La Opinión Popular
                  00:51  |  Miércoles 26 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Un país atravesado sólo por estrategias de poder
Por Natalio Botana, Politólogo e Historiador
“Si llego a la Casa Rosada irá preso cualquier persona que comete un delito sin importar si es extranjero, argentino o vicepresidente de la Nación”. Julio Cobos
Nacionales - 02-03-2012 / 09:03
CRUCES ENTRE LA PRESIDENTA Y LOS DOCENTES

Cristina dijo que los docentes piden mucho pero trabajan poco

Cristina dijo que los docentes piden mucho pero trabajan poco
Arriba. La Presidenta fue más dura aún al referirse a la jornada laboral de los docentes. Abajo. Muy divertidos, Sergio Urribarri, y los gobernadores José Luis Gioja, Lucía Corpacci, Luis Beder Herrera y Daniel Scioli festejaron sonrientes varios de los tramos del discurso ante la Asamblea Legislativa.
Críticas de Cristina Fernández a los gremios docentes en pugna con el Gobierno K por el tema salarial.
 
En un contexto de inicio de clases signado por paros en 7 provincias y con el horizonte de una huelga nacional de CTERA el próximo martes, Cristina dedicó ayer una parte importante de su discurso ante la Asamblea Legislativa al conflicto por el salario de los maestros, que no cayeron nada bien a los docentes.
 
Visiblemente molesta por las medidas de fuerza que esta semana vaciaron las aulas en distritos como Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Chaco, Entre Ríos y Mendoza, la Presidente señaló que en los últimos 9 años el salario testigo que fija la paritaria docente nacional "aumentó el 651 por ciento" y que los maestros trabajan poco en relación con lo mucho que exigen.
 
En medio de tensas negociaciones por subas de salarios y de declaraciones de huelga, Cristina eligió a los docentes como blanco de sus críticas. La Presidenta cuestionó las paritarias y los recientes paros que postergaron el inicio de las clases, pero fue más dura aún al referirse a la jornada laboral y al ausentismo."Trabajan cuatro horas y tienen tres meses de vacaciones", dijo la jefa del Estado.
 
Lejos de calmar las aguas, huelga y críticas, fue la réplica de los docentes, que reprocharon el mensaje de Cristina, negaron que sólo busquen discutir salarios en las paritarias y rechazaron que los docentes tengan jornadas de "4 horas" y "tres meses" de vacaciones.
 
"Los tres meses de vacaciones no existen. Trabajamos hasta fines de diciembre y retomamos en febrero", señaló la dirigente Stella Maldonado, de CTERA en declaraciones radiales y televisivas.


La Opinión Popular

LOS GREMIOS REPROCHARON EL MENSAJE DE CRISTINA
 
Huelgas y críticas, la réplica de los docentes
 
En medio de tensas negociaciones por subas de salarios y de declaraciones de huelga, Cristina Kirchner eligió a los docentes como blanco de algunas de sus críticas. La Presidenta cuestionó las paritarias y los recientes paros que postergaron el inicio de las clases, pero fue más dura aún al referirse a la jornada laboral y al ausentismo.
 
"Trabajan cuatro horas y tienen tres meses de vacaciones", dijo la jefa del Estado, y agregó: "Creo que quedaron atrapados en una lógica de otro país, la lógica de la carpa blanca, cuando les descontaban el salario".
 
Desde la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), que agrupa a 320.000 afiliados en 25 gremios de todo el país, rechazaron ayer el mensaje presidencial e informaron que continúa en pie el paro nacional convocado para el martes que viene.
 
"La Presidenta incurrió en inexactitudes: no hay docente que trabaje solamente cuatro horas y que tenga tres meses de vacaciones. El tono del discurso no creo que ayude a resolver el conflicto por la negociación salarial", sostuvo a LA NACION la titular de Ctera, Stella Maldonado.
 
De acuerdo con la explicación de Maldonado, no es cierto que los docentes tengan tres meses de vacaciones como afirmó la Presidenta. "Trabajamos hasta el 29 o 30 de diciembre y nos reincorporamos el 10 de febrero", explicó.
 
También hubo fuertes críticas al mensaje de Cristina Kirchner desde los gremios bonaerenses, que aún no lograron un acuerdo en la negociación paritaria de este año.
 
"Se asemejó a un discurso de la década del 90 más que al tiempo que vivimos. Es un retroceso teniendo en cuenta que se había avanzado con la nueva ley de educación", opinó a LA NACION Roberto Baradel, secretario general de Suteba.
 
En caso de no haber hoy una definición en cuanto al alza salarial, los gremios bonaerenses convocarán a un paro de 48 horas para la semana próxima. Los docentes pidieron elevar el salario inicial de 2400 a 3100 pesos. El Estado, en tanto, ofreció 2800 pesos.
 
"En lugar de confrontar, la Presidenta debería haber convocado a los sindicatos. Queremos que se mejore la oferta y que se respete la escala salarial", exigió Baradel para las próximas negociaciones.
 
Se sumaron a las voces de Baradel y Maldonado miembros del Sadop, el gremio de los docentes privados.
 
Los reclamos docentes tuvieron el respaldo por parte de la CGT. Tanto el dirigente Julio Piumato como el diputado nacional Facundo Moyano respaldaron sus pedidos. "Estamos en solidaridad con la lucha de los docentes. Los reclamos son totalmente justos, más allá de todo lo que describió la Presidenta", dijo el líder de la Juventud Sindical.
 
Fuente: La Nación

Agreganos como amigo a Facebook
25-11-2014 / 16:11
25-11-2014 / 13:11
25-11-2014 / 09:11
 
El secretario de Justicia, el camporista Julián Álvarez, minimizó que la firma Hotesur, empresa que administra un hotel de la presidenta Cristina Fernández, no presente balances desde hace tres años en la Inspección General de Justicia.
 
Así, el funcionario se alineó con el argumento que esgrimió ayer la  propia compañía para defenderse, aduciendo que las faltas "son menores".
 
"Una empresa no presentó sus balances en la IGJ y los presentó en la AFIP. Habrá sido el error de un contador, no vas a pretender que la Presidenta esté viendo si se presentó el balance en la IGJ o en la AFIP", relativizó Álvarez.
 
Sin embargo, recordó que la cartera tiene "la potestad y lo vamos a hacer, le vamos a aplicar una multa a Hotesur y será la más severa. La multa es una multa de 3 mil pesos, pero no porque se nos ocurre, sino porque está reglamentado así. Es una irregularidad que es más leve que pasar un semáforo en rojo", minimizó.
 
Molesto con el juez Bonadio y la cobertura mediática del caso, el gobierno de CFK propagó dos líneas centrales de su estrategia: anunciar el cobro de la ridícula multa, un castigo menor para dar cuenta del tipo de irregularidad, y una nueva denuncia contra el juez que investiga la corrupción.
 
Si las consecuencias fuesen solamente la multa de $ 3.000 no tendrían por qué tratar de desplazar a Bonadío. Cristina y su entorno están preocupados porque el juez está detrás de los múltiples lazos con Lázaro Báez para el lavado de dinero. En cuatro países se está investigando el tema: Suiza, EE.UU., Uruguay y Argentina.
 
De esta manera, el Gobierno de CFK procura hacer un control de los daños: minimiza las irregularidades contables de Hotesur, pero nada dice de los negocios con Báez.
 
La Opinión Popular

25-11-2014 / 08:11
  Todos hablan del Impuesto a las Ganancias. Es el impuesto más impopular y el que más complicaciones políticas le generan al Gobierno de Cristina Fernández. A tal punto que parecería que es el factor que puede inclinar la balanza para determinar si el fin de año se vivirá con paz social o con turbulencias.
 
En las negociaciones sindicales que se desarrollan en estos días, el reclamo de un alivio en este impuesto -por la vía de elevar el "piso" a partir del cual los asalariados empiezan a tributar- se transformó en gran protagonista. Se lo menciona incluso con más insistencia que a la reapertura de paritarias, que a un bono de fin de año o que a las "sumas puente".
 
El tema tiene tal fuerza que ha unido lo que el cristinismo desunió: las facciones rivales de la CGT, que unificaron su discurso. Antonio Caló espera el regreso de Cristina a sus funciones para recordarle su promesa de "derogar la cuarta categoría del impuesto", mientras trata de calmar a su base del sindicato metalúrgico, que está al borde del conflicto.
 
Al mismo tiempo, Hugo Moyano salió de su silencio (había manifestado su temor a ser acusado de "desestabilizador") para retomar su discurso favorito: el anuncio de protestas si no hay un alivio en este tema. "¿Qué tienen que ver las paritarias si gran parte del porcentaje que se logra en estos acuerdos se lo lleva el Gobierno a través de este impuesto al trabajo?", disparó el sindicalista opositor.
 
La situación es de por sí reveladora de cómo este gravamen ha dejado de ser una preocupación exclusiva de una minoría de empleados -que conforman la parte superior de la pirámide de ingresos- y ya afecta a una vasta porción de trabajadores de nivel medio.
 
Fuentes del gremio ferroviario que están en estos momentos negociando su situación salarial, indican que este año el efecto de Ganancias implicó que, por este concepto, la AFIP se quedara con un sueldo y medio del ingreso promedio de cada empleado.
 
Lo cierto es que, a esta altura, el reclamo es tan fuerte que hasta da la sensación de que sería relativamente fácil para el gobierno de CFK aliviar las tensiones sociales.
 
Bastaría con un pequeño gesto -por ejemplo, eximir del impuesto al cobro del medio aguinaldo de diciembre- para que se generase un cambio de clima. Más aun, el Gobierno no sólo lograría desactivar las protestas gremiales sino que hasta tendría una mejora en su imagen ante la opinión pública.
 
Sin embargo, en pocos temas se ha mostrado tan rígido e inflexible como en este. Hasta ha habido señales, en los últimos días, de que toleraría otras medidas que antes resistía -como la reapertura anticipada de las paritarias- con tal de que Ganancias quede tal como está.

24-11-2014 / 19:11
 
Hubo un tiempo en que Cristina Fernández y Elisa Carrió fueron complementarias en su crítica compartida a la política tradicional. Luego, cuando Cristina llegó a Presidenta, Elisa devino la gran profeta, fueron vidas paralelas, una la dueña del presente, la otra del futuro. Después se enfrentaron a muerte pensando una lo contrario a la otra pero actuando con estilos parecidos, como la cara y contracara de una misma moneda.
 
Ahora han subordinado tanto el contenido de sus diferentes ideas con la forma similar de llevarlas a cabo, que se parecen cada vez más en muchas cosas. La patología política argentina ha parido una nueva criatura, una simbiosis de sus dos mujeres más pasionales. Se llama, o podría llamarse, Cristielisa.
 
Cristielisa se sube a estructuras políticas a las que desprecia. Dice cosas interesantes, o al menos dice alguna cosa, mientras que el resto de los políticos no dice nada, sean oficialistas u opositores.
 
La parte Cristi de Cristielisa hasta a su marido muerto lo considera un politiquero más, pero por su amor ha decidido salvar su memoria a como dé lugar y aunque tenga que incendiar el reino, en particular destruir a todo el periodismo y la justicia.
 
La parte Elisa de Cristielisa se junta y hace alianzas con todos los que luego acusa de corruptos (Cobos, Morales, Mestre, Binner, Solanas, Alfonsín, Artaza) y no duda en destruir lo mismo que construyó si no le llevan el apunte a sus profecías, porque dice tener la bola de cristal.
 
¿Es necesaria? Más bien diríamos que es inevitable en momentos como los actuales desprovistos de pasión política, esa que ella revivifica al hacer circular la sangre.
 
Cristielisa no es amada por nadie desde el corazón sino desde el cerebro, a pesar de su inmensa pasión. No tiene la pasión de Evita, a la cual amaban los humildes desde el corazón. Acá, los que aman a Cristielisa primero lo piensan y cuando aceptan su discurso, su relato, entonces se hacen fanáticos de su concepción de entender la vida y la política.
 
A partir de allí la pasión es delirante, fundamentalista. Una pasión enfermiza que transforma al cerebro en un órgano sentimental y le hace perder objetividad.
 
Ella nos domina porque cubre un gran vacío, ella nos habla de aquello a lo que han renunciado los partidos en nombre de un pragmatismo que sólo tiene que ver con la defensa a ultranza de la corporación.
 
Cristielisa es la expresión más cabal de un momento de nuestra historia cínico y vacío que reclama pasión, y ella la provee a su manera. Es inteligente pero se cree de alguna manera sobrehumana.
 
Cristielisa ha convertido la cuestión de las formas en una cuestión de fondo. Ha hecho del insulto y la ofensa, tanto a propios como ajenos, la razón de la existencia de su ideología. La correlación es absoluta: si no estás con ella o sos ladrón o sos golpista.

NicoSal Web Design

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar