La Opinión Popular
                  04:03  |  Lunes 30 de Marzo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“En los momentos de crisis solo la imaginación es más importante que el conocimiento”. Albert Einstein
Internacionales - 24-04-2012 / 11:04
INESPERADO AVANCE DE LA EXTREMA DERECHA

Sarkozy y Hollande salen ya a buscar el voto de ultraderecha

Sarkozy y Hollande salen ya a buscar el voto de ultraderecha
Françoise Hollande - Nicolas Sarkozy.
Tras el ajustado triunfo de Françoise Hollande ante el mandatario Nicolas Sarkozy en los comicios presidenciales en Francia, las estrategias, de cara al balotaje del 6 de mayo, de ambos candidatos, será captar votos de la ultraderecha, que creció a un 18%, algo que preocupa a Europa.
 
El crecimiento de Marine Le Pen en Francia causa escalofríos en las capitales europeas, que no quieren asistir a un revival de los años 30 y temen que la ola populista y antieuropea de Francia se extienda a sus vecinos con crisis económica y social.
 
La derrota de Sarkozy seria, también, la derrota de Angela Merkel, la canciller alemán que ha puesto todo para sostenerlo en Francia.La posible victoria de Hollande en el balotaje, se trataría de las primeras señales de 'rebelión' a las políticas de Merkel, ya que Francia será el único gran país de la eurozona gobernado por la izquierda y por ello, una poderosa fuerza de promoción del crecimiento en un período de recesión en el bloque.
 
Marine Le Pen no dio ninguna consigna de voto y lo más probable es que llame a votar en blanco.
 
La Opinión Popular

Hollande y Sarkozy se preparan para el ballottage
 
El presidente francés deberá cortejar a la extrema derecha, que obtuvo casi el 20% de los votos, y al centro. Su rival y ganador de la primera vuelta aparece arriba en los sondeos y tiene el apoyo de la izquierda y los ecologistas
 
Hollande y Sarkozy se enfrentarán el 6 de mayo en la segunda vuelta, pero la dinámica, de acuerdo a los resultados del domingo, es favorable al socialista.
 
Según dio a conocer el Ministerio del Interior, tras el recuento de casi todos los votos Hollande alcanzó el 28,63% y el presidente Sarkozy logró el 27,08 por ciento. Pero la estrecha diferencia se estiraría a unos 10 puntos porcentuales en la segunda vuelta, de acuerdo a tres encuestas reveladas en la noche del domingo y realizados luego del cierre de las urnas.
 
El sondeo realizado por el instituto CSA para medios franceses arroja que Hollande lograría el 56% de los votos, mientras que el actual presidente sólo alcanzaría un apoyo del 44 por ciento. Las otras dos encuestas se mantienen en sintonía. El instituto Ifop da al primero el 54,5% de los sufragios y al actual presidente el 45,5% restante. Y la consultora Ipsos otorgó al socialista el 54% de las intenciones, frente al 46% de su rival.
 
Hollande recibiría en segunda ronda el apoyo de los seguidores del aspirante del Frente de Izquierda Jean-Luc Mélenchon. Entre un 86% y 91% de esos votantes admitió que se decidirá por el socialista. Y el propio candidato llamó a movilizarse para "derrotar de Sarkozy".
 
El líder socialista también recibió un espaldarazo de la candidata ecologista Eva Joly, quien pidió explícitamente votar por él, aunque este domingo apenas cosechó el 2% de las adhesiones.
 
Del otro lado del espectro político, Sarkozy conseguiría numerosos votos de los que apoyaron a la líder del ultraderechista Frente Nacional, Marine Le Pen, quien dio la noticia de la jornada al alzarse con el 18,12% de los votos.
 
La propia candidata anticipó durante la campaña que no apoyará a ninguno de los dos aspirantes y en su entorno hablan de que todas sus miradas están puestas en las elecciones legislativas de junio. Sin embargo, más de la mitad de sus electores, entre el 52% y el 62%, contestó en los sondeos que se inclinará por el actual mandatario, mientras que entre un 18% y un 27% lo hará por Hollande.
 
Históricamente, la extrema derecha nunca ha dado consignas de voto en la segunda vuelta de una elección presidencial. Por eso, en su editorial del lunes, el diario Figaro, cercano a Sarkozy, hace un llamamiento directo a los electores de Marine Le Pen, "que pese al éxito de su candidata estarán huérfanos en la segunda vuelta".
 
Sin embargo, Sarkozy se encuentra ante la disyuntiva de atraer a los electores de Le Pen con un discurso antiinmigrante y conservador, o buscar, a la vez, a los seguidores del centrista François Bayrou, que obtuvo un 9,11 por ciento.
 
En tanto, la crisis -marcada por la explosión del déficit y la deuda, y un desempleo de 10%- proyectó su sombra sobre la campaña y la hará sobre la segunda vuelta, obligando a los candidatos a abordar la desindustrialización y a reclamar mayor proteccionismo europeo y el retorno al equilibrio de las cuentas.
 
Fuente: infobae.com

Agreganos como amigo a Facebook
29-03-2015 / 09:03
28-03-2015 / 09:03
Habiendo llegado Adolf Hitler al poder mediante elecciones, el 28 de marzo de 1933, con el proceso conocido como Gleichschaltung (coordinación), donde el Estado y la sociedad empezaron a ser asimiladas por el Partido Nazi y sus organizaciones, Alemania entró en una brutal dictadura totalitaria.

En su deseo de unificar a Alemania bajo un totalitario gobierno central, Hitler primero enfiló la ley habilitante contra el federalismo alemán. Los gobiernos de los estados más grandes, Prusia y Baviera, ya habían sido usurpados, y los gobiernos de otros estados más pequeños pronto corrieron la misma suerte.

El 31 de marzo, Hitler promulgó una ley que disolvía todas las dietas (asambleas) regionales, y ordenaba su reconstitución bajo los resultados de las últimas elecciones nacionales. Una semana después, Hitler apuntó gobernadores para cada estado, y les concedió la facultad de disolver las dietas y destituir a los jueces. De esta manera, todos los gobiernos regionales empezaron a seguir las directivas de Berlín, y Hitler lograba acabar con la celosa autonomía que los históricos estados alemanes habían defendido desde la Guerra de los Treinta Años.

El siguiente objetivo de Hitler fueron los sindicatos, otrora poderosas organizaciones obreras que habían contrarrestado exitosamente un golpe de derecha en 1920. El 2 de mayo, todos los sindicatos fueron disueltos y "coordinados" forzosamente en un sindicato único, el Frente Alemán del Trabajo, y sus líderes fueron colocados bajo "custodia protectora", un eufemismo que implicaba la internación en un campo de concentración; ni siquiera aquellos que habían estado colaborando con el régimen nazi se salvaron. Solamente a los sindicatos católicos se les concedió un respiro de dos meses, luego recibieron el mismo trato.

Desde entonces, los representantes sindicales fueron electos directamente por Hitler, y como los contratos firmados por estos eran legalmente vinculantes, las huelgas quedaron prohibidas de facto.

En este punto, los partidos políticos de oposición se encontraban tan indefensos e impotentes que se empezaron a doblegar ante la mínima presión del gobierno nacional; el 10 de mayo, se confiscaron todas las propiedades del Partido Socialdemócrata, y se cerraron sus periódicos; los socialdemócratas respondieron eligiendo una nueva directiva más tolerante al nazismo, pero tres días después, se disolvió el movimiento por considerarlo "subversivo".

Los líderes socialdemócratas terminaron acompañando a sus homólogos comunistas en los campos de concentración. El Partido Popular Alemán y el Partido Democrático Alemán, baluartes de la democracia alemana, se disolvieron voluntariamente a inicios de julio; de inmediato siguieron los partidos católicos.

Hitler luego ordenó a las SS que mataran a los oponentes de su propio partido y a colaboradores de dudosa fidelidad durante la llamada «Noche de los cuchillos largos», y siguió el proceso de supresión de diversos grupos raciales, políticos, sociales y religiosos que consideraba «enemigos de Alemania» y «razas impuras», lo que le llevó a reasignar las directrices a los campos de concentración para la liquidación sistemática de comunistas, judíos, testigos de Jehová, gitanos, enfermos mentales y homosexuales.

 
La Opinión Popular
26-03-2015 / 08:03
26-03-2015 / 08:03
El Movimiento 26 de Marzo (26M) es un partido político uruguayo de orientación marxista-leninista. Desde su fundación el 26 de marzo de 1971 hasta el 30 de marzo de 2008 formó parte de la coalición política Frente Amplio. Fue el instrumento de expresión de la línea política del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T) en el frente legal, a nivel sindical, social y parlamentario.

El nombre hacía referencia al primer acto de masas convocado por la izquierda en las elecciones de 1971. La fecha también hace referencia histórica al izado de la bandera artiguista a cargo tropas de José Gervasio Artigas a Montevideo en 1815 después del Segundo Sitio a Montevideo.

Oficialmente negó ser un partido político y sí un "movimiento que agrupa a militantes comprometidos para realizar una tarea con ciertos postulados mínimos y un plan de acción común enmarcado dentro del que trace el Frente Amplio, desarrollando, paralelamente, una estrecha coordinación con todos los sectores, sin excepción. Este quehacer no implica una ideología rectora ni una disciplina estricta, como la que exige la existencia de un partido"

La creación del 26 de marzo es consecuencia del "apoyo crítico" acordado por el MLN-T al Frente Amplio, el cual pretendía agrupar en un solo sector a todas las fuerzas de la izquierda uruguaya, para, de esta manera, tener un amplio apoyo de cara a las elecciones del 29 de noviembre de 1971. Por eso, su coordinación e integración con el Frente Amplio, en cuyos comités de base trabajaba, fue la línea fundamental impuesta por el MLN-T a este movimiento.
 
La Opinión Popular

23-03-2015 / 16:03
NicoSal Web Design

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar