La Opinión Popular
                  12:38  |  Lunes 06 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Hasta aquí el kirchnerismo tiene poco menos de un tercio, que es lo que tuvo siempre. No sé de dónde aparecen estas cosas de que se va a comer a los chicos crudos”. Ernesto Sanz
Nacionales - 26-02-2012 / 18:02
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 26/02/1944 EDELMIRO J. FARRELL NOMBRA AL CORONEL JUAN DOMINGO PERÓN COMO MINISTRO DE GUERRA

El Coronel Perón, Ministro de Guerra de la Revolución del 43

El Coronel Perón, Ministro de Guerra de la Revolución del 43
El coronel Juan Perón es designado ministro de Guerra y hasta Mirtha Legrand (detrás de Perón, al lado de Mecha Ortiz) aplaude. ¿Era compañera?
La Revolución del 43 fue el movimiento militar, producido el 4 de junio de 1943, que derrocó al gobierno fraudulento de Ramón S. Castillo, poniendo fin a la llamada "Década Infame", un período de gobiernos autoritarios, ilegítimos y corruptos, signados por la trampa electoral sistemática, la represión a opositores, la proscripción del yrigoyenismo y la entrega económica de la Patria. 
 
El Coronel Juan Perón no ocupó cargos importantes de poder en el gobierno hasta fines de 1943, cuando asumió la Secretaría de Trabajo. El 26 de febrero de 1944, Edelmiro J. Farrell nombra a Perón como Ministro de Guerra.
 
Los gobiernos militares que resultaron de la revolución terminaron con la vieja argentina oligárquica, semicolonial y dependiente y culminaron con la asunción del gobierno electo democráticamente de Juan Perón, el 4 de junio de 1946. En su transcurso emergió la figura del entonces coronel Perón originándose el peronismo.
 
La Opinión Popular
Producida la Revolución del 43 Perón se desempeñó como secretario privado del Ministro de Ejército, a las órdenes del general Edelmiro Farrell y también como su vicepresidente.
 
El poder y la influencia creciente de Perón dentro del gobierno militar provino de su alianza con un sector del sindicalismo argentino, principalmente con las corrientes sindicales socialista y sindicalista revolucionaria. Producido el golpe, un sector del movimiento obrero, principalmente el socialista de la CGT Nº1, a través del dirigente mercantil socialista Ángel Borlenghi y el abogado ferroviario también socialista Juan Atilio Bramuglia, decidió entablar contacto con los coroneles Perón y Domingo Mercante.
 
Las conversaciones establecieron una alianza inicial de sanción de leyes laborales reclamadas largamente por el movimiento obrero, fortalecimiento de los sindicatos y del organismo estatal que regulaba las relaciones laborales. (Baily, 84; López, 401).
 
El plan elaborado entre Perón y Mercante y los sindicatos incluía acceder al por entonces poco influyente Departamento Nacional de Trabajo. Perón maniobró dentro del gobierno para que se lo designara al frente de esa repartición y aprovechando el cierre del Congreso Nacional, puso en vigencia por decreto un gran número de leyes de corte social que desde décadas habían sido presentadas por los diputados socialistas (siendo el más renombrado de ellos Alfredo Palacios) en el parlamento argentino y eran sumariamente vetadas por las mayorías conservadoras. La sanción de tales medidas le valió hacerse de poderosos enemigos entre los industriales, ganaderos y comerciantes.
 
Sin embargo la posición de Perón dentro del gobierno militar, lejos de debilitarse, se fortaleció gracias al apoyo de un creciente número de sindicatos que apoyaban su gestión que, a su vez, iban tomando conciencia de su verdadero poder como factor de presión pública.
 
Poco después obtuvo que el Departamento de Trabajo fuera elevado al rango de Secretaría de Trabajo. Con el apoyo de una parte importante del movimiento obrero, empezó a desarrollar gran parte del programa sindical histórico: se crearon los tribunales de trabajo; se sancionó el Decreto 33.302/43 extendiendo la indemnización por despido a todos los trabajadores; más de dos millones de personas fueron beneficiadas con la jubilación; se sancionó el Estatuto del Peón de Campo y el Estatuto del Periodista; se creó el Hospital Policlínico para trabajadores ferroviarios; se prohibieron las agencias privadas de colocaciones y se crearon Escuelas Técnicas orientadas a obreros. En 1944 se firmaron 123 convenios colectivos que alcanzaban a más de 1.400.000 obreros y empleados y en 1945 otros 347 para 2.186.868 trabajadores.
 
En ese marco los sindicatos comenzaron un período de gran crecimiento, y lo que fue aún más decisivo, comenzaron a afiliar masivamente a los "nuevos" trabajadores, los que estaban migrando masivamente a la ciudad desde el interior del país y países limítrofes, que eran llamados "morochos", "grasas" y "cabecitas negras" por las clases medias y altas, y los propios trabajadores "viejos" descendientes de la inmigración europea.
 
Poco después algunos sindicatos (especialmente los de ideología anarquista y comunista) que se habían mantenido alejados, la CGT Nº1, la USA y los gremios autónomos, comienzan a unificarse en torno de la Secretaría de Trabajo.
 
Pero en sentido contrario, en septiembre de 1945, cuatro importantes sindicatos se separan de la CGT: La Fraternidad, la Unión Obrera Textil, la Confederación de Empleados de Comercio y el Sindicato del Calzado. Frente a los dirigentes sindicales y sindicatos que no apoyaban la alianza sindical con Perón y Mercante, se impulsó una política de sindicatos paralelos.
 
La respuesta de Perón y de su colaborador Domingo Mercante a tal desafío se tradujo en otorgar mayores beneficios a los sindicatos que los apoyaban y quitarle personería jurídica a los gremios opositores, lo que implicaba paradójicamente una seria violación a los derechos del trabajador.
 
Pero la estrategia de Perón para acumular poder no se limitaba a establecer alianzas con el movimiento obrero sino que se extendía también a los partidos políticos, la Iglesia Católica y las Fuerzas Armadas.
 
La tensión política iba en aumento con frecuentes bataholas entre los bandos en conflicto. Esta situación fue la excusa utilizada por la facción del Ejército Argentino, contraria a Perón, para presionar al Presidente Farrell y obtener el desplazamiento definitivo del coronel. Farrell, se inclinó por quitarle el apoyo a Perón y permitir el ascenso del grupo militar antagónico, encabezado por el general Ávalos.
 
Pidió y obtuvo de Perón la renuncia a todos sus puestos el 9 de octubre de 1945 y, para mayor seguridad, decidió su encarcelamiento en la Isla Martín García. Al conocer la noticia del destino de Perón, los sindicatos comenzaron a movilizarse, temiendo que el alejamiento de su líder derivara en la eliminación de todos los beneficios sociales obtenidos.
 
Comienza así, el histórico 17 de octubre.
 
Fuente: Wikipedia
Agreganos como amigo a Facebook
06-07-2015 / 12:07
 
Ayer, Corrientes también fue uno de los cinco distritos del superdomingo de elecciones, aunque sólo legislativas provinciales. El radicalismo tiene en el territorio mesopotámico su único baluarte ejecutivo y revalidó con creces el resultado electoral, al ganarles con amplia comodidad a los candidatos del cristinismo.
 
El denominado Espacio por Corrientes, que lidera el actual mandatario Ricardo Colombi, se impuso con el 49,26 por ciento de los votos, seguido por el cristinismo que logró el 34,77 de los sufragios. Más lejos se posicionaron la Alianza Correntina con el 7,17%, y el frente Corrientes Merece Más con el 3,27%.
 
Todas estas fuerzas se disputaron los 15 diputados y los cinco senadores provinciales en juego, donde el radicalismo sigue detentando la mayoría y podrá seguir haciendo sus propuestas sin grandes cambios.
 
En la sede del Comité de la UCR, el gobernador Colombi celebró la victoria ante militantes y dirigentes de las veinte fuerzas que componen su alianza política. "Esta debe ser una de las elecciones legislativas con mayor cantidad de votantes. Estamos contentos con el resultado", afirmó.
 
En tanto, adelantó que "lo percibíamos, y a partir de ahora vamos a redoblar el esfuerzo", y calificó a Corrientes como "un ejemplo en materia de alianza social y política, debe ser un ejemplo para todo el país".
 
El líder del Frente Renovador y precandidato presidencial, Sergio Massa, viajó hacia Corrientes para felicitar al gobernador radical Ricardo Colombi, que obtuvo el triunfo en las elecciones legislativas.
 
La Opinión Popular

06-07-2015 / 12:07
 
A pesar de que Cristina Fernández habló en cadena nacional desde esa provincia para apoyar al candidato del actual gobernador, el electorado le dio la espalda y eligió a Carlos Verna. Cristina y La Cámpora sufrieron así una durísima derrota en las internas del PJ en La Pampa, donde el senador nacional Verna le ganó por paliza al candidato cristinista.
 
El ex gobernador y actual senador nacional Carlos Verna logró ayer una amplia ventaja en la interna de candidato a gobernador del Partido Justicialista en La Pampa, al superar con contundencia al delfín cristinista Fabián Bruna, apoyado por el actual gobernador Oscar Jorge y el gobierno de CFK.
 
Hace 11 días, la presidenta Cristina Fernández y el precandidato presidencial por el Frente para la Victoria, Daniel Scioli, llegaron a la provincia de La Pampa para apuntalar la candidatura de Bruna, el que finalmente no pudo derrotar al peronismo.
 
De esta manera, Verna será el candidato del Partido Justicialista en las elecciones generales del próximo 25 de octubre. La lista Peronismo Pampeano del ex Gobernador consiguió el 61 por ciento de los votos contra el 39 por ciento del postulante K de Compromiso Peronista.
 
Verna, que hace cuatro años se abrió del cristinismo, logró así un primer e importante paso rumbo a recuperar la gobernación, en el marco de una baja participación (apenas superaría el 24 %) en estas internas, que no fueron obligatorias.
 
Verna llevó como vice al diputado Mariano Fernández -responde al ex gobernador Rubén Marín-, y obtuvo el derecho a competir en las elecciones generales del próximo 25 de octubre frente al radical Francisco Torroba, que encabeza el Frente Pampeano Cívico y Social (Frepam), donde confluyen con el PRO.
 
El macrismo ubicó a Eduardo Pepa como candidato a vice de Torroba y a Carlos "el Colorado" Mac Allister como postulante al Senado, aunque deberá enfrentar en las PASO nacionales del 9 de agosto al actual senador radical Juan Carlos Marino, que va por su reelección.
 
El Partido Justicialista, en el gobierno desde 1983, es el único que dirimía su candidato a gobernador para las generales de octubre, ya que el resto de las fuerzas tiene un solo postulante para el cargo.
 
La Opinión Popular

06-07-2015 / 11:07
 
En una jornada con temperaturas bajo cero, otro baldazo de agua fría cayó sobre el cristinismo. Nueva frustración y nueva derrota en otro distrito clave, el segundo más importante de la Argentina (después de la provincia de Buenos Aires) en cantidad de electores.
 
Porque en Córdoba, que con sus 2,6 millones de personas habilitadas para votar representa el 8,73% del padrón nacional, la gobernación quedó en manos del candidato Juan Schiaretti y su vice Martín Llaryora (Unión por Córdoba), quien, con el 63,81% de las mesas escrutadas, se imponía con el 39,19% de los votos.
 
En una elección polarizada por las dos fuerzas opositoras al gobierno de CFK, Schiaretti (que en 2007 ya había sucedido a De la Sota) extendía el dominio del peronismo opositor cordobés por un quinto mandato hasta el 2019, cuando el delasotismo contará 20 años en el poder.
 
En tanto, el binomio Oscar Aguad-Héctor Baldassi por Juntos por Córdoba (la alianza entre la UCR, Pro y el juecismo) quedaba en segundo lugar con el 33,82%; mucho más lejos, la lista cristinista Córdoba Podemos, encabezada por el intendente de Villa María, Eduardo Accastello, y el humorista "Cacho" Buenaventura, cerraba el podio con el 17,51%, a más de 20 puntos porcentuales de distancia de Schiaretti.
 
Pasada la medianoche, el radical Aguad reconoció públicamente la derrota en manos de Schiaretti, y terminó así con posibles elucubraciones que habían circulado a lo largo de la jornada sobre supuestos manejos raros en la carga de votos.
 
La Opinión Popular

06-07-2015 / 10:07
 Desde ayer, las cosas parecen complicarse para Cristina Fernández. El raid de elecciones que se registró en Capital Federal, Córdoba, La Rioja, La Pampa y Corrientes deja un escenario extremadamente complejo para el cristinismo que puede ser determinante a la hora de la verdad, cuando el conjunto de los argentinos tengan que ir a las urnas para elegir nuevo presidente.
 
En Capital Federal, el macrismo festejó el amplio triunfo de Horacio Rodríguez Larreta. Y los K perdieron el segundo lugar que había consolidado en la última década. Pero el resultado es agridulce ya que deberán ir a balotaje con Lousteau. Es decir, en el pago chico del macrismo, Macri no pudo hacer una demostración de fuerza que sea realmente contundente como para opacar las derrotas que los macristas sufrieron en Córdoba y La Rioja.
 
En Córdoba, la alianza entre el Pro, el radicalismo y el senador Luis Juez no pudo con el peronismo opositor de José Manuel de la Sota, que logró que su candidato Juan Schiaretti se imponga en la elección. Muy por detrás se ubicó el candidato de la Casa Rosada, Eduardo Accastello.
 
Un resultado pobre obtuvieron los K en La Pampa donde el peronista opositor Carlos Verna aplastó a La Cámpora. El senador le ganó por paliza la interna al cristinista Bruna, apoyado por el gobierno de CFK y el mandatario provincial Jorge. Así, Verna que viene manifestando una fuerte oposición en el Senado, vapuleó en la interna a una lista que contaba con el apoyo explícito de la Casa Rosada.
 
En Corrientes, el radical Ricardo Colombi, logró un rotundo triunfo en las elecciones legislativas de su provincia, donde ratificó su liderazgo frente a un cristinismo que incluso perdió en la capital, su bastión. El único candidato presidencial que estuvo en la provincia fue Sergio Massa, quien acompañó a su aliado Pedro Cassani, que encabezó la lista de diputados provinciales. El líder del Frente Renovador luego viajó a Córdoba.
 
El único triunfo K fue en La Rioja. Allí el cristinismo se tuvo que conformar con una victoria denunciada por fraude y prebendas. La Rioja es una de las provincias más feudales del país, donde campea el clientelismo político y cuyas cuentas públicas dependen, en un 90%, de los recursos federales que se giran en concepto de coparticipación. Por ende, la principal fuente de empleo en esa provincia es el Estado.
 
Eso no es todo: el triunfo cristinista tuvo un fuerte componente menemista ya que Carlos Menem ha sido un fiel aliado de los K en las votaciones más polémicas en la Cámara alta. La presencia de Daniel Scioli en La Rioja intentó nacionalizar el resultado que no pudo tapar las pobres performance K en Capital Federal y Córdoba, donde salieron terceros cómodos.
 
Lejos de reconocer el mensaje de las urnas, Cristina decidió mirar para otro lado, como si fuese una monarca europea. Pésima perdedora, ayer utilizó su cuenta en twitter solamente para celebrar el triunfo del "No" en Grecia, sin siquiera mencionar las elecciones argentinas. No es una broma: Cristina cree que lo que ella no nombra no existe.
 
La Opinión Popular

05-07-2015 / 10:07
 
En la jornada hoy cerca de 6 millones de personas (más del 20% del padrón electoral nacional), entre porteños, cordobeses, pampeanos, riojanos y correntinos están convocados a expresarse en las urnas este domingo en el marco del cargado calendario electoral que atraviesa el país y que tendrá su punto más destacado el 25 de octubre próximo cuando celebren las elecciones presidenciales.
 
En la Ciudad de Buenos Aires más de 2,5 millones de porteños (8,12% del padrón electoral nacional) concurrirán este domingo a las urnas por segunda vez en el año para definir en elecciones generales jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, vicejefe, 30 legisladores porteños y 105 representantes de las 15 comunas en las que está dividida la ciudad.
 
Córdoba, la provincia mediterránea, no tiene PASO y disputará este domingo sus elecciones generales en las que se definirán los nombres del nuevo gobernador y vice así como también que fuerzas políticas se quedan con 70 bancas de la Legislatura provincial. Más de 2,7 millones de cordobeses (que representan el 8,73% del padrón electoral nacional) están habilitados para concurrir a las urnas este domingo.
 
La Rioja definirá este domingo los nombres de su próximo gobernador, vice y 18 diputados provinciales. Más de 250 mil riojanos (0,82% del padrón electoral nacional) están habilitados para votar.
 
La Pampa celebra internas. La provincia no adhirió a las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) y tiene vigente un sistema electoral surgido en la reforma política durante la presidencia de Eduardo Duhalde.
 
Las Internas, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (IASO) se hacen solo en los partidos que no conformaron listas de unidad, ya sea en la provincia o municipalidades, tanto para Poder Ejecutivo y Poder Legislativo. El voto no es obligatorio para los electores ni para los afiliados.
 
Corrientes, la provincia litoraleña, no elige gobernador este año y celebrará el próximo domingo elecciones Legislativas en las que se definirá el destino de cinco bancas en el Senado provincial y 15 en la Cámara de Diputados local. Cerca 790 mil correntinos (2,51% del padrón electoral nacional) están habilitados para votar.
 
La Opinión Popular 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar