La Opinión Popular
                  11:58  |  Sábado 30 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Hay que recuperar el progresismo
Por Luis Alberto Romero - Historiador.
“En tarifas, el Gobierno entró a un quirófano con una motosierra. Me pasa lo que le pasó a miles de argentinos. Malena me mandó la factura de gas que llegó a casa. Se multiplicó por cinco: 8.700 pesos”. Sergio Massa
Nacionales - 02-03-2012 / 09:03
CRUCES ENTRE LA PRESIDENTA Y LOS DOCENTES

Cristina dijo que los docentes piden mucho pero trabajan poco

Cristina dijo que los docentes piden mucho pero trabajan poco
Arriba. La Presidenta fue más dura aún al referirse a la jornada laboral de los docentes. Abajo. Muy divertidos, Sergio Urribarri, y los gobernadores José Luis Gioja, Lucía Corpacci, Luis Beder Herrera y Daniel Scioli festejaron sonrientes varios de los tramos del discurso ante la Asamblea Legislativa.
Críticas de Cristina Fernández a los gremios docentes en pugna con el Gobierno K por el tema salarial.
 
En un contexto de inicio de clases signado por paros en 7 provincias y con el horizonte de una huelga nacional de CTERA el próximo martes, Cristina dedicó ayer una parte importante de su discurso ante la Asamblea Legislativa al conflicto por el salario de los maestros, que no cayeron nada bien a los docentes.
 
Visiblemente molesta por las medidas de fuerza que esta semana vaciaron las aulas en distritos como Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Chaco, Entre Ríos y Mendoza, la Presidente señaló que en los últimos 9 años el salario testigo que fija la paritaria docente nacional "aumentó el 651 por ciento" y que los maestros trabajan poco en relación con lo mucho que exigen.
 
En medio de tensas negociaciones por subas de salarios y de declaraciones de huelga, Cristina eligió a los docentes como blanco de sus críticas. La Presidenta cuestionó las paritarias y los recientes paros que postergaron el inicio de las clases, pero fue más dura aún al referirse a la jornada laboral y al ausentismo."Trabajan cuatro horas y tienen tres meses de vacaciones", dijo la jefa del Estado.
 
Lejos de calmar las aguas, huelga y críticas, fue la réplica de los docentes, que reprocharon el mensaje de Cristina, negaron que sólo busquen discutir salarios en las paritarias y rechazaron que los docentes tengan jornadas de "4 horas" y "tres meses" de vacaciones.
 
"Los tres meses de vacaciones no existen. Trabajamos hasta fines de diciembre y retomamos en febrero", señaló la dirigente Stella Maldonado, de CTERA en declaraciones radiales y televisivas.


La Opinión Popular

LOS GREMIOS REPROCHARON EL MENSAJE DE CRISTINA
 
Huelgas y críticas, la réplica de los docentes
 
En medio de tensas negociaciones por subas de salarios y de declaraciones de huelga, Cristina Kirchner eligió a los docentes como blanco de algunas de sus críticas. La Presidenta cuestionó las paritarias y los recientes paros que postergaron el inicio de las clases, pero fue más dura aún al referirse a la jornada laboral y al ausentismo.
 
"Trabajan cuatro horas y tienen tres meses de vacaciones", dijo la jefa del Estado, y agregó: "Creo que quedaron atrapados en una lógica de otro país, la lógica de la carpa blanca, cuando les descontaban el salario".
 
Desde la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), que agrupa a 320.000 afiliados en 25 gremios de todo el país, rechazaron ayer el mensaje presidencial e informaron que continúa en pie el paro nacional convocado para el martes que viene.
 
"La Presidenta incurrió en inexactitudes: no hay docente que trabaje solamente cuatro horas y que tenga tres meses de vacaciones. El tono del discurso no creo que ayude a resolver el conflicto por la negociación salarial", sostuvo a LA NACION la titular de Ctera, Stella Maldonado.
 
De acuerdo con la explicación de Maldonado, no es cierto que los docentes tengan tres meses de vacaciones como afirmó la Presidenta. "Trabajamos hasta el 29 o 30 de diciembre y nos reincorporamos el 10 de febrero", explicó.
 
También hubo fuertes críticas al mensaje de Cristina Kirchner desde los gremios bonaerenses, que aún no lograron un acuerdo en la negociación paritaria de este año.
 
"Se asemejó a un discurso de la década del 90 más que al tiempo que vivimos. Es un retroceso teniendo en cuenta que se había avanzado con la nueva ley de educación", opinó a LA NACION Roberto Baradel, secretario general de Suteba.
 
En caso de no haber hoy una definición en cuanto al alza salarial, los gremios bonaerenses convocarán a un paro de 48 horas para la semana próxima. Los docentes pidieron elevar el salario inicial de 2400 a 3100 pesos. El Estado, en tanto, ofreció 2800 pesos.
 
"En lugar de confrontar, la Presidenta debería haber convocado a los sindicatos. Queremos que se mejore la oferta y que se respete la escala salarial", exigió Baradel para las próximas negociaciones.
 
Se sumaron a las voces de Baradel y Maldonado miembros del Sadop, el gremio de los docentes privados.
 
Los reclamos docentes tuvieron el respaldo por parte de la CGT. Tanto el dirigente Julio Piumato como el diputado nacional Facundo Moyano respaldaron sus pedidos. "Estamos en solidaridad con la lucha de los docentes. Los reclamos son totalmente justos, más allá de todo lo que describió la Presidenta", dijo el líder de la Juventud Sindical.
 
Fuente: La Nación

Agreganos como amigo a Facebook
30-07-2016 / 09:07
30-07-2016 / 09:07
30-07-2016 / 09:07
Luego de quince años de ausencia, el presidente Mauricio Macri participará de la inauguración oficial de la Exposición Rural de Palermo, en un gesto de apoyo total al sector de la oligarquía terrateniente, una parte de los verdaderos dueños de la Argentina. En ese marco, acompañado por las caras más relevantes de su Gabinete, dará un discurso en el que se podrán entrever las principales líneas de lo que el Gobierno espera de la economía.
 
La última vez que un Presidente de la Nación participó de una inauguración oficial fue en tiempos de Fernando De La Rúa, en agosto de 2001. Eduardo Duhalde primero, y Néstor Kirchner luego, desistieron de participar del evento político que supone la inauguración, aunque visitaron el evento. Cristina Fernández, en cambio, se mantuvo alejada totalmente, porque el conflicto de 2008 con el sector rural hizo tambalear la gobernabilidad de su primer mandato. Ahora, Macri retomará una vieja tradición de los gobiernos oligárquicos. Un espectáculo con el que ratificará su alianza casi incondicional con las grandes patronales del campo.
 
Las líneas principales que tendrá el discurso de Luis Miguel Etchevehere, presidente de la Sociedad Rural Argentina, no serán una sorpresa. El año pasado convocó indirectamente a votar contra el kirchnerismo y se espera que esta vez, además de repasar el siglo y medio de tradición de la institución, refleje la situación del sector y brinde un diagnóstico sobre el futuro del campo.
 
En La Rural saben que el Gobierno no les debe más demostraciones: cuatro días después de haber asumido, en diciembre pasado Macri cumplió rápidamente una promesa de campaña: bajó las retenciones a la exportación de granos y dio salida al cepo cambiario, aplicando una brutal devaluación de la moneda. Además, mejoró la apertura de las importaciones.
 
"Ya el sólo hecho de que esté es una señal muy importante que sigue generando confianza", enfatizó Etchevere sobre la participación de Macri. También celebró que "haber cumplido rápidamente las promesas de campaña sobre retenciones, tipo de cambio o la eliminación de restricciones para exportar generó confianza".
 
A diferencia de lo que esperaban algunos productores, no habrá anuncios para los sojeros -quienes esperan que en los próximos meses se produzca una nueva baja de retenciones-, pero Macri podría tener novedades para  la vitivinicultura y las economías regionales. La "luna de miel" entre este sector y el Gobierno se reflejó en la organización de la feria, que contó, por primera vez en años, con stands oficiales.
 
Mientras la alianza Cambiemos se esmera en cumplir todos los requisitos que los dueños de las grandes extensiones de tierras le exigen, la muestra también da cuenta de los grandes perjudicados del sector, los tamberos, con SanCor y La Serenísima como principales exponentes de una crisis que se presenta casi como terminal. Entre los animales en exhibición, hay apenas siete ejemplares de raza Holando que, en épocas de bonanza, llegaban a ser más de 500.
 
La Opinión Popular

29-07-2016 / 17:07
Es una historia imposible de contar aquí en detalle. Y es parte de otra historia: la de los negociados con Venezuela. La corrupción ha sido la verdadera bandera que unió al kirchnerismo con el chavismo. Como corresponde, en el medio hay centenares de millones de dólares, una causa judicial más demorada que el soterramiento del Sarmiento y un personaje central que recuerda a Alfredo Yabrán.
 
Se llama Juan José Levy. Tiene 43 años y vive como un fantasma: sin fotos ni datos colgados en la red aunque por años fue mano derecha de Julio De Vido en Venezuela. O precisamente por eso. Menos la plata, todo lo que ha hecho Levy es un engaño: compró para él o para De Vido radio El Mundo y la radio no quedó a nombre de ninguno de los dos.
 
En abril, la Aduana le decomisó un embarque de medicamentos que declaró como muestras gratis enviadas por la provincia de Santa Fe al gobierno bolivariano. Y es investigado por la importación trucha de tablets destinadas al plan Conectar Igualdad. Apareció también en los Panamá Papers con una empresa en Seychelles inscripta por el inefable estudio Mossack & Fonseca. Y su hermano lo denunció y un juez aquí lo embargó por contrabando y lavado de dinero.
 
Todo o mucho se explica por lo que ocurrió antes, cuando armó o recicló con De Vido al menos seis empresas para exportar a Venezuela. La idea: pagarle a Chávez las compras de combustibles con productos argentinos. Y construir el entramado de un nuevo y enorme coimaducto.
 
Corporación Gulfos, Microsules, Grupo Núcleo, Laboratorios Esme, Farmamed y Bleu Tel. A través de ellas Levy facturó más de 531 millones de dólares: el 28% del total de las importaciones. Nota al pie: los pagos de Nación Fideicomiso a Levy los autorizaba otro boy scout de De Vido, el embajador Cheppi, que no podía legalmente hacerlo.
 
El kirchnerismo hizo creer que había militancia donde no hubo más que oportunismo: Levy embolsaba cientos de millones y se declaraba monotributista categoría E en la AFIP. El relato no está terminando como los cuentos de hadas. Aunque se pague para taparla y se colonicen fiscales y jueces, la verdad encuentra grietas por donde manifestarse. Tarde o temprano los trapos sucios salen a la luz. Es la lección que deberían aprender De Vido y Levy.

29-07-2016 / 15:07
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar