La Opinión Popular
                  11:55  |  Miércoles 27 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
La apuesta del consenso y la reconstrucción
Por Natalio Botana, Politólogo e Historiador
Porque cuando tengo que cantar verdades las canto derecho nomás, a lo macho, aunque esas verdades amuestren bicheras donde naides creiba que hubiera gusanos. El orejano
Nacionales - 18-12-2011 / 11:12
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 18 DE DICIEMBRE DE 1959 SE DESARMA EL PACTO ELECTORAL PERÓN-FRONDIZI

Hace 52 años se rompía el acuerdo electoral Perón-Frondizi

Hace 52 años se rompía el acuerdo electoral Perón-Frondizi
Arturo Frondizi.
Durante las elecciones de 1958, el Partido Justicialista se encontraba prohibido por el golpe militar auto-titulado Revolución Libertadora que había derrocado al gobierno popular de Juan Perón.
 
El asesor de Arturo Frondizi, Rogelio Frigerio fue a entrevistarse con Perón, y fue en contacto con John William Cooke (delegado de Perón), Frigerio viajó con el objetivo de sellar el apoyo que Perón a Frondizi en las elecciones de 1958.
 
El pacto consistió en que Perón mandara a los justicialistas a votar por Frondizi, y si este ganaba las elecciones, tendría que cumplir los catorce puntos en que constaba el pacto. Se comprometería a volver a restaurar los sindicatos y la CGT, quitar aquellos decretos que prohibía que el peronismo se presentase en elecciones y desarrollar un programa popular afín al peronismo.
 
El pacto hizo que Frondizi ganara las elecciones, pero este no cumplió con el pacto. Asumió el 1° de Mayo y a los pocos días envió al Congreso un proyecto de Ley de Amnistía para los presos políticos peronistas y el proyecto de Asociaciones Profesionales, devolviéndoles gran parte de su poder a los gremios peronistas.
 
Pero, no sacó la proscripción del peronismo (no se podían presentar en elecciones), por lo que empezaron a realizar movilizaciones en contra del gobierno, ya que este había traicionado al peronismo, él cual había sido la clave para permitirle a Frondizi ganar las elecciones.
 
La ruptura de la alianza con el peronismo abrió un período de gran agitación social, paros, planes de lucha y ocupaciones de fábricas. El gobierno respondió implementando el plan Conintes, con decenas de dirigentes peronistas encarcelados en Ushuaia. 
 
La Opinión Popular
 
Hace 52 años se rompía el acuerdo electoral Perón-Frondizi
 
Escrito por José Luis Ponsico
 
Una carta a máquina con la firma de Perón, de puño y letra, decía: "La traición de Frondizi al justicialismo ha sido la traición al Pueblo".
 
En 1957 el recientemente fallecido Rogelio Frigerio, brazo derecho de Arturo Frondizi en la UCRI (Unión Cívica Radical Intransigente) hizo contacto en Caracas con Juan Domingo Perón Ahí, nació "el acuerdo" Perón-Frondizi.
 
Transcurría en su plenitud la "Revolución Libertadora" que se prolongó desde el 16 de setiembre de 1955 hasta las elecciones del 23 de febrero de 1958.
 
Ganó la fórmula Frondizi-Gómez con el apoyo explícito de los votos peronistas, según recuerda toda la cátedra política.
 
El peronismo estaba proscripto.
 
Sin embargo, ya en junio del ´58 y a 45 días de la llegada al Poder por parte del radicalismo intransigente con votos peronistas, el intelectual más destacado del peronismo en aquel tiempo, John William Cooke, planteaba las primeras dudas sobre del acuerdo Perón-Frondizi.
 
Una carta de Cooke, recopilada por el historiador Roberto Baschetti, dá cuenta ante la historia que -el pueblo peronista seguía padeciendo los efectos del tristemente célebre Decreto-Ley 4161 del 5 de marzo de 1956, donde en su artículo 10 quedaba prohibida -virtualmente- toda  peronista.
 
-El pueblo no está confundido -escribío el Bebe Cooke 48 años atrás- y en los elencos gobernantes reina la indecisión.
 
Con el silencio de Juan Perón, los textos de John William Cooke se distribuían en todo el universo peronista.
 
-Dicen que el Presidente de la Nación, está presionado añadía. -Pero los que lo presionan son nombrados por el propio doctor Arturo Frondizi, sostenía el vocero en el invierno del´58.
 
El malestar creció en el segundo semestre. Frondizi vivía bajo la presión de las fuerzas armadas.
 
La toma del Frigorífico Lisandro De la Torre en enero de 1959, marcó definitivamente en la relación Juan Perón-Arturo Frondizi.
 
Nacía el plan Conintes, Conmoción Interna del Estado, con decenas de dirigentes sindicales encarcelados y trasladados a la cárcel de Ushuaia. Empezaba otra etapa en la vida política argentina, donde el gobierno de Frondizi, brillante estadista, haría por falta de apoyo.
 
A la presión de los militares -cuando cayó en abril del´62, la UCRI denunció más de diez intentos golpistas en cuatro años- se sumó el desborde de los sindicatos.
 
En enero de 1960, desde Ciudad Trujillo, Panamá, Perón ya escribía -según la recopilación de Baschetti- sobre al tiempo que una carta a máquina y con su firma de puño y letra, decía: -La traición de Frondizi al justicialismo ha sido la traición al Pueblo.
 
-Nos cierran el camino de la lucha electoral proscribiendo a la mayoría popular alertaba Perón en su exilio y al cabo de cinco años.
 
-Las oscuras fuerzas que desgobierna al país consideran que serán arrasadas en cualquier contienda electoral.
 
Mientras mandaba a organizar el Partido Justicialista, el líder proscripto preguntaba: -¿ Qué camino le queda al Pueblo para imponer la razón y la justicia que le asisten? se lee entre tantos documentos históricos.
 
Por otra parte, la Argentina conmemoraba, institucionalmente, el sesquicentenario de su nacimiento como Nación.
 
Corría 1960.
 
Fuente: Nac & Pop

Agreganos como amigo a Facebook
27-08-2014 / 09:08
  Como si el país no estuviese atravesando por profundos problemas económicos y sociales, la presidenta Cristina Fernández ayer desempolvó un proyecto faraónico que había quedado en el olvido: el traslado de la Capital Federal.
 
En un discurso en Santiago del Estero, al recordar al ex presidente radical Raúl Alfonsín, la primera mandataria aludió al frustrado proyecto que se planteó en los años ´80 de llevar la capital a Viedma, en Río Negro. Y aseguró que ella y Néstor Kirchner lo habían apoyado desde Santa Cruz. 
 
En ese momento, llamó a "pensar y debatir" la idea de trasladar la capital del país a Santiago, tal como propuso hace diez días el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez. ¿Será un proyecto realizable o solo una promesa incumplible de campaña electoral?
 
Cristina llegó Santiago del Estero para inaugurar varias obras, a días que la gobernadora Claudia Ledesma Abdala de Zamora tenga su primer test electoral. El próximo domingo se celebrarán elecciones municipales en las que se elegirán intendentes y concejales en todo el territorio provincial.
 
El Frente Cívico por Santiago, del radical ultra K Gerardo Zamora, ya controla 25 de las 27 intendencias y apuesta a conquistar La Banda, segunda ciudad de la provincia, donde el intendente Héctor "Chabay" Ruiz, pegó el salto al massismo. De esta manera, el presidente provisional del Senado y segundo en la sucesión presidencial, consolidaría totalmente la hegemonía en su feudo K.
 
"Yo recuerdo que todos los grandes fracasos siempre han sido precedidas por la división de aquellos sectores de origen popular que no entendían lo que estaba pasando", dijo la Presidenta, recordando el apoyo de Alfonsín al primer canje de la deuda que promovió en 2005 Néstor Kirchner.
 
Por otra parte, Cristina reclamó a la oposición que apoye el proyecto del oficialismo para volver a canjear la deuda y la ley de abastecimiento. "Yo convoco a la unidad de los argentinos en los temas fundamentales", dijo la Presidenta, sin advertir que si algo ha hecho el kirchnerismo durante la mal llamada "década ganada" fue agredir y descalificar a todo aquel que piense distinto.
 
En el ocaso de su mandato, Cristina busca realizar lo que intentó Alfonsín en 1986, impulsando con una iniciativa similar a la ciudad de Viedma como el epicentro del país. Con un ciclo casi terminado y con serios problemas económicos, a horas de un paro nacional y en conflicto con las finanzas internacionales, como dijo Marx: 'La historia se repite primero como tragedia y después, como comedia'.
 
La Opinión Popular

26-08-2014 / 20:08
26-08-2014 / 09:08
 
Conforme la crisis con los holdouts amenaza con volverse "crónica" para lo que resta de la era kirchnerista, los efectos de esta suerte de "limbo jurídico" comienzan a sentirse en la economía.
 
Y una de las consecuencias que más preocupa a los analistas, es la de una posible acelerada de la inflación, producto de un Gobierno que se verá obligado a incrementar el ritmo de emisión, al no poder acceder al financiamiento externo y urgido de sostener el consumo.
 
Con más billetes en la plaza doméstica y un esperado incremento del tipo de cambio, el aumento del costo de vida se consolida como el gran tema de la agenda política.
 
La administración K, de hecho, ya lo está sintiendo en carne propia. Sucede que hasta los propios sindicalistas con buena llegada a la Casa Rosada están diferenciándose al denunciar el fuerte incremento de los precios.
 
Como Gerardo Martínez, titular de UOCRA, quien este fin de semana advirtió sobre los riesgos de caer en una inflación cada vez más difícil de controlar. O como Omar Maturano, secretario general de La Fraternidad -y hasta hace poco afín a la causa Nac&Pop-, quien habló de "trabajadores deseperados" por salarios que se licúan día a día.
 
Por lo pronto, las proyecciones sobre la evolución de los precios son preocupantes. Desde la consultora Abeceb estiman que -en el actual escenario de default técnico- la inflación podría dispararse por encima del 40%, unos 10 puntos por encima de la mejora salarial promedio para este 2014.
 
Frente a este escenario complejo, el Gobierno se limita en avanzar con su plan Precios Cuidados, aunque también está volviendo a echar mano a las políticas más duras del "manual K" para tratar de controlar los valores en góndolas de aquellos productos más sensibles de la canasta básica.
 
Así, con el objetivo de garantizar "la mesa de los argentinos", la Secretaría de Comercio Interior avanzó con el cierre de las exportaciones de carne y lácteos durante 15 días. La intención es lograr un mayor stock en el mercado interno y deprimir los precios.
 
"Al igual que Guillermo Moreno, la actual gestión de Augusto Costa sólo mira el cortísimo plazo. Cerrando las exportaciones como lo hace, busca mantener bajos los valores. Cree que con esto evita la incidencia de la inflación en el consumidor, algo que obviamente el Gobierno no logra", se quejó Miguel Schiariti, presidente de la Cámara de la Industria de la Carne (CICCRA).

26-08-2014 / 08:08
 
Diputados del Frente para la Victoria se reunieron con el hijo del presidente Nicolás Maduro para conocer su experiencia con la aplicación de normas similares en ese país. Nicolás Maduro Guerra es jefe del Cuerpo de Inspectores Especiales de la Presidencia de Venezuela.
 
El domingo llegó a la Argentina para una ronda de reuniones con distintos dirigentes ultra kirchneristas. Su primera parada fue ayer en la Cámara de Diputados, donde entrenó a los oficialistas K sobre los pormenores de la aplicación de los controles a las empresas en su país.
 
La semana pasada, el secretario de Comercio, Augusto Costa, negó cualquier tipo de vínculo con las leyes caribeñas. "No es una ley venezolana si existe desde 1974, a menos que seamos chavistas hace 40 años", sentenció.
 
Pero tanto los empresarios argentinos como los de ese país disintieron. "Tiene básicamente el mismo corte de control precios", informó el vicepresidente primero de la organización Fedecámaras de Venezuela, Francisco Martínez.
 
En el debate que comenzó en el Senado, la oposición se encolumnó detrás de esa opinión durante el debate en las comisiones de Asuntos Constitucionales, Derechos y Garantías, de Justicia y Asuntos Penales y de Presupuesto y Hacienda. Esta semana oirán la opinión de distintas entidades de consumidores.
 
El kirchnerismo da por asegurada la media sanción del proyecto en la Cámara alta. En Diputados, los números están un poco más ajustados. La jefa del bloque K, Juliana di Tullio, temió no alcanzar el quórum de 129 legisladores para poder comenzar la sesión por la reciente ruptura del gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck. Pero los dos diputados que a él respondían confirmaron que permanecerán como aliados del Gobierno de CFK.
 
Así, el kirchnerismo se asegura tener el voto de 118 legisladores del Frente para la Victoria más el de 11 aliados para comenzar el debate y sacar la ley.
 
La Opinión Popular

26-08-2014 / 07:08
  El sindicalismo opositor, que conduce Hugo Moyano, empieza a computar con quién cuenta para el paro. La mayoría de los gremios del transporte terrestre, aéreo y marítimo confirmaron su participación, aunque en la UTA, que nuclea a los conductores de colectivos, dudan. El paro es en reclamo de la modificación del impuesto a las ganancias, un aumento de emergencia a los jubilados y la universalización del salario familiar, entre otras demandas.
 
El secretario general del gremio de conductores de trenes "La Fraternidad", Omar Maturano, justificó ayer la participación de su gremio: "no está la cosa para quedarnos callados y hacerle la venia al Gobierno. Se están haciendo las cosas mal y nosotros estamos diciendo eso, nada más". Afirmó que los maquinistas de trenes cobran un promedio de "20 mil pesos" que, destacó, "no alcanzan", y se quejó porque, a través del impuesto a las ganancias, estos trabajadores perderán este año el dinero equivalente "al aguinaldo".
 
Mientras, Roberto Fernández, de UTA, convocó para hoy a un plenario de delegados del gremio de la Capital y el conurbano donde se definirá si participará en el paro. Sonó a excusa. La UTA está tironeada por sus compromisos con el Gobierno de CFK por los subsidios que les permitieron a las empresas de ómnibus otorgar aumentos salariales a los choferes.
 
Más allá de lo que defina institucionalmente esta tarde el gremio, igual es altamente probable que el jueves escaseen, o directamente no haya, colectivos. Los trabajadores de algunas empresas advirtieron ayer que pararán pese a lo que decida el gremio. No se descarta algún "incidente" que los persuada a no prestar el servicio.
 
La CTA opositora, que conduce Pablo Michelli, resolvió convocar a un paro de 36 horas, con cortes de ruta y movilizaciones, desde mañana al mediodía.  Por su parte, el MST sumará sus militantes a los cortes de calles y movilizaciones previstos para el jueves, una metodología que Moyano y Cía no comparten.
 
En medio de la "cruzada épica" contra los holdouts que pretende instalar el cristinismo,  ayer Jorge Capitanich buscó deslegitimar los reclamos de los trabajadores al afirmar que los sindicatos no alineados con el Gobierno de CFK, los medios críticos y los partidos políticos opositores "están financiados y bancados por los fondos buitre". Se sabe que es Cristina quien inspira este disparate.
 
"Frente a la defensa del interés soberano de la Argentina, (estos tres grupos) están en defensa de los intereses extranjeros de los fondos buitre. Ha quedado muy claro y es muy bueno para que el pueblo pueda tomar correctas decisiones", extrapoló el verborrágico funcionario K, que volvió a patinar mal y le contestaron sin piedad.
 
La respuesta del sindicalismo fue subida de tono. Maturano dijo: "pelotudeces no contestamos. Contestar eso es entrar al juego que propone el Jefe de Gabinete". El gastronómico Luis Barrionuevo fue más vulgar con el "Chaqueño Parlanchino". "La verdad que es un pelotudo caro. Este es un asalariado caro que sale todas las mañanas como el pajarito de Carlos Paz. ¿Qué estupideces puede decir? ¿Adónde podemos ir a parar con éstos?", se preguntó.
 
Ya se sabe que, para los K, es buitre, o trabaja para ellos, la gente que reclama porque el salario no le alcanza. O porque el Gobierno le saca una tajada absurda con Ganancias. O porque pierde todos los días con la inflación. O porque se queda sin trabajo. El que para es un buitre.
 
La Opinión Popular

NicoSal Web Design

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar