La Opinión Popular
                  17:16  |  Viernes 24 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Hay que recuperar el progresismo
Por Luis Alberto Romero - Historiador.
“La detención de José López, resulta un bochorno y una obscenidad para la clase dirigente. Después de esto, creo que no le quedan dudas a nadie de que el kirchnerismo está herido de muerte”. Juan Schiaretti
Nacionales - 26-02-2012 / 18:02
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 26/02/1944 EDELMIRO J. FARRELL NOMBRA AL CORONEL JUAN DOMINGO PERÓN COMO MINISTRO DE GUERRA

El Coronel Perón, Ministro de Guerra de la Revolución del 43

El Coronel Perón, Ministro de Guerra de la Revolución del 43
El coronel Juan Perón es designado ministro de Guerra y hasta Mirtha Legrand (detrás de Perón, al lado de Mecha Ortiz) aplaude. ¿Era compañera?
La Revolución del 43 fue el movimiento militar, producido el 4 de junio de 1943, que derrocó al gobierno fraudulento de Ramón S. Castillo, poniendo fin a la llamada "Década Infame", un período de gobiernos autoritarios, ilegítimos y corruptos, signados por la trampa electoral sistemática, la represión a opositores, la proscripción del yrigoyenismo y la entrega económica de la Patria. 
 
El Coronel Juan Perón no ocupó cargos importantes de poder en el gobierno hasta fines de 1943, cuando asumió la Secretaría de Trabajo. El 26 de febrero de 1944, Edelmiro J. Farrell nombra a Perón como Ministro de Guerra.
 
Los gobiernos militares que resultaron de la revolución terminaron con la vieja argentina oligárquica, semicolonial y dependiente y culminaron con la asunción del gobierno electo democráticamente de Juan Perón, el 4 de junio de 1946. En su transcurso emergió la figura del entonces coronel Perón originándose el peronismo.
 
La Opinión Popular
Producida la Revolución del 43 Perón se desempeñó como secretario privado del Ministro de Ejército, a las órdenes del general Edelmiro Farrell y también como su vicepresidente.
 
El poder y la influencia creciente de Perón dentro del gobierno militar provino de su alianza con un sector del sindicalismo argentino, principalmente con las corrientes sindicales socialista y sindicalista revolucionaria. Producido el golpe, un sector del movimiento obrero, principalmente el socialista de la CGT Nº1, a través del dirigente mercantil socialista Ángel Borlenghi y el abogado ferroviario también socialista Juan Atilio Bramuglia, decidió entablar contacto con los coroneles Perón y Domingo Mercante.
 
Las conversaciones establecieron una alianza inicial de sanción de leyes laborales reclamadas largamente por el movimiento obrero, fortalecimiento de los sindicatos y del organismo estatal que regulaba las relaciones laborales. (Baily, 84; López, 401).
 
El plan elaborado entre Perón y Mercante y los sindicatos incluía acceder al por entonces poco influyente Departamento Nacional de Trabajo. Perón maniobró dentro del gobierno para que se lo designara al frente de esa repartición y aprovechando el cierre del Congreso Nacional, puso en vigencia por decreto un gran número de leyes de corte social que desde décadas habían sido presentadas por los diputados socialistas (siendo el más renombrado de ellos Alfredo Palacios) en el parlamento argentino y eran sumariamente vetadas por las mayorías conservadoras. La sanción de tales medidas le valió hacerse de poderosos enemigos entre los industriales, ganaderos y comerciantes.
 
Sin embargo la posición de Perón dentro del gobierno militar, lejos de debilitarse, se fortaleció gracias al apoyo de un creciente número de sindicatos que apoyaban su gestión que, a su vez, iban tomando conciencia de su verdadero poder como factor de presión pública.
 
Poco después obtuvo que el Departamento de Trabajo fuera elevado al rango de Secretaría de Trabajo. Con el apoyo de una parte importante del movimiento obrero, empezó a desarrollar gran parte del programa sindical histórico: se crearon los tribunales de trabajo; se sancionó el Decreto 33.302/43 extendiendo la indemnización por despido a todos los trabajadores; más de dos millones de personas fueron beneficiadas con la jubilación; se sancionó el Estatuto del Peón de Campo y el Estatuto del Periodista; se creó el Hospital Policlínico para trabajadores ferroviarios; se prohibieron las agencias privadas de colocaciones y se crearon Escuelas Técnicas orientadas a obreros. En 1944 se firmaron 123 convenios colectivos que alcanzaban a más de 1.400.000 obreros y empleados y en 1945 otros 347 para 2.186.868 trabajadores.
 
En ese marco los sindicatos comenzaron un período de gran crecimiento, y lo que fue aún más decisivo, comenzaron a afiliar masivamente a los "nuevos" trabajadores, los que estaban migrando masivamente a la ciudad desde el interior del país y países limítrofes, que eran llamados "morochos", "grasas" y "cabecitas negras" por las clases medias y altas, y los propios trabajadores "viejos" descendientes de la inmigración europea.
 
Poco después algunos sindicatos (especialmente los de ideología anarquista y comunista) que se habían mantenido alejados, la CGT Nº1, la USA y los gremios autónomos, comienzan a unificarse en torno de la Secretaría de Trabajo.
 
Pero en sentido contrario, en septiembre de 1945, cuatro importantes sindicatos se separan de la CGT: La Fraternidad, la Unión Obrera Textil, la Confederación de Empleados de Comercio y el Sindicato del Calzado. Frente a los dirigentes sindicales y sindicatos que no apoyaban la alianza sindical con Perón y Mercante, se impulsó una política de sindicatos paralelos.
 
La respuesta de Perón y de su colaborador Domingo Mercante a tal desafío se tradujo en otorgar mayores beneficios a los sindicatos que los apoyaban y quitarle personería jurídica a los gremios opositores, lo que implicaba paradójicamente una seria violación a los derechos del trabajador.
 
Pero la estrategia de Perón para acumular poder no se limitaba a establecer alianzas con el movimiento obrero sino que se extendía también a los partidos políticos, la Iglesia Católica y las Fuerzas Armadas.
 
La tensión política iba en aumento con frecuentes bataholas entre los bandos en conflicto. Esta situación fue la excusa utilizada por la facción del Ejército Argentino, contraria a Perón, para presionar al Presidente Farrell y obtener el desplazamiento definitivo del coronel. Farrell, se inclinó por quitarle el apoyo a Perón y permitir el ascenso del grupo militar antagónico, encabezado por el general Ávalos.
 
Pidió y obtuvo de Perón la renuncia a todos sus puestos el 9 de octubre de 1945 y, para mayor seguridad, decidió su encarcelamiento en la Isla Martín García. Al conocer la noticia del destino de Perón, los sindicatos comenzaron a movilizarse, temiendo que el alejamiento de su líder derivara en la eliminación de todos los beneficios sociales obtenidos.
 
Comienza así, el histórico 17 de octubre.
 
Fuente: Wikipedia
Agreganos como amigo a Facebook
24-06-2016 / 10:06
24-06-2016 / 09:06
No corren buenos tiempos para el cristinismo. Una mezcla de nuevas revelaciones con noticias viejas pasaron de la denuncia opositora y mediática a la confirmación judicial. Desde que el martes 14 José López fue pescado in fraganti en un convento revoleando bolsos con plata, cayeron tremendos golpes que dejaron al cristinismo nocaut.
 
El miércoles 15, el juez Martínez de Giorgi decidió citar a indagatoria a unos 40 ex funcionarios y dirigentes K por el desvío millonario de fondos públicos que el Gobierno de CFK le había dado a una fundación conducida por Hebe de Bonafini y los hermanos Schoklender. Era plata para construir viviendas sociales. Era... El domingo 19, apareció Ibar Pérez Corradi, uno de los autores intelectuales del triple crimen de General Rodríguez, el asesinato de empresarios vinculados al tráfico de efedrina. A Aníbal Fernández se lo acusa por su supuesta relación con ese submundo del tráfico de drogas.
 
El martes 21, Lázaro Báez ratificó que es de su puño y letra la carta en la que compromete a su socia Cristina. Allí, el empresario asegura que el juez Casanello, se juntó al menos una vez con la ex Presidenta. Y el miércoles 22, el juez Ariel Lijo confirmó que para él, Amado Boudou el ícono de la corrupción K, ya está para el juicio oral. También se conoció la noticia de que finalmente el ex general "nac&pop" César Milani será indagado por la represión ilegal.
 
En estos 10 días frenéticos, el juez más odiado por los K, Claudio Bonadio, citó a indagatoria a los ex funcionarios K: Daniel Filmus, Gabriel Mariottto y Jorge Coscia, entre otros, por presuntas irregularidades en "la adjudicación de subsidios para el fomento de las actividades cinematográficas". La citación incluyó, por supuesto, gente muy conocida de la cultura K.
 
El miércoles 22, el ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, preso desde hace meses, fue procesado junto con su ex jefe De Vido por irregularidades en el manejo de los trenes.  Y el jueves 23 se confirmó que la campaña de Cristina 2007 fue financiada por plata de la droga. Héctor Capaccioli, el recaudador de la campaña y ex funcionario K, terminó procesado. Y ese día la Justicia también procesó a tres ex jefes de Gabinete, Aníbal F., Capitanich y Abal Medina, y más de media docena de dirigentes del fútbol, incluido el presidente de AFA (Luis Segura), por maniobras irregulares con el manejo de fondos.
 
Antes esta catarata de infortunios, la diáspora cristinista no cesa. El núcleo la resistencia que Cristina imaginó en el Congreso se desmorona irremediablemente. Y en este fenómeno tiene menos que ver la habilidad política del macrismo que el impacto de la corrupción sobre el cristinismo y las ansias de venganza política del PJ al destrato de la ex presidenta.
 
El blindaje se derrite como manteca porque nadie quiere quedar enredado en el sistema de saqueo al Estado que montaron los K. Es un terremoto que sacude impiadosamente al cristinismo, lo desgrana, y destruye el relato que lo sostenía. Ese desgranamiento muestra la escasa habilidad política y la falta de conducción de Cristina, quien insiste con los telefonazos y las redes. Los resultados, a la vista.
 
La Opinión Popular

23-06-2016 / 19:06
 
El diputado del Parlasur por el Frente Para la Victoria, Agustín "el Chivo" Rossi, salió a despegar a Cristina del detenido José López al asegurar que "no fuimos un gobierno corrupto" y que ese caso no marca que la corrupción haya sido "estructural". Rossi señaló que "la corrupción es un hecho individual, uno define si es corrupto o no", por lo que criticó las "generalizaciones". Además, pronosticó que "el kirchnerismo va a seguir existiendo".
 
"Se ha desatado una cacería sobre los dirigentes del kirchnerismo, lo único que falta es que como los nazis a los judíos nos pinten las puertas de nuestras casas", comparó Rossi, quien apuntó que "si hay algo que preocupa al kirchnerismo de todo lo que ha sucedido con López es cómo ha afectado a la militancia".
 
El ex ministro de Defensa reiteró sus cuestionamientos a su colega del Parlasur Mariana Zuvic, quien hace algunos días afirmó en un programa de televisión que otros parlamentarios K iban a tener problemas con la Justicia, incluido el mismo Rossi.
 
"Le pregunté a Zuvic en carácter de qué me estaba investigando, por qué lo estaba haciendo y si lo estaba haciendo con un apoyo de los servicios de Inteligencia. Pero se quedó callada", aseguró.
 
También advirtió que ayer en la sesión también le preguntó a la dirigente de Cambiemos "si es cierto que todos" los que han sido funcionarios K en los últimos tiempos y que tuvieron algún grado de importancia están "siendo investigados por la Inteligencia de Macri".
 
"¿Cómo sabe Zuvic que yo, que no tengo ninguna denuncia personal, voy a tener problemas en la Justicia en los próximos meses?", planteó Rossi, quien afirmó que "claramente" le "pueden inventar" causas.
 
La Opinión Popular

23-06-2016 / 12:06
23-06-2016 / 11:06
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar