La Opinión Popular
                  21:28  |  Jueves 24 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
La apuesta del consenso y la reconstrucción
Por Natalio Botana, Politólogo e Historiador
“El Gobierno en vez de tener un plan serio para resolver la inflación, el narcotráfico, la inseguridad, acude a medidas electoraleras porque quiere retrasar su inevitable derrota”. José Manuel de la Sota
Nacionales - 12-10-2009 / 13:10
EFEMÉRIDES POPULARES: MADURA EL 17 DE OCTUBRE DE 1945 (III)

Perón: del poder a la cárcel de Martín García

Perón: del poder a la cárcel de Martín García
Juan Perón en 1945.
Hasta el 17 de octubre, relataremos, día por día, los acontecimientos y eventos más importantes acaecidos en octubre de 1945, y que culminaran en el histórico 17.
 
DEL 11 AL 13 DE OCTUBRE DE 1945: El 11 de octubre de 1945 la vieja política de la UCR pierde la oportunidad histórica: el Dr. Amadeo Sabattini, caudillo del Radicalismo de Córdoba, se niega a respaldar al Coronel Perón. El 12 de octubre se realiza el picnic oligárquico frente al Círculo Militar donde se discute la salida a la crisis. El 13 de octubre arrestan a Perón y lo trasladan, en carácter de detenido, a la cañonera "Independencia", para tomar rumbo hacia la isla Martín García.
 
Escribe: Blas García

 
Resumen de lo anterior
 
El 4 de junio de 1943, Juan Perón participó en la Revolución que terminó un proceso de fraude y corrupción política iniciado con el golpe militar de 1930 que derrocó al Presidente Hipólito Yrigoyen.
 
En el nuevo gobierno dirigió el Departamento Nacional del Trabajo dedicado a los asuntos laborales y sindicales. Desde este lugar inició su contacto con la clase trabajadora argentina comprendiendo sus problemas y necesidades.
 
Impulsó la organización de los trabajadores en sindicatos transmitiendo al movimiento obrero una visión reivindicadora del trabajo y promovió una legislación protectora inspirada en los principios de justicia social.
 
Por su desempeño comenzó a crecer la popularidad de Perón en la clase trabajadora lo cual despertó desconfianza en muchos de los mandos del Ejército que tenían una concepción conservadora y oligárquica de la sociedad argentina. A tal punto llegó esta situación que fue obligado a renunciar a todas sus funciones el 10 y fue detenido el 13 de octubre 1945.
 
  
Perón renuncia a todos sus cargos
 
El 9 de octubre de 1945, fuerzas militares de Campo de Mayo imponen el retiro de Perón. El Coronel renuncia a todos sus cargos. Hortensio Quijano, ministro del Interior, anuncia elecciones generales para el mes de abril de 1946.
 

Perón y los trabajadores contraatacan

 
El 10 de octubre de 1945, el coronel Juan Perón es forzado a renunciar a los cargos de Vicepresidente, Ministro de Guerra y Secretario de Trabajo y Previsión por la reacción oligárquica.
En un acto improvisado Perón -ya sin cargos- se despide de los trabajadores desde las antiguas oficinas de la Secretaría de Trabajo y Previsión en la calle Perú 160. La compañera Evita estaba presente.
Perón pronuncia un célebre discurso (que al final trascribimos completo) en el que detalla un avanzado programa de reivindicaciones laborales. Y deja también un mensaje de esperanza y su decisión de luchar. "Venceremos en un año o venceremos en diez, pero venceremos", sostiene.
 


El 11 de octubre de 1945 se expresa la vieja política

En la mañana del jueves, llega a Buenos Aires el Dr. Amadeo Sabattini, caudillo de la Intransigencia Nacional del Radicalismo, de Córdoba, quien viene a entrevistarse con el Gral. Avalos.

 
Arturo Jauretche intenta convencerlo de que asuma el gobierno: "Yo sé que Avalos le entregaría el gobierno a usted. Si se lo ofrece, tómelo. Y llévelo a Perón con usted. Sáquelo a flote. Y aún, si el Ejército quiere enterrarlo, hágale un entierro de seis caballos. Pero no se ponga en contra de este hombre que representa un nuevo espíritu. Concilie ese nuevo espíritu con el viejo del radicalismo intransigente y va a salir adelante... Que hable por radio un hombre que represente al radicalismo, por ejemplo, Elpidio González. Que diga que el Ejército ha resuelto que ningún militar puede ser candidato. De ese modo, usted, desde arriba, hará el proceso que Perón quería hacer. Es la última oportunidad que tal vez le da a usted la Historia, personalmente. Y la oportunidad tiene una sola trenza".
 
Sabattini aprueba la propuesta, en principio, pero luego conversa con dos miembros del Comité Nacional y finalmente, le contesta a Jauretche: -El Comité Nacional ha resuelto que se debe entregar el poder a la Corte y... yo acato esa resolución".
 
Jauretche le responde: -Sepa, Dr. Sabattini, que la oportunidad ha pasado al lado suyo y usted no la agarró por la única trenza que tiene. Ya no hay otra alternativa para el país que Perón o la oligarquía. Nosotros, nos vamos con Perón. No le extrañe que el pueblo haga lo mismo... Hemos jugado a la vieja política la última carta que era usted. Y usted no ha entendido. Usted está terminado políticamente y me despido con dolor porque nunca más lo volveré a ver.

Ese día, Perón le comunica al Gral. Avalos, ahora ministro de Guerra, que "a fin de esperar mi retiro, he solicitado licencia y desde la fecha me encuentro en la estancia del Dr. Subiza", en San Nicolás17. Sin embargo, junto con Eva, se traslada a la localidad de Florida, a la casa de Elisa Duarte.



El picnic oligárquico del 12 de octubre

Por su parte, los opositores al gobierno militar-y en especial, a Perón- movilizan sus fuerzas. Ya el día 11, se han concentrado diversos grupos civiles frente al Círculo Militar donde se discute la salida a la crisis. Pero este viernes 12 de octubre, afluye más gente, que se asienta en Plaza San Martín.
 
En el interior del Círculo, altos jefes militares intercambian ideas con políticos de diversos partidos (desde los socialistas Alfredo Palacios, Américo Ghioldi y Carlos Sánchez Viamonte hasta conservadores como José María Paz Anchorena, Adolfo Bioy y Bernardo Houssay pasando por radicales como José María Cantilo y Ernesto Sanmartino)
 
Afuera: "un público selecto -según "La Prensa"- formado por señoras y niñas de nuestra sociedad y caballeros de figuración social, política y universitaria, jóvenes estudiantes que lucían escarapelas con los colores nacionales, trabajadores que querían asociarse a la demostración colectiva a favor del retorno a la normalidad".
 
Armando Cascella describe de este modo ese llamado "picnic oligárquico": "Fiesta campestre, con señoras y señoritas de la clase 'bien', sentadas en las capotas de sus lujosos automóviles, o en rueda sobre el verde césped de ese aristocrático paseo, en amable y entusiasta tertulia 'democrática' mientras los mozos del Plaza Hotel y de otras proveedurías vecinas, ayudados por jóvenes galantes, iban y venían presurosos, con las bandejas cargadas de copetines, de botellas de champagne y suculentos sándwiches de pollo, de pechuga de pavita y de caviar'".

Un dirigente stalinista -Rodolfo Aráoz Alfaro- recuerda aquella escena: "En el Círculo se sucedían las reuniones... Nosotros, en la plaza, pronunciábamos discursos, exigiendo la rendición incondicional del gobierno... Las consignas eran de furiosa oposición al conjunto de las Fuerzas Armadas, con lo que contribuíamos a unificarlas contra nosotros".

 
 
Yo no soy Perón!...
 
Desde los balcones del Círculo, el almirante Vernengo Lima intenta persuadir a los manifestantes que reclaman "el Gobierno a la Corte": "Si bien la Corte Suprema de Justicia es una tabla de salvación para el país, éste tienen instituciones armadas y el pueblo tiene la obligación de respetarlas".
 
Pero desde los verdes canteros rugen gritos de desaprobación: ¡Militares no! ¡El gobierno a la Corte! ¡Militares al cuartel!. El almirante insiste: -El país debe confiar en que el Ejército y la Armada honestamente le propicien un gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo".
 
Se renuevan los abucheos: 'Son todos iguales'... 'Está mintiendo'... El Almirante se indigna: Usted no tiene derecho a dudar de la palabra del Almirante Berengo Lima... Desde la plaza, gritan: 'Habla como Perón'... Ante semejante comparación, el Almirante hierve de ira y rechaza lo que considera una afrenta: ¡Yo no soy Perón!... El griterío le dificulta continuar la exposición.
 
"Durante más de diez horas -recuerda Juan José Real- esta concentración de apellidos ilustres, de jóvenes universitarios y de militantes comunistas, reclamó la entrega del poder al alto tribunal y se desgañitó cantando un estribillo con música de la marcha radical: "Adelante, ciudadanos/ Adelante, sin cesar/ No queremos dictadura/ ni gobierno militar".
 
María Rosa Oliver testimonia: Me acerco a Jerónimo Arnedo Álvarez (uno de los principales dirigentes del Partido Comunista) y le pregunto si este es el pueblo con que contamos. Me asegura que los obreros empezarán a llegar después de las cuatro. Alentada, decido esperar... No me cabe duda: los asistentes a este acto pertenecemos a una clase social definida... Pasadas las cuatro.. miro y miro sin ver llegar lo que espero. Gente nueva afluye a la plaza, pero no es obrera."


Deciden la detención de Perón
 
Esa misma tarde, Farrell, después de conversar con Vernengo Lima, decide la detención de Perón argumentando que se tata de una medida de seguridad pues su vida corre peligro. Sin embargo la decisión consiste en llevarlo preso a un buque de la Armada, lo cual podría indicar que la decisión le ha sido impuesta por el Almirante.


Poco después, el Jefe de Policía coronel Mittelbach se dirige a Tres Bocas, en el Tigre, para apresar a Perón. Mientras, esa noche, la policía dispersa a los manifestantes de Plaza San Martín, produciéndose graves enfrentamientos, de los cuales resulta muerto un médico, militante de los grupos opositores al gobierno.



El 13 de octubre arrestan a Perón

A la una de la madrugada, en el Tigre, Mittelbach le comunica a Perón que tiene orden de trasladarlo a un buque de guerra. Perón se niega a acompañarlo argumentando que no quiere ser sacado de su jurisdicción y solicita que se comuniquen con Farrell para modificar la orden, al tiempo que él se traslada a su departamento de la calle Posadas, donde esperará novedades.

 
Alrededor de las dos y media del sábado 13, el subjefe de policía -mayor D'Andrea- se presenta en dicho departamento y se traslada, con Perón, en carácter de detenido, a la cañonera "Independencia", para tomar rumbo hacia la isla Martín García.
 
Mercante los acompaña y recuerda la despedida: "Perón susurró unas palabras recomendándome a Eva y luego, suelto y natural, subió la pasarela. Me quedé mirándolo desde abajo. De pronto advertí que el marinerito que montaba guardia a mi lado, estaba llorando. Por su rostro morocho corrían las lágrimas silenciosamente. ¡Entonces sentí una enorme tranquilidad y supe con claridad total que íbamos a ganar la partida!".
 
Lo sucedido indicaría que el Gral. Farrell ha cedido frente a la presión del Almirante Vernengo Lima y del Gral. Avalos. Ambos jefes se reparten transitoriamente las carteras del gabinete ministerial. El diario "Crítica" titula: "Perón ya no constituye un peligro para el país".
 
En la noche del 13 de octubre, el nuevo secretario de Trabajo y Previsión, se dirige a los obreros por radio intentando disipar inquietudes acerca de la pérdida de conquistas sociales, aunque manifestando su convicción de que el Estado no debe cumplir papel relevante en los conflictos laborales "pues obreros y patrones deben resolver directamente sus problemas". Entre sus primeras medidas, se informa que se ha declarado feriado "no pago" al día 12 de octubre.

En la tarde de ese mismo día, Perón le escribe una carta al presidente Farrell manifestándole la injusticia de que es objeto, especialmente porque "si me encuentro detenido a disposición del Poder Ejecutivo, creo tener los derechos elementales que me acuerda la ley".

 
En una carta dirigida a Mercante dice: "... Me hace mucha gracia que algunos creyeran que yo me iba a escapar. Son unos angelitos pues si lo hubiera querido hacer, tenía diez embajadas con amigos que me hubieran acogido con los brazos abiertos. Ellos olvidan que yo soy un soldado de verdad y que si no hubiera querido entregarme, hubiera sido otro el procedimiento que habría seguido. Con todo, estoy contento de no haber hecho matar un solo hombre por mí y de haber evitado toda violencia. Ahora, he perdido toda posibilidad de seguir evitándolo y tengo mis grandes temores que se produzca allí algo grave..."

Escribe: Blas García
 
Fuente: Norberto Galasso. Perón - Formación, ascenso, caída (1893 - 1955) editorial Colihue.


Agreganos como amigo a Facebook
24-04-2014 / 08:04
La Cámara de Diputados convirtió en ley durante la madrugada de este jueves el oscuro acuerdo entre el Gobierno de CFK y la empresa Repsol por la expropiación del 51% de las acciones de YPF, que prevé el polémico pago de más de US$ 10 mil millones en títulos a la compañía española.

En contra lo hicieron bloques como radicalismo, el Frente Amplio Progresista, UNEN, Unidad Popular y el Frente de Izquierda, entre otros; en tanto que se abstuvieron los representantes del PRO, del Frente Renovador y de Compromiso Federal.

Por el radicalismo, el presidente del bloque, Mario Negri, justificó el voto negativo en tres cuestiones: "primero, en la tasación realizada por el Tribunal de Tasación de la Nación; segundo, en la subvaluación de los pasivos ambientales y ocultos; y tercero, en el precio que se terminara pagando a Repsol".

En tanto, por el Frente Amplio Progresista, la diputada del GEN Margarita Stolbizer consideró que "la expropiación votada por el Congreso conlleva, necesariamente, el pago de una compensación económica".

"Pero el acuerdo es malo porque el precio es exageradamente alto y no se encuentra justificado; porque primero llegaron a un acuerdo con la empresa sobre el monto de la compensación y luego amañaron la tasación del Tribunal para convalidar lo que ya habían arreglado", agregó.

En el mismo sentido se expresó Martín Lousteau, de Unen, al remarcar que "no tenemos una tasación que nos despeje las dudas. Podemos tranquilamente deducir que primero hubo un acuerdo y después una valuación; porque cuando uno compara con precios alternativos, hay un claro indicio de que hay sobrevaluación".

Federico Pinedo, presidente del bloque PRO, adelantó la abstención de su bloque "para que Argentina no quede como un país que no cumple con sus obligaciones", aunque condenó lo que consideró como "una amnistía a Repsol por los daños ambientales".

A su turno, Claudio Lozano dijo desde Unidad Popular: "Nosotros rechazamos y repudiamos este acuerdo dado que no se han defendido los intereses nacionales" y "es un premio para una empresa que vació YPF".

La Opinión Popular

24-04-2014 / 07:04
La preocupación reina en algunas provincias argentinas de cara a uno de los fuertes compromisos salariales del año: el pago del medio aguinaldo, en julio. Por eso, reunión que ayer tuvieron los 16 caciques de economía del interior.

Allí, justamente, surgió un alerta porque los representantes acusaron que ante la imposibilidad de acceder al crédito y en medio de una recaudación que no mantiene un fuerte ritmo ascendente, se aventura como complejo el pago del primer medio aguinaldo.


Marcando un giro en la relación Nación-provincias durante la era kirchnerista, los ministros inauguraron a fines de enero la mecánica de protagonizar encuentros conjuntos para analizar la realidad de los distritos, en una suerte de blindaje frente a los crecientes desafíos que enfrentan y sin la presencia de funcionarios nacionales.


En las primeras reuniones trataron de trabajar en forma conjunta para "contener" los reclamos sindicales. Ahora anuncia que todos los meses se volverá a repetir la modalidad.


La lista de los presentes: Silvina Batakis (Buenos Aires), Marcelo Costa (Mendoza), Ángel Sciara (Santa Fe) Enrique Vaz Torres (Corrientes), Diego Valiero (Entre Ríos), Néstor Ordóñez (San Luis) y Jorge Jiménez (Tucumán), entre otros. Ausente con aviso estuvo Néstor Grindetti (Ciudad de Buenos Aires), mientras que nuevamente no participó Ángel Elletore (Córdoba).

Como aspecto positivo para los distritos de todo el país, es que el Gobierno nacional prorrogará los vencimientos de la deuda con el Estado nacional. Aparentemente, sería por tres meses.

24-04-2014 / 06:04
Para sostener su teoría falaz de "la década ganada K", el gobierno de Cristina Fernández cree que al ocultar los problemas los hace desaparecer. Esa práctica llegó al colmo de que el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) canceló la publicación del índice de pobreza correspondiente al segundo semestre de 2013 que debía difundirse ayer y no precisó cuándo se dará a conocer.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, y los directores del INDEC, Ana María Edwin y Norberto Itzcovich, eludieron explicar los motivos de la decisión, pese a reiterados pedidos. En su calendario original, el INDEC contemplaba el miércoles 23 de abril como fecha de difusión del mentiroso índice de pobreza del año pasado y tras la comunicación oficial de la cancelación fue levantado del cronograma que el organismo publica en su web.

Con una inflación tan alta como la que ahora muestra el INDEC es seguro que se han disparado los indicadores sociales. Ese es el dilema con el que se encontró el Gobierno de CFK y probablemente haya sido motivo para que este miércoles, sin justificar por qué, decidiera no mostrar los índices.

Tras los cambios metodológicos implementados para medir la inflación, exigidos por el FMI, el dato de pobreza de 2013 tomó especial relevancia, ya que esa cifra se calculaba con una canasta con la que se podía comer con $ 6 por día en la Argentina.

Bajo esos parámetros, para el INDEC la pobreza en la Argentina es del orden del 4,7%, que podría hasta cuadruplicarse en caso que se convaliden los precios reales que conforman la canasta. Un estudio de la Universidad Católica Argentina publicado en diciembre de 2013 estimó la pobreza en el orden del 25%, lo que representaría alrededor de 10 millones de personas.

En sus últimas presentaciones tanto Kicillof como Edwin e Itzcovich se quejaron de los estudios privados que estiman la pobreza en 30%. Esos funcionarios convalidaron durante los últimos años cifras de inflación del 1% mensual y valores de canastas inferiores a los $ 800 mensuales para una familia tipo, mientras las subas de los precios duplicaban esas cifras. De esta forma, con los números oficiales el porcentaje de pobres en el país se ajustaba a niveles por debajo del 5%, cuando en realidad la pobreza en el país es mucho mayor.

Kicillof, Edwin e Itzcovich debían explicarlo ayer al presentar los índices de pobreza de 2013 si el cálculo fue hecho con la base 1993 que permitía deprimir los resultados o si se realizaba con la base 2004, que obviamente elevaría los valores de la canasta y modificaría el resultado final.

Tras el impacto positivo en la opinión pública del sinceramiento de la inflación vuelven las dudas sobre la veracidad de las estadísticas públicas. ¿Cuál es la realidad social argentina en la década ganada K?

La Opinión Popular

23-04-2014 / 12:04
Macri tuvo que salir a pedir perdón por decir que a las mujeres les gusta que les griten piropos. El jefe del Gobierno porteño, Mauricio Macri, se disculpó hoy por su exabrupto respecto a los piropos hacia las mujeres, al sostener que "no fue" su intención ofender a nadie.

De esta manera, Macri pidió perdón por sus dichos de ayer cuando expresó: "a todas las mujeres les gusta que les digan piropos. No hay nada más lindo que te digan 'qué linda sos', por más que esté acompañado por una grosería, que te digan qué lindo culo que tenés, está todo bien".


Macri contó que hasta una de sus hijas "lo retó" por haber manifestado ese exabrupto y habló sobre sus polémico dicho con su vicejefa de Gobierno, María Eugenia Vidal. "Hemos hablado mucho con Vidal, una de mis hijas me llamó y me retó por el tema de los piropos. De la galantería hice el comentario, pero si alguna mujer se sintió ofendida, les pido disculpas. No fue mi intención", remarcó Macri.

Luego aclaró: "Lo mío fue creer que un comentario lindo hacia una mujer siempre es algo bueno". En tanto la diputada Victoria Donda repudió las expresiones. "A él le gustará que le digan groserías y que lo traten como una cosa por la calle", apuntó molesta la legisladora.

En diálogo con radio Rock and Pop, Donda le advirtió al alcalde porteño que "tiene que pedir perdón a todas las mujeres" por sus dichos, a la vez que aclaró que esas situaciones ponen a la mujer "en una situación de vulnerabilidad" y de "incomodidad". "Creo que tiene que pedir disculpas porque, además, es un dirigente político que tiene una responsabilidad como funcionario público. Hay temas con los que se tiene que ser muy cuidadoso", insistió.

La Opinión Popular

23-04-2014 / 10:04
"A mí me interesa que el país tenga producción, tenga trabajadores, inversión. Esto es lo que quiero dejar para el próximo Presidente, un país mucho mejor del que nos tocó encontrar a nosotros. Esa va a ser la mejor herencia que puedo dejar".

Las últimas apariciones públicas de Cristina Kirchner revelan que la Jefa de Estado está ingresando en esa etapa melancólica de los mandatarios en el final de su gestión: empieza a evidenciarse su preocupación por cómo la recordarán los libros de historia.

Y en esa batalla por escribir el último capítulo del "relato" -y por imponer su versión ante las críticas de los medios de comunicación-, Cristina se ha encontrado con que los mejores argumentos para defender su modelo se parecen peligrosamente a los de los tiempos de la "plata dulce".

Es probable que a la Presidenta le hubiese gustado más echar mano a indicadores como el crecimiento económico, la industrialización o la creación de empleo. Pero la cruda realidad está mostrando una cara poco amable.


Ante las urgencias financieras, hubo que sincerar las cifras de crecimiento de la economía, de manera de no tener que pagar u$s3.500 millones por el "cupón del PBI". Pero el efecto de cambiar la metodología estadística no implicó solamente reconocer que el año pasado el país creció 3% y no el 5% que se había anunciado semanas antes.

Peor aún, puso en duda la columna vertebral del "relato", porque si se aplica el nuevo método de medición, entonces se evidencia que desde 2007 en adelante no hubo "tasas chinas" sino un modesto promedio de 3% anual, bien por debajo del de los países vecinos.


De la misma manera, la "reindustrialización" -otra de las expresiones preferidas por la Presidenta- está severamente cuestionada. Las estimaciones de los consultores privados indican que el peso relativo de la industria respecto del total de la economía se ubica en un 16%, lo cual la posiciona por debajo de la denostada década de los '90, cuando el promedio fue de 17,2%.


Para colmo, aparecen noticias como el bochornoso caso de las "cosechadoras de Angola", que refleja cómo el "relato" oficial puede transformarse en un boomerang. La empresa elegida por el Gobierno para ser expuesta como emblema de vanguardia tecnológica, reindustrialización del interior rural y pujanza exportadora, gracias al fomento estatal, terminó siendo protagonista de un escandaloso fraude.


Otros indicadores también empiezan a jugar en contra, especialmente en el empleo. En este rubro los funcionarios deben hacer malabarismos retóricos para ocultar que la persistencia de una tasa de desempleo baja no se debe a la creación de puestos sino a la caída en la cantidad de gente que busca trabajo. Y que, durante la "década ganada", la nómina de empleados estatales se engrosó en 1.650.000 personas.


La debilidad del mercado laboral quedó en evidencia cuando el propio Gobierno tuvo que admitir, en uno de sus últimos proyectos de ley, que no ha logrado disminuir el nivel de trabajo informal, que persiste en un tercio de la población ocupada.

NicoSal Web Design

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar