La Opinión Popular
                  04:24  |  Viernes 28 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Como en la peor época del gobierno militar una manifestación pacífica de la ciudadanía reclamando sufragios limpios, son reprimidos con violencia policial y oficial”. Gerónimo “Momo” Venegas
Nacionales - 18-12-2011 / 11:12
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 18 DE DICIEMBRE DE 1959 SE DESARMA EL PACTO ELECTORAL PERÓN-FRONDIZI

Hace 52 años se rompía el acuerdo electoral Perón-Frondizi

Hace 52 años se rompía el acuerdo electoral Perón-Frondizi
Arturo Frondizi.
Durante las elecciones de 1958, el Partido Justicialista se encontraba prohibido por el golpe militar auto-titulado Revolución Libertadora que había derrocado al gobierno popular de Juan Perón.
 
El asesor de Arturo Frondizi, Rogelio Frigerio fue a entrevistarse con Perón, y fue en contacto con John William Cooke (delegado de Perón), Frigerio viajó con el objetivo de sellar el apoyo que Perón a Frondizi en las elecciones de 1958.
 
El pacto consistió en que Perón mandara a los justicialistas a votar por Frondizi, y si este ganaba las elecciones, tendría que cumplir los catorce puntos en que constaba el pacto. Se comprometería a volver a restaurar los sindicatos y la CGT, quitar aquellos decretos que prohibía que el peronismo se presentase en elecciones y desarrollar un programa popular afín al peronismo.
 
El pacto hizo que Frondizi ganara las elecciones, pero este no cumplió con el pacto. Asumió el 1° de Mayo y a los pocos días envió al Congreso un proyecto de Ley de Amnistía para los presos políticos peronistas y el proyecto de Asociaciones Profesionales, devolviéndoles gran parte de su poder a los gremios peronistas.
 
Pero, no sacó la proscripción del peronismo (no se podían presentar en elecciones), por lo que empezaron a realizar movilizaciones en contra del gobierno, ya que este había traicionado al peronismo, él cual había sido la clave para permitirle a Frondizi ganar las elecciones.
 
La ruptura de la alianza con el peronismo abrió un período de gran agitación social, paros, planes de lucha y ocupaciones de fábricas. El gobierno respondió implementando el plan Conintes, con decenas de dirigentes peronistas encarcelados en Ushuaia. 
 
La Opinión Popular
 
Hace 52 años se rompía el acuerdo electoral Perón-Frondizi
 
Escrito por José Luis Ponsico
 
Una carta a máquina con la firma de Perón, de puño y letra, decía: "La traición de Frondizi al justicialismo ha sido la traición al Pueblo".
 
En 1957 el recientemente fallecido Rogelio Frigerio, brazo derecho de Arturo Frondizi en la UCRI (Unión Cívica Radical Intransigente) hizo contacto en Caracas con Juan Domingo Perón Ahí, nació "el acuerdo" Perón-Frondizi.
 
Transcurría en su plenitud la "Revolución Libertadora" que se prolongó desde el 16 de setiembre de 1955 hasta las elecciones del 23 de febrero de 1958.
 
Ganó la fórmula Frondizi-Gómez con el apoyo explícito de los votos peronistas, según recuerda toda la cátedra política.
 
El peronismo estaba proscripto.
 
Sin embargo, ya en junio del ´58 y a 45 días de la llegada al Poder por parte del radicalismo intransigente con votos peronistas, el intelectual más destacado del peronismo en aquel tiempo, John William Cooke, planteaba las primeras dudas sobre del acuerdo Perón-Frondizi.
 
Una carta de Cooke, recopilada por el historiador Roberto Baschetti, dá cuenta ante la historia que -el pueblo peronista seguía padeciendo los efectos del tristemente célebre Decreto-Ley 4161 del 5 de marzo de 1956, donde en su artículo 10 quedaba prohibida -virtualmente- toda  peronista.
 
-El pueblo no está confundido -escribío el Bebe Cooke 48 años atrás- y en los elencos gobernantes reina la indecisión.
 
Con el silencio de Juan Perón, los textos de John William Cooke se distribuían en todo el universo peronista.
 
-Dicen que el Presidente de la Nación, está presionado añadía. -Pero los que lo presionan son nombrados por el propio doctor Arturo Frondizi, sostenía el vocero en el invierno del´58.
 
El malestar creció en el segundo semestre. Frondizi vivía bajo la presión de las fuerzas armadas.
 
La toma del Frigorífico Lisandro De la Torre en enero de 1959, marcó definitivamente en la relación Juan Perón-Arturo Frondizi.
 
Nacía el plan Conintes, Conmoción Interna del Estado, con decenas de dirigentes sindicales encarcelados y trasladados a la cárcel de Ushuaia. Empezaba otra etapa en la vida política argentina, donde el gobierno de Frondizi, brillante estadista, haría por falta de apoyo.
 
A la presión de los militares -cuando cayó en abril del´62, la UCRI denunció más de diez intentos golpistas en cuatro años- se sumó el desborde de los sindicatos.
 
En enero de 1960, desde Ciudad Trujillo, Panamá, Perón ya escribía -según la recopilación de Baschetti- sobre al tiempo que una carta a máquina y con su firma de puño y letra, decía: -La traición de Frondizi al justicialismo ha sido la traición al Pueblo.
 
-Nos cierran el camino de la lucha electoral proscribiendo a la mayoría popular alertaba Perón en su exilio y al cabo de cinco años.
 
-Las oscuras fuerzas que desgobierna al país consideran que serán arrasadas en cualquier contienda electoral.
 
Mientras mandaba a organizar el Partido Justicialista, el líder proscripto preguntaba: -¿ Qué camino le queda al Pueblo para imponer la razón y la justicia que le asisten? se lee entre tantos documentos históricos.
 
Por otra parte, la Argentina conmemoraba, institucionalmente, el sesquicentenario de su nacimiento como Nación.
 
Corría 1960.
 
Fuente: Nac & Pop

Agreganos como amigo a Facebook
27-08-2015 / 12:08
27-08-2015 / 12:08
27-08-2015 / 12:08
27-08-2015 / 08:08
 "No nos une el amor sino el espanto". La frase del escritor Jorge Luis Borges, en uno de sus poemas dedicados a la ciudad de Buenos Aires, calza a la perfección para definir lo que ocurrió ayer. Los principales candidatos opositores se mostraron unidos para repudiar los graves incidentes en Tucumán y pedir cambios en el sistema electoral.
 
La Argentina no puede tener, a esta altura de la historia, elecciones fraudulentas. Ningún candidato puede proclamar un triunfo con el 11% de los votos. Ya no se puede permitir que el escrutinio se detenga, sin explicaciones, cuando recién se contó el 81% de los sufragios. Y las imágenes de urnas quemadas, violencia contra los fiscales y gendarmes heridos tienen que ser desterradas de una democracia moderna.
 
Aunque sea por un momento, todos los candidatos opositores pudieron dejar al costado sus diferencias. El factor aglutinante fue el horror y la conmoción que generó el brutal ataque contra sistema democrático registrado durante las elecciones en Tucumán, que incluyeron todo tipo de tropelías: desde la quema y robo de urnas, pasando por la falsificación de actas y el reparto discrecional de mercaderías en zonas socialmente postergadas a cambio del voto.
 
Mauricio Macri (Cambiemos), Sergio Massa (UNA) y Margarita Stolbizer (Progresistas) compartieron una conferencia y le exigieron al Gobierno de CFK que las graves irregularidades ocurridas en los comicios de Tucumán no se repitan en los comicios generales de octubre. Y pidieron cambios urgentes en el sistema electoral. 
 
La respuesta fue una nueva bravuconada de la presidenta Cristina Fernández mostrando la hilacha. En una auténtica provocación, en momentos en que el país aún está conmocionado por el fraude y la represión, la primera mandataria ayer salió a echar más leña al fuego.
 
"Cuando las urnas no marcan lo que quieren, los modales se van al demonio", afirmó CFK, responsabilizando a la oposición por lo ocurrido. Y agregó: "Pedimos nada más que reconozcan nuestros triunfos. Porque esa es la verdadera democracia".
 
Evidentemente, Cristina es muy cínica o está atravesando por un cuadro de amnesia: ella misma no dudó en atacar al dirigente sindical Luis Barrionuevo -opositor a su gobierno- por haber estado atrás de aquel triste episodio de la quemas de urnas en Catamarca en 2003.
 
Pasaron 12 años de aquel bochornoso episodio y pareciera que ahora, para Cristina, resulta normal que se quemen esos símbolos sagrados para nuestra  democracia, que costaron sangre, sudor y lágrimas poder recuperar. A esta altura, los famosos derechos humanos de los K, de lo que tanta se ufanan, quedaron en el recuerdo.
 
Cristina y su gobierno deberían ser los primeros en ofrecer garantías para que los mecanismos del fraude no encuentren cobijo en un sistema electoral arcaico e ineficaz. Tal vez sea tarde para cambiar el sistema de voto antes del 25 de octubre pero oficialistas y opositores están a tiempo de acordar reglas de convivencia que eviten la repetición de las irregularidades escandalosas que ensombrecieron a Tucumán.
 
La Opinión Popular 

26-08-2015 / 12:08
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar