La Opinión Popular
                  07:51  |  Viernes 30 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Un país atravesado sólo por estrategias de poder
Por Natalio Botana, Politólogo e Historiador
“Hoy en día la gran preocupación es que es más el dinero que se fuga que el dinero que llega. No queremos que el argentino invierta en otro país, queremos que la invierta en la Argentina". Fernando “Pino” Solanas
Nacionales - 18-12-2011 / 11:12
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 18 DE DICIEMBRE DE 1959 SE DESARMA EL PACTO ELECTORAL PERÓN-FRONDIZI

Hace 52 años se rompía el acuerdo electoral Perón-Frondizi

Hace 52 años se rompía el acuerdo electoral Perón-Frondizi
Arturo Frondizi.
Durante las elecciones de 1958, el Partido Justicialista se encontraba prohibido por el golpe militar auto-titulado Revolución Libertadora que había derrocado al gobierno popular de Juan Perón.
 
El asesor de Arturo Frondizi, Rogelio Frigerio fue a entrevistarse con Perón, y fue en contacto con John William Cooke (delegado de Perón), Frigerio viajó con el objetivo de sellar el apoyo que Perón a Frondizi en las elecciones de 1958.
 
El pacto consistió en que Perón mandara a los justicialistas a votar por Frondizi, y si este ganaba las elecciones, tendría que cumplir los catorce puntos en que constaba el pacto. Se comprometería a volver a restaurar los sindicatos y la CGT, quitar aquellos decretos que prohibía que el peronismo se presentase en elecciones y desarrollar un programa popular afín al peronismo.
 
El pacto hizo que Frondizi ganara las elecciones, pero este no cumplió con el pacto. Asumió el 1° de Mayo y a los pocos días envió al Congreso un proyecto de Ley de Amnistía para los presos políticos peronistas y el proyecto de Asociaciones Profesionales, devolviéndoles gran parte de su poder a los gremios peronistas.
 
Pero, no sacó la proscripción del peronismo (no se podían presentar en elecciones), por lo que empezaron a realizar movilizaciones en contra del gobierno, ya que este había traicionado al peronismo, él cual había sido la clave para permitirle a Frondizi ganar las elecciones.
 
La ruptura de la alianza con el peronismo abrió un período de gran agitación social, paros, planes de lucha y ocupaciones de fábricas. El gobierno respondió implementando el plan Conintes, con decenas de dirigentes peronistas encarcelados en Ushuaia. 
 
La Opinión Popular
 
Hace 52 años se rompía el acuerdo electoral Perón-Frondizi
 
Escrito por José Luis Ponsico
 
Una carta a máquina con la firma de Perón, de puño y letra, decía: "La traición de Frondizi al justicialismo ha sido la traición al Pueblo".
 
En 1957 el recientemente fallecido Rogelio Frigerio, brazo derecho de Arturo Frondizi en la UCRI (Unión Cívica Radical Intransigente) hizo contacto en Caracas con Juan Domingo Perón Ahí, nació "el acuerdo" Perón-Frondizi.
 
Transcurría en su plenitud la "Revolución Libertadora" que se prolongó desde el 16 de setiembre de 1955 hasta las elecciones del 23 de febrero de 1958.
 
Ganó la fórmula Frondizi-Gómez con el apoyo explícito de los votos peronistas, según recuerda toda la cátedra política.
 
El peronismo estaba proscripto.
 
Sin embargo, ya en junio del ´58 y a 45 días de la llegada al Poder por parte del radicalismo intransigente con votos peronistas, el intelectual más destacado del peronismo en aquel tiempo, John William Cooke, planteaba las primeras dudas sobre del acuerdo Perón-Frondizi.
 
Una carta de Cooke, recopilada por el historiador Roberto Baschetti, dá cuenta ante la historia que -el pueblo peronista seguía padeciendo los efectos del tristemente célebre Decreto-Ley 4161 del 5 de marzo de 1956, donde en su artículo 10 quedaba prohibida -virtualmente- toda  peronista.
 
-El pueblo no está confundido -escribío el Bebe Cooke 48 años atrás- y en los elencos gobernantes reina la indecisión.
 
Con el silencio de Juan Perón, los textos de John William Cooke se distribuían en todo el universo peronista.
 
-Dicen que el Presidente de la Nación, está presionado añadía. -Pero los que lo presionan son nombrados por el propio doctor Arturo Frondizi, sostenía el vocero en el invierno del´58.
 
El malestar creció en el segundo semestre. Frondizi vivía bajo la presión de las fuerzas armadas.
 
La toma del Frigorífico Lisandro De la Torre en enero de 1959, marcó definitivamente en la relación Juan Perón-Arturo Frondizi.
 
Nacía el plan Conintes, Conmoción Interna del Estado, con decenas de dirigentes sindicales encarcelados y trasladados a la cárcel de Ushuaia. Empezaba otra etapa en la vida política argentina, donde el gobierno de Frondizi, brillante estadista, haría por falta de apoyo.
 
A la presión de los militares -cuando cayó en abril del´62, la UCRI denunció más de diez intentos golpistas en cuatro años- se sumó el desborde de los sindicatos.
 
En enero de 1960, desde Ciudad Trujillo, Panamá, Perón ya escribía -según la recopilación de Baschetti- sobre al tiempo que una carta a máquina y con su firma de puño y letra, decía: -La traición de Frondizi al justicialismo ha sido la traición al Pueblo.
 
-Nos cierran el camino de la lucha electoral proscribiendo a la mayoría popular alertaba Perón en su exilio y al cabo de cinco años.
 
-Las oscuras fuerzas que desgobierna al país consideran que serán arrasadas en cualquier contienda electoral.
 
Mientras mandaba a organizar el Partido Justicialista, el líder proscripto preguntaba: -¿ Qué camino le queda al Pueblo para imponer la razón y la justicia que le asisten? se lee entre tantos documentos históricos.
 
Por otra parte, la Argentina conmemoraba, institucionalmente, el sesquicentenario de su nacimiento como Nación.
 
Corría 1960.
 
Fuente: Nac & Pop

Agreganos como amigo a Facebook
29-01-2015 / 19:01
29-01-2015 / 16:01
29-01-2015 / 15:01
29-01-2015 / 15:01
  Después de 12 años de "relato", la verdad es algo que al cristinismo claramente le resulta esquivo. Visiblemente golpeado por las denuncias del fiscal Nisman, primero, y por su muerte, después, el elenco gobernante, con Cristina a la cabeza, ha sumado un sinfín de mentiras que la realidad desmiente inmediatamente.
 
Cristina escribió en su primera carta en Facebook: "¿Quién fue el que ordenó volver al país al fiscal Nisman el día 12 de enero, dejando inclusive a su pequeña hija sola en el aeropuerto de Barajas, interrumpiendo vacaciones familiares y licencia?" Y en la segunda: "Había que traerlo urgente al país para aprovechar el estrépito internacional provocado por los actos terroristas ocurridos en Francia".
 
¿Qué dijo la fiscal Fein ayer? "El Dr. Nisman no volvió intempestivamente a Buenos Aires. El pasaje lo sacó desde Buenos Aires el 31 de diciembre y por cuestiones de la pareja se decidió que la hija quedara unas horas en Madrid". Traducido: no volvió antes, el pasaje no lo sacó a último momento y no dejó a su "pequeña hija" sola.
 
No es menor tampoco la desmentida a la desmentida que Cristina se hizo a sí misma. En su primera carta fue clara: "Qué fue lo que llevó a una persona a tomar la terrible decisión de quitarse la vida?", se preguntaba. En la segunda, también fue directa: "El suicidio (que estoy convencida) no fue suicidio". Y en la cadena, nuevamente, también clarísima: "No hubo cambio de opinión", algo que resulta difícil de sostener.
 
Sobre Diego Lagomarsino, el asesor informático que le entregó un arma a Nisman, y a quien la Presidenta vinculó con el crimen, recibió dos contundentes desmentidas. La primera, también de la fiscal: "No hay elemento alguno por el momento que pueda comprometer a Lagomarsino en la intervención de un hecho doloso de mayor gravedad". Clarito.
 
Pero no fue la única. Por cadena, la Presidenta había sido taxativa: "El señor (por Lagomarsino) comenzó a tramitar su pasaporte el día 14 del corriente mes, día en que el fiscal Nisman presentó su denuncia", dijo. Pero tampoco es cierto: el propio Lagomarsino aclaró que el trámite lo comenzó en diciembre, cuando solicitó un turno para renovarlo ya que se iba de viaje con la familia, algo también fácilmente comprobable.
 
Y hubo más. Contradicciones sobre quién le avisó de la muerte, que a Nisman no lo designó Néstor, definiciones sobre el acuerdo que no eran correctas y otras afirmaciones temerarias marcaron los últimos días de la Presidenta, cuando el país más necesitaba de respuestas.
 
Pero la más delirante de todas las mentiras es instalar la sospecha que a Cristina Fernández le quieren dar un golpe de Estado, como argumentó uno de los intelectuales K. ¿Quiénes y por qué pensarían en hacerlo? ¿Con qué necesidad, si apenas le faltan unos meses para terminar su mandato y ya no puede ser reelegida?
 
Cristina mintió deliberadamente o compró "pescado podrido". Para el caso es lo mismo ya que lo que se está acreditando es que el cristinismo, que ya huele a cala, se encuentra absolutamente descolocado, sin capacidad de reacción, intentando tejer conjeturas y confabulaciones que no resisten el menor análisis y que la propia realidad se encarga de desmentir.
 
La Opinión Popular

28-01-2015 / 09:01
  Cambiar el eje y tapar con una discusión de un proyecto de ley la muerte del fiscal Alberto Nisman y su denuncia contra Cristina Fernández y otros dirigentes K por encubrimiento de los sospechosos del atentado a la AMIA, que costó la vida de 85 argentinos.
 
Esas fueron las conclusiones sobre la iniciativa del Gobierno de CFK en una reunión entre los jefes de los principales bloques opositores en Diputados, ayer al mediodía, que dejaron en claro que no apoyarán la reforma en el área de Inteligencia que impulsa Cristina para copar la ex SIDE con elementos de La Cámpora.
 
"Denunciamos que este proyecto de reforma de la Ley de Inteligencia es una maniobra que va a profundizar la politización de los organismos de inteligencia, con el objetivo de distraer la atención de la sociedad del problema central, que es la impunidad y la falta de verdad", manifestaron los jefes de los bloques opositores.
 
Los opositores también reclamaron que se incorpore la denuncia y la derogación del acuerdo con Irán por la causa AMIA al temario de sesiones extraordinarias convocadas en febrero para tratar la creación de la Agencia Federal de Inteligencia.
 
Asimismo, le exigieron a Cristina que ponga disposición del Congreso al canciller Timerman por la denuncia sobre un plan para "fabricar la inocencia" de Irán en la causa AMIA; y a la ministra de Seguridad, Cecilia Rodríguez, y al titular de la Secretaría de Inteligencia, Oscar Parilli, por el accionar de la policía y los espías en el caso Nisman.
 
Además, consideraron que "es una cachetada que pongan al frente de las escuchas a la procuradora general", la ultra K Alejandra Gils Carbó. Y aunque parece claro que el oficialismo tendrá los votos para aprobar el proyecto, todo apunta a que el debate parlamentario implicará un alto costo político para el cristinismo.
 
Por su parte, Cristina, como si estuviera satisfecha de todo lo que hizo y no tuviera nada de qué reprocharse, dijo el lunes: "El sistema de inteligencia nacional no es un problema que nace en 2003, es una deuda pendiente de la democracia".
 
No se puede mentir tanto: no es una deuda de la democracia, es una deuda de este Gobierno. Nadie desde el 83 para acá explotó tanto en beneficio propio el aparato de la SIDE como los Kirchner, grabando conversaciones de todos y de todas, y persiguiendo adversarios del Gobierno.
 
Sólo un milagro le permitirá a Cristina hacer en diez meses lo que no hizo en once años: purgar y transformar radicalmente los servicios de inteligencia. Pero el cristinismo no se propone un milagro sino cosas bien terrenales.
 
La primera es instalar el tema de los servicios para desviar la atención de la denuncia de Nisman y de la muerte de Nisman. Otra: pasar el control de las escuchas a la ultra K Gils Carbó. Y la última, colocar al frente de la nueva SIDE a una cúpula adicta ultra K, por 4 años y con acuerdo del Senado, que permanezca allí cuando Cristina ya no esté, para cuidarle las espalda y que no vaya presa.
 
La Opinión Popular

NicoSal Web Design

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar