La Opinión Popular
                  12:08  |  Jueves 30 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Un país atravesado sólo por estrategias de poder
Por Natalio Botana, Politólogo e Historiador
“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Albert Einstein
Nacionales - 12-10-2009 / 13:10
EFEMÉRIDES POPULARES: MADURA EL 17 DE OCTUBRE DE 1945 (III)

Perón: del poder a la cárcel de Martín García

Perón: del poder a la cárcel de Martín García
Juan Perón en 1945.
Hasta el 17 de octubre, relataremos, día por día, los acontecimientos y eventos más importantes acaecidos en octubre de 1945, y que culminaran en el histórico 17.
 
DEL 11 AL 13 DE OCTUBRE DE 1945: El 11 de octubre de 1945 la vieja política de la UCR pierde la oportunidad histórica: el Dr. Amadeo Sabattini, caudillo del Radicalismo de Córdoba, se niega a respaldar al Coronel Perón. El 12 de octubre se realiza el picnic oligárquico frente al Círculo Militar donde se discute la salida a la crisis. El 13 de octubre arrestan a Perón y lo trasladan, en carácter de detenido, a la cañonera "Independencia", para tomar rumbo hacia la isla Martín García.
 
Escribe: Blas García

 
Resumen de lo anterior
 
El 4 de junio de 1943, Juan Perón participó en la Revolución que terminó un proceso de fraude y corrupción política iniciado con el golpe militar de 1930 que derrocó al Presidente Hipólito Yrigoyen.
 
En el nuevo gobierno dirigió el Departamento Nacional del Trabajo dedicado a los asuntos laborales y sindicales. Desde este lugar inició su contacto con la clase trabajadora argentina comprendiendo sus problemas y necesidades.
 
Impulsó la organización de los trabajadores en sindicatos transmitiendo al movimiento obrero una visión reivindicadora del trabajo y promovió una legislación protectora inspirada en los principios de justicia social.
 
Por su desempeño comenzó a crecer la popularidad de Perón en la clase trabajadora lo cual despertó desconfianza en muchos de los mandos del Ejército que tenían una concepción conservadora y oligárquica de la sociedad argentina. A tal punto llegó esta situación que fue obligado a renunciar a todas sus funciones el 10 y fue detenido el 13 de octubre 1945.
 
  
Perón renuncia a todos sus cargos
 
El 9 de octubre de 1945, fuerzas militares de Campo de Mayo imponen el retiro de Perón. El Coronel renuncia a todos sus cargos. Hortensio Quijano, ministro del Interior, anuncia elecciones generales para el mes de abril de 1946.
 

Perón y los trabajadores contraatacan

 
El 10 de octubre de 1945, el coronel Juan Perón es forzado a renunciar a los cargos de Vicepresidente, Ministro de Guerra y Secretario de Trabajo y Previsión por la reacción oligárquica.
En un acto improvisado Perón -ya sin cargos- se despide de los trabajadores desde las antiguas oficinas de la Secretaría de Trabajo y Previsión en la calle Perú 160. La compañera Evita estaba presente.
Perón pronuncia un célebre discurso (que al final trascribimos completo) en el que detalla un avanzado programa de reivindicaciones laborales. Y deja también un mensaje de esperanza y su decisión de luchar. "Venceremos en un año o venceremos en diez, pero venceremos", sostiene.
 


El 11 de octubre de 1945 se expresa la vieja política

En la mañana del jueves, llega a Buenos Aires el Dr. Amadeo Sabattini, caudillo de la Intransigencia Nacional del Radicalismo, de Córdoba, quien viene a entrevistarse con el Gral. Avalos.

 
Arturo Jauretche intenta convencerlo de que asuma el gobierno: "Yo sé que Avalos le entregaría el gobierno a usted. Si se lo ofrece, tómelo. Y llévelo a Perón con usted. Sáquelo a flote. Y aún, si el Ejército quiere enterrarlo, hágale un entierro de seis caballos. Pero no se ponga en contra de este hombre que representa un nuevo espíritu. Concilie ese nuevo espíritu con el viejo del radicalismo intransigente y va a salir adelante... Que hable por radio un hombre que represente al radicalismo, por ejemplo, Elpidio González. Que diga que el Ejército ha resuelto que ningún militar puede ser candidato. De ese modo, usted, desde arriba, hará el proceso que Perón quería hacer. Es la última oportunidad que tal vez le da a usted la Historia, personalmente. Y la oportunidad tiene una sola trenza".
 
Sabattini aprueba la propuesta, en principio, pero luego conversa con dos miembros del Comité Nacional y finalmente, le contesta a Jauretche: -El Comité Nacional ha resuelto que se debe entregar el poder a la Corte y... yo acato esa resolución".
 
Jauretche le responde: -Sepa, Dr. Sabattini, que la oportunidad ha pasado al lado suyo y usted no la agarró por la única trenza que tiene. Ya no hay otra alternativa para el país que Perón o la oligarquía. Nosotros, nos vamos con Perón. No le extrañe que el pueblo haga lo mismo... Hemos jugado a la vieja política la última carta que era usted. Y usted no ha entendido. Usted está terminado políticamente y me despido con dolor porque nunca más lo volveré a ver.

Ese día, Perón le comunica al Gral. Avalos, ahora ministro de Guerra, que "a fin de esperar mi retiro, he solicitado licencia y desde la fecha me encuentro en la estancia del Dr. Subiza", en San Nicolás17. Sin embargo, junto con Eva, se traslada a la localidad de Florida, a la casa de Elisa Duarte.



El picnic oligárquico del 12 de octubre

Por su parte, los opositores al gobierno militar-y en especial, a Perón- movilizan sus fuerzas. Ya el día 11, se han concentrado diversos grupos civiles frente al Círculo Militar donde se discute la salida a la crisis. Pero este viernes 12 de octubre, afluye más gente, que se asienta en Plaza San Martín.
 
En el interior del Círculo, altos jefes militares intercambian ideas con políticos de diversos partidos (desde los socialistas Alfredo Palacios, Américo Ghioldi y Carlos Sánchez Viamonte hasta conservadores como José María Paz Anchorena, Adolfo Bioy y Bernardo Houssay pasando por radicales como José María Cantilo y Ernesto Sanmartino)
 
Afuera: "un público selecto -según "La Prensa"- formado por señoras y niñas de nuestra sociedad y caballeros de figuración social, política y universitaria, jóvenes estudiantes que lucían escarapelas con los colores nacionales, trabajadores que querían asociarse a la demostración colectiva a favor del retorno a la normalidad".
 
Armando Cascella describe de este modo ese llamado "picnic oligárquico": "Fiesta campestre, con señoras y señoritas de la clase 'bien', sentadas en las capotas de sus lujosos automóviles, o en rueda sobre el verde césped de ese aristocrático paseo, en amable y entusiasta tertulia 'democrática' mientras los mozos del Plaza Hotel y de otras proveedurías vecinas, ayudados por jóvenes galantes, iban y venían presurosos, con las bandejas cargadas de copetines, de botellas de champagne y suculentos sándwiches de pollo, de pechuga de pavita y de caviar'".

Un dirigente stalinista -Rodolfo Aráoz Alfaro- recuerda aquella escena: "En el Círculo se sucedían las reuniones... Nosotros, en la plaza, pronunciábamos discursos, exigiendo la rendición incondicional del gobierno... Las consignas eran de furiosa oposición al conjunto de las Fuerzas Armadas, con lo que contribuíamos a unificarlas contra nosotros".

 
 
Yo no soy Perón!...
 
Desde los balcones del Círculo, el almirante Vernengo Lima intenta persuadir a los manifestantes que reclaman "el Gobierno a la Corte": "Si bien la Corte Suprema de Justicia es una tabla de salvación para el país, éste tienen instituciones armadas y el pueblo tiene la obligación de respetarlas".
 
Pero desde los verdes canteros rugen gritos de desaprobación: ¡Militares no! ¡El gobierno a la Corte! ¡Militares al cuartel!. El almirante insiste: -El país debe confiar en que el Ejército y la Armada honestamente le propicien un gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo".
 
Se renuevan los abucheos: 'Son todos iguales'... 'Está mintiendo'... El Almirante se indigna: Usted no tiene derecho a dudar de la palabra del Almirante Berengo Lima... Desde la plaza, gritan: 'Habla como Perón'... Ante semejante comparación, el Almirante hierve de ira y rechaza lo que considera una afrenta: ¡Yo no soy Perón!... El griterío le dificulta continuar la exposición.
 
"Durante más de diez horas -recuerda Juan José Real- esta concentración de apellidos ilustres, de jóvenes universitarios y de militantes comunistas, reclamó la entrega del poder al alto tribunal y se desgañitó cantando un estribillo con música de la marcha radical: "Adelante, ciudadanos/ Adelante, sin cesar/ No queremos dictadura/ ni gobierno militar".
 
María Rosa Oliver testimonia: Me acerco a Jerónimo Arnedo Álvarez (uno de los principales dirigentes del Partido Comunista) y le pregunto si este es el pueblo con que contamos. Me asegura que los obreros empezarán a llegar después de las cuatro. Alentada, decido esperar... No me cabe duda: los asistentes a este acto pertenecemos a una clase social definida... Pasadas las cuatro.. miro y miro sin ver llegar lo que espero. Gente nueva afluye a la plaza, pero no es obrera."


Deciden la detención de Perón
 
Esa misma tarde, Farrell, después de conversar con Vernengo Lima, decide la detención de Perón argumentando que se tata de una medida de seguridad pues su vida corre peligro. Sin embargo la decisión consiste en llevarlo preso a un buque de la Armada, lo cual podría indicar que la decisión le ha sido impuesta por el Almirante.


Poco después, el Jefe de Policía coronel Mittelbach se dirige a Tres Bocas, en el Tigre, para apresar a Perón. Mientras, esa noche, la policía dispersa a los manifestantes de Plaza San Martín, produciéndose graves enfrentamientos, de los cuales resulta muerto un médico, militante de los grupos opositores al gobierno.



El 13 de octubre arrestan a Perón

A la una de la madrugada, en el Tigre, Mittelbach le comunica a Perón que tiene orden de trasladarlo a un buque de guerra. Perón se niega a acompañarlo argumentando que no quiere ser sacado de su jurisdicción y solicita que se comuniquen con Farrell para modificar la orden, al tiempo que él se traslada a su departamento de la calle Posadas, donde esperará novedades.

 
Alrededor de las dos y media del sábado 13, el subjefe de policía -mayor D'Andrea- se presenta en dicho departamento y se traslada, con Perón, en carácter de detenido, a la cañonera "Independencia", para tomar rumbo hacia la isla Martín García.
 
Mercante los acompaña y recuerda la despedida: "Perón susurró unas palabras recomendándome a Eva y luego, suelto y natural, subió la pasarela. Me quedé mirándolo desde abajo. De pronto advertí que el marinerito que montaba guardia a mi lado, estaba llorando. Por su rostro morocho corrían las lágrimas silenciosamente. ¡Entonces sentí una enorme tranquilidad y supe con claridad total que íbamos a ganar la partida!".
 
Lo sucedido indicaría que el Gral. Farrell ha cedido frente a la presión del Almirante Vernengo Lima y del Gral. Avalos. Ambos jefes se reparten transitoriamente las carteras del gabinete ministerial. El diario "Crítica" titula: "Perón ya no constituye un peligro para el país".
 
En la noche del 13 de octubre, el nuevo secretario de Trabajo y Previsión, se dirige a los obreros por radio intentando disipar inquietudes acerca de la pérdida de conquistas sociales, aunque manifestando su convicción de que el Estado no debe cumplir papel relevante en los conflictos laborales "pues obreros y patrones deben resolver directamente sus problemas". Entre sus primeras medidas, se informa que se ha declarado feriado "no pago" al día 12 de octubre.

En la tarde de ese mismo día, Perón le escribe una carta al presidente Farrell manifestándole la injusticia de que es objeto, especialmente porque "si me encuentro detenido a disposición del Poder Ejecutivo, creo tener los derechos elementales que me acuerda la ley".

 
En una carta dirigida a Mercante dice: "... Me hace mucha gracia que algunos creyeran que yo me iba a escapar. Son unos angelitos pues si lo hubiera querido hacer, tenía diez embajadas con amigos que me hubieran acogido con los brazos abiertos. Ellos olvidan que yo soy un soldado de verdad y que si no hubiera querido entregarme, hubiera sido otro el procedimiento que habría seguido. Con todo, estoy contento de no haber hecho matar un solo hombre por mí y de haber evitado toda violencia. Ahora, he perdido toda posibilidad de seguir evitándolo y tengo mis grandes temores que se produzca allí algo grave..."

Escribe: Blas García
 
Fuente: Norberto Galasso. Perón - Formación, ascenso, caída (1893 - 1955) editorial Colihue.


Agreganos como amigo a Facebook
30-10-2014 / 09:10
  Esta madrugada se aprobó, gracias a la mayoría automática K, la Ley de Hidrocarburos, una de las más groseras entregas del patrimonio nacional. Es una iniciativa que consolida y multiplica los negocios del testaferro de la familia Kirchner, Lázaro Báez, que en Santa Cruz controla una superficie equivalente a dos yacimientos Vaca Muerta.
 
Con la excusa de atraer inversiones en dólares, se le abrió la puerta a una nueva fase en la entrega de los Recursos Naturales, que comenzó con Carlos Menem en los años '90, y que el cristinismo culmina hoy. Las petroleras van a poder acumular áreas, podrán hacer prórrogas sobre prórrogas, se les permite exportar casi libremente a las empresas, pueden girar sin problemas el 20 por ciento de las divisas sin reinvertir en el país, le van a sacar la inspección de sus contabilidades.
 
Es decir, se entrega el petróleo argentino a las multinacionales. Además, la norma permite el fracking en forma indiscriminada, siendo el único país del mundo en hacer esto, ni siquiera los Estados Unidos lo permite de la manera en que se está haciendo en la Argentina. En los países europeos el fracking está prohibido.
 
La oposición aprovechó el debate para dejar en claro su postura contraria a la ley. La más dura fue  Elisa Carrió, quien aseguró que "están los idiotas y están los hijos de su madre, al menos no seamos idiotas. Esto es como Loma de Lata que fue un negocio, pero este es un negocio de la familia Kirchner".
 
Los dichos tienen que ver con que Lázaro Báez, empresario emblema de la corrupción de la "década ganada", podría beneficiarse con zonas petroleras de las que hizo cargo en el 2008 en Santa Cruz y que nunca puso a trabajar en forma productiva. 
 
En 2008, el gobierno provincial adjudicó, entre gallos y medianoche, a Oil S&M, empresa del zar K del juego, Cristóbal López, y a EPSUR SA y MISAHAR SA, de Lázaro Báez, una superficie de más de 80 mil kilómetros cuadrados -un tercio del territorio provincial- para la exploración, explotación y comercialización, del petróleo y el gas existentes.  
 
Con la nueva ley, los yacimientos petroleros que están bajo la órbita de Báez, podrían renovárseles las licencias de forma automática por 35 años, con facultades para ponerlas luego al servicio de empresas extranjeras sin control alguno, logrando con eso ganancias multimillonarias a costa de la soberanía energética del país.
 
¿Cuál será la consecuencia? Los argentinos pagarán cada vez más por el litro de nafta: en lo que va del año aumentó más del 40%, cuando en el resto de los países de la región el precio de los combustibles están estabilizados desde hace años.
 
Lo mismo ocurrirá con el gas, en momentos en que los ciudadanos están padeciendo un anticipo de lo que se vendrá: las tarifas de los últimos meses incluyeron aumentos promedio del 600%. El país de los K, sin soberanía energética, está condenado a la pobreza y al subdesarrollo.
 
La Opinión Popular

29-10-2014 / 19:10
29-10-2014 / 18:10
29-10-2014 / 09:10
  Funcionarios K asistieron ayer al Senado de la Nación  para dar inicio, en el plenario de comisiones de Justicia y Asuntos Penales, al debate por la reforma al Código Procesal Penal que impulsa el gobierno de CFK, y que nadie sabe quién o quiénes colaboraron con este proyecto de reforma.
 
La iniciativa oficial tiene como eje un par de puntos polémicos, como la expulsión de extranjeros que sean sorprendidos in fraganti en la comisión de delitos, una cortina de humo que se busca generar para intentar tapar otros temas discutibles que tiene el proyecto K. En suma, se estaría generando una enorme discusión pública acerca del impacto de una medida que es menor. Pero el humo vale. En especial, en tiempos de campaña.
 
Un punto conflictivo es la creación de una comisión bicameral que deberá elaborar la ley orgánica que reglamente los nuevos roles de fiscales y jueces, y el poder que se les da a los fiscales, que dependen del Gobierno, para investigar y que los jueces no puedan realizar actos de investigación o que impliquen el impulso de la persecución penal, sino que deberán limitarse a garantizar el proceso judicial.
 
Esto último abrió el debate en el seno de la oposición, que ve en esto una maniobra del gobierno de CFK para buscar impunidad judicial una vez que esté fuera del poder. De ahí que el cristinismo haya apurado la designación de fiscales que adhieren a su causa política.
 
Las palabras de Sergio Berni, aduciendo que "estamos infectados de delincuentes extranjeros", es una de las maneras con las que se busca evitar una discusión sobre la intención de fondo del gobierno, que es buscar una Justicia adicta que responda a sus intereses políticos.
 
Según fuentes judiciales, esto tiene que ver más que nada con el deseo del oficialismo de no empezar el 2016 con varios de sus funcionarios pisando los Tribunales, tal como sucede ahora con Ricardo Jaime, Amado Boudou o Juan Pablo Schiavi, por citar algunos casos.
 
La labor de Alejandra Gils Carbó está en el centro de la cuestión, más que nada por ser una cumpliente obedecedora de órdenes de Cristina. Además, porque desde Justicia Legítima, agrupación creada para inmiscuirse en Tribunales con fines políticos, y de la cual la Procuradora General es parte, se han puesto nombres claves en el organigrama judicial, con la esperanza de frenar los avances de las causas por corrupción que azotan al cristinismo.
 
Con una Justicia cooptada por La Cámpora o adherentes al proyecto K, la posibilidad de que los hechos de corrupción ocurridos durante la "década ganada" encuentren un correlato en la Justicia, será cada día más difícil, de ahí que el debate sobre la reforma del Código Procesal Penal tenga tanta trascendencia para la sociedad.
 
El viejo proyecto K de colonizar la Justicia no se archivó ni se olvidó. Está en marcha. Una justicia independiente del poder político, que controle y juzgue a los corruptos, sería uno de los primeros pasos que necesita la Argentina para recuperar credibilidad. Si no hay control sobre el Estado y los funcionarios públicos, y la justicia impera por su ausencia, la impunidad gana camino.
 
La Opinión Popular

29-10-2014 / 08:10
  El convulsionado diciembre de 2013 dejó un reflejo condicionado en la clase política, y en particular en los gobernadores provinciales, que han puesto en marcha un plan destinado a prevenir la repetición de protestas violentas.
 
Es por eso que, por estas horas, se negocia en varios puntos del país la posibilidad de un pago de fin de año, bajo la forma de bono o aguinaldo extraordinario, con el cual se espera calmar los ánimos sindicales, ya de por sí caldeados tras un año con una inflación del 40 por ciento.
 
Rápido de reflejos, uno de los primeros en poner las barbas en remojo fue el cordobés José Manuel de la Sota, quien se apuró a firmar un acuerdo con el sindicato de estatales, por el cual se otorgará un pago extraordinario de $1.500 a los empleados provinciales y $750 a los jubilados.
 
No es casual que el gobernador haya puesto el tema salarial al tope de la agenda -aun cuando ello le implicaría un costo extra superior a los $230 millones- dados los antecedentes del año pasado. Córdoba, con su huelga policial, había sido el lugar donde se había encendido la chispa de la protesta que se extendió por todo el país, con el saldo trágico de saqueos, represión y muertes.
 
En la primera camada de provincias "previsoras" se anotaron -además de Córdoba- Santa Fe, San Luis y La Rioja. El gobernador santafecino, Antonio Bonfatti, todavía no confirmó el monto, pero los trascendidos apuntan a un suma similar a la de Córdoba. Ni siquiera quiere esperar hasta fin de año para realizar el pago de este "aguinaldo extra": anunció que se está analizando la forma de incluir la mitad de esa bonificación ya con el sueldo de diciembre.
 
Y la tendencia es que en los próximos días se conozcan nuevos casos. En Salta, el gobierno de Juan Manuel Urtubey está negociando con las diversas agrupaciones gremiales docentes, que aspiran a una mejora salarial de $1.200 que rija hasta la reapertura de las paritarias, en enero.
 
En tanto, también en Tucumán -otro escenario de protestas trágicas en el fin de año pasado- hay reclamos por parte de los estatales, que le piden al gobierno de José Alperovich un bono de $4.000 "para paliar la pérdida de poder adquisitivo".
 
En este caso, no está alejada la posibilidad de un conflicto, dado que el gobierno tucumano había ofrecido un adelanto de un sueldo en diciembre, pero no un plus. Esta alternativa fue rechazada por los sindicatos. "El 80% de los estatales tiene casi todo su sueldo confiscado por los bancos y tarjetas de crédito. Porque tienen que recurrir al financiamiento para poder llegar a fin de mes. La inflación no da tregua", dijo el dirigente sindical Vicente Ruiz en declaraciones a la prensa.
 
Y mientras no se llega a un acuerdo en la provincia de Tucumán, se anunció la adopción de medidas de protesta, como un corte de rutas previsto para hoy. ¿Qué hará Sergio Urribarri en Entre Ríos? 

NicoSal Web Design

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar