La Opinión Popular
                  16:40  |  Viernes 29 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Hay que recuperar el progresismo
Por Luis Alberto Romero - Historiador.
“El kirchnerismo no tiene futuro. Lo único que comparto es que yo no tengo nada que ver con ellos y ellos, nada que ver conmigo”. Juan Manuel Urtubey
Nacionales - 02-03-2012 / 09:03
CRUCES ENTRE LA PRESIDENTA Y LOS DOCENTES

Cristina dijo que los docentes piden mucho pero trabajan poco

Cristina dijo que los docentes piden mucho pero trabajan poco
Arriba. La Presidenta fue más dura aún al referirse a la jornada laboral de los docentes. Abajo. Muy divertidos, Sergio Urribarri, y los gobernadores José Luis Gioja, Lucía Corpacci, Luis Beder Herrera y Daniel Scioli festejaron sonrientes varios de los tramos del discurso ante la Asamblea Legislativa.
Críticas de Cristina Fernández a los gremios docentes en pugna con el Gobierno K por el tema salarial.
 
En un contexto de inicio de clases signado por paros en 7 provincias y con el horizonte de una huelga nacional de CTERA el próximo martes, Cristina dedicó ayer una parte importante de su discurso ante la Asamblea Legislativa al conflicto por el salario de los maestros, que no cayeron nada bien a los docentes.
 
Visiblemente molesta por las medidas de fuerza que esta semana vaciaron las aulas en distritos como Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Chaco, Entre Ríos y Mendoza, la Presidente señaló que en los últimos 9 años el salario testigo que fija la paritaria docente nacional "aumentó el 651 por ciento" y que los maestros trabajan poco en relación con lo mucho que exigen.
 
En medio de tensas negociaciones por subas de salarios y de declaraciones de huelga, Cristina eligió a los docentes como blanco de sus críticas. La Presidenta cuestionó las paritarias y los recientes paros que postergaron el inicio de las clases, pero fue más dura aún al referirse a la jornada laboral y al ausentismo."Trabajan cuatro horas y tienen tres meses de vacaciones", dijo la jefa del Estado.
 
Lejos de calmar las aguas, huelga y críticas, fue la réplica de los docentes, que reprocharon el mensaje de Cristina, negaron que sólo busquen discutir salarios en las paritarias y rechazaron que los docentes tengan jornadas de "4 horas" y "tres meses" de vacaciones.
 
"Los tres meses de vacaciones no existen. Trabajamos hasta fines de diciembre y retomamos en febrero", señaló la dirigente Stella Maldonado, de CTERA en declaraciones radiales y televisivas.


La Opinión Popular

LOS GREMIOS REPROCHARON EL MENSAJE DE CRISTINA
 
Huelgas y críticas, la réplica de los docentes
 
En medio de tensas negociaciones por subas de salarios y de declaraciones de huelga, Cristina Kirchner eligió a los docentes como blanco de algunas de sus críticas. La Presidenta cuestionó las paritarias y los recientes paros que postergaron el inicio de las clases, pero fue más dura aún al referirse a la jornada laboral y al ausentismo.
 
"Trabajan cuatro horas y tienen tres meses de vacaciones", dijo la jefa del Estado, y agregó: "Creo que quedaron atrapados en una lógica de otro país, la lógica de la carpa blanca, cuando les descontaban el salario".
 
Desde la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), que agrupa a 320.000 afiliados en 25 gremios de todo el país, rechazaron ayer el mensaje presidencial e informaron que continúa en pie el paro nacional convocado para el martes que viene.
 
"La Presidenta incurrió en inexactitudes: no hay docente que trabaje solamente cuatro horas y que tenga tres meses de vacaciones. El tono del discurso no creo que ayude a resolver el conflicto por la negociación salarial", sostuvo a LA NACION la titular de Ctera, Stella Maldonado.
 
De acuerdo con la explicación de Maldonado, no es cierto que los docentes tengan tres meses de vacaciones como afirmó la Presidenta. "Trabajamos hasta el 29 o 30 de diciembre y nos reincorporamos el 10 de febrero", explicó.
 
También hubo fuertes críticas al mensaje de Cristina Kirchner desde los gremios bonaerenses, que aún no lograron un acuerdo en la negociación paritaria de este año.
 
"Se asemejó a un discurso de la década del 90 más que al tiempo que vivimos. Es un retroceso teniendo en cuenta que se había avanzado con la nueva ley de educación", opinó a LA NACION Roberto Baradel, secretario general de Suteba.
 
En caso de no haber hoy una definición en cuanto al alza salarial, los gremios bonaerenses convocarán a un paro de 48 horas para la semana próxima. Los docentes pidieron elevar el salario inicial de 2400 a 3100 pesos. El Estado, en tanto, ofreció 2800 pesos.
 
"En lugar de confrontar, la Presidenta debería haber convocado a los sindicatos. Queremos que se mejore la oferta y que se respete la escala salarial", exigió Baradel para las próximas negociaciones.
 
Se sumaron a las voces de Baradel y Maldonado miembros del Sadop, el gremio de los docentes privados.
 
Los reclamos docentes tuvieron el respaldo por parte de la CGT. Tanto el dirigente Julio Piumato como el diputado nacional Facundo Moyano respaldaron sus pedidos. "Estamos en solidaridad con la lucha de los docentes. Los reclamos son totalmente justos, más allá de todo lo que describió la Presidenta", dijo el líder de la Juventud Sindical.
 
Fuente: La Nación

Agreganos como amigo a Facebook
29-04-2016 / 09:04
Las políticas de ajuste del gobierno de Mauricio Macri enfrentarán hoy el desafío más importante. En un hecho inédito en la historia reciente, las cinco centrales sindicales confluirán en una demostración de fuerza que se anticipa masiva y contundente, montada sobre el creciente descontento social por el deterioro salarial producto de la aceleración de la inflación y la multiplicación de los despidos.
 
Será, para los sectores sindicales más moderados, un primer llamado de atención a Macri sobre la necesidad de responder sus demandas con medidas concretas para evitar una escalada de conflictos que altere la paz social. Para el gremialismo más crítico, en cambio, la manifestación de esta tarde supone el fin de la opción por la conciliación con el macrismo a la vez que alimenta su apuesta por un perfil sindical confrontativo en la relación con la Casa Rosada.
 
Desde esa visión, y ante el avance legislativo del proyecto de ley antidespidos, la amenaza palpable de un veto presidencial a la iniciativa ofrece el argumento perfecto para traducir el malestar en acciones concretas. La idea de un paro nacional asoma en el horizonte.
 
A pesar del esfuerzo público por minimizar el reto planteado por la movilización convocada, el Gobierno toma nota de sus implicancias. Le inquieta que la marcha se convierta en punta de lanza para amplificar la protesta social. Y le preocupan sus efectos en el terreno político después de la decisión de las flamantes autoridades del PJ, con José Luis Gioja a la cabeza, de sumarse a la manifestación, pese a los cortocircuitos que esa actitud provocó entre los gremios que pretenden asignar a la demostración de fuerza una carácter netamente sindical.
 
La alianza de ocasión entre Moyano y el PJ buscar golpear los flancos de un Macri complicado por el escenario económico y social. El cóctel que conforman la inflación elevada, la baja actividad productiva y la nula creación de empleo le otorgan al sindicalismo y a buena parte del peronismo los argumentos perfectos para justificar la protesta.
 
A esa recuperación de la energía opositora se suma la victoria que el Peronismo consiguió el miércoles en el Senado, al darle media sanción a la ley de doble indemnización. Una circunstancia que podría consumarse la semana próxima en Diputados y que ahora lamentan muchos empresarios que contribuyen a la suba de los precios recargando exageradamente sus costos.
 
Claro que, además de Macri, habrá otros dirigentes que pagarán el costo de la algarabía de hoy. Para Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y otros peronistas que buscan la renovación del movimiento derrotado en las urnas, la imagen de los jerarcas de la CGT junto al kirchnerismo es una trompada en el maxilar. La sumatoria de cortes de calle, militancia sindical y dirigentes desgastados en el papel protagónico los aleja de los sectores racionales que les dieron la espalda en las últimas elecciones. Esos que intentan recuperar apuntando a espantar los fantasmas de la década de intolerancia K.
 
La Opinión Popular

28-04-2016 / 14:04
28-04-2016 / 09:04
28-04-2016 / 09:04
 
"Cuando veo estas cajas... Éxtasis". A esta altura, esas palabras ya resultan conocidas. Para los desmemoriados, pueden buscar el video en internet, en redes sociales y ver (ya sin sorpresa) a un delgado Néstor Kirchner, hacia finales de los '90, siendo gobernador de Santa Cruz y exclamando de placer ante una bóveda, en una clara demostración de su irrefrenable deseo por cosechar dinero, al punto que mandó a construir varias cajas fuertes en su casa patagónica.
 
Como ahora queda demostrado, al cabo de 12 años de poder K, esas cajas se llenaron con dinero espurio, saqueado a todos los argentinos, para engrosar las arcas de la exfamilia presidencial, de exfuncionarios y amigos del poder, como Lázaro Báez, al que la Justicia ya le contó más de 38 estancias, convirtiéndose así en el segundo terrateniente de Santa Cruz.
 
Ayer, la Justicia federal continuó, no sin espectacularidad, con los allanamientos a las viviendas y propiedades del detenido empresario y su familia, en el marco de la investigación conocida como "la ruta del dinero K".
 
En este marco, y un día después de haber detectado un galpón repleto de autos de alta gama pertenecientes al titular de Austral Construcciones, la Justicia realizó excavaciones en terrenos del empresario patagónico en busca de dinero.
 
Según había trascendido, en algunas zonas de las chacras de Báez en Santa Cruz, la tierra se encontraba removida, indicando que algo podría haber sido enterrado en el área.
 
Los allanamientos llegaron hasta las casas de los hijos de Báez en Río Gallegos: Martín, Leandro y Melina; en el caso de esta última, se hallaron bolsones negros como los que se vieron en el video de la financiera La Rosadita.
 
Cabe destacar que la situación de los hijos de Báez es el eslabón que puede quebrar al socio de los Kirchner y hacerlo hablar. Tanto el empresario como su esposa hicieron trascender apenas estalló el escándalo, que estaban "dispuestos a hablar" si caía preso su hijo mayor, Martín, quien aparece contando dólares y euros en los famosos videos y a quien el arrepentido "valijero", Leonardo Fariña, sindicó como una pieza clave en el entramado de la ruta del dinero K.
 
No obstante, los verdaderos arquitectos de la ruta del dinero K permanecen impunes. ¿Cuándo llegará la hora en la que Cristina y Máximo rindan cuentas por este caso?

28-04-2016 / 08:04
El Senado de la Nación le dio anoche media sanción a la declaración de emergencia ocupacional y le infringió un duro revés al gobierno de Mauricio Macri. Con el impulso del Frente para la Victoria, un sector del Peronismo Federal y otros bloques minoritarios, la Cámara Alta giró la iniciativa a Diputados con 48 votos a favor y apenas 16 en contra.
 
Dos días antes de la primera movilización conjunta convocada por las cinco centrales obreras (las tres CGT y las dos CTA), se aprobó el proyecto que establece por seis meses la prohibición de despedir o suspender trabajadores tanto en el ámbito público como en el privado. El proyecto introduce el derecho a la doble indemnización para aquellos empleados que acepten el fin de la relación laboral mientras que los que la rechacen tendrán derecho a ser reincorporados por la vía judicial.
 
"Con este proyecto estamos reafirmando la Constitución Nacional, que está para ser cumplida y garantizar los derechos de todos los trabajadores", aseguró Daniel Lovera (PJ La Pampa). "Esta ley busca prohibir los despidos y suspensiones por causas económicas nada más que por 180 días. Es una emergencia acotada", agregó Mario Pais (FpV), quien condenó las "atrocidades" contra los empleados públicos.
 
Desde Cambiemos minimizaron la crisis en el mercado de trabajo y afirmaron que la iniciativa va a obstaculizar la generación de nuevo empleo. Sin embargo, los impulsores de la medida aclararon que la prohibición de despidos no rige para los puestos de trabajo creados después de diciembre de 2015.
 
Uno de los encargados de fundamentar el rechazo a la iniciativa fue el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, quien aseguró y anticipó los argumentos que repitieron cada uno de los senadores del macrismo: que la ley no contempla a todos los trabajadores, que la situación no es tan crítica y que la caída del empleo en verdad se arrastra de la gestión anterior. Los argumentos del macrismo no lograron convencer al grueso de la oposición.

 
No sólo los 39 senadores del FpV y sus tres aliados votaron a favor de la emergencia sino que también lo hicieron otros espacios opositores que en otros momentos acompañaron a Cambiemos. El grueso del Peronismo Federal, encabezado por Adolfo Rodríguez Saá así como el Movimiento Popular Neuquino, el Movimiento Popular Fueguino y los monobloques Fernando "Pino" Solanas (Proyecto Sur), Jaime Linares (GEN) y Magdalena Odarda (Coalición Cívica) también votaron a favor. Por último, los massistas Alfredo Luenzo y Miriam Boyadjian apoyaron el proyecto, aunque pretendieron, sin éxito, introducir cambios para proteger a la pymes.
 
"Hay que hacerse cargo. Dicen que van a llover los dólares que ahora viene la panacea de las inversiones pero eso todavía no se ve. Lo que se ve es que hay 1,4 millones de pobres más. Y el desempleo también tiene que ver con esto", disparó Rodríguez Saá, quien contrastó la voluntad de Macri con los buitres con la de combatir la pobreza.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar