La Opinión Popular
                  19:11  |  Sábado 28 de Marzo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“En los momentos de crisis solo la imaginación es más importante que el conocimiento”. Albert Einstein
Nacionales - 16-12-2011 / 10:12
EFEMÉRIDES POPULARES. EN UN 16 DE DICIEMBRE COMO HOY PERO DEL AÑO 1982

Es asesinado el obrero peronista salteño Dalmiro Flores

Es asesinado el obrero peronista salteño Dalmiro Flores
Represión policial a la marcha de la Multipartidaria para reclamar el retorno de la democracia y en repudio de la dictadura militar. Un grupo de militantes llega cerca de la Casa de Gobierno, y por la violencia policial muere el obrero Dalmiro Flores.
El 16 de diciembre de 1982 participé de una multitudinaria marcha política contra la dictadura militar en la ciudad de Buenos Aires. Cuando estaba terminando y nos desconcertábamos en orden, una brutal represión enlutó el acto de la Multipartidaria para reclamar el retorno de la democracia.
 
Ese día fue asesinado de un balazo el obrero peronista salteño Dalmiro Flores, quien según la versión oficial "no acató la voz de alto que le impartió" un policía de civil que se bajó, frente al Cabildo porteño, de un típico Ford Falcon de color verde.
 
Ascencio Flores, el padre de Dalmiro, explicó que su hijo "No escuchó la voz de alto porque era sordo." El entonces jefe de la Policía Federal de la dictadura militar general Juan Bautista Sasiaiñ acusó a "grupos de agitadores" por los disturbios.
 
Escribe Blas García

Agreganos como amigo a Facebook
28-03-2015 / 09:03
  Pelotera en el PRO. Gabriela Michetti reaccionó tras el apoyo explícito que hizo Mauricio Macri por Horacio Rodríguez Larreta y le pidió a su competidor en la interna del PRO que "no nos agarremos de mamá y papá y entremos a la cancha solitos".
 
"No puedo negar que a mí me da tristeza lo que Mauricio expresa en el Facebook. Me genera tristeza porque todos hemos estado juntos, en equipo, haciéndole frente a cada decisión difícil, en los momentos que hubo crisis", sostuvo Michetti en declaraciones.
 
Esa mañana, a través de una carta publicada en su Facebook, el jefe de Gobierno publicó que "en estos últimos siete años, como Jefe de Gabinete, Horacio fue la persona más cercana a las decisiones de nuestro gobierno".
 
El PRO es una fuerza política nueva que ha imitado algunas malas costumbres de los partidos tradicionales. Por ejemplo, el temor a la competencia democrática interna para dirimir candidatos, sin que esto ocasione fracturas domésticas.
 
El rechazo a la competencia interna ya había quedado en evidencia en Rosario, para integrar la lista de candidatos a concejales, en 2013. Si ocurrió, finalmente, fue porque Miguel Del Sel comprendió la situación y le permitió a Anita Martínez, con su desenfado, desafiar a Diego Giuliano, el precandidato puesto 'a dedo' desde Ciudad de Buenos Aires.
 
Precisamente ahora, en su territorio electoral más importante está ocurriendo una competencia inédita: elección para definir quién será el candidato a jefe de Gobierno que, ciertamente, reemplazará al presidenciable Mauricio Macri.
 
Hay un precandidato preferido por el "Jefe": Rodríguez Larreta, desafiado por una mujer, Gabriela Michetti. Y una duda acerca de la decisión política de Macri de apoyar explícitamente la precandidatura de Rodríguez Larreta como su futuro sucesor para la Ciudad de Buenos Aires y si semejante anuncio puede o no volcar al electorado que votó al jefe del PRO detrás de su favorito.
 
Además, ¿le conviene a Rodríguez Larreta una intervención abierta de Mauricio Macri rechazando la precandidatura de una mujer en silla de ruedas que fue el símbolo del PRO en varios comicios anteriores? Todo un interrogante.
 
La Opinión Popular

27-03-2015 / 18:03
27-03-2015 / 17:03
  El relato K habla permanentemente sobre la enorme cantidad de argentinos que han dejado de ser pobres a lo largo del gobierno de CFK, efecto directo de la política "nacional y popular" que dicen llevar a cabo. Pero, la realidad le pega una fuerte cachetada a la ficción K.
 
Es insólito que el ministro de Economía diga que ignora cuántos pobres hay y que, además, califique a la pregunta de complicada. ¿A quién si no a él hay que hacerle la pregunta? "Cuántos pobres hay es una pregunta bastante complicada. Últimamente no tengo el número de pobres, me parece que es una medida un poco estigmatizante", aseguró ayer Axel Kicillof.
 
Kicillof también dijo que "no puede creer que digan que la pobreza creció". Si está tan seguro de lo contrario, ¿por qué no dice en qué punto está? De paso, así desmiente, con datos reales, a las mediciones privadas y al Observatorio Social de la Iglesia.
 
También aseguró que la difusión del índice de pobreza será usado por la oposición para criticar al Gobierno. La respuesta es sencilla al ocultamiento oficial de ese y otros datos. Y es que el índice, bien medido, creció a contrapelo del relato oficial.  
 
La respuesta de Kicillof levantó una polvareda en la sociedad, que ve cómo el gobierno de CFK sigue empecinado en negar los escabrosos índices sociales que ha dejado la "década ganada". Conocer la estadística de pobreza es clave para definir las políticas sociales y determinar la eficacia de estas políticas. De lo contrario es trabajar a tientas.
 
El Indec dejó de publicar los índices de pobreza y de indigencia desde mediados de 2013. El último dato sobre pobreza había dado apenas un 4,7%. Desde entonces la oculta. Los especialistas han estimado que la pobreza ronda el 25 %, un número que sí es estigmatizante para un Gobierno que insiste en haber mejorado la situación social.
 
Lo que sí estigmatiza es que haya un número grande de pobres, no las estadísticas que así lo demuestran, que existen en la mayoría de los países. La falta de datos certeros sobre los índices de la Argentina, es una herencia que dejará el cristinismo al gobierno que asuma en diciembre, ya que 8 años de intervención del Indec, ha llevado a que el organismo público sufra una pérdida total de legitimación.
 
Este error gigantesco en la política K, que Kicillof incrementa en vez de bajar, llevó a la Argentina a sufrir grandes humillaciones, porque en los países serios, las estadísticas son intocables y poseen una claridad notable y la sospecha sobre cualquier manipulación queda totalmente de lado, algo que en nuestro país no ocurre.
 
La Opinión Popular

27-03-2015 / 08:03
  Cristina Fernández se salió con la suya. La Cámara Federal, en fallo dividido, desestimó la acusación del ex fiscal Alberto Nisman en su contra por encubrimiento a terroristas que asesinaron a 85 argentinos. La medida podrá ser apelada, pero la Argentina sumó ayer otro hecho triste en su historial de la impunidad.
 
Quizás no sea tan grave el fallo que desestimó la imputación contra Cristina por el sospechoso pacto con Irán como la indiferencia con la que el país recibió la noticia. La Presidenta no mencionó el tema en sus folletines por cadena nacional. Ninguno de los candidatos presidenciales incluyó su opinión en sus incursiones de campaña. Y los jueces y fiscales que lideraron la multitudinaria marcha del 18 de febrero parecen haber bajado los brazos ante tanta impunidad.
 
Nadie investigará si la denuncia de Nisman es cierta. No interrogarán a ningún funcionario. No escucharán ninguna de las grabaciones donde se reían de los muertos del ataque a la AMIA. Ni cotejarán los encuentros misteriosos en la Casa Rosada. En apenas 70 días, se ha completado el despedazamiento político, judicial y humano del fiscal que fue asesinado después de denunciar a la Presidenta.
 
No sabemos todavía cómo ni porqué murió Nisman. Las evidencias se van borrando bajo un mar de impericia y de confusión intencional. Sólo sabemos que Cristina dijo apresuradamente que se suicidó; dos días después dijo que lo mataron. Sugirió que en su muerte habría un componente homosexual que nunca se comprobó; después lo acusaron de mujeriego. Lo que jamás escuchamos fue una condolencia. Ni de parte de Cristina ni de sus colaboradores.
 
Los jueces de la Sala I, Eduardo Freiler, Jorge Ballestero y Eduardo Farah, un tribunal que dictó fallos favorables para el gobierno de CFK, decidieron rechazar que la denuncia de Nisman sea al menos investigada. Y con un curioso argumento. Como el Memorandum con Irán no se aprobó el delito no existió. Es como si un delincuente apretara el gatillo pero sin matar porque la bala no sale. Entonces no es culpable. Es la hipótesis del Gobierno, los jueces la refrendaron.
 
Podrá haber una nueva apelación del fiscal Germán Moldes y la acusación por encubrimiento del atentado a la AMIA podrá tener una nueva instancia en la Cámara de Casación Penal. Y siempre estará el último recurso de la Corte Suprema.
 
Pero, la certeza que comienza a consolidarse es la agonía de una causa que merecía una instrucción seria, equilibrada e independiente. La instrucción que no pudo llevar adelante Nisman porque lo mataron. Lo más probable es que el fragor de la campaña electoral termine sustituyendo el impacto que la muerte del fiscal había desparramado por toda la Argentina.
 
Victoria de Cristina en tribunales, "justicia legítima", pero la pregunta no cambia: ¿Qué pasó con Nisman? El próximo presidente (sea del signo que sea) deberá introducir los cambios necesarios que lleven a una sola conclusión. Que la muerte del fiscal no ha sido otra muerte en vano de las tantas que diseñaron la impunidad.
 
La Opinión Popular

26-03-2015 / 11:03
 
Federico Martelli es un platense de 35 años, que se convirtió en protagonista de un escándalo nacional cuando reconoció que ocupa un cargo de embajador -cobrando más de 60 mil pesos por mes- sin cumplir el más mínimo requisito de la carrera diplomática. De hecho, sólo cuenta con estudios secundario completos y nunca pudo concluir sus estudios en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de La Plata.
 
"La historia militante es la historia política por la cual la Presidente designa a sus funcionarios. ¿O vos te pensás que va a la puerta de la Universidad y busca a los mejores?", dijo Martelli sin sonrojarse.
 
No hizo más que poner de manifiesto que es uno de los miles de militantes rentados en la administración K: el gobierno lo bendijo con el rango de "embajador extraordinario y plenipotenciario", una categoría que le asegura, además de tener un sueldo de $60 mil, importantes gastos de representación, pasaporte diplomático y tratamiento de excelencia en el exterior.
 
Durante su paso por la Universidad, en los años 1997 y 1998, Martelli fue uno de los miembros fundadores de la agrupación estudiantil Aguanegra, que profesaba "el socialismo libertario", una corriente de pensamiento que promueve una sociedad no-jerárquica, no-burocrática, sin Estado y sin propiedad privada.
 
Pero no tardó en entrar en contradicciones: la agrupación realizaba una revista -con artículos relacionados con anarquistas como Bakunin y Ericco Malatesta- que llevaba impresa la publicidad de la inmobiliaria de la familia Martelli. Además, Federico y varios de sus compañeros de militancia estudiantil habrían sido ocupas en una casa ubicada en calle 7 y 43.
 
Aguanegra mutó hacia el accionar piquetero y se transformó en el Movimiento de Unidad Popular (MUP) que adhirió al kirchnerismo poco tiempo después de que Néstor Kirchner llegó a la Casa de Gobierno. Teniendo línea directa con Oscar Parrilli, los integrantes del MUP empezaron a acceder a puestos en el Estado. Se quedaron con una gerencia de Télam y con un cargo jerárquico de la Anses.
 
Martelli y sus "cumpas" también fueron parte del nacimiento de La Cámpora, agrupación de la que tomaron distancia sin sacar los pies del plato del ultra kirchnerismo.
 
¡Qué bien se deben sentir al leer esto los que estudian carreras como ciencias políticas o relaciones internacionales y van a quedar afuera para que entren "militontos K" como este!
 
La Opinión Popular

NicoSal Web Design

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar