La Opinión Popular
                  08:46  |  Viernes 19 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
La apuesta del consenso y la reconstrucción
Por Natalio Botana, Politólogo e Historiador
Porque cuando tengo que cantar verdades las canto derecho nomás, a lo macho, aunque esas verdades amuestren bicheras donde naides creiba que hubiera gusanos. El orejano
Nacionales - 18-12-2011 / 11:12
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 18 DE DICIEMBRE DE 1959 SE DESARMA EL PACTO ELECTORAL PERÓN-FRONDIZI

Hace 52 años se rompía el acuerdo electoral Perón-Frondizi

Hace 52 años se rompía el acuerdo electoral Perón-Frondizi
Arturo Frondizi.
Durante las elecciones de 1958, el Partido Justicialista se encontraba prohibido por el golpe militar auto-titulado Revolución Libertadora que había derrocado al gobierno popular de Juan Perón.
 
El asesor de Arturo Frondizi, Rogelio Frigerio fue a entrevistarse con Perón, y fue en contacto con John William Cooke (delegado de Perón), Frigerio viajó con el objetivo de sellar el apoyo que Perón a Frondizi en las elecciones de 1958.
 
El pacto consistió en que Perón mandara a los justicialistas a votar por Frondizi, y si este ganaba las elecciones, tendría que cumplir los catorce puntos en que constaba el pacto. Se comprometería a volver a restaurar los sindicatos y la CGT, quitar aquellos decretos que prohibía que el peronismo se presentase en elecciones y desarrollar un programa popular afín al peronismo.
 
El pacto hizo que Frondizi ganara las elecciones, pero este no cumplió con el pacto. Asumió el 1° de Mayo y a los pocos días envió al Congreso un proyecto de Ley de Amnistía para los presos políticos peronistas y el proyecto de Asociaciones Profesionales, devolviéndoles gran parte de su poder a los gremios peronistas.
 
Pero, no sacó la proscripción del peronismo (no se podían presentar en elecciones), por lo que empezaron a realizar movilizaciones en contra del gobierno, ya que este había traicionado al peronismo, él cual había sido la clave para permitirle a Frondizi ganar las elecciones.
 
La ruptura de la alianza con el peronismo abrió un período de gran agitación social, paros, planes de lucha y ocupaciones de fábricas. El gobierno respondió implementando el plan Conintes, con decenas de dirigentes peronistas encarcelados en Ushuaia. 
 
La Opinión Popular
 
Hace 52 años se rompía el acuerdo electoral Perón-Frondizi
 
Escrito por José Luis Ponsico
 
Una carta a máquina con la firma de Perón, de puño y letra, decía: "La traición de Frondizi al justicialismo ha sido la traición al Pueblo".
 
En 1957 el recientemente fallecido Rogelio Frigerio, brazo derecho de Arturo Frondizi en la UCRI (Unión Cívica Radical Intransigente) hizo contacto en Caracas con Juan Domingo Perón Ahí, nació "el acuerdo" Perón-Frondizi.
 
Transcurría en su plenitud la "Revolución Libertadora" que se prolongó desde el 16 de setiembre de 1955 hasta las elecciones del 23 de febrero de 1958.
 
Ganó la fórmula Frondizi-Gómez con el apoyo explícito de los votos peronistas, según recuerda toda la cátedra política.
 
El peronismo estaba proscripto.
 
Sin embargo, ya en junio del ´58 y a 45 días de la llegada al Poder por parte del radicalismo intransigente con votos peronistas, el intelectual más destacado del peronismo en aquel tiempo, John William Cooke, planteaba las primeras dudas sobre del acuerdo Perón-Frondizi.
 
Una carta de Cooke, recopilada por el historiador Roberto Baschetti, dá cuenta ante la historia que -el pueblo peronista seguía padeciendo los efectos del tristemente célebre Decreto-Ley 4161 del 5 de marzo de 1956, donde en su artículo 10 quedaba prohibida -virtualmente- toda  peronista.
 
-El pueblo no está confundido -escribío el Bebe Cooke 48 años atrás- y en los elencos gobernantes reina la indecisión.
 
Con el silencio de Juan Perón, los textos de John William Cooke se distribuían en todo el universo peronista.
 
-Dicen que el Presidente de la Nación, está presionado añadía. -Pero los que lo presionan son nombrados por el propio doctor Arturo Frondizi, sostenía el vocero en el invierno del´58.
 
El malestar creció en el segundo semestre. Frondizi vivía bajo la presión de las fuerzas armadas.
 
La toma del Frigorífico Lisandro De la Torre en enero de 1959, marcó definitivamente en la relación Juan Perón-Arturo Frondizi.
 
Nacía el plan Conintes, Conmoción Interna del Estado, con decenas de dirigentes sindicales encarcelados y trasladados a la cárcel de Ushuaia. Empezaba otra etapa en la vida política argentina, donde el gobierno de Frondizi, brillante estadista, haría por falta de apoyo.
 
A la presión de los militares -cuando cayó en abril del´62, la UCRI denunció más de diez intentos golpistas en cuatro años- se sumó el desborde de los sindicatos.
 
En enero de 1960, desde Ciudad Trujillo, Panamá, Perón ya escribía -según la recopilación de Baschetti- sobre al tiempo que una carta a máquina y con su firma de puño y letra, decía: -La traición de Frondizi al justicialismo ha sido la traición al Pueblo.
 
-Nos cierran el camino de la lucha electoral proscribiendo a la mayoría popular alertaba Perón en su exilio y al cabo de cinco años.
 
-Las oscuras fuerzas que desgobierna al país consideran que serán arrasadas en cualquier contienda electoral.
 
Mientras mandaba a organizar el Partido Justicialista, el líder proscripto preguntaba: -¿ Qué camino le queda al Pueblo para imponer la razón y la justicia que le asisten? se lee entre tantos documentos históricos.
 
Por otra parte, la Argentina conmemoraba, institucionalmente, el sesquicentenario de su nacimiento como Nación.
 
Corría 1960.
 
Fuente: Nac & Pop

Agreganos como amigo a Facebook
19-09-2014 / 08:09
 
Una enfurecida Cristina Fernández apareció este jueves a través de su página web oficial, con réplica en la red social Twitter. La Presidenta se despachó con denuncias de un "ataque al peso argentino", vinculando a los holdouts, American Airlines y medios locales independientes. Tal vez el Gobierno no pueda impedir una devaluación del peso, pero ya sabe a quién echarle la culpa.
 
En su manía de inventar adversarios hostiles en todos los rincones del mundo, Cristina arremetió duramente contra la empresa American Airlines por su posición de restringir la venta de pasajes a no más de 90 días ante el complicado presente que vive la economía nacional. Para CFK significa un "ataque especulativo sobre el peso, amplificados hasta el ridículo por los buitres locales", que serian la oposición y los medios independientes.
 
La catarata de mensajes de una crispada Cristina puso nuevamente como el principal opositor al juez Thomas Griesa, al expresar que esta situación es un "ataque permanente contra nuestro país que encabeza el juez Griesa que sigue reteniendo los fondos de los tenedores de bonos argentinos en un verdadero limbo jurídico".
 
En su tarde de furia, Cristina se despachó también contra al presidente de American Airlines, James Albaugh, al que vinculó con los fondos buitres. "Albaugh, asesor principal de The Blackstone Group LP, uno de los más importantes fondos de inversión financieros, que ingresó en la reestructuración soberana de la deuda argentina. Todo hace juego con todo", afirmó.
 
Inmiscuida en la lógica del "amigo-enemigo", que llevó a que la sociedad se sumergiera en la crispación, en luchas sin sentido y que la segmentación de la población entre buenos y malos, volviera a imponer condicionamientos entre los argentinos, es cuando mejor se maneja el discurso oficial.
 
El Gobierno de CFK siempre aplicó las ideas del filósofo Ernesto Laclau, según la cual los "progresismos" deben concebir su tarea como la afectación de intereses de sectores privilegiados y, en consecuencia, no deben temer a una polarización social sino, más bien, deben exacerbar esas diferencias.
 
Claro que esa teoría necesita que, frente al Gobierno, haya villanos para culpar de todo, que es lo que Cristina busca por doquier. Desde el banquero Jorge Brito al juez Griesa, desde los empresarios especuladores que remarcan precios hasta los directivos de Donnelley que hacen quebrar empresas.
 
Desde Héctor Méndez, titular de la UIA, hasta los directivos de American Airlines. Sin olvidarse de Héctor Magneto y del campo, que "encanuta" la soja. Tan desesperada es esa búsqueda de culpables que hasta Aldo Ferrer, un prócer de los economistas K, afirma que el problema no son los empresarios sino los errores de los funcionarios.
 
En su estigmatización de los opositores a acciones encabezadas por su gobierno, la Presidenta pierde de eje su labor central como conductora del país y parece estar más preocupada en su afán de buscar desesperadamente la unificación de un discurso y un relato a su favor que en dar solución a los graves problemas que atraviesa la economía nacional por estos días.
 
La Opinión Popular

18-09-2014 / 17:09
18-09-2014 / 10:09
 
El dólar paralelo o blue tuvo su "fiestita de 15", aun con la Gendarmería recorriendo el microcentro porteño, llegó a los $ 15,10, un record histórico. Hubo una suba verde del 48% desde enero y una brecha con el oficial que ya alcanza el 79%.
 
Fiel al estilo K de buscar culpables en cualquier parte, Axel Kicillof atribuyó a los buitres y al diplomático Kevin Sullivan - tras sus últimas alusiones al "default", el lunes pasado- por la escalada de 36 centavos del dólar.
 
El Gobierno insistió en ligar la brusca escalada del blue al sobrevuelo de los buitres. De no haber sido por la impertinencia del funcionario yanqui que utilizó la palabra default -sin siquiera el atenuante "selectivo"- el dólar informal no se habría disparado. Es otra versión de una lógica K ya conocida.
 
Un "alto funcionario" de la Casa Blanca explicó el silencio oficial tras las acusaciones de la Argentina por el caso Sullivan: "En Argentina la política exterior está condicionada por la domestica. En tiempos electorales si respondemos a las provocaciones, capitaliza políticamente Cristina. Lo mismo ocurre en Venezuela. Entonces es mejor mantener un perfil bajo".
 
Lo real es que la suba del blue no es más que el reflejo de las presiones cambiarias que se exacerbaron con el default y deja en claro el costo de una estrategia que hasta ahora se negó sistemáticamente.
 
Se agudizó el problema de la escasez de divisas, al desaparecer la expectativa de arribo de financiamiento externo, y dejó un escenario de fragilización del superávit comercial, con exportaciones en caída, y atraso cambiario, ya que está evaporada la mejora real obtenida a partir de la devaluación de enero.
 
Para peor, el déficit fiscal se profundiza porque se recurre a la expansión del gasto (que hoy crece arriba del 40% interanual) para moderar el impacto recesivo del default, mientras los recursos tributarios se estacionan en la zona del 30%. El aluvión de emisión de pesos será colosal.
 
Así las cosas, en las cuevas el dólar blue se ríe de la lógica K del "patria o buitre".
 
La Opinión Popular

18-09-2014 / 09:09
  Luego de ser aprobada esta madrugada en el Congreso, empezará el verdadero debate de las polémicas y resistidas reformas a la Ley de Abastecimiento. Hasta este momento, estuvieron todos los componentes políticos que juegan a favor del "efecto polarización" buscado por el gobierno de Cristina Fernández.
 
Hubo proclamas de las agremiaciones empresariales advirtiendo sobre atentados contra la propiedad y la libertad; se provocó el espanto de la clase media al convocar al hijo de Nicolás Maduro para contar la experiencia chavista venezolana; se escuchó al titular de la Unión Industrial, Héctor Méndez, que comparó la disciplina parlamentaria de los K con una dictadura.
 
Todos estos ingredientes cumplieron el cometido político de recuperar la iniciativa y el protagonismo para un Gobierno acosado por las dificultades económicas. Incluso, con el debate previo a la Ley, los funcionarios K tuvieron oportunidad de justificar los problemas de inflación, de falta de inversión y de escasez. Todos los males, según los K, residen en el hecho de que no hay una legislación que discipline y sea capaz de alinear las ambiciones de los empresarios con el interés nacional.
 
Esa primera etapa ya concluyó. Ahora se viene la verdadera pelea, que consta de dos "pulseadas". Primero, la del Gobierno de CFK con el Poder Judicial, donde el eje será la consideración de constitucionalidad de la Ley. Es aquí donde se respira un aire familiar al de otras leyes emblemáticas de los K, como la de medios y el paquete de reforma de la Justicia.
 
Esta es una norma para dejar contenta a la "tropa propia". "Este tipo de legislaciones, por lo general, tienen un alcance bastante limitado en cuanto a su aplicación", explica Julio Burdman. Y destaca que el único objetivo de la iniciativa oficialista es "mostrar que su compromiso con los controles de precios sigue intacto". En la misma línea, Enrique Zuleta Puceiro considera que la norma vale más por su guiño ríspido y hostil que por su aplicabilidad. "Se trata de una política de gestos más que de realidades", sostiene.
 
Luego, en caso de que CFK logre aplicar la Ley, se plantea la cuestión de hasta dónde estará dispuesto a llegar el Gobierno. Tiene allí un límite interno -el temor del propio peronismo a enemistarse con el empresariado nacional- y otro externo, una agudización del malhumor social, especialmente si se afecta a pequeños productores rurales.
 
Lo que el Gobierno de CFK quizás no tenga en cuenta es que el "canuto" de los silobolsas no es propiedad de las grandes empresas sino de los pequeños productores. En consecuencia, un error de "timing" del Gobierno podría resucitar el fantasma de una rebelión de los productores rurales, en una clara reminiscencia de las duras protestas por la polémica resolución 125.
 
También está vigente el riesgo de que haya efectos colaterales de la ley, como por ejemplo el cierre de empresas con despido de personal o situaciones violentas cuando los interventores empiecen a tomar decisiones sobre qué destino darle a la mercadería confiscada. Así, esta Ley chavista, que afecta derechos y viola la Constitución, saldrá del Congreso e irá derechito a Tribunales.
 
La Opinión Popular

17-09-2014 / 09:09
 
El Frente para la Victoria intenta nuevamente avanzar sobre la re-reelección de Cristina Fernández, según el discurso del hijo de la Presidenta, Máximo Kirchner, en el acto de La Cámpora en Argentinos Juniors.
 
El cristinismo ha tenido éxito en desplazar los temas importantes de la agenda pública y lo ejemplifica con cómo ha quedado reducido a un segundo plano el debate por el presupuesto 2015. Si bien puede ser "una cortina de humo" para torcer debates más importantes, no habría que descartar que de presentarse la oportunidad el cristinismo intente conseguir la reforma de la Constitución Nacional.
 
La posibilidad de generar el consenso reformista es bajísima, pero la probabilidad existe, aunque es casi 0. El oficialismo puede encontrarse con que si le sale bien, bueno, "conseguimos la re-reelección, pero si nos sale mal, por lo menos corrimos de foco otros temas importante".
 
Las palabras de Máximo Kirchner, quien debutó como principal orador, apuntan más a "correr el eje" de las discusiones importantes que debe atravesar el país. No había conexión alguna entre su discurso y las demandas de los votantes, como las que tienen que ver con la inseguridad, la inflación y el empleo. El discurso fue un reflejo del autismo del Gobierno en estos temas.
 
Si bien el acto multitudinario puede ser leído como una demostración de fuerza, al mismo tiempo lo que ocurrió allí puede interpretarse como todo lo contrario. Puede ser leído también como un signo enorme de debilidad. Del discurso de Máximo se puede interpretar que no hay futuro para el kirchnerismo. Que el futuro es, en todo caso, volver a la calle, al llano, si es que no hay re-reelección.
 
El discurso deja en evidencia que después de 11 años en el poder el Gobierno no pudo crear a un sucesor. Y el oficialismo pretende instalar que no puede ganar las elecciones porque su principal figura no puede competir en ellas, así como no lo pudo hacer Juan Perón durante 18 años.

NicoSal Web Design

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar