François Bayrou, que obtuvo un 9,11 por ciento.
 
En tanto, la crisis -marcada por la explosión del déficit y la deuda, y un desempleo de 10%- proyectó su sombra sobre la campaña y la hará sobre la segunda vuelta, obligando a los candidatos a abordar la desindustrialización y a reclamar mayor proteccionismo europeo y el retorno al equilibrio de las cuentas.
 
Fuente: infobae.com

Agreganos como amigo a Facebook
04-09-2015 / 12:09
03-09-2015 / 09:09
01-09-2015 / 09:09
 
La Segunda Guerra Mundial fue un conflicto militar global que se desarrolló entre 1939 y 1945. Iniciada por la pugna entre los distintos países imperialistas por nuevos repartos territoriales originados en la distribución no proporcional al poder industrial y económico que los distintos países capitalistas, en desarrollo desigual, habían alcanzado.
 
El comienzo del conflicto se suele situar en el 1 de septiembre de 1939, con la invasión alemana de Polonia, el primer paso bélico de la Alemania nazi en su pretensión de fundar un gran imperio en Europa, que produjo la inmediata declaración de guerra de Francia y la mayor parte de los países del Imperio Británico y la Commonwealth al Tercer Reich.
 
En el conflicto se vieron implicadas la mayor parte de las naciones del mundo, incluidas todas las grandes potencias, agrupadas en dos alianzas militares enfrentadas: los Aliados y las Potencias del Eje. Fue la mayor contienda bélica de la Historia, con más de cien millones de tropas movilizadas y un estado de «guerra total» en que los grandes contendientes destinaron toda su capacidad económica, militar y científica al servicio del esfuerzo bélico, borrando la distinción entre recursos civiles y militares.
 
La guerra costaría a la humanidad cincuenta millones de muertos, decenas de millones de inválidos e incalculables riquezas materiales y culturales destruidas. Y fue marcada por hechos de enorme significación que incluyeron la muerte masiva de civiles, el Holocausto y el uso, por primera y única vez, de armas nucleares en un conflicto militar, la Segunda Guerra Mundial fue el conflicto más mortífero en la historia de la humanidad.
 
La Segunda Guerra Mundial, que arrastró a los pueblos de Europa y de Asia, criminalmente invadidos, a una sangrienta lucha de liberación, culminó en la derrota del nazismo, la formación del campo mundial del socialismo y la lucha por su soberanía de los pueblos coloniales y dependientes. Entre 1945 y 1957 más de mil doscientos millones de seres humanos conquistaron su independencia en Latinoamérica, Asia y África.
 
Por Carlos Morales

01-09-2015 / 09:09
Muamar Muhamad Abu-minyar el Gadafi fue un militar y político libio que gobernó su país desde el 1 de septiembre de 1969 hasta el día de su muerte, el 20 de octubre de 2011. Durante su estancia de varias décadas en el poder, promovió la «yamahiriya» como la ideología y el Estado socialista árabe.
 
Tras titularse como licenciado en Derecho, lideró la Revolución del 1 de septiembre en 1969 que derrocó al rey Idris I de Libia, sustituyendo el Reino de Libia por la República Árabe Libia.
 
Como parte de su programa socialista de gobierno, Gadafi nacionalizó en la década de 1970 toda la empresa privada, incluyendo la tierra, la industria petrolera y los bancos, y permitiendo solo los pequeños negocios familiares. Por la edad con la que tomó el poder, su imagen de militar rebelde y sus políticas izquierdistas anticolonialistas y de distribución de la riqueza fue calificado frecuentemente como el «Che Guevara árabe».
 
Aunque desde 1979 oficialmente no ocupó ningún cargo público, se le atribuyó el título honorífico de «líder de la Revolución» o «hermano líder y guía de la Revolución».
 
Quiso ser el sucesor del líder egipcio Gamal Abdel Nasser, como cabeza visible del panarabismo y del socialismo árabe e intentó en más de una ocasión, sin éxito, unificar a Libia con alguno de estos países árabes: Egipto, Sudán, Siria e Irak, llegando incluso a formar la Federación de Repúblicas Árabes entre 1972 y 1977. Adicionalmente, Gadafi hizo intentos por unificar Libia con Túnez, Argelia, Marruecos y Chad.
 
Asimismo quiso posicionarse como sucesor del entonces presidente yugoslavo Josip Broz Tito y del político indio Sri Pandit Jawaharlal Nehru dentro del Movimiento de Países No Alineados, para convertirse en el líder de esta organización de Estados tercermundistas no alineados ni con el capitalismo estadounidense ni con el socialismo soviético.
 
Gobernó su país durante 42 años a sangre y fuego. Especialmente en la década de los 80, fue objeto de varios atentados e intentos de derrocamiento por parte del gobierno de los Estados Unidos.
 
Tras la caída de Muamar Gadafi con la intervención de la OTAN, Libia derivó a una suerte de reino de taifas en el que multitud de grupos armados se resisten a deponer el poder conseguido mediante las armas. En agosto de 2014 los enfrentamientos entre los grupos rivales adquieren carácter de guerra civil.
 
La Opinión Popular

31-08-2015 / 20:08
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar