La Opinión Popular
                  08:28  |  Sábado 20 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Un país atravesado sólo por estrategias de poder
Por Natalio Botana, Politólogo e Historiador
“Si llego a la Casa Rosada irá preso cualquier persona que comete un delito sin importar si es extranjero, argentino o vicepresidente de la Nación”. Julio Cobos
Internacionales - 24-04-2012 / 11:04
INESPERADO AVANCE DE LA EXTREMA DERECHA

Sarkozy y Hollande salen ya a buscar el voto de ultraderecha

Sarkozy y Hollande salen ya a buscar el voto de ultraderecha
Françoise Hollande - Nicolas Sarkozy.
Tras el ajustado triunfo de Françoise Hollande ante el mandatario Nicolas Sarkozy en los comicios presidenciales en Francia, las estrategias, de cara al balotaje del 6 de mayo, de ambos candidatos, será captar votos de la ultraderecha, que creció a un 18%, algo que preocupa a Europa.
 
El crecimiento de Marine Le Pen en Francia causa escalofríos en las capitales europeas, que no quieren asistir a un revival de los años 30 y temen que la ola populista y antieuropea de Francia se extienda a sus vecinos con crisis económica y social.
 
La derrota de Sarkozy seria, también, la derrota de Angela Merkel, la canciller alemán que ha puesto todo para sostenerlo en Francia.La posible victoria de Hollande en el balotaje, se trataría de las primeras señales de 'rebelión' a las políticas de Merkel, ya que Francia será el único gran país de la eurozona gobernado por la izquierda y por ello, una poderosa fuerza de promoción del crecimiento en un período de recesión en el bloque.
 
Marine Le Pen no dio ninguna consigna de voto y lo más probable es que llame a votar en blanco.
 
La Opinión Popular

Hollande y Sarkozy se preparan para el ballottage
 
El presidente francés deberá cortejar a la extrema derecha, que obtuvo casi el 20% de los votos, y al centro. Su rival y ganador de la primera vuelta aparece arriba en los sondeos y tiene el apoyo de la izquierda y los ecologistas
 
Hollande y Sarkozy se enfrentarán el 6 de mayo en la segunda vuelta, pero la dinámica, de acuerdo a los resultados del domingo, es favorable al socialista.
 
Según dio a conocer el Ministerio del Interior, tras el recuento de casi todos los votos Hollande alcanzó el 28,63% y el presidente Sarkozy logró el 27,08 por ciento. Pero la estrecha diferencia se estiraría a unos 10 puntos porcentuales en la segunda vuelta, de acuerdo a tres encuestas reveladas en la noche del domingo y realizados luego del cierre de las urnas.
 
El sondeo realizado por el instituto CSA para medios franceses arroja que Hollande lograría el 56% de los votos, mientras que el actual presidente sólo alcanzaría un apoyo del 44 por ciento. Las otras dos encuestas se mantienen en sintonía. El instituto Ifop da al primero el 54,5% de los sufragios y al actual presidente el 45,5% restante. Y la consultora Ipsos otorgó al socialista el 54% de las intenciones, frente al 46% de su rival.
 
Hollande recibiría en segunda ronda el apoyo de los seguidores del aspirante del Frente de Izquierda Jean-Luc Mélenchon. Entre un 86% y 91% de esos votantes admitió que se decidirá por el socialista. Y el propio candidato llamó a movilizarse para "derrotar de Sarkozy".
 
El líder socialista también recibió un espaldarazo de la candidata ecologista Eva Joly, quien pidió explícitamente votar por él, aunque este domingo apenas cosechó el 2% de las adhesiones.
 
Del otro lado del espectro político, Sarkozy conseguiría numerosos votos de los que apoyaron a la líder del ultraderechista Frente Nacional, Marine Le Pen, quien dio la noticia de la jornada al alzarse con el 18,12% de los votos.
 
La propia candidata anticipó durante la campaña que no apoyará a ninguno de los dos aspirantes y en su entorno hablan de que todas sus miradas están puestas en las elecciones legislativas de junio. Sin embargo, más de la mitad de sus electores, entre el 52% y el 62%, contestó en los sondeos que se inclinará por el actual mandatario, mientras que entre un 18% y un 27% lo hará por Hollande.
 
Históricamente, la extrema derecha nunca ha dado consignas de voto en la segunda vuelta de una elección presidencial. Por eso, en su editorial del lunes, el diario Figaro, cercano a Sarkozy, hace un llamamiento directo a los electores de Marine Le Pen, "que pese al éxito de su candidata estarán huérfanos en la segunda vuelta".
 
Sin embargo, Sarkozy se encuentra ante la disyuntiva de atraer a los electores de Le Pen con un discurso antiinmigrante y conservador, o buscar, a la vez, a los seguidores del centrista François Bayrou, que obtuvo un 9,11 por ciento.
 
En tanto, la crisis -marcada por la explosión del déficit y la deuda, y un desempleo de 10%- proyectó su sombra sobre la campaña y la hará sobre la segunda vuelta, obligando a los candidatos a abordar la desindustrialización y a reclamar mayor proteccionismo europeo y el retorno al equilibrio de las cuentas.
 
Fuente: infobae.com

Agreganos como amigo a Facebook
18-12-2014 / 08:12
  Desde la caída del régimen del dictador Fulgencio Batista a manos de los revolucionarios de Fidel Castro, la relación entre Cuba y Estados Unidos siempre estuvo marcada por la división ideológica. Protagonista de un incidente que casi derivó en guerra nuclear, la Crisis de los Misiles, la situación ahora cambia con el sorpresivo acuerdo anunciado por Barack Obama y Raúl Castro.
 
Y en su cumpleaños número 78, Francisco, nuestro Papa Gaucho, está haciendo historia desde el Vaticano. Gracias a su gran mediación, Estados Unidos y Cuba comenzaron una nueva era: ambos países anunciaron que empezaron a restablecer sus relaciones comerciales y diplomáticas. Esto abre la puerta a la posibilidad de que, luego de más de 50 años de conflictos, se levante el nefasto bloqueo que existe sobre la isla. Fueron necesarios casi 53 años para que, por fin, los restos todavía en pie de lo que fue la "Guerra Fría" comiencen el esperado peregrinaje hacia la extinción.
 
Hasta se dio a conocer una batería de medidas que exponen un ablandamiento en el cerco impuesto por Norteamérica. Entre otros tópicos, Estados Unidos reabrirá su embajada en La Habana, facilitará el envío de remesas hacia la isla, liberará buena parte de las exportaciones hacia el país caribeño, destrabará los movimientos financieros y alentará la modernización tecnología y comunicacional de Cuba.
 
Es un punto de partida de un reacercamiento de Washington a América latina, en un momento en que otras potencias, como China, elevan su perfil en la región. Es el paso más largo que haya dado el gobierno de los Castro hacia la liberalización de su economía, que coincide con la crisis de su gran aliado, el chavismo, víctima de la caída del petróleo.
 
Para Obama y EE.UU., lo que queda a la vista es el criterio de oportunidad. El presidente yanqui toma esta decisión cuando, tras la derrota en las elecciones legislativas del mes pasado, ya no tiene nada para perder y, libre de toda presión electoral, sólo le queda intentar ganar la historia con algo más que ser el primer presidente negro en llegar a la Casa Blanca.
 
Además, muchas empresas yanquis perdieron grandes oportunidades de negocios y ganancias cuando Fidel Castro decidió recibir inversiones extranjeras, a las que trató de modo privilegiado, para poder sobrevivir al súbito colapso de la Unión Soviética. Llegó el desarrollo turístico con empresas españolas, alemanas, canadienses, y llegaban turistas de las mismas nacionalidades. Pero no pudieron hacerlo los yanquis, pese a estar mucho más cerca.
 
Ahora bien, el Estado cubano por sí mismo no puede generar suficientes empleos para mantener a todos sus ciudadanos. Esto sólo se logrará permitiendo que emprendedores, intrépidos individuos que arriesguen su capital, abran pequeñas empresas. Un cambio es inevitable para el desarrollo de Cuba: la iniciativa empresarial.
 
Pero no sólo Cuba cambió su mirada con una actitud más conciliadora hacia el Imperio del Norte: otros aliados de Venezuela, como Bolivia y Ecuador, han mostrado, pese a su discurso izquierdista, interés por trabajar codo a codo con Estados Unidos.
 
La Opinión Popular

17-12-2014 / 15:12
12-12-2014 / 10:12
10-12-2014 / 17:12
07-12-2014 / 10:12
El parcelamiento de la aldea Las Dos Erres, en Guatemala, fue fundado en 1978, en el contexto de la distribución gratuita de tierras fiscales por parte del Gobierno. La agencia gubernamental autorizó en distintos sitios de lotes de tierra. En este sitio de La Libertad dio permiso a repartir 100 caballerías de tierras fiscales a Federico Aquino Ruano y Marcos Reyes, para repartirlas en lotes de una, dos y cinco caballerías a quienes lo solicitaran.
 
A principios de 1982, varios miembros de la insurgente FAR (Fuerzas Armadas Rebeldes) realizaron actos de presencia en la zona. A mediados de ese año, en septiembre se produjo una emboscada a las unidades militares, asesinando a 17 soldados, confiscándole el armamento y equipo militar, lo hizo que se intensificara la presencia militar.
 
Ante esta situación, el ejército organizó la Patrulla de Autodefensa Civil en Las Dos Erres, pero con el objetivo de que patrullaran aldeas fuera de su comunidad, como la aldea Las Cruces - hoy municipio de Las Cruces - cercana a la comunidad de Las Dos Erres.
 
Ante la negativa de los habitantes de Las Dos Erres, que solo accedió a defender su propia comunidad, el ejército comenzó a difundir que los habitantes de esta aldea eran guerrilleros. Una de las pruebas aportadas eran las bolsas de frijoles con la marca FAR (Federico Aquino Ruano). Igualmente se corrió el rumor de que el ejército bombardearía la aldea, por lo que esta fue abandonada temporalmente por varias familias.
 
La Masacre de Las Dos Erres fue realizada por militares Kaibiles ('fuerzas de élite') de las Fuerzas Armadas de Guatemala -durante el gobierno del dictador Efraín Ríos Montt- el 6, 7 y 8 de diciembre de 1982, en que torturarán y asesinarán a toda la población de la aldea, más de 400 personas.
 
La Opinión Popular

NicoSal Web Design

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar