La Opinión Popular
                  02:23  |  Domingo 21 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Un país atravesado sólo por estrategias de poder
Por Natalio Botana, Politólogo e Historiador
“Si llego a la Casa Rosada irá preso cualquier persona que comete un delito sin importar si es extranjero, argentino o vicepresidente de la Nación”. Julio Cobos
Internacionales - 09-04-2012 / 09:04
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 9 DE ABRIL DE 1948 ES ULTIMADO EL DIRIGENTE POPULAR JORGE ELIÉCER GAITÁN

El asesinato de Gaitán y El Bogotazo

El asesinato de Gaitán y El Bogotazo
La trágica muerte de Gaitán, acaecida el 9 de abril de 1948, provocó una violenta reacción popular y represión gubernamental conocida como El Bogotazo que destruyó 142 edificaciones del centro de Bogotá.
Jorge Eliécer Gaitán Ayala (Cucunubá, 23 de enero de 1898 - Bogotá, 9 de abril de 1948), fue un político y abogado colombiano que fue alcalde de Bogotá en 1936, ministro (Educación 1940 - Trabajo 1943), congresista (varios periodos desde 1929 - 1948) y candidato disidente del partido liberal a la Presidencia de la República para el periodo 1950-1954, con altas probabilidades de ser electo gracias al apoyo popular, en particular de la clase media y baja.
 
Su asesinato en Bogotá produjo enormes protestas populares conocidas como El Bogotazo, y posteriormente La Violencia se extendió por buena parte del país. Su asesinato transformó la historia de Colombia. El asesinato de Gaitán se convirtió en un suceso desequilibrador, después del cual no ha sido posible recuperar la estabilidad política en Colombia.

 
La Opinión Popular

Vida y Obra
 
El año de nacimiento de Jorge Eliécer Gaitán, así como otros datos de su vida, son difíciles de establecer con absoluta precisión. Aunque existe una partida de nacimiento del 23 de enero de 1898 y una partida de bautismo del 26 de enero del mismo año, otros documentos personales como pasaportes, cédula, al igual que su diploma de la Real Universidad de Roma, datan el 26 de enero de 1903 como su fecha de nacimiento. Existen varias teorías de su lugar de nacimiento, en realidad hay controversia entre los municipios de Manta y Cucunubá ambos en Cundinamarca.
 
Hijo de la profesora Manuela Ayala y el librero Eliécer Gaitán Otálora, en 1920 inicia estudios superiores en la Universidad Nacional de Colombia donde se titula como Doctor en Derecho y Ciencias Políticas el 29 de octubre de 1924 con la tesis titulada "Las ideas socialistas en Colombia". Para 1926, con apoyo de su hermano Manuel José Gaitán, adelanta su doctorado en jurisprudencia en la Real Universidad de Roma y en 1927 su tesis "El criterio positivo de la premeditación", Magna Cum Laude, le significó graduarse con honores. Fue entonces elogiado y apreciado con el premio que llevaba el nombre de su profesor más cercano: Enrico Ferri.
 
Una vez en Colombia, lideró en el Congreso de la República un debate entre el 3 y el 6 de septiembre de 1929 por el asesinato de un número, aún no determinado, de trabajadores de la United Fruit Company en la región de Ciénaga, Magdalena. Los obreros exigían condiciones laborales (hasta entonces inexistentes) y un trato justo por parte de sus contratistas. La matanza de estas personas es conocida en la historia del país como la Masacre de las Bananeras y es citada en la obra de Gabriel García Márquez, Cien años de soledad. Este gesto le valió a Gaitán el título de "Tribuno del Pueblo", con el que le honrarían los sectores populares.
 
En 1931 fue elegido presidente de la Cámara de Representantes y ejerció también como catedrático de Derecho Penal en la Universidad Nacional y en la Universidad Libre, siendo nombrado Rector de esta última. Su postura en contra del monopolio de la tierra le granjeó un amplio apoyo del campesinado
 
En 1933 fundó el movimiento político "Unión nacional Izquierdista Revolucionaria" (UNIR) y su órgano periodístico "El Unirismo", que poco tiempo después disolvió para vincularse al Partido Liberal, desde donde planteó la necesidad de una reforma agraria.
 
Seducido por los dirigentes tradicionales del Partido Liberal se posesionó como alcalde de Bogotá en 1936, adelantó reformas sociales, promovió la municipalización de los servicios públicos y trató de establecer los restaurantes o comedores escolares. Otras iniciativas suyas no gozaron de la aprobación popular como las de prohibir el uso de la ruana, las alpargatas, uniformar a los lustrabotas y a los conductores de taxis quienes con un paro y bloqueo de vías, presionaron por su renuncia.
 
En 1940 el presidente Eduardo Santos Montejo lo nombra Ministro de Educación, desde donde emprendió una campaña de alfabetización, implantó el zapato escolar gratuito, los restaurantes escolares, el cine educativo ambulante, la extensión cultural masiva e inició el Salón Nacional de Artistas de donde emergen figuras como Enrique Grau, Eduardo Ramírez Villamizar, Fernando Botero, Alejandro Obregón, Edgar Negret y Pedro Alcántara Quijano. En los años siguientes Gaitán continuó su intensa vida pública como jurista, político y caudillo. Su acción política se dirigió contra la oligarquía y por la "restauración moral" de la República.
 
 
Lucha por la Presidencia
 
Gaitán resurgió con nuevos ímpetus en las votaciones del 16 de marzo de 1947 para el Congreso, en donde logró una mayoría indiscutible en el Senado (73 senadores Liberales y 58 Conservadores) y en la Cámara (34 representantes Liberales y 29 para Conservadores). El 24 de octubre Gaitán fue proclamado jefe único del Partido Liberal. A inicios de 1948 al saberse la noticia de la masacre de varios liberales en varios pueblos del país a manos de conservadores y viceversa, Gaitán organiza varias marchas entre las que se conocen como la "marcha de las antorchas" y sobre todo la "Marcha del Silencio" donde eleva una plegaria al Presidente Ospina para que ayudara a cesar La Violencia y donde eleva unas horas del silencio donde solo se oían banderas y pancartas movidas por el viento.
 
En abril 1 de 1948 recibió el título de doctor honoris causa en Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Libre. El 8 de abril de 1948 presentó su último caso legal:la absolución del teniente conservador Jesús Cortés; un militar acusado de la muerte del Periodista Eudoro Galarza Osa.
 
 
Asesinato: Bogotazo
 
Luego de haber defendido al teniente Cortés, Gaitán sale en compañía de varios amigos del Edificio Agustín Nieto (su sitio de trabajo) para almorzar en el Hotel Continental y a la espera de otras reuniones que tenía ese día. Un hombre que lo esperaba en la entrada del edificio le dispara con un revolver causándole heridas de gravedad. Gaitán es llevado a la Clínica Central donde a pesar de los esfuerzos médicos acompañado de amigos y de su esposa Amparo Jaramillo muere a las 2:05 de la tarde.
 
La trágica muerte de Gaitán, acaecida el 9 de abril de 1948, provocó una violenta reacción popular y represión gubernamental conocida como El Bogotazo que destruyó 142 edificaciones del centro de Bogotá. Pese a lo anterior, la violencia por el magnicidio no se concentró solo en la capital, por el contrario, los municipios y regiones gaitanistas reaccionaron en igual o mayor proporción y en casos como Barrancabermeja, la situación se extendió por más de un mes.
 
El aparente asesino, identificado posteriormente como Juan Roa Sierra, fue linchado y arrastrado por la Carrera Séptima hasta la Plaza de Bolívar. Desde ese momento la multitud creció en cuestión de minutos esperando las órdenes de los jefes liberales reunidos con el presidente Mariano Ospina Pérez. A medida que avanzaba la tarde, la turba fue armándose con herramientas y armas irrumpiendo en almacenes de ferretería y en estaciones de policía donde algunos oficiales entregaron sus armas.
 
La defensa del Palacio de la Carrera (en ese entonces residencia de los presidentes de Colombia) por la guardia presidencial y francotiradores no identificados, localizados en las edificaciones más altas cercanas a palacio, impidieron que la multitud entrara al lugar donde se hallaba el Presidente; una posible demora en entrar en acción por parte de quienes conducían los tanques de guerra, hubiera facilitado la entrada al Palacio de los manifestantes ya que a la Guardia se le estaba terminando la munición.
 
La multitud daba paso a los cinco tanques de guerra que fueron dirigidos al lugar pues creía que estaban apoyando su causa, y muy probablemente así fue hasta el momento en que fue muerto el Coronel que los comandaba poco antes de llegar al Palacio. Una vez en la plaza, los tanques giraron y dispararon a la multitud masacrando a unas 300 personas y de esta manera frustrando su plan. La multitud reaccionó replegándose en las calles y almacenes, destruyendo cualquier objeto o persona que simbolizara a los considerados culpables del asesinato del "Jefe": militantes del Partido Conservador, la Iglesia, la oligarquía, etc.
 
 
Legado
 
A Gaitán no se le pudo hacer un funeral adecuado y sus familiares en gesto de protesta se negaron a llevarlo a un cementerio hasta que el gobierno de turno cayera. En la actualidad su cuerpo se encuentra en la que fuera su última residencia de la calle 42 No. 15-52 de Bogotá (Casa Museo Jorge Eliécer Gaitán) un sitio de acceso público. Posteriormente, la violencia bipartidista se extendería a otras regiones durante la época conocida como La Violencia.
 
La figura de Gaitán se mantiene vigente en Colombia. Esto se puede ver en los monumentos que están a lo largo de las poblaciones colombianas, un municipio, Puerto Gaitán, fue llamado así en su honor, incluso el billete de $1.000 tiene imágenes y frases de Gaitán.
 
Fuente: De Wikipedia, la enciclopedia libre

Agreganos como amigo a Facebook
20-12-2014 / 10:12
18-12-2014 / 08:12
  Desde la caída del régimen del dictador Fulgencio Batista a manos de los revolucionarios de Fidel Castro, la relación entre Cuba y Estados Unidos siempre estuvo marcada por la división ideológica. Protagonista de un incidente que casi derivó en guerra nuclear, la Crisis de los Misiles, la situación ahora cambia con el sorpresivo acuerdo anunciado por Barack Obama y Raúl Castro.
 
Y en su cumpleaños número 78, Francisco, nuestro Papa Gaucho, está haciendo historia desde el Vaticano. Gracias a su gran mediación, Estados Unidos y Cuba comenzaron una nueva era: ambos países anunciaron que empezaron a restablecer sus relaciones comerciales y diplomáticas. Esto abre la puerta a la posibilidad de que, luego de más de 50 años de conflictos, se levante el nefasto bloqueo que existe sobre la isla. Fueron necesarios casi 53 años para que, por fin, los restos todavía en pie de lo que fue la "Guerra Fría" comiencen el esperado peregrinaje hacia la extinción.
 
Hasta se dio a conocer una batería de medidas que exponen un ablandamiento en el cerco impuesto por Norteamérica. Entre otros tópicos, Estados Unidos reabrirá su embajada en La Habana, facilitará el envío de remesas hacia la isla, liberará buena parte de las exportaciones hacia el país caribeño, destrabará los movimientos financieros y alentará la modernización tecnología y comunicacional de Cuba.
 
Es un punto de partida de un reacercamiento de Washington a América latina, en un momento en que otras potencias, como China, elevan su perfil en la región. Es el paso más largo que haya dado el gobierno de los Castro hacia la liberalización de su economía, que coincide con la crisis de su gran aliado, el chavismo, víctima de la caída del petróleo.
 
Para Obama y EE.UU., lo que queda a la vista es el criterio de oportunidad. El presidente yanqui toma esta decisión cuando, tras la derrota en las elecciones legislativas del mes pasado, ya no tiene nada para perder y, libre de toda presión electoral, sólo le queda intentar ganar la historia con algo más que ser el primer presidente negro en llegar a la Casa Blanca.
 
Además, muchas empresas yanquis perdieron grandes oportunidades de negocios y ganancias cuando Fidel Castro decidió recibir inversiones extranjeras, a las que trató de modo privilegiado, para poder sobrevivir al súbito colapso de la Unión Soviética. Llegó el desarrollo turístico con empresas españolas, alemanas, canadienses, y llegaban turistas de las mismas nacionalidades. Pero no pudieron hacerlo los yanquis, pese a estar mucho más cerca.
 
Ahora bien, el Estado cubano por sí mismo no puede generar suficientes empleos para mantener a todos sus ciudadanos. Esto sólo se logrará permitiendo que emprendedores, intrépidos individuos que arriesguen su capital, abran pequeñas empresas. Un cambio es inevitable para el desarrollo de Cuba: la iniciativa empresarial.
 
Pero no sólo Cuba cambió su mirada con una actitud más conciliadora hacia el Imperio del Norte: otros aliados de Venezuela, como Bolivia y Ecuador, han mostrado, pese a su discurso izquierdista, interés por trabajar codo a codo con Estados Unidos.
 
La Opinión Popular

17-12-2014 / 15:12
12-12-2014 / 10:12
10-12-2014 / 17:12
NicoSal Web Design

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar